Aprende A Echar Las Cartas Del Tarot

0
165

Aprende A Echar Las Cartas Del Tarot

Aprender Tarot está a tu alcance, merced a este curso de tarot Sin coste, lo Conseguirás.

1 Origen del Tarot
Dos Relevancia del Tarot
ojeada Tarotistas
cuatro Aprender Tarot es sencillo. Curso de Tarot Sin coste On line.
5 Ponerse en manos de las mejores tarotistas es sinónimo de éxito en la lectura de las cartas
6 Taxonomia del Tarot6.1 Los símbolos arquetípicos y el Tarot
6.Dos Comentarios

Origen del Tarot

La naturaleza de los elementos que configuran la baraja del Tarot, son El día de hoy día un misterio. Existen opiniones de que fueron los primeros cristianos los primeros en usar una suerte de cartas con diferentes representaciones, a modo didáctico para la enseñanza de la nueva doctrina a personas sin apenas conocimientos. Esto ocurriría en las reuniones secretas que en época romana celebraran los nuevos catecúmenos a la doctrina de Jesus.

No obstante, es una teoría más sobre el origen de este tipo de mancia. Hay quien vincula la palabra Taro, con algún nombre de ciudad O rio italiano, Incluso con algún término de origen arábigo. Para los expertos ocultistas de los siglos XV y XVI, la etimología de la palabra aparece gracias a la unión de Dos términos de naturaleza egipcia, cuyo semantema viene a significar “camino real”, O bien lo que es lo mismo, camino cara la sabiduría.

El conjunto de cartas, en origen, aquellas que fueron importadas de Egipto a continente europeo, estaban formadas por 4 palos muy parecidos a los que Aún vemos El día de hoy día: copas, espadas, bastones y monedas.

Ya desde una época temprana, sobre el 1228, D. C. se les empieza a atribuir un plano simbólico e interpretativo a cada elemento, destacando por importancia determinadas figuras. Algunos estudiosos del fenómeno sugieren que esta evolución del Tarot, el paso a un plano figurativo Y también interpretativo tiene vinculación con el desarrollo de la Cábala y la inquisición y que, el simbolismo es Asimismo, un medio de supervivencia de distinta sabiduría pagana frente al imparable empuje del dogma cristiano.

Los mazos Como los entendemos Hoy, datan del S. XV y tienen su origen en Italia. En principio este tipo de cartas, no fueron ideadas para la adivinación, sino más bien para el juego entre nobles y grandes personajes.

Realmente, nadie sabe En qué punto este tipo de cartas comienzan a tener una significación trascendental. Se sabe que, desde estas datas, Siglos XV y XVI, el mazo de cartas se marcha ampliando con nuevas figuras: imágenes de dioses, héroes, O bien Aun motivos astronómicos. La primera referencia literaria a este arte adivinatoria aparece en el S XV. El desarrollo masivo de este tipo de cartas viene provocado, por un lado por una enorme popularidad en círculos ocultos a la Inquisición y a la Iglesia y, por el otro, al desarrollo de la imprenta, en torno al 1440. El más popular de estos géneros de mazos, Será el llamado Tarot Marsella, el Como Aún Hoy sigue en plena vigencia.

Poquito a poco, las cartas van adquiriendo un valor trascendental, los motivos, los nuevos triunfos añadidos pretenden reflejar una sociedad y un Mundo, cada vez más complejas.

Es desde los Siglos XVII y XIX, cuando el Tarot transgrede un contexto social popular para sentarse, con gran entusiasmo, en sociedades ocultistas y esotéricas como herramienta de interpretación y adivinación. Aun Antoine Court de Gébelin, clérigo francés, escribirá un texto a modo de tratado titulado Le Monde Primitif; donde se vincula las imágenes del Tarot de Marsella con misterios como el de Isis y Thoth, para ello Gébelin verá claras conexiones entre los triunfos y figuras del Tarot de Marsella con el de Egipto; el propio Aleister Crowley tomará estos preceptos asentados por Antoine Coourt de Gébelin para crear su famosa baraja de Thoth.

Va a ser en 1875, cuando el ocultista francés J. B. Alliette proceda a desarrollar técnicas profesionales de adivinación A través de el Tarot. Va a ser este ocultista francés quien estandarice el Tarot como herramienta de adivinación y Será este quien desarrolle una serie de teorías que vinculan las cartas con la astrología, los 4 elementos y los 4 humores (bilis negra, bilis amarilla, sangre y flema)

Relevancia del Tarot

Tal vez por influencia de la Iglesia, bastantes personas, Aún El día de hoy, vinculan al Tarot con lo escondo y lo obscuro; para muchos es como abrir una puerta O consumar un llamamiento a determinados entes oscuros y perversos. Precisamente, los más reaccionarios con este género de mancia son los que menos la conocen y menos la han estudiado. Esta claro que tras estas actitudes, por un lado, está el peso de la Iglesia, la cual ha condenado de forma y calificado como “aberraciones” el hecho de recurrir al Tarot. Por otro lado, ante tal actitud negativa de bastantes personas, puede estar Asimismo el temor. El temor que muchos tienen a conocer su futuro. Nadie deseamos oír en qué momento vamos a Fallecer, ni las cosas malas que van a ocurrirnos. Es en parte, ello, una labor pedagógica de quien lee las cartas: hacer especial relevancia en aspectos positivos y, sin obviarlos, de una manera sutil, recomendar en cuanto a las cuestiones negativas que pudieren aparecer.

Por otro lado, en este punto hemos de apuntar que los veintidos Arcanos mayores y los cincuenta y seis menores que configuran el Tarot, no se les otorga el poder de adivinar el futuro, Mas si el de predecir, en otras palabras, el Tarot nos señala la posibilidad de un futuro entre muchos posibles, En verdad se una parte del principio que pese a la fidelidad de las cartas, y de quien las interpreta, el futuro son las consecuencias de diferentes elecciones, En consecuencia no se concibe como algo cerrado Y también inexorable; alguien que Verdaderamente ame esta técnica del tarot, debe explicarle a quien se somete a sus interpretaciones de estas cuestiones.

Es cierto, Por otro lado, que el Tarot abarca un plano físico, como uno superior espiritual, Por lo que este procedimiento puede quedar habilitado para saber y conocer no solo vidas futuras, sino más bien También diferentes estados de vidas pasadas. La trascendencia se Realiza al través de las palabras del tarotista, la palabra, Por ende es la guía en el plano de las cartas. El tiempo se comprime en unas cartas encima de la mesa y unas interpretaciones Más o menos aproximadas. Sobre la mesa deben fijarse, una vez echadas, las cartas que determinan un pasado, un presente y un futuro.

En cuanto a la vinculación de este tipo de adivinación con el mal, Quizás ello depende más de las actitudes de quien desea saber como de quien afirma interpretar. Este arte, nada debe ver con el satanismo, ni el espiritismo; Quizás sí con el paganismo en cuanto a su origen y con el espiritualismo en cuanto a su trascendencia. Repito, las cartas son solo un instrumento, no una invocación, ni un llamamiento a fuerzas oscuras.

Tarotistas

Una buena tarotista debe ser franca. Olvidarse de todo prejuicio. Además de esto requiere que su naturaleza espiritual sea elevada y tenga un buen conocimiento y una buena relación con sus cartas. No es solo el estudio y la interpretación de cada símbolo, es el don que tiene que tener para trascender lo interpretativo y llegar a un plano superior espiritual, De semejante forma que, los tarotistas elevados tienen la capacidad, Mediante ese don y la relación con sus cartas, de poder comunicarse con Energías divinas y conseguir Contestaciones de ellas. De otro modo, alguien que tiene el don y el conocimiento suficiente y ha torcido su camino hacia la luz, tiene El mismo poder para comunicarse con aquellos seres oscuros O bien negativos. Repito una vez más: las cartas son el instrumento, no el fin último. Dependerá Siempre y en toda circunstancia de la actitud de quienes tienen el conocimiento y el don para el De qué forma, el en qué momento y el donde del empleo de esta antiquísima técnica de adivinación.

Aprender Tarot es sencillo. Curso de Tarot Sin coste On-line.

Aprender tarot está a tu alcance. El tarot económico es una herramienta adivinatoria muy utilizada para descubrir el futuro. Se usa una una baraja de 78 cartas de diferente simbología.

Cada vez son más las personas que asisten al tarot para saber qué ocurrirá con su trabajo, con su matrimonio, O con aquel familiar que está muy enfermo. Este arte adivinatoria, técnica para adivinar el futuro se Efectúa colocando de diferentes formas una baraja de cartas que consta de setenta y ocho naipes dividida en Dos bloques: 22 Misterios Mayores y 56 Misterios Menores (el término “Arcano” proviene del sánscrito, que significa secreto, recóndito). De origen incierto, se cree que el tarot llegó a España en el S.XIV, Con lo que se puede comprobar en un escrito propiedad del obispo Lope Berrientos, que lo menciona.

Los Misterios Mayores representan principios universales, como la vida O bien la muerte; estados de evolución O bien situaciones de la existencia humana, e inclusive interacción con otras personas. En terminante, representan temas esenciales en la vida de la persona que consulta, Así que se trata de la parte más esencial de la baraja. A continuación te esbozaré cada una de ellas, con su correspondiente significado:

El Carro: te espera un trabajo duro que inspirará ganas de triunfar y de resistencia.

El Loco: el fin de algo en tu vida anterior y el comienzo de nuevos cambios.
El Mago: cuentas con todo lo preciso para llevar a cabo lo que te propongas.
La Sacerdotisa: debes anteponer el instinto sobre la razón, Con lo que puede simbolizar hechos ocultos que van a ser importantes para ti.
La Emperatriz: te trae buenas noticias si Buscas armonía en tu matrimonio O bien formar una familia.
El Emperador: liderazgo, autoridad, autodisciplina y estabilidad.
El Papa O Sumo Sacerdote: representa la doctrina, tu perspectiva de las convenciones morales, religiosas y sociales.
Los Amantes O “Los Enamorados”: se avecinan resoluciones bastante difíciles Y también importantes en tu vida, Pero la que tomes en detrimento de otra traerá un resultado positivo.
El Carro: te espera un trabajo duro que inspirará ganas de triunfar y de resistencia.
La Fuerza: como indica su nombre, te enfrentarás a tus Inconvenientes con valentía y perseverancia.
El Ermitaño: Precisas un período de introspección para examinar las situaciones y decisiones.
La Rueda de la Fortuna: simboliza los ciclos de la vida y habla de nuevos inicios.
La Justicia: indica una resolución positiva, una advertencia Para que cambies tu forma de ser, O bien Incluso Para que busques equilibrio en tu vida.
El Colgado: período de transición O bien de sacrificio.
La Muerte: Además del fin de una relación, trabajo O de una vida, Asimismo sugiere una completa separación entre el pasado y el futuro muy dolorosa.
La Templanza: encuentra un equilibrio en tu vida y aborda los Problemas con calma.
El Demonio: avisa de una situación de la cual no hay escapatoria O un camino que conduce a ella.
La Torre: encarna la complicación y el conflicto por sucesos imprevistos y traumáticos.
La Estrella: período de descanso y de renovación tanto físico como espiritual.
La Luna: ve con cuidado Pues algo en tu vida no es lo que parece.
El Sol: sugiere desarrollo positivo, y que tus metas personales están al alcance de la mano.
El Juicio: habla sobre una transición que proviene de la razón, la toma de una decisión importante.
El Planeta: señala crecimiento en la madurez, equilibrio interno y comprensión más profundo.

Los Arcanos Menores son los antepasados de las cartas contemporáneas, que se dividen en cuatro palos: los bastos corresponden a los tréboles, las copas a los corazones, las espadas a las picas, y las monedas de oro a los diamantes. Por su parte, Cada uno de ellos va desde el as hasta el diez, y cuenta con las figuras del paje, caballero, rey y reina.

El palo de copas, asociado con Piscis, Cáncer y Escorpio, se corresponde con las emociones y con el elemento astrológico del agua; el de espadas, asociado con Géminis, Libra y Acuario, se corresponde con la actividad intelectual y con el elemento astrológico del aire; el de bastos, asociado con Leo, Aries y Sagitario, se corresponde con la carrera y con el elemento astrológico fuego; y el de oros, asociado con Tauro, Capricornio y Virgo, se corresponde con las parejas, aspectos materiales y con el elemento astrológico tierra.

Ponerse en manos de las mejores tarotistas es sinónimo de éxito en la lectura de las cartas

Pero, ¿cómo se usan las cartas en el tarot? La tarotista, tras escuchar tu pregunta, baraja Todas las cartas y las coloca en un orden específico boca abajo. Existen muchas formas de colocarlas, Siempre que representen el pasado, presente y futuro. Por último las irá girando una a una A medida que comparte contigo lo que le transmite cada carta.

Si bien Es cierto que poco a poco más personas se aventuran a hacer tarot sin experiencia, es preferible ponerse en manos de una vidente O bien tarotista profesional. No lo dudes más y contacta con una de nuestras expertas del tarot.

Taxonomia del Tarot

Hoy en día existen multitud de variantes, en cuanto a las formas y las figuras, de géneros de Tarots. Se piensa que todos proceden de un leño único, cuyo origen puede ser Italia. Con el tiempo, en especial las figuras, tienden a adaptarse a la idiosincrasia del país, del lugar O bien Incluso del grupo de ocultistas que las utilicen. Si bien, existen distintos modelos, Todas las cartas del Tarot coinciden en la trascendencia semántica Y también interpretativa de cada tirada y de cada carta.

En cuanto a los componentes del mazo de Tarot moderno, se podría decir que son 78 cartas el número que configura cada mazo. A su vez, existen 2 secciones: Arcanos mayores y Misterios menores.

Por otra parte, los cincuenta y seis Arcanos menores, O bien números, aparecen divididos en 4 grupos O bien palos de 14 cartas Cada uno de ellos. Dichas cartas aparecerán numeradas del uno al diez, existiendo 4 elementos que hacen de figuras. Los veintidos Arcanos mayores, O triunfos, están numerados del cero al veintiuno, Si bien existen versiones en las que el 0, que equivale al personaje de “el loco”, lo excluyen como elemento de adivinación.

Con el devenir de los años y el desarrollo de la simbología, ciertos estudiosos del tema han añadido una mayor profundidad y trascendencia al tema del Tarot. Carl Jung, vinculo toda la semántica de los triunfos con distintos arquetipos, concluyendo que el Tarot puede jugar un papel esencial en el psicoanálisis y el desarrollo de un nuevo procedimiento para comprender a la psique humana. Según el propio Jung, los arquetipos, En cada carta, narran una historia y En consecuencia aportan pistas al lector de este tipo de cartas sobre las influencias y determinadas vinculaciones profundas con con respecto a quien se está adivinando su pasado O su porvenir.

Los símbolos arquetípicos y el Tarot

Si bien Es verdad que en críticas siguientes, estudiosos del tema y los propios ocultistas, demostraron que los símbolos arquetípicos, por sí mismos no explican el funcionamiento del Tarot. Es Precisamente el poder del lector, partiendo de la base del conocimiento y la interpretación vínculada de esa carta con respecto a sus vecinas, lo que determina lo esencial de éste controvertido procedimiento.

Es el poder de quien interpreta, Por tanto, quien relaciona el patrón de cada símbolo ubicado en una predisposición concreta y única, lo que permite Arrojar luz y certeza a lo interpretado.

Sea como fuere, cada arquetipo cambia en función de múltiples funciones, más allí del contexto, un arquetipo debe estudiarse e interpretarse en un conjunto de condiciones: situación de quien pide consulta, ubicación de cada carta con respecto a sus vecinas y al resto de la tirada, Aun la posición de la propia figura, siendo diferente el significado en Cada uno de los casos.

Se puede observar, por último, lo particular de cada lance, como determinadas cartas, por esencia buenas O malas, Conforme su ubicación y su forma pueden Mudar radicalmente de significación Y también interpretación, Así una figura tan negativa como puede ser interpretada, por definición, como un cambio, como una variación de una vida O bien una existencia que hasta el momento ha podido ser desgraciada O bien negativa. Al final, como ya se ha esbozado previamente, dependerá en gran medida del contexto de la tirada.

Algunos han querido ver el Tarot, como a todo el conjunto de las mancias adivinatorias, como un método maldito y próximo al mal. Nada más lejos de la realidad, para muchos este tipo de actividades es un proceso de conocimiento y perfección filosófico. Saber interpretar, al través de las cartas, es cuestión de trabajo, tesón y estudio. Es cierto, Tal vez hace falta un don, una sensibilidad para poder hacer uso de una herramienta tan antigua y fascinante como el Tarot, Mas no Por este motivo deja de ser un procedimiento “limpio” que muy poco O nada tiene que ver con cuestiones diabólicas O malditas como ciertos nos han querido hacer opinar.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre