Códice De París

0
94

El Códice de París O bien Peresianus,[1] es uno de los códices mayas que Todavía se conservan. Recibió ese nombre por encontrarse en la Biblioteca Nacional de París. Su estado de conservación es deplorable y muchas páginas han perdido los textos Y también imágenes superiores Y también inferiores.[2]

Se trata de un códice pequeño en comparación, Ya que únicamente con 11 hojas pintadas de los dos lados, midiendo cada una entre 20 a veinticinco por 12.Cinco centímetros.[3]

El documento en Dos de sus páginas se han perdido absolutamente todos y cada uno de los detalles, y en las otras ocho se preservan razonablemente intactos los glifos ubicados en la parte central, Pero todos y cada uno de los motivos próximos a los cuatro márgenes se han borrado.[4] La única discusión completa sobre el códice es el trabajo de Bruce Love en “El Códice de París: Manual para un sacerdote maya” de 1994, que refiere su temática a cuestiones rituales, correspondiente a los dioses y sus ceremonias, premoniciones, calendario de ceremonias y un zodiaco dividido en trescientos sesenta y cuatro días.[5]

Originalmente contaba con 24 páginas Pero se perdieron Dos y en otras Dos el deterioro es casi total, asimismo en todos los bordes. El mal estado podría deberse al entorno y humedad en el que se conservó, además de la falta de atención en la biblioteca de París, que lo adquirió en 1832, Pero cuyos bibliotecarios no lo cuidaron, al punto que estuvo extraviado por algún tiempo. En la actualidad se halla en un caja de madera con una tapa de vidrio que permite ver Dos hojas nada más, no hay indicios que los responsables del códice pretendan abrir la caja, por miedo a destruir lo que queda de este.[2]

1 Historia
Dos Forma y procedencia
leída Contenido y usos
cuatro Referencias
cinco Bibliografía

Presuntamente descubierto en una esquina de una polvorienta chimenea de la Biblioteca Imperial de París (ahora Biblioteca Nacional de Francia) tras ser adquirido en 1832, se dio a conocer desde 1859 por una parte de Léon de Rosny. Este códice, También conocido como “Códice Peresianus”, se encuentra Hoy día en el Fondo Mexicano (Fonds Mexicain) de la Biblioteca Nacional de Francia y guardado celosamente sin exhibición al público.[6]

No obstante de este códice existen copias que han permitido su estudio. Estas copias, en su mayoría, se derivan de la versión cromolitografica de Léon de Rosny en 1887 (como la publicación de Graz de 1968 y la de Chiapas de Thomas Lee Jr. de 1995) y la versión fotográfica en blanco y negro de 1888.

Forma y procedencia[editar]

Se cree que se fabricó de papel de amate,[3] Mas Asimismo se cree que sus páginas están hechas de fibra de hojas de coicabra, una higera silvestre, O bien de hojas de maguey. En cualquiera de los casos, está cubierto por una capa no mineral de un material tipo tiza.[2]

Con toda seguridad el códice fue creado ya antes de la conquista, debido a que no denota ninguna clase de influencia occidental en los glifos ni en las imágenes.[7] Data del período prehispánico, Pero en su etapa tardía, Es decir para el Postclásico Medio O Tardío. Podría provenir del Mayapan en Yucatán, O bien de Chiapas, Mas debido a la falta de información no puede asegurarse.

Está pintado en el anverso y el reverso, doblado en forma de biombo, se calcula que mide 1.40 metros. Los colores predominantes son el negro y el rojo, Pero Asimismo incluye detalles en marrón, verde, rosado y varios tipos de azul.[2]

Contenido y usos[editar]

Se trata de un códice netamente augural dividido en 9 secciones, que permitía a los sacerdotes entender las energías y conocer las fuerzas cósmicas que “surgen y forman un sistema armónico y la admirable intercomunicación de los cielos entre sí y Dentro de sí, para entonces ser conocidos y predichos”.[2] Los restos del Códice de París muestran una serie de katunes y tunes con sus dioses tutelares y ceremonias en un lado, por el otro lado se observa un zodiaco Incluso no desifrado a cabalidad.[7]

Sigue una pequeña sección sobre cálculos de Tzolkines especiales para pronósticos del clima.

“Las profesías de los Katunes ocupan las páginas del 2 a la 12. En esas mismas están las cuentas de los winales y los tunes con sus respectivas profecías y agurios. Entonces vienen las páginas dedicadas a las deidades “C” O bien K’UH y lo que se entiende como almanaques con columans de números y aguruios (…). La sección siguiente se refiere a los cargadores del año con sus correspondientes augurios, En especial sobre la cosecha del maíz. Sigue una pequeña sección sobre cálculos de Tzolkines especiales para pronósticos del clima. La página 22 y el lado derecho de la página veintiuno se conocen como las páginas del Planeta esotérico de las deidades. Finalmente las últimas Dos páginas se refieren a las constelaciones conocidas en el idioma K’iche’ como Retal Ak’ab O signos de la noche”.[2]

↑ Wikiguate. «Códice de París». Consultado el dieciseis ago. 2017.
↑ a b c d e f Fahsen, F.; D. Matul (2007). Los Códices de Dresde, París y Grolier. Guatemala: Amanuense. La referencia emplea el parámetro obsoleto |coautor= (ayuda)
↑ a b Gutiérrez, N. (1992). Códices de México: Historia Y también interpretación de los grandes libros pintados prehispánicos. México: Panorama.
↑ Escritura de Jeroglíficos Mayas. Los Códices Antiguos Mayas: el Códice de París
↑ Mayan Codices. Mundo Maya On-line
↑ Jacqueline de Durand-Forest, Michael W. Swantonlien. Journal de la Société des Américanistes, Año 1998, Volumen 84, Número 84-2, pp. 9-19. «Un regard historique sur le fonds mexicain de la Bibliothèque Nationale de France».
↑ a b Baudez, C. F. (2004). Una historia de la religión de los viejos mayas. México: UNAM.
Bibliografía[editar]

– Baudez, C. F. (2004). Una historia de la religión de los antiguos mayas. México: UNAM.
– Fahsen, F. y Matul, D. (2007). Los Códices de Dresde, París y Grolier, Ri Mayatz’ib’c’o Dresde, París xuquje’ ri Xk’ut pa Grolier. Guatemala: Amanuense
– Gutiérrez, N. (1992). Códices de México: Historia Y también interpretación de los grandes libros pintados prehispánicos. México: Editorial Panorama.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre