Cómo tomar las decisiones correctas

0
24

Las elecciones que hacemos hoy pueden hacer o estropear nuestro futuro. Es posible que hayamos escuchado esta frase cientos de veces antes, pero algunos de nosotros no entendemos la gran recompensa adjunta en cualquier elección que elija hacer.

El Dios todopoderoso en su gran sabiduría le dio al hombre libre albedrío y libertad para tomar decisiones por sí mismo. A pesar de esto, Dios todavía quiere que peleemos su camino. No nos obligaría a hacer esto, quiere que la decisión sea nuestra.

Ahora, un estudio diario de la palabra y meditación de Dios sobre él puede acercarnos a seguir el camino de Dios. Recuerde, sus pensamientos para nosotros son buenos para llevarnos a un final maravilloso y esperado. Cualquier cosa aparte de esto conduce a la destrucción total. La Biblia es un manual de vida y no podemos seguir viviendo nuestras vidas sin saber lo que está escrito en la palabra de Dios. Solo puedes estar lejos de la indiscreción y la desgracia cuando estudias meditativamente y sigues la palabra de Dios. Solo podemos tomar las mejores decisiones cuando sabemos lo que Dios dice acerca de cada situación.

Imagine que compra un televisor nuevo y sin leer el manual, comienza a configurarlo. Definitivamente harás las cosas mal y terminarás destruyendo tu televisor recién adquirido. Así es con la vida que Dios nos ha dado. No solo nos dio la vida, sino que también nos dio su palabra para que nos guíe en el camino correcto y nos ayude a tomar las decisiones correctas. Las mejores y más bellas vidas surgen cuando uno toma las decisiones correctas y esto solo se puede lograr cuando uno tiene un profundo conocimiento de la palabra de Dios.

Algunas opciones tienen un resultado inmediato y algunas pueden tardar mucho tiempo en manifestarse. Sea como sea, debemos tener mucho cuidado de hacer los correctos. Algunas personas dicen que la vida es demasiado corta, ¿por qué molestarse tanto en tomar las decisiones correctas? Mandela y vive con las elecciones que haces ahora.

Hacer el bien y actuar bien nunca te hará mal. La piedad es rentable en cualquier momento, cualquier día y en cualquier lugar. Piensa cuidadosamente en las cosas que quieres hacer y sopesa las consecuencias antes de tomar cualquier decisión. Podría ser tomar una decisión con respecto a su relación o la carrera a elegir o un hábito para recoger. Tomamos decisiones todos los días y, sea cual sea, debemos esforzarnos por pensar detenidamente antes de tomar decisiones importantes.

Lo más importante, nunca debemos tomar decisiones cuando estamos emocionados. En un estado emocional, somos totalmente inestables y no vamos a pensar con claridad. Deberíamos esperar un poco más cuando estemos lo suficientemente estables como para tomar decisiones.

Sobre todo, debemos inclinarnos hacia la comprensión y sabiduría de Dios y él ayudará a guiar nuestras vidas con total discreción.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre