El Diablo Tras El Tarot

0
334

POR JESÚS BASTANTEMADRID. El impacto de la New Age, así como los recursos al tarot, la magia O distintas formas de esoterismo, resultan una «puerta abierta» a la entrada del Demonio, Según aseguraron

Resumen de Contenidos

POR JESÚS BASTANTE. MADRID.

Actualizado 18/08/2007 – 08:10:19

El impacto de la New Age, así como los recursos al tarot, la magia O bien diferentes formas de esoterismo, resultan una «puerta abierta» a la entrada del Demonio, Según aseguraron en las últimas semanas múltiples exorcistas reunidos en al ciudad de México.
Durante el Tercer Congreso Nacional de Exorcistas, organizado por la Archidiócesis de México, el exorcista y Maestro de la Pontificia Universidad Regina Apostolorum de la ciudad de Roma, Francesco Bamonte, aseguró que entre las posibles causas de posesión diabólica se encuentran la asunción de actitudes supersticiosas, practicar el ocultismo O el esoterismo e involucrarse en la corriente neopagana del New Age y recurrir a la difundida práctica de la lectura de las cartas y el tarot.
Causas de la posesión
En opinión del padre Bamonte, «la acción extraordinaria del Demonio tiene tres posibles causas». La primera de ella, constató el sacerdote, «tiene que ver con la propia culpa». Esto es, «cuando se asumen actitudes supersticiosas, además de ejercer prácticas de ocultismo, pertenecer a sectas satánicas O esotéricas, involucrarse en la corriente del New Age O bien creer en el poder de los talismanes, de las pirámides de energía, la cartomancia O el tarot».
En segundo sitio, el exorcista destacó que las posesiones diabólicas «pueden ser causadas por un maleficio elaborado O mandado a realizar por una tercera persona», Al paso que la tercera y última causa se halla en «un llamado singular de Dios A fin de que la persona ofrezca su sufrimiento en las garras del Demonio por la salvación de otras almas», agregó el sacerdote italiano.
El exorcista, que dedica gran parte de su actividad pastoral a la ayuda a las víctimas de la «magia» (negra O blanca) y de los «operadores de lo oculto», advirtió a los participantes en el encuentro que, como muchos de los signos de la posesión pueden confundirse con enfermedades mentales, es preciso una evaluación de cada caso «con la mayor prudencia posible».
De esta manera, entre los signos «de una real posesión diabólica», señaló el exorcista, se encuentran el «hablar, comprender y escribir y leer idiomas desconocidos por la persona; conocer circunstancias que le son imposibles de saber al poseso, como pecados del exorcista O bien otra persona; tener una fuerza desmedida, etc…». «Pero, sobre todo -añadió-, la aversión por lo sagrado, por Dios, por la Iglesia…».
Exorcistas españoles
En nuestro país, existen Al menos cinco sacerdotes que realizan funciones de exorcistas con permiso del obispo del lugar. El más conocido es Juan Antonio Fortea, autor de distintos manuales sobre exorcismo y que recientemente participó en la presentación del filme «El exorcismo de Emily Rose», basado en la historia que dio origen a la aclamada novela -con su posterior secuela fílmica- «El exorcista».
A lo largo de la misma, Fortea aseguró que cada año se realizan unos «ocho O diez nuevos exorcismos en las distintas diócesis españolas», a los que hay que sumar el trabajo efectuado con las víctimas de estas posesiones, Puesto que, contra lo que muchos piensan, las posesiones no Acostumbran a eliminarse con un solo exorcismo. Al tiempo, Fortea señaló que esta práctica «está creciendo en todo el mundo».
El sacerdote explicó que la posesión diabólica Sólo afecta a personas que participan en sesiones de espiritismo, magia negra O en determinadas prácticas de la New Age en la que se invocan a los demonios.
Precisamente, agregó el exorcista, el auge que han tomado tales prácticas en ciertos sectores de la sociedad y en una parte esencial de la juventud, están desembocando en casos de posesión que deben ser tratados con exorcismos al no hallar solución en la Psiquiatría.
José Antonio Fortea afirmó Asimismo que el país con más casos de posesión es Haití, detectándose asimismo Numerosos casos en Latinoamérica, específicamente en Brasil, y ciertas zonas africanas del interior, y que en todos y cada uno de los casos los síntomas son similares.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre