Diego Forlán: ‘Me Encanta El Amor-odio Del Futbol Español’

0
29

Diego Forlán: ‘Me Encanta El Amor-odio Del Futbol Español’

MADRID.- Con su perfil homérico y su abdomen de mármol, Diego Forlán semeja salido de un pasaje de la Iliada. El futbolista, en cambio, prefiere la historia a la mitología, las causas duras que retrata José Saramago y las crónicas de superación personal.

Razones tiene. Medró marcado por el accidente de tráfico que postró a su hermana en una silla de ruedas y llevó la noche a un hogar repleto de balones, donde ahora amanece con cada gol del hijo señalado por el índice de la fortuna. Forlán sabe de su suerte y De ahí que devora su destino con pasión, momento a instante, lugar a sitio. Está ansioso por volver a jugar, tras recuperarse de una lesión en Uruguay, donde todo empezó en frente de un muro.

“Mi padre Siempre y en todo momento quiso que manejara las 2 piernas, y eso se logra delante de una pared», cuenta Forlán, que ha mantenido esta antigua rutina ya como profesional. «En Independiente no hacíamos tanto muro, Pero en Manchester O Villarreal, sí. Siempre y en toda circunstancia he tratado de hacerlo, Por el hecho de que es buenísimo. Además de esto, si se la das bien a la pared, De esta forma te la devuelve”, prosigue.

-Ahora se entiende Por qué razón Alex Ferguson Jamás llegó a saber si era usted diestro O zurdo.

Comienzan las risas, lo que el encuentro precisa.

Forlán saltó el charco para irse al Manchester, Mas antes había hecho un viaje considerablemente más largo en la psique de un pequeño de 14 años: de Montevideo a Avellaneda, en la vecina Argentina, para jugar en Independiente. “En Uruguay el futbolista no se puede desarrollar, Pero sí adquirir unos fundamentos muy buenos para jugar en Europa. Somos 3 millones y medio y siguen saliendo grandísimos jugadores…”

-Mas no se refleja en una selección que casi ya no recuerda el Maracanazo.

Asiente sin excusas: “Es pasado, lindo, Pero pasado. Aprendí mucho hablando con mi padre (el ex- futbolista Pablo Forlán) y otros históricos, Aunque ellos También lo han hecho conmigo, en sobremesas muy duras. Ahora, en la selección, nos falta la fuerza necesaria, la mentalidad para plasmar nuestro futbol. Tenemos que progresar los jugadores y a nivel directivo”.

De su paso por la Premier recuerda, sobre todo, los campos llenos, Mas no cambia su pasión por la latina. Un caso atípico, que contrasta con la autocrítica de muchos jugadores españoles seducidos por Inglaterra. “Yo prefiero vivir el futbol con el amor-odio que nos rodea Aquí, en España, O bien en Sudamérica. Me encanta Pues es como un desafío. Lo otro lo comprendo más como una forma de trabajo”.

El sitio perfecto

Por esta razón, el uruguayo está convencido de que ha llegado al sitio perfecto: «El Atlético se vive de una manera muy parecida a De qué forma sucede en Argentina con algunos clubes. La afición te acompaña en todo momento, forma parte del equipo». En el Calderón, Forlán ha encontrado el amor, Aunque, como ha explicado, Asimismo le seduce el odio: “Me gusta escuchar el silencio cuando marcas como visitante”.

“Estaba con más estrés en el Villarreal. Nada que ver con el Atlético, que en una cosa se semeja mucho al Manchester. Le da espacio al jugador Para que se preocupe nada más que del fútbol y pueda liberarse del resto”

En frente de esa visión estereotipada de un Atlético sumido en el camarote de los hermanos Marx, fraguada A lo largo de los años del gilismo, el uruguayo ofrece una versión diferente: “Estaba con más estrés en el Villarreal. Nada que ver con el Atlético, que en una cosa se parece mucho al Manchester. Le da espacio al jugador Para que se preocupe nada más que del futbol y pueda liberarse del resto, de los medios de comunicación, de esta entrevista que no quería hacer…”. Más risas.

– Hace Dos temporadas, usted compartió la Bota de Oro con Henry. Hable, Puesto que, como goleador. ¿Qué piensa antes del remate?

-En el instante previo, procesas las opciones muy deprisa: ¿qué altura tomará el balón, De qué forma botará, de qué forma recibirlo, golpearle? Todos esos pensamientos pasan en décimas de segundo, se cruzan a la vez, y debes tomar una decisión.

Resoluciones trascendentales A veces, Por el hecho de que pueden valer un título, un descenso, y que en otro orden de la vida se tarda bastante tiempo en tomar. Forlán otorga la razón al contertulio y reconoce que Solo quien se adapta a esa velocidad mental puede sobrevivir en su Planeta: “Es algo que mecanizas desde pequeño en el futbol. Conforme pasa el tiempo, las decisiones son más veloces. Si no las tomas, no llegas”.

Orfeo Suárez y Diego Forlán. (J. M.)

Para cualquier delantero, el gol debe ver con el instinto, con valores intangibles que Sólo se explican desde la superstición, desde una mesa de tarot. Forlán tiene a su lado el ejemplo, Kun Agüero. “Es diferente, como Tévez O Messi. Son pequeños, rápidos, con calidad y gol, y eso sin ser siquiera delanteros puros”. Ese rol lo cumple, en su opinión, Van Nistelrooy, con el que hizo buena amistad en Manchester. “Eso sí es un delantero centrooo”, afirma impostando todo lo que puede.

No se oculta cuando se le sugiere que Riquelme, al que no quiso Javier Aguirre, hace mejores a los goleadores, a los futbolistas como él: “Delante Precisas a gente como Román, como Pirlo O bien Kaká, que te puedan dar el último pase. Aquí habría querido probar lo que no le han permitido en Villarreal, seguro. Yo creo que un jugador bueno Siempre y en todo momento aporta cosas. Mas al Atlético ahora no le falta nada, crea muchas ocasiones y marca. Es verdad que encajamos 7 goles en Dos partidos… ¡Pero ante qué rivales: Sevilla y Villarreal, de lo mejor de la Liga, con grandísimos delanteros!”.

Entre gol y gol, lectura y ayuda, para la fundación de su hermana y para los pequeños. “Tenemos un buen tiempo de espera, en aviones, hoteles. Si tienes un libro, es bueno. Leo a Saramago, a García Márquez, algo de historia contemporánea y libros de gente que ha sobrevivido a experiencias duras en su vida. Asimismo a Jorge Bucay”, explica. Un psicólogo argentino que ha escrito Cuentos para meditar. Está claro que a Forlán le importa algo más que jugar.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre