De qué manera Saltar Permaneciendo En El Lugar

0
132

Resumen de Contenidos

Yo me atrevo.

– De qué manera Saltar permaneciendo en el sitio.

Especulando sobre la herencia sobrenatural de la cultura Occidental, H.P. Lovecraft menciona a

“…..la oculta Pero con frecuencia sospechada presencia de un horrendo culto de adoradores nocturnos, cuyas extrañas costumbres, descendientes de epocas anteriores a los Arios y a la agricultura, estuvieron enraizadas…desde tiempos inmemoriales. Esta religión secreta, transmitida furtivamente entre los campesinos A lo largo de milenios…estaba marcada por el salvaje ‘Sabbath de las Brujas’ en bosques solitarios y sobre distantes colinas en las noches de Walpurgis y Halloween (1).”

El Culto primordial de la Brujeria, el primitivo credo de los brujos, representa un legado en Europa de supuestas fases pre-humanas del pasado más remoto, una disciplina arcana y una sofía misteriosa profundamente enraizada en las corrientes antediluvianas de la Sabiduria Estelar enseñada a una recién nacida humanidad por los Antiguos en las eras arcaicas. Esencialmente es un legado de distantes tráficos con ‘aquellos del Exterior’, un residuo fragmentado de donde han sobrevivido en formas más atenuadas hasta el presente, con frecuencia degradadas y corrompidas. Esta supervivencia es más potente Quizá en los patrones mágico-genéticos de ciertos individuos que portan las marcas secretas de su herencia como ‘el Pueblo O bien la Gente de la Serpiente’ y que caminan por elección propia sobre los puntos de los Misterios Siniestros (2).

Una característica esencial del Culto Brujeril Primordial puede ser definido como constituyendo una venerable metafísica interior del ‘salto brujeril’, un profundo Si bien inexplicable procedimiento de realización instantanea cuyo arco cruza el horizonte dividiendo el fenómeno y el nóumeno en un paradójico segundo de movimiento-en-quietud.

En los ritos del Sabat de los Brujos esta gnosis está encapsulada en ‘la Danza de los Saltadores Nocturnos’ llamada la ‘Volta’.

Pueden encontrarse ciertas referencias históricas de este culto especializado en determinados autores del siglo XVI. Reginald Scot en su ‘Discoverie of Witchcraft (1584)’ escribe:

“Estos paseantes nocturnos O Todavía mejor Brujos bailarines de la noche trajeron a Francia desde Italia el baile que lleva por nombre la Volta”.

Este obscuro procedimiento de brujería del salto También está atestiguado entre las Brujas del País Vasco por Pierre De Lancre en Tableau de l’Inconstance des Mauvais Anges (1612).

“(Entre) las Brujas en sus execrables asambleas…la danza llamada Volta es la más común y la más indecente.”

La etimología del término ‘Volta’ infiere sucintamente el secreto de Cómo saltar permaneciendo en El mismo sitio. Deriva del Latin Volatus – ‘Vuelo’, de Volare – ‘Volar’, y Evidentemente se refiere a una mímesis del vuelo nocturno extático O bien levitación de las Brujas experimentado en los estados del sueño sobre las invisibles alas del proposito, a través del cataléptico trance-ensueño del Cadaver-Durmiente.

El Volta es el vuelo de la psique liberada en expansión, alén de los parámetros de nuestra carne mortal, a través del interstición liminal de la Hora Bruja. Entre el instante pasado y el que viene se hace accesible la trayectoria del Leaper O Saltador, más allá de las revoluciones del tiempo, En la inalterable Realidad del Siempre-Asi. Es relevante Aquí el verbo ingles ‘to vault’ tanto como el Frances Volter, ‘saltar’; Puesto que ambos implican la poderosa transcendencia de los límites que anulan las fronteras entre los mundos en una ascensión repentina, lanzando el punto de consciencia del hechicero en las inmensidades plerómicas de la Toda-Otredad. Aspectos más profundos de este tema estan resaltados por la palabra Latina Volatilis, ‘Volando’; En tanto que el trance mortal O bien Cadaver-Durmiente es el medio por el que la alquimia sutil del salto del hechicero es efectuada, la esencia fija de la limitación temporal de la consciencia es por consiguiente rapidamente ‘volatilizada’, transformada en libertad desencarnada. En las ‘Sectas Rouge’ del Vudu Haitiano se percibe una fórmula iniciática idéntica en la hermandad de los ‘Voltigeurs’ (‘Leapers-Saltadores’). La adquisición del ‘Pwan-de-Voltigeur’ es un proceso gnóstico casi idéntico con el Misterio del Volta en el saber Brujeril Europeo (3).

Un matiz más críptico emerge de la interpretación de la palabra Italiana ‘Volta’ como un ‘giro repentino’ y del Frances ‘Volte’ un círculo O bien una vuelta. Esto implica que la Volta es Realmente un retorcimiento, un salto en espiral que gira sobre si mismo en su ascenso. La fórmula del Volta es la tecnica Brujeril de la involución, un salto girando en widdershin (en contra de las agujas del reloj) que es una opuesta espiral tomada ‘contra el sol’ – un movimiento que simboliza el Paso Retrogrado del Gran Retorno, una terpsichorea Volte-Rostro (vuelta del rostro) que ‘re-torna’ al hechicero al dominio del Ser pre-creacional.

Este concepto Brujeril es Puesto que sinónimo con la subyacente geometría orientativa del Tantra ‘Vama Marga’ En tanto que en Sanscrito, ‘Vama’ significa principalmente ‘Adverso, en Contra’. Literalmente es el movimiento contra reloj tomado cara la estacion ‘a mano izquierda’ del norte, la sede de Vamadeva/Vamadevi que en el misticismo Kaula es el involutivo ‘camino de retorno’ (Nivritti), tomado ‘contra la corriente’ O bien a ‘contra el frente’ (Pratiloman). (En Vudu se emplea una espiral contrareloj para inducir el trance-posesión por un Lwa).

En los Cultos Brujeriles, el Diablo del Sabat junto a la Madre Negra Hecate, ejemplifican el Sendero Siniestro, presidiendo sobre la teofanía infernal con sus Velas negras, oraciones invertidas, gestos O movimientos contra-reloj y el ambiente general de caos O bien desgobierno nocturno envolviendo la inversión sistemática de Todas y cada una de las funciones físicas y comportamientos de los celebrantes (4).

El Volta puede definirse como un salto hacia atrás hasta la raíz y profundidad de la Consciencia Pura, aquella Realidad pre-conceptual Y también incondicionada que es el ‘Gran Voor’. El ‘Gran Voor’ (una palabra relacionada con la palabra Germanica ‘Fur’, el Anglosajón ‘Fore’, el Holandes ‘Voor’) significa bastante literalmente ‘Aquello que estaba Antes (afore)’. Esto es el continuum incondicionado del Vacío Original, la Realidad precedente al fenómeno de la manifestación velada que es lograda por ‘el Camino de la Noche e Inverso’.

El Sátiro Negro O el Hombre de Negro del Sabat Voorish está vinculado con el dios Egipcio Sutekh, y con la divinidad Yezidi Shaitan-e-Bezork O bien Lasifarus (Lucifer). La Danza Retrógrada que lidera puede ser provechosamente comparada con un oscuro ritual del Año Nuevo Yezidi, en el que el sacerdote circumbala en direccion widdershin (en dirección contraria a las agujas del reloj) la tumba de Sheikh Adi por todos los cuartos, cubierto con las pieles y cuernos de una cabra.Temáticamente relacionado con el concepto de Paravritti (Completa Reversión) en la praxis del Tantra Tibetano, el ‘Ulta Sadhana’ del Kaulachara.

La Realidad Pura es Asimismo sinónimo con el cuerpo todo-expansión de la ‘Madre Voor’, la Diosa del Vacío Nocticula-Herodia, la Madre Negra de la Noche y la Emperatriz del Sabat, como su caldero de bruja de insondable vacuidad, la sagrada vasija-matriz.

Saltar por la noche es elevarse en el silencioso ensueño del Cadaver-Durmiente, aprehendiendo el Gran Voor como la naturaleza final de todo. Este paso de baile es la Volta de las Brujas, un vertiginoso, transformativo salto del espíritu, la percepción y la consciencia que abarca el abismo de la diferenciación para comprender el inefable Totum en la inmediatez. Este salto en espiral, lanzado en absoluta quietud, Verdaderamente gana el Centro-Vacío del Todo Abarcante Self.

– Un Cadáver-Durmiente de Sublimes Despertares

El Cadaver-Durmiente de los Brujos es una estacionaria psico-anestesia, una misteriosa presencia, que ata todo pensamiento y percepción en una completa desconsideración. Por consiguiente uno llega a ser el Panteón de los Dioses en el trance de medianoche, cuando los cadáveres de los seudo-seres de uno mismo y los estados mentales ilusorios son quemados hasta cenizas en la llama del sacrificio. Estos son los ‘recién nacidos estrangulados’ ofrecidos ante la piedra del altar, las concepciones nacientes de ‘la mente de la dualidad’.

Ya que el Cadaver-Durmiente es una ‘ipsación’ involutiva, el Gran Retorno de la fótica triple esencia (psique-semilla-aliento) a su fuente por la formula de la Luz-en-Reabsorción. Es ganado ‘girándose atrás’ en quietud hacia el Gran Voor, llegando a ser la Entrada del Camposanto en la Danza de los Muertos, cabalgando con el Señor de la Noche sobre los Caminos Fantasmales. Así el craneo de uno mismo se convierte en la copa rebosante del vino negro de los buhos, la esencia segrega del gran gozo O bendición. Una característica adjunta para la inducción del Cadáver-Durmiente en muchas Tradiciones Brujeriles Europeas fue la consumición sacramental de los alcaloides del Solanum/Yerba Mora bajo la manera de ungüento, incienso O bien poción.

Los misterios de la Volta pueden comprenderse mejor Dentro de las enseñanzas del Arte Tradicional concernientes a nuestra carne tripartita. Brevemente, somos una triplicidad de cuerpos: envolturas progresivamente opacas velan lo noumenal bajo las pieles de lo fenomenal, la encarnacion del infinito omnipresente en la localizacion de lo finito:

La Carne de Tierra O Barro de nuestro cuerpo mortal, formado de la tierra roja, delimitado por el espacio-tiempo y causalidad como la vasija de nuestra manifestación parcial, la máscara terrenal.
El Recadero O bien Carne Sutil del Cuerpo de Sueño, la vasija espectral de la sensación onírica que es el puente crepuscular del movimiento hipnopómpico entre los mundos.
La Carne Paradisíaca, el Cuerpo inmortal de la Medianoche, la omnipresencia del gozo divino del Gran Sabat, vasto como el espacio completamente despejado, inmutable como lo adamantino, la zona del Voor. Carente de límite O modificación, es el Placer Original tomado por el Todo-Self en su Self.

Es axiomático en la Brujería que ‘el Sabat es la Extensión Ilimitada del Cuerpo Paradisíaco’, un concepto equivalente con el ‘Cuerpo de Bienaventuranza’ (Sambhoga Kaya) del Budismo Tibetano y con las enseñanzas Shaivitas-Kaulas concernientes al Ananda-Maya-Kosha, el ‘Cuerpo de Bendición’.

El Volta es entonces la fórmula del Vuelo-Brujeril, una precipitada y repentina ‘ascensión’ de transferencia instantánea y psíquica alén de la Carne de la Tierra, A través de la Carne del Sueño hasta la Carne O bien Cuerpo Paradisíaco del Sabat Eterno, para efectuar el rapto intemporal de la Suprema Realidad existente ‘antes’ de la completa difracción/ocultación dualista. El salto es el viaje del Sabat mismo, emprendido ‘entre los tiempos’ cuando suena la Hora Bruja. (Deberia notarse que en el lenguaje secreto codificado Sandhya de los Kaulas, ‘Medianoche’ implica la absorcion En la bienaventuranza original del Sahajananda).

Este salto es una ascensión dentro del Firmamento-Vacuo por el sendero perpendicular de la Escoba, elevandose hasta el vértice del Polo del Planeta (eje central terrestre) en los Cruces de Caminos. Las ramitas de Abedul de la escoba atadas con tiras de Sauce al eje central de Fresno, como corresponde simboliza el centramiento estático de las facultades psíquicas como los medios del ascenso transvolutivo. Sobre este corcel la Bruja vuela cara arriba por la chimenea, una imagen persistente dentro del saber brujeril. En la Cosmosofía Siberiana el ‘agujero de humos’ central del Yurt Celeste, es la apertura celestial por la que los chamanes extáticos vuelan para alcanzar los Otros Mundos divinos, señalados por la Estrella Polar.

Arriba por el Hueco de la Ventana!

En los juicios de Eichstatt en 1637, el hechizo fue explicado como: “¡Hui! ¡Arriba por la Chimenea ¡Arriba por el Hueco de la Ventana! ¡Hacia fuera y hacia delante! En conexión con la ruta vertical a traves del ‘agujero de humos’, el erudito H.P. Duerr ha resaltado el ‘Agujero del Buho’ de las casas de paja de la Baja Alemania y el ‘Agujero del Espiritu Santo’ ubicado en los techos abovedados sobre las naves de la antigua arquitectura eclesiastica (5).

En términos microcósmicos, este ‘agujero del humo’ corresponde a la sutura craneal (Brahmarandhra) y al centro de la Corona de la sutil fisiologia, el chakra superior en donde reside el inmortal Nirvana-Kala y que es el parabindu O bien Punto de Transcendencia sobre el que el Todala Tantra dice:

“La luz suprema es informe y el Bindu es imperecedero: Bindu significa Sunya (Vacio).”

Prosiguiendo con resonancias Tántricas, fuentes Tibetanas afirman que en el instante de la muerte, la consciencia asciende a traves del Brahmarandhra por el ‘sendero recto y ascendente’:

“En este instante, la primera vislumbre del Bardo de la Clara Luz de la Realidad que es la Mente Infalible del Dharma-Kaya, es experimentado por todos y cada uno de los seres sensibles.” (Bardo Thodol, tr. W. Y. Evans-Wentz)

Además de esto hay un rito lamaístico Bon-Po llamado ‘Disparar una Flecha a traves del Agujero del Humo’ y cuyo propósito es Asistir a la salida del Ánima de un finado a traves de la sutura craneal bajo la manera de un refulgente meteoro (6).

En el Vudu Afro-Haitiano del culto de los Voltigeurs, de forma parecida, se oculta el camino gnostico del ascenso inmediato por el eje vertical del Poteau-Mitan, el Poste de la Encrucijada del Lwa Kalfu (También conocido como Trois Carrefours, Petro Mait’ Carrefour O bien Maitre Ka-Fu) quien como el reflejo siniestro/catónico de Ati-Bon-Legba, es el Señor de los Puntos ‘entre’ las direcciones cardinales. Su equivalente en Candomble es Exu, el Maestro daemónico de los cruces de caminos. El Adversario O bien Dios Maléfico de las Encrucijadas es reflejado en el esoterismo Mesoamericano por la misteriosa figura de Tezcatlipoca bajo su hipóstasis como Yohualteuctli Yacahuitztli (‘El Señor de la Noche’, ‘El Sagaz’).

Estas son las mascaras trans-culturales del Dios Negro/Carmesi de la Inversión Total, el Maestro-Saltador y el Psicopómpico Guía que Abre el Camino de la Mano Izquierda cara el Sabbat y a quien los profanos conocen como ‘la vieja Serpiente llamado el Demonio y Satán’. Como el numinoso icono que personifica el sendero de la inversión, él es Realmente el Dragon-Iniciador del Aion, el prototipo ejemplar de la Suprema Brujería de la Noche (7).

Aliado meridianamente con la Formula Brujeril del Volta existió el culto del ‘Springer’ (Brincador) y del ‘Werfer’ (Arrojadores), frecuentes en la Baja Estiria a finales del siglo XVI y cuyos adherentes desarrollaban danzas saltarinas extáticas.

“…en las horas finales de la noche cuando la luna era nueva, sobre altas montañas, en el bosque O bien en los valles, entre la maleza, a la luz de una ardiente linterna O bien por la pálida luminosidad de un tronco podrido.”

Una historia del Tirol de 1538 habla sobre la hermandad de los ‘Stopfers’ que realizaban ‘elevados saltos y extraños actos’. En las danzas de diablos enmascarados de los Perchtls en la Alemania mediaval, se afirmaba que los trece actores folclóricos ‘ascendían por el aire’, saltando alturas increíbles y se sostenían, extáticamente suspendidos en el firmamento. De igual modo, el salto sobrenatural era una característica ritual de la Sociedad Brujeril Transilvana llamada los ‘Calusari’ (Hombres-Caballo) cuya diosa patrona era la Rumana/Dacia Cazadora Salvaje Dziana-Arada. Ellos despegaban en ágiles vuelos A lo largo de sus danzas cúlticas, planeando como espíritus en el aire.(8)

Estas crípticas supervivencias folclóricas representan reliquias fragmentadas de los antiguos Misterios Brujeriles de los Saltadores, la gnosis liminal del Volta, el salto que transciende nuestras forjadas limitaciones En alcances Mas amplios y desconocidos de consciencia ‘Exterior’ a nuestra isla mundana de modalidades psiquicas ordinarias. Este es el equivalente Occidental del Tantrika Tibetano Lam Chung, el ‘Camino Corto’ por el que la liberación es agarrada en un simple periodo de vida, Mientras Todavía se vive en la carne.

Como el Monte Meru es la espina dorsal macrocósmica (Merudandha) elevándose hasta el Corazon-Vacio del Cielo, De este modo debe ser ascendido el Negro Pico del Sabbat por el Brujo en una Peregrinación Nocturna cara el Origen Vacuo. La mayor parte tomaran la carretera curvada de la progresión gradual hasta las alturas Mediante muchas encarnaciones, Mas la fórmula del Volta renuncia a esta escalada árdua a favor del arriesgado, salto directo, ganando la cumbre de la transcendente consciencia no dual en un simple y vertiginoso salto.

– Carmina Volta

Where moon-bathed roads of silence meet,
In tricephalic umbra,
Towards the Sinister Hand of Satanael,
This gesture of the Great Emptiness I form,
In transversion of my polarities:
Sounding the depths of the Dark Mirror,
Piercing the plane of all Surface,
Passing through the veiling Reflection,
Unto the Sabbath’s primal Zone.
Transform! Transmute!
Treading the Points of the Cincturam Stellae.
Transmute! Transform!
Beyond the Masques of the Great Voor:
Anoint and Abune! Anoint and Away!
I am Volatilized,
A Dream-Wing’d Leaper by Night.

[ The Spell of the Leaper: ZA-KOU-ZA]

The Way of Night we come for to tread,
Hand in Hand with the whispering Dead.
Neath the dripping Moon
And the Clouds of Stone,
We Leap our Leap
Through the Gate of Bone.

Prácticas preliminares consisten en contemplar puntos específicos en la línea del horizonte, fijando la vista sobre lugares distantes del horizonte, Singularmente en altas colinas y lugares elevados, Mientras que interiormente se canturrea el Hechizo. De este modo se inducen cambios sutiles de la percepción como preparativos para el Salto: en particular, algunos estados de trance en los que acaece una negación de las distancias concernidas y uno en verdad ‘vuela hacia fuera’ a traves del ‘Camino del Cuervo’ (Nota: Crow’s Road – Camino del cuervo, También existe la expresión ‘as the crow flies’ para decir ‘en linea recta’). Las prácticas de esta naturaleza son mejor ensayadas en alineamientos paisajísticos conocidos. La paciencia persistente en estos métodos forma una forma excelente de aproximarse a la percepción no dual que es la esencia de la gnosis del Saltador.

Cuando la división entre ‘aquí’ (Yo-edad) y ‘allí’ (Otredad) ha sido abolida, uno se ha convertido en el Saltador y el Salto, comprendiendo todo lo que yace en el parpadeo de un ojo y aquello que no se mueve.

La ruta iniciática de un Saltador implica la instantánea asimilación de los completos cuerpos del conocimiento, todos y cada uno de los rangos de consciencia no ordinaria y estados praeter-terrenales del ser, Por medio de un salto transmutacional de la psique en expansión. Realmente es el sendero de la metamorfosis evolutiva, atajando toda restricción con la velocidad superluminal. Ésta, Como es lógico, es la naturaleza de la inspiracion brujeril misma, el salto de la Psique que es el golpe del verdadero genio, sobrepasando Todas las obstrucciones mundanas en su repentino momento visionario.

Un relámpago de anulación que rompe la distincion, el destello del rayo de la Sabiduria Unitaria: este es el Camino del Saltador.

Nigel Aldcroft Jackson.

—————–

He editado para acentuar el texto, que carecía prácticamente por completo de tildes, y para corregir algunas faltas ortográficas menores.

Este texto lo expongo tan Sólo como información de carácter principalmente antropológico, Aunque no dudo en cobijar un resto bastante importante con respecto a la viabilidad y veracidad de todo cuanto se expone. Es Exactamente por ese resto que no recomiendo recitar el hechizo que aparece escrito en lengua original inglesa ni llevar a cabo ninguna de las prácticas que describe, a no ser que se sepa qué se está haciendo, posibilidad ésta última bastante remota, Ya que dudo que entre los lectores de este foro de videojuegos haya alguien Más o menos versado en las prácticas de brujería Generalmente.
Es meramente por todo aquello a lo que apunta Y también insinúa este texto Con lo que he creído oportuno sacarlo a colación, Puesto que supone un excelente inicio ( pese a la ampulosidad de términos y referencias ) para intentar ahondar más en temas de esta índole. Y como era el deseo de la anterior forera que alguien expusiera una historia sin final, qué mejor que Charlar de un tema tan desconocido y del que tanto nos queda por aprender.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre