Doña Sofía, A Los setenta y seis Y Sin Trono

0
73

Doña Sofía, A Los setenta y seis Y Sin Trono

Mañana, 2 de noviembre, Doña Sofía cumple setenta y seis años. Y Si bien, como afirma la ranchera, “prosigue siendo la Reina”, su vida ha dado un giro de ciento ochenta grados desde que Don Juan Carlos abdicara y ella pasara a ser “emérita”. Según revela a LOC una persona de su ambiente, cuando ocurrió “al principio sintió liberación, es lógico que con setenta y cinco años y prácticamente treinta y nueve en el trono, uno experimente cierto cansancio con el ritmo trepidante que llevan los monarcas. Incluso comentaba ‘Ahora ya les toca el turno a ellos’, refiriéndose a su hijo y su nuera. Mas pasado el primer impacto, llega la nostalgia, Pues tampoco hay una vida nueva que sustituya a la precedente, y sin una pareja en la que apoyarse, lo que le queda es un enorme vacío”.

Le fascina el ocultismo, el tarot y el misterio OVNI

Más Todavía en su caso, Puesto que, como hija de reyes y Después soberana, Nunca ha conocido la condición de ciudadana, A diferencia de Don Juan Carlos, que nació en el exilio: “Para ella ser Reina está Sobre todo, casi como un sacerdocio, De esta forma la educaron y no conoce otra cosa. Por eso se ha volcado tanto en su papel. Lo malo es que lo hacía extensivo a los miembros de su equipo: si trabajaban 20 horas, ella consideraba que era su obligación, y no Pues estuvieran al servicio de ‘Sofía mujer’, sino más bien de la Reina, lo que no denota maldad, sino más bien el convencimiento Quizás un tanto trasnochado de que Así es la Monarquía”, asegura la misma fuente.

Claro que, su concepto de Monarquía no es solamente sinónimo de sacrificio, como se ha reflejado en esa imagen idílica que se ha construido de ella: “Bajo esa apariencia ‘naif’, se esconde una mujer con su dosis de ambición, a la que le encanta el protagonismo. Le entusiasman las joyas, Si bien no las luzca en público, y las firmas de lujo. Y sobre todo, eso que no se puede comprar con dinero, como hospedarse en Japón en un palacio Jamás abierto al público, que Rostropóvich interprete en privado para ti O bien conocer a cualquier personalidad mundial tan Sólo levantando un teléfono… Es otra dimensión, eso es poder. Y todo eso lo ha logrado por ser la esposa de un Rey. Imagino que por sentido del deber ha tragado mucho, Pero lejos de Don Juan Carlos, su vida no hubiese sido tan apasionante”, aseguran.

“Para ella ser Reina está Sobre todo, prácticamente como un sacerdocio, Así la educaron y no conoce otra cosa”

Es exactamente la misma razón por la que muchas esposas de hombres poderosos miran para otro lado. “Doña Sofía no quería ver la realidad Hasta que se abrió la veda en los medios de comunicación y empezaron a salir a la luz nombres femeninos que ella creía que habían sido Sólo flor de un día. En cierto modo, le ha pasado igual con la Infanta Cristina Y también Iñaki Urdangarin; pensaba que era imposible lo del escándalo Nóos, su hija no fue educada para eso. Por eso, Nunca fue partidaria de que renunciara a sus derechos. Es más, Siempre y en toda circunstancia ha estado en contra de que las Infantas Elena y Cristina fueran relegadas. Su familia para ella es sagrada, la prueba es que Todavía sigue tirando besos en público a Don Juan Carlos, pese al huracán Corinna y a que Cada uno de ellos hace su vida hace tiempo. Pero no quiere ni escuchar Charlar de divorcio”.

Lo que muchos ignoran es que, pese al afecto que sentía por Urdangarin, su yerno predilecto era Marichalar. “Jamás hubiera querido que su hija se divorciase, Siempre y en todo momento se resiste a cualquier cambio. Además, con Jaime, por su origen aristocrático y su mentalidad chapada a la antigua es con quien conectaba mejor. Y apreciaba mucho a su madre, Concepción Sáenz de Tejada, ya fallecida. De hecho, Siempre y cuando iba a Soria se quedaba a comer en su casa”.

Sin amigos

La condesa de Ripalda, Según esta fuente, podría haber sido la amiga que Jamás tuvo, Por el hecho de que se entendían a la perfección, “Pero ya les pilló mayores”, aduce. Y es que la Reina Sofía Nunca tuvo amigas “Pues en su mentalidad, nadie estaba a la altura de una Reina para codearse con ella y compartir sus intimidades”, revela exactamente la misma persona, Según la cual Tal vez lo más parecido a una amistad que ha conocido ha sido con el fallecido Sabino Fernández Campo, jefe de la Casa del Rey, y, sobre todo, el general Cabrera, al frente de su Secretaría más de 20 años, Si bien ambos no dejaban de estar a su servicio. O bien su prima Tatiana Fruchaud, que vive en París, a la que ve muy poco. O bien su hermana Irene, que está en otra dimensión, entre el budismo y sus ONG.

Con ella se escapa a Atenas, su ciudad natal, y donde se ve a una Sofía transformada. “Juntas pasean por el barrio de Plaka, saludan a la gente, van de compras, cosa que la Reina Nunca hace en Madrid Pues se lo llevan todo a palacio y, sobre todo, ríen continuamente, como niñas”. También hacen una de las cosas que Mas divierten a la consorte, que es desayunar en el comedor del hotel Hilton, donde suele hospedarse, Pues no le gusta que le suban el desayuno a la habitación.

Doña Sofía Jamás tuvo amigas “Porque en su mentalidad, absolutamente nadie estaba a la altura de una Reina”

Mas lo que De verdad divierte a Sofía, a decir de esta fuente, es el Planeta esotérico. De hecho, ha asistido a cursos sobre esta materia en la vieja universidad de San Bernardo. “Le fascina el ocultismo, el tarot, el misterio OVNI y todo eso. Uno de sus escritores favoritos es J.J. Benítez. Esto encaja con su personalidad, espiritual Pero ecléctica: si está Acá, reza en una iglesia, si va a Grecia, en el templo ortodoxo y en la India pone varitas de incienso. Mas Quizás, interiormente esté bastante próxima del budismo. Pero no es practicante y tampoco pertenece al Opus Dei, como se afirma. En todo caso simpatiza con ciertos de sus principios como el respeto a la tradición”.

Y es que, Si bien se la presenta como mujer muy cultivada, la realidad es que el intenso ritmo que desarrollaba no le permitía atender a su enriquecimiento personal. “Acumulaba mucha información, Pero apenas podía digerirla. Por servirnos de un ejemplo, no ha logrado quitarse el fuerte acento al Hablar castellano y su idioma prosigue siendo el inglés. Si bien recientemente, parece que desea profundizar más, Por servirnos de un ejemplo en la Fundación contra el Alzheimer está intentando no limitarse al papel honorífico y ejercer un papel más ejecutivo. Asimismo ha empezado a cultivar la lectura, bajándose libros al e-book. Lo que es importante, Por el hecho de que ahora tiene que reescribir su vida y ocupar ese vacío”.

Todo un reto para el equipo de Felipe VI en Zarzuela. “Al comienzo La gran duda era qué hacer con Juan Carlos y Sofía. Se decidió por prudencia una transición suave, manteniéndoles en la recámara ante la incógnita de De qué forma acogerían los españoles a Felipe”, revela la fuente. Para ello se les dotó Aun de un equipo al frente de Alfonso Sanz Portolés, Mas La gran incógnita es En qué medida se les va a utilizar. Alguien afirmó refiriéndose a los ex- presidentes del Gobierno que eran como jarrones chinos: muy valiosos, Pero absolutamente nadie sabe dónde ponerlos. Frase que encaja como anillo al dedo con los reyes jubilados.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre