El Complejo Diagnóstico Del Dolor De Espalda

0
49

MADRID.- Las pruebas de imagen no Siempre son útiles en el dolor de espalda, Pues muchos de las anomalías que detectan También las presentan personas sanas. Una revisión da unas pautas sobre cuándo utilizar cada examen.

La mayoría de la población sufrirá un dolor de espalda en algún momento de su vida. Según Philip Finch, director del Centro Perth de Manejo del Dolor (Australia), hasta el 40% de estos casos se deben a Problemas en los discos intervertebrales, en concreto a rupturas en la envuelta del disco (anillo fibroso). “Las evidencias hasta la fecha sugieren que el dolor con origen en los discos supone una de las formas más frecuentes, Aunque menos reconocidas, de dolor lumbar”, comenta en una revisión publicada en la revista ‘Nature Clinical Practice: Rheumatology’.

El inconveniente es que gran parte de la población sana Asimismo presenta este género de anomalías sin que le ocasionen dolor, Con lo que no está muy claro en hasta qué punto son útiles estas pruebas. En verdad, la consigna de los especialistas cuando se hallan ante un dolor de espalda es, una vez que se han descartado signos de alarma que sugieran una enfermedad grave, tratar en lugar de hacer pruebas diagnósticas.

Finch ha revisado los estudios sobre el tema para determinar la utilidad de este tipo de exámenes. Las pruebas de imagen identifican diferentes tipos de lesiones, Pero no son pruebas específicas. Es decir, que no Siempre y en todo momento tras estos resultados Existe una causa de lumbalgia. Incluso con exámenes modernos, como la tomografía axial computerizada (TAC) O bien con la resonancia magnética “Solo pueden proporcionar conclusiones parciales”, comenta Finch.

La resonancia magnética aporta imágenes más detalladas que el TAC (Pues deja ver los tejidos blandos), Pero Incluso las anomalías vistas con esta prueba en pacientes de lumbalgia “se ven a menudo en individuos asintomáticos”, señala el artículo. “Desafortunadamente, hacen falta técnicas invasivas como la discografía provocativa [inyectar líquido de contraste en el disco ya antes de hacer una radiografía convencional] O bien los bloqueos para confirmar la conexión entre los cambios morfológicos vistos en la resonancia magnética y el dolor de espalda”, añade.

Finch insta a que se desarrollen técnicas no invasivas para enseñar esta conexión. Mientras que tanto, recomienda aplicar las técnicas disponibles paso a paso:

  • Inicialmente: tratamiento conservador, incluyendo analgésicos simples, antiinflamatorios, terapia física…
  • A los tres meses: si el dolor no responde a esa terapia, debería realizarse una resonancia magnética, “Pues esta forma de pruebas de imagen proporciona una rica información sobre el posible origen de la lumbalgia”.
  • A los seis meses: si Aún no se ha conseguido hacer un diagnóstico anatómico, pueden emplearse técnicas invasivas, como los bloqueos articulares O bien nerviosos, que “pueden mostrarse suficientemente terapéuticos para reducir el dolor O bien conducir a otras formas de bloqueos a largo plazo”.
  • Por último, puede hacer falta más investigación empleando la discografía provocadora, Puesto que muchos pacientes van a tener dolor discogénico. “Si este es el caso, pueden considerarse métodos terapéuticos dirigidos al dolor discogénico”.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre