El campo de curación de la energía humana

0
128

Los seres humanos no solo tienen su anatomía física, sino que también tienen una anatomía energética importante. Este campo de energía humana, más a menudo conocido como el aura, impregna el cuerpo y también lo rodea. El cuerpo físico de una persona debe considerarse como la expresión de energía al más alto nivel de densidad, y es solo una de las series de cuerpos que componen la anatomía energética. También están los llamados cuerpos sutiles & ;, a los que frecuentemente se hace referencia como cuerpos emocionales, espirituales y mentales.

Hay varias imágenes y descripciones de este campo de energía en textos antiguos y modernos. Estos modelos varían, pero muchos, si no todos, describen el aura humana como si estuviera presente en capas. Muchas tradiciones, aunque no todas, enfatizan la gran importancia de los chakras, que son esencialmente centros de energía alineados dentro del cuerpo, dentro de los cuales tienen lugar importantes intercambios de energía. La curación energética influye positivamente en el campo de energía con el fin de llevar a cabo los cambios para mejor.

El antiguo arte y la comprensión de la curación energética están experimentando un renacimiento a la luz de la ciencia actual. La imposición de manos, realizada a lo largo de la historia y por muchas culturas, ahora se está redescubriendo y se está formulando en una gama de técnicas de curación que son fácilmente accesibles para las personas, ya sea cara a cara o mediante opciones remotas, como Internet, por ejemplo. .

Dado que todo consiste esencialmente en energía, toda curación, en última instancia, directa o indirectamente involucra energía. La mayoría de los métodos de curación aplicados se centran principalmente en los niveles de vida físicos, emocionales y mentales del paciente, sin ningún tipo de reconocimiento de la energía más profunda subyacente. La curación energética, por otro lado, funciona puramente con el nivel energético más profundo de un ser humano.

Siempre que haya una alteración o una enfermedad en el cuerpo, las emociones o la mente de una persona, esos niveles, naturalmente, deben abordarse. La curación de energía está destinada a apoyar y complementar otros métodos de curación, en lugar de reemplazarlos, ya que se trata de la energía de la que se componen el cuerpo, las emociones y la mente.

Debido a que todo consiste en patrones de energía, trabajar directamente con esta energía influye no solo en los niveles físicos, emocionales y mentales, sino también en el nivel espiritual de una persona. Esta forma de curación es posteriormente holística por naturaleza y, en resumen, mejora el flujo de energía y corrige o equilibra las perturbaciones dentro del campo de energía humano. La mejora del flujo de energía en este campo de energía apoya la capacidad de autocuración del cuerpo.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre