Constituían Una Escritura Monumental Y Religiosa

0
283

Un jeroglífico es Cada uno de ellos de los signos gráficos del sistema de escritura inventado por los antiguos egipcios. Proviene del desusado término hieroglífico, este del latín tardío hieroglyphĭcus, y este del griego ἱερογλυφικός hieroglyphikós, de ἱερός hierós ‘sagrado’ y γλύφειν glýphein ‘cincelar, grabar’.[1] Las actuales denominaciones jeroglífico y jeroglifo [2] (hiéroglyphique y hiéroglyphe en francés) se deben al lingüista francés Jean-François Champollion, que fue quien logró descifrar los jeroglíficos egipcios.

También, por similitud, son llamados jeroglíficos a Cada uno de los signos (O glifos) que conforman la escritura de algunas antiguas civilizaciones, como la maya O los hititas que representa las palabras Mediante figuras O símbolos (ideogramas, logogramas O pictogramas) y no con signos fonéticos O alfabéticos.

A lo largo del Renacimiento, un jeroglífico era una representación artística de una idea esotérica. Por extensión, También se aplica a cualquier escritura de difícil interpretación, O al pasatiempo que contiene un acertijo Mediante figuras.

1 Jeroglíficos egipcios 1.1 Uso a lo largo del tiempo
1.2 Desaparición de los jeroglíficos

4.1 Dirección de lectura
4.Dos Géneros de signos 4.2.1 Ideogramas
4.2.Dos Fonogramas

Jeroglíficos egipcios[editar]

El término Jeroglífico tiene su origen en 2 palabras griegas: ἱερός (hierós) sagrado, y γλύφειν (glýphein) ‘cincelar, grabar’, la traducción griega de las palabras con que los propios egipcios denominaban su sistema de escritura: mdw.w nṯr («Las palabras del dios»).[3] Apenas los sacerdotes, los miembros de la realeza, los altos cargos, y los escribas, conocían el arte de leer y escribir valiéndose de esas señales «sagradas».

La escritura jeroglífica constituyó, probablemente, el sistema organizado de escritura más viejo del Mundo, y era utilizada principalmente para inscripciones oficiales en las paredes de templos y tumbas. Con el tiempo evolucionó hacia formas más simples, como el hierático, una variante más cursiva que se podía pintar en papiros O placas de barro, y Aún Después y debido a la creciente influencia griega en el Cercano Oriente, la escritura evolucionó hacia el demótico, fase en la que los jeroglíficos primigenios figuran bastante estilizados, produciéndose la inclusión de ciertos signos griegos en la escritura.

Empleo a lo largo del tiempo[editar]

Los jeroglíficos fueron usados Durante un periodo de más de 3.600 años para escribir la antigua lengua del pueblo egipcio.

Existen inscripciones datadas desde el año 3.300 a.C. hasta el veinticuatro de agosto de 394, fecha de la última inscripción jeroglífica conocida, grabada en los muros del templo de Isis en File.

Constituían una escritura monumental y religiosa, Porque eran usados en las paredes de los templos y tumbas. También se escribieron en papiros.

Durante los más de 3 milenios en los que fueron usados, los egipcios inventaron cerca de 6.900 signos. Un texto escrito en las épocas dinásticas no contenía más de 700 signos, Mas hacia el final de esta civilización ya eran usados varios miles de jeroglíficos, lo que complicaba mucho su conocimiento; siendo este uno de los factores que tornaron poco práctico su uso. Justiniano I prohibió los antiguos cultos en Egipto, causando su desaparición.

Desaparición de los jeroglíficos[editar]

Con la invasión de diversos pueblos extranjeros A lo largo de su historia, la lengua escrita local se fue alterando, incorporando nuevos elementos. Factores decisivos en la desaparición de los jeroglíficos fueron la introducción de las lenguas griega y latina, producida por la conquista de esos respectivos imperios. También el cristianismo, al negar las religiones politeístas locales, contribuyó A fin de que, hacia el siglo V d. C., el conocimiento de esta escritura se perdiese. Todo cuanto estaba relacionado con los viejos dioses egipcios era considerado pagano, y Por lo tanto, prohibido.

Piedra de Rosetta[editar]

La piedra de Rosetta contiene un texto del Viejo Egipto escrito en tres versiones,en la parte superior jeroglíficos, en la parte central demótico egipcio y en la parte inferior de exactamente la misma griego antiguo. Es un gran bloque de granito, fácilmente confundible con basalto. Este texto fue descubierto en 1799 por la expedición francesa comandada por Napoleón Bonaparte cuando cruzaba la zona de Rosetta, en Egipto. Ese texto fue esencial para descifrar el significado Y también interpretación de los jeroglíficos egipcios. Esta tarea alcanzó razonable éxito en 1822 con el trabajo de Jean François Champollion, y en 1823 con el aporte de Thomas Young; los dos tenían profundos conocimientos de la lengua griega, lo que aprovecharon para comparar el texto en dicho idioma con la versión en jeroglíficos. El texto en cuestión se refiere a un decreto de Ptolomeo V Epífanes, del Egipto ptolemaico. Hoy, la piedra se encuentra en el Museo Británico, en Londres, En tanto que fue cedida por los franceses a las autoridades militares británicas en 1801, por el Tratado de Capitulación.

Desciframiento de los jeroglificos egipcios[editar]

El desciframiento del sistema de escritura de los jeroglíficos egipcios es Por norma general atribuida a Jean François Champollion, llamado «Padre de la Egiptología». Nacido en Francia en 1790, desde muy joven Champollion mostró un gran interés por los estudios de las lenguas orientales, y a los dieciseis años ya conocía el hebreo, el árabe, el persa, el chino y varias otras lenguas asiáticas.

Concluyó que el copto, la lengua hablada por los cristianos egipcios Aún existentes, correspondía al último estadio de la antigua lengua egipcia. Esta fue su gran ventaja sobre el médico inglés Thomas Young, que También se encontraba investigando el significado de los jeroglíficos, Aunque con menos éxito.

En un inicio, Champollion estaba convencido, De la misma manera que Young, de que los jeroglíficos eran puramente simbólicos, sin ningún valor fonético. No obstante, después de estudiar varias inscripciones jeroglíficas conteniendo nombres reales, tales como el obelisco de Bankes y la Piedra de Rosetta, Champollion finalmente descubrió que muchos jeroglíficos poseían diferentes valores: «Es un sistema complejo, una escritura al mismo tiempo figurativa, simbólica y fonética, en un mismo texto, una misma frase, prácticamente prácticamente diría en una misma palabra».

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre