Cómo Tener Una Buena Vida Cristiana

0
206

Vas a poder reconocer a un cristiano por su fruto, Mas uno positivo. Recuerda que solo Dios puede salvar y ya te ha salvado. Solo hay un juez de todos; ama a el resto como a ti mismo.
La oración es poderosa, no la subestimes.
Cuando se lee la Biblia, hay ciertas partes en el Viejo Testamento que enumeran la genealogía, historia O bien el sistema jurídico de Israel, que semeja arcaico (y poco interesante). Los libros del Antiguo Testamento, tales como Isaías, Ezequiel, Daniel, Samuel y múltiples otros son En especial interesantes, Pues contienen profecías (predicen el futuro) e historias de milagros. Los libros de todo el Nuevo Testamentos son muy fáciles de leer.
Jesús afirmó: “Todo lo que le hagan a mis pequeñitos, ¡me lo estarán haciendo a mí! Tus buenas O bien malas obras me las vas a estar haciendo a mí”. Esto También desea decir que como eres hijo de Dios, si sufres burlas y abusos por insistir en la verdad, honradez, el amor a los enemigos y demás buenas obras, entonces esas personas estarán odiándole a Dios, no solo a ti.
Perdona y no traigas a colación nada De nuevo. Si bien no vas a poder Cambiar el pasado, vas a poder Mudar tus perspectivas y actividades sobre él (ora con agradecimiento y Excusa De veras). Dios Excusa todos los tipos de pecados cuando nos arrepentimos honestamente: ¡sé como Dios!
Pedro nos recuerda compartir el motivo de nuestra esperanza, Mas con “mansedumbre y respeto”. No seas grosero ni violento en el momento de predicar.
Todo aspecto de la vida de un cristiano deberá estar respaldado por las Escrituras.
Si estás confundido y no sabes De qué manera vivir una vida cristiana, solo hazte una pregunta: “¿Qué desearía Jesús que haga”. Si Todavía no estás seguro, ora a Dios Para que te ayude y luego guíate por la Biblia: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios y él se la dará, Puesto que Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie (Santiago 1:5).
Vas a poder Cambiar mucho Mediante la oración, Pero no abuses de ella. Dios responde Todas las oraciones[1] y afirmará “no” a toda oración injusta O bien hiriente. Ora A fin de que su voluntad sea hecha en ti, Porque desea lo mejor para todos nosotros y Él cambia todo lo malo de nuestra vida en cosas buenas, si confiamos en que lo va a hacer.
Recuerda que Dios ama a todos, De ahí que deberíamos hacer lo mismo.
Nunca olvides la definición de “cristiano”: “como Cristo”. “Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con cada vez más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu” (Dos Corintios 3:18).
Nunca pierdas la fe en Dios (habrá momentos Así en tu vida, no somos perfectos y no estamos llamados a serlo).
No ocultes tus talentes ni excluyas tus bienes del resto. Comparte lo más que puedas, dale a quienes tienen menos que tú y sé un guía ayudando a los menos afortunados en vez de juzgarlos como perezosos O bien pecadores por su infortunio O pobreza. Por lo general, la pobreza no es un castigo de Dios, Por servirnos de un ejemplo, una sequía extrema O bien tormentas terribles podrían generar hambruna, enfermedades, los cuales podrían afectar a toda una provincia O bien nación, Aun a los buenos y sensatos.
Ten presente que las enfermedades como el cáncer, la diabetes, el alcoholismo, la drogadicción, la obesidad mórbida y otros tipos de sufrimientos físicos y emocionales Acostumbran a estar relacionados a las elecciones personales que Jesús sabía que conllevarían a una buena salud, Moral y carácter.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre