Barcelona Versus Sevilla: Resumen, Goles Y Resultado

0
69

El ritual suele ser Siempre El mismo. Coge el balón, lo coloca Leo con mimo, habla con Neymar y toma carrerilla Mientras que mira la meta rival. No fija los ojos en ningún lugar concreto, Pero ya sabe que el cuero va a terminar en el fondo de la red. El argentino chuta y lo único que sorprende es la trayectoria, Puesto que una falta es sinónimo de un portero superado. Al palo del portero, Por encima de la barrera, con una diagonal O con una parábola inimaginable. Messi, y el estadio entero, saben el ritual acaba en gol.

Todo el trabajo de una semana se va a pique con un toque de balón. Con una acción que, no por habitual, deja de maravillar a todo amante del fútbol. El Sevilla se plantó en el Camp Nou con 4 defensas, cinco medios y Gameiro aislado en el ataque para complicar la salida del balón de Mathieu y obligar a Busquets a alinearse con los 2 centrales.

Sin apenas armamento ofensivo entre los hombres de ataque, fue Tremoulinas el que sorprendió junto al lateral izquierdo para llevar el peligro del Sevilla. El carrilero trajo de cabeza a Aleix Vidal, protagonizó la jugada que terminó con la defensa culé desajustada y con Vitolo libre de marca para mandar a la red un centro del francés al área.

El tanto sevillista despertó a la bestia. Bueno, mejor dicho, a los tres bestias. Luis Suárez, Neymar y Messi Empezaron a ir contra la física y convirtieron cada metro cuadrado en espacios kilométricos para la defensa hispalense. Su precisión en el toque y su velocidad hacen que el cuero aparezca y desaparezca Según les viniera bien a los magos del Barcelona.

En una de esas acciones llegó el taconazo de Neymar junto al semicírculo del área A fin de que Luis Suárez protegiera el balón ante Rami y provocara una falta que terminó tal como hemos explicado unas líneas más arriba. Por no repetirnos, con el empate.

Comienzo con rotaciones y final con titulares

Con la ocasión de colocarse a doce puntos del eterno rival y a ocho del segundo clasificado de la Liga, los chicos de Luis Enrique no estaban por la labora de desaprovechar esta situación. Es cierto que el asturiano optó por las rotaciones y dio descanso a Iniesta, Mascherano y Rakitic, Pero los 3 de arriba pueden acabar con cualquier equipo Solo con la presencia en la segunda línea de Sergio Busquets. El medio recupera los balones y el trío maravilla.

De esta manera, al principio del segundo acto, Messi recibió en el área sevillista de espaldas a la portería rival, se hizo un hueco y vio la llegada de Luis Suárez a escasos metros de él. El charrúa asistió Para que Piqué rematara a placer y lograra la remontada que todo el público del Camp Nou esperaba.

Con el paso de los minutos, Luis Enrique dio entrada a su ataque titular sacando a Iniesta y Rakitic en lugar de unos Arda y Sergi Roberto que no mostraron su mejor nivel. El asturiano vio que el Sevilla no se daba por vencido y tuvo varias ocasiones de empatar A través de N’Zonzi y Krohn Dehli. Emery creía en el empate y complicó las cosas al líder de la Liga con la entrada de Konoplyanka y Juan Muñoz.

Al preparador vasco le ayudó el hecho de que Jaime Latre no señalara un posible penalti de Rami sobre Neymar después de que el brasileño superara al galo con un increíble taconazo y por último, pese a la tensión con la que se vivieron los últimos minutos, el signo del partido ya no cambió. El líder es Todavía más líder de una Liga que a tener un hueco en las vitrinas del Barcelona.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre