El Espejismo De La Magia Sexual

0
133

Existe mucha confusión con el concepto de “esoterismo”. El esoterismo no es una religión, es la búsqueda de algo que permanece oculto de momento. El esoterismo es la filosofía, O bien la ciencia, del proceso evolutivo. Trata de la evolución de la conciencia, no de la forma física. Lo que es esotérico se convierte gradualmente en exotérico. El esoterismo puede ser visto como la filosofía del proceso evolutivo, y el ocultismo como la ciencia de las energías que llevan ese proceso. Oculto hace referencia a “velado”, no a algo oscuro, malo O endiablado. El misterio no existe en la enseñanza esotérica.

Un auténtico esotérico es el que estudia y penetra en el Mundo de las energías y de las fuerzas, Si bien desconozca su fuente de origen y no tenga control sobre ellas, algo que con el tiempo deberá clarificarse. La tarea esotérica consiste en entrenarse para poder reconocer entre la energía y la fuerza, y saber discriminar entre los distintos géneros de energía, tanto respecto a sí mismo como a los temas mundiales.

En el esoterismo se emplea la palabra “energía” para expresar la actividad viviente de los reinos espirituales y de esa entidad espiritual que es el Ánima. Se emplea la palabra “fuerza” para expresar la actividad de la naturaleza de la manera en los dominios de los distintos reinos de la naturaleza. El estímulo podría ser definido como el efecto que produce la energía sobre la fuerza.

El acercamiento fundamental de quienes tratan de captar el esoterismo consiste en hacer hincapié en el Mundo de las energías y reconocer que detrás de todo cuanto acontece en el Mundo de los fenómenos existe el Mundo de las energías, las cuales son de la mayor diversidad y complejidad; y se rigen por la ley de Causa y Efecto.

Hay una tendencia errónea muy extendida en el estudio esotérico que consiste en enfocar la atención sobre las energías sin buscar la conexión con los sucesos que suceden en manifestación física en realidades como la política O la economía, como si el Mundo de las energías y de lo esotérico correspondiera a un reino espiritual más elevado. Pero todo cuanto existe es espíritu en manifestación. Cualquier tema humano, tanto en la actividad de las iglesias como de los gobiernos, O en cualquier otro aspecto, está moldeado por las energías. Nada existe en el Planeta de los fenómenos, de las fuerzas y de las energías, que no pueda ser controlado por lo espiritual, Aunque los humanos que participen de estas realidades no puedan establecer su control y sean inconscientes al paso de la energía. La verdadera investigación esotérica debe incluir todos y cada uno de los campos de manifestación de la energía.

El estudio y la práctica esotérica revela progresivamente el Planeta de los significados y de las causas que subyacen a los hechos y los sucesos de la vida, y enseña a incorporar todos y cada uno de los pequeños temas personales a una visión mayor, perdiendo De esta forma de vista el yo inferior y descubriendo al yo superior. El verdadero punto de vista esotérico es Siempre el del Todo mayor, y es un continuo adiestramiento para obtener la capacidad de actuar con libertad en el Mundo de significados; no se ocupa de ningún aspecto de la manera mecánica, sino más bien totalmente del aspecto ánima como mediador entre el espíritu y la materia.

El científico que En la actualidad estudia y penetra con tanta rapidez en el Mundo de las fuerzas y las energías es, En realidad, un auténtico esotérico. El místico no es un auténtico esotérico, Porque no se ocupa conscientemente de fuerzas ni de energías, sino más bien de algo indefinido llamado Dios, Cristo, Bienamado…, algo intangible e insustancial hacia lo que proyecta su aspiración. El esoterismo no es de naturaleza mística Y también indefinida. Es una ciencia, esencialmente la ciencia del Ánima de Todas y cada una de las cosas, la conciencia animadora que se halla en la naturaleza toda y en los niveles que están fuera de la zona que Generalmente llamamos naturaleza, y tiene su terminología, experimentos, deducciones y leyes propias. Todo nivel de conciencia, desde el punto de vista del proceso evolutivo, es tangible y está formado de sustancia creadora, con esa sustancia viviente y vibrante de que están hechos los mundos hasta en su nivel más elevado.

La tarea del estudiante esotérico consiste en no prestar atención a la sustancia forma de la existencia y llegar a ser siendo consciente de lo que fue la fuente de producción de la manera, en cualquier nivel específico. Su tarea radica en desarrollar la precisa sensibilidad y contestación a la cualidad de la vida que predomina En cada forma, Hasta que llega, con el tiempo, a conseguir la cualidad de la VIDA UNA que anima al planeta, En Cuya actividad vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

Para lograr esto debe, ya antes que nada, descubrirse la naturaleza de sus energías cualificadas (la naturaleza de los rayos que rigen su existencia, y que más adelante se explican y detallan), las que se expresan Por medio de sus vehículos inferiores de manifestación, y más adelante Por medio de su personalidad integrada. Después de lograda parte de este conocimiento y orientarse cara el aspecto de la vida cualificada, el estudiante esotérico empieza a desarrollar el mecanismo interno y sutil, Mediante el Como puede establecer contacto con aspectos más generales y universales.

Resumen de Contenidos

Las notas claves de la filosofía esotérica son:

1. En la manifestación solo existe energía organizada.

2. La energía prosigue al pensamiento O bien se adapta a él.

3. El esoterista trabaja En la energía y con energías.

El trabajo del esotérico empieza tratando de captar la naturaleza de las energías que tratan de condicionarlo y que se expresan en el plano físico Mediante su personalidad y Cada uno de sus cuerpos físico, emocional y mental. Debe comprender que hay ciertas energías que Aunque El día de hoy las desconoce y no las puede emplear, debe llegar a ser consciente de ellas si quiere penetrar con más profundidad en el Mundo de las fuerzas ocultas, y aprender a diferenciar entre aquellas que son benéficas y las que son perjudiciales, y saber descartar las fuerzas que no debe seguir. Las energías en sí no son buenas ni malas, son los móviles y objetivos con que se ponen en acción los que las otorgan determinadas cualidades.

El esotérico en adiestramiento aspira a ser consciente de la naturaleza de las fuerzas que constituyen el equipo de su personalidad y aprender a diferenciar entre la energía estrictamente física, que responde automáticamente a energías internas y a otras, y las que vienen de los niveles emocionales y mentales de la conciencia, las cuales se enfocan a través del cuerpo etérico. Esto moviliza y energetiza por su parte a su vehículo físico para ciertas actividades.

Debe llegar a ser sensible a las energías impulsoras del ánima que emanan de los niveles mentales superiores, las cuales tratan de controlar las fuerzas de la personalidad y de los tres cuerpos de manifestación, cuando se ha alcanzado cierto grado definido de evolución.

Asimismo debe reconocer las energías que condicionan su medio ambiente, viéndolas no como hechos O circunstancias, sino más bien como energías en acción. Por ese medio aprende a abrirse camino detrás de la escena de los sucesos externos y llega al Planeta de las energías, tratando de hacer contacto y capacitarse para llevar a cabo ciertas actividades. De este modo penetra en el Mundo de significados. Los hechos y circunstancias, los sucesos y fenómenos físicos de todo tipo, son simplemente símbolos de lo que pasa en los mundos internos, mundos que debe penetrar el esotérico, hasta donde se lo deje su percepción; En consecuencia descubrirá secuencialmente mundos que le exigirán su penetración científica.

Los 7 rayos

Para la ciencia esotérica nada hay en la totalidad del Universo manifiesto sino más bien energías, cada una vibrando en una frecuencia particular, y existen siete corrientes de energía, O bien rayos, cuya interacción, a cada frecuencia concebible, crea los sistemas solares, galaxias y universos.

Un rayo es, Según el Profesor DK, “ el término aplicado a un fuerza O bien a un determinado género de energía que pone de relieve la cualidad que exhibe esa fuerza, y no el aspecto forma que ella crea”. Los llama los 7 canales Por medio de los cuales fluye todo lo que existe y dice que Realmente no existe nada en el sistema solar, cualquiera sea su grado de evolución, que no pertenezca ni haya pertenecido a uno de los 7 rayos. Los rayos son siete corrientes Galácticas de Energía. La idea del septenario se repite por todo el Cosmos manifestado.

Los siete rayos se conocen con la siguiente denominación:

Rayos de Aspecto

1. El Rayo de Poder, Voluntad O bien Propósito.

2. El Rayo de Amor-Sabiduría.

3. El Rayo de Inteligencia Activa Autora.

Rayos de Atributo

1. El Rayo de Armonía a través del conflicto.
2. El Rayo de Ciencia Concreta O Conocimiento.

3. El Rayo de Idealismo O Devoción.

4. El Rayo de Orden O Magia Ceremonial.

Las personas y sus rayos

La ciencia de la Psicología tiene su raíz más profunda en el estudio de las influencias de los rayos en el ser humano. Los rayos cualifican a toda la creación, incluyendo la constitución humana. El Alma, la personalidad, el cuerpo mental, el cuerpo sensible O bien astral, y el cuerpo físico, están todos coloreados por uno O bien otro de los siete rayos.

Un rayo confiere, Por medio de su energía, condiciones físicas peculiares y determina la cualidad de la naturaleza astral-emocional, colora el cuerpo mental, y controla la distribución de la energía. El rayo predispone a que el hombre tenga ciertas debilidades y fortalezas y es su principio limitador, dotándolo También de capacidad. Rige el procedimiento de sus relaciones con otros tipos humanos, y es responsable de las reacciones de la forma cara otras formas. Lo colora, le imparte cualidad, le da su tonalidad en la personalidad, en el cuerpo mental y emocional y moldea su apariencia física.

Cada humano es básicamente una expresión de 5 fuerzas de rayo:

1. El rayo del Ánima

2. El rayo de la personalidad

3. El rayo que rige el cuerpo mental

4. El rayo que rige el cuerpo astral O emocional.

5. El rayo que rige el cuerpo físico.

El rayo de Ánima, no cambia Durante un innumerable periodo de años. Los rayos de personalidad y de los cuerpos mental, astral y físico cambian En cada vida en encarnación, y están influidos por subrayos.

Los subrayos califican las cualidades de los rayos principales O mayores. Muy frecuentemente representan las influencias de la vida inmediatamente anterior que Aún afecta a la persona , y con el tiempo Será el rayo mayor el que absorba y reduzca estas influencias.

Las posibilidades de incontables combinaciones de rayos son las responsables de que cada humano tenga tonalidades distintas y de que cada vida ofrezca nuevas oportunidades evolutivas.

Una representación esquemática de los rayos en el ser humano sería:

Alma personalidad c. mental c. astral c. físico

subrayo …subrayo subrayo subrayo

Un ejemplo de representación de rayos con el siguiente esquema:

Dos 4 cuatro 6 interpretación

seis 7 2 siete

Sería una estructura de rayos con:

– Alma 3.

– Personalidad 4, subrayo 6.

– Cuerpo mental 4, subrayo 7.

– Cuerpo astral 6, subrayo 2.

– Cuerpo físico 3, subrayo 7.

Virtudes y vicios de cada rayo

Las características y cualidades de cada rayo en su influencia cara el ser humano pueden estudiarse de una manera muy práctica en sus aspectos de “virtudes especiales”, “vicios” y “virtudes a adquirirse”. Por «vicios» de rayo, hay que entender que los rayos son emanaciones divinas y Por lo tanto perfectas, y lo que hace al vicio del rayo depende del desarrollo limitado espiritual y mental del ser a través del que fluye la energía de rayo.

Primer rayo de libertad y poder:

1. Virtudes Especiales: Fortaleza, valor, perseverancia y veracidad procedente de la absoluta falta de temor; poder de gobernar, capacidad para captar las grandes controversias con amplitud de criterio, y para manejar a los hombres y tomar resoluciones.

2. Vicios: Orgullo, ambición, versatilidad, inflexibilidad, arrogancia, deseo de dominar a el resto, obstinación, ira.

3. Virtudes a adquirirse: Ternura, humildad, simpatía, tolerancia, paciencia.

Segundo rayo amor-sabiduría:

1. Virtudes Especiales: Calma, fuerza, paciencia y resistencia, amor a la verdad, lealtad, intuición, inteligencia clara y temperamento sereno.

2. Vicios: Excesiva concentración en el estudio, frialdad, indiferencia hacia los demás, desprecio por las limitaciones mentales ajenas.

Virtudes a adquirirse: Amor, compasión, altruismo, energía.

Tercer rayo actividad inteligente:

1. Virtudes Especiales: Amplio criterio respecto a Todas y cada una de las cuestiones abstractas, sinceridad de propósito, intelecto claro, capacidad de concentrarse en estudios filosóficos, paciencia, cautela, lo le preocupan las trivialidades ni desea preocupar a otros.

2. Vicios: Orgullo intelectual, frialdad, aislamiento, inexactitud en los detalles, distracción, obstinación, egoísmo, crítica excesiva con respecto a los demás.

3. Virtudes a adquirirse: Simpatía, tolerancia, devoción, exactitud, energía, sentido común.

Cuarto rayo armonía a través del conflicto:

1. Virtudes Especiales: Grandes afectos, simpatía, valor físico, esplendidez, devoción, intelecto y percepción.

2. Vicios: Egocentrismo, preocupación, inexactitud, falta de valor Moral, fuertes pasiones, indolencia, extravagancia.

3. Virtudes a adquirirse: Serenidad, confianza, autocontrol, pureza, altruismo, exactitud, equilibrio mental y ética.

Quinto rayo ciencia y conocimiento:

1. Virtudes Especiales: Declaraciones estrictamente Precisas, justicia (sin clemencia), perseverancia, sentido común, rectitud, independencia, intelecto agudo.

2. Vicios: Crítica mordaz, estrechez mental, arrogancia, carácter rencoroso, carente de compasión, irreverente, lleno de prejuicios.

3. Virtudes a adquirirse: Reverencia, devoción, conmiseración, amor y amplitud mental.

Sexto rayo devoción:

1. Virtudes Especiales: Devoción, concentración mental, amor, ternura, intuición, lealtad, reverencia.

2. Vicios: Amor egoísta y celoso, depende demasiado de los demás, parcialidad, autoengaño, sectarismo, superstición, prejuicios, conclusiones demasiado veloces, arranques de ira.

3. Virtudes a adquirirse: Fortaleza, auto-sacrificio, pureza, veracidad, tolerancia, serenidad, equilibrio, sentido común.

Séptimo rayo de orden, magia y ceremonial:

1. Virtudes Especiales: Fortaleza, perseverancia, valor, cortesía, excesivamente detallista, confianza en sí mismo.

2. Vicios: Formulismo, intolerancia, orgullo, estrechez mental, criterio superficial, excesivo engreimiento.

3. Virtudes a adquirirse: Entendimiento de la unidad, amplitud mental, tolerancia, humildad, benevolencia, amor.

Otra forma de conocer la influencia y manifestación de los rayos es Por medio de los espejismos que los caracterizan en ciertos estados evolutivos

Un espejismo es una distorsión de la verdad y el reflejo defectuoso de una realidad. El espejismo es una cosa sutil que se disfraza tal y como si fuera una verdad. Es poderoso Pues tiene su punto de entrada en esos estados mentales y modos de pensar cargados de emoción, tan familiares, que aparecen de forma automática y constituyen una manifestación prácticamente inconsciente. Es un filtro de la realidad que crea un Planeta de apariencias reales que congela la expansión de la conciencia.

(Para un mayor desarrollo sobre el tema puede consultarse en el Apartado 4.3- El espejismo, del libro “la Senda de la Alegría Interior”, disponible en esta web).

Los primordiales espejismos relacionados con los rayos son los siguientes:

1er. Rayo

El espejismo de la fuerza física.

El espejismo del magnetismo personal.

El espejismo de la autocentralización y la potencia personal.

El espejismo del «uno en el centro».

El espejismo de la ambición personal egoísta.

El espejismo del líder, del dictador y del ilimitado control.

El espejismo del complejo mesiánico en el campo de la política.

El espejismo del destino egoísta, el derecho divino que los reyes exigen en forma personal.

El espejismo de la destrucción.

El espejismo del aislamiento, de la soledad y del retraimiento.

El espejismo de la voluntad impuesta – en otros y en grupos.

2do. Rayo

El espejismo del amor de ser amado.

El espejismo de la popularidad.

El espejismo de la sabiduría personal.

El espejismo de la responsabilidad egoísta.

El espejismo de una comprensión muy completa, que impide actuar correctamente.

El espejismo de la propia conmiseración, espejismo básico de este rayo.

El espejismo de la necesidad mundial, y del complejo mesiánico en el Mundo religioso.

El espejismo del temor, basado en una indebida sensibilidad.

El espejismo del autosacrificio.

El espejismo del altruismo egoísta.

El espejismo de la propia satisfacción.

El espejismo del servicio egoísta.

3er. Rayo

El espejismo de estar ocupado.

El espejismo de la colaboración con el Plan, en forma individual y no grupal.

El espejismo del planeamiento activo.

El espejismo del trabajo Autor, sin motivo auténtico.

El espejismo de las buenas intenciones, las básicamente ególatras.

El espejismo de «la araña en el centro».

El espejismo de «Dios en la máquina».

p>El espejismo de la constante e incierta manipulación.

El espejismo de la propia importancia, desde el punto de vista del conocimiento yeficiencia.

4to. Rayo

El espejismo de la armonía, persiguiendo la comodidad y la satisfacción personales.

El espejismo de la guerra.

El espejismo del conflicto, con la meta de imponer la rectitud y la paz.

El espejismo de una vaga percepción artística.

El espejismo de la percepción psíquica en lugar de la intuición.

El espejismo de la percepción musical.

El espejismo de los pares de opuestos, en su sentido superior.

5to. Rayo

El espejismo del materialismo, de la sobreestimación de la forma.

El espejismo del intelecto.

El espejismo del conocimiento y de la definición.

El espejismo de estar absolutamente seguro, basado en un estrecho punto de vista.

El espejismo de la manera que oculta la realidad.

El espejismo de la organización.

El espejismo de lo externo, que oculta lo interno.

6to. Rayo

El espejismo de la devoción.

El espejismo de la adhesión a las formas y a las personas.

El espejismo del idealismo.

El espejismo de la lealtad y del credo.

El espejismo de la respuesta emocional.

El espejismo del sentimentalismo.

El espejismo de la interferencia.

El espejismo de los pares de opuestos inferiores.

El espejismo de los Salvadores Y también Instructores del Planeta.

El espejismo de la visión limitada.

El espejismo del fanatismo.

7mo. Rayo

El espejismo del trabajo mágico.

El espejismo de la relación de los opuestos.

El espejismo de los poderes subterrenales.

El espejismo de aquello que une.

El espejismo del cuerpo físico.

El espejismo de lo misterioso y secreto.

El espejismo de la magia sexual.

El espejismo del surgimiento de las fuerzas manifestadas

Aparte de la estructura de rayos como fuente de conocimiento de sí mismo y de otros humanos hay que considerar También el foco de polarización y el punto de evolución.

El foco de polarización hace referencia al cuerpo en el que la conciencia se enfoca para aprovechar las posibilidades evolutivas Mas elevadas. Hoy en día la mayor una parte de la población está enfocada en el cuerpo astral, lo que quiere decir que es en el campo sensible donde se sitúa la lucha evolutiva para una gran parte de la población del planeta. Es ya muy extraño localizar a alguien con polarización en el cuerpo físico, que para la inmensa mayoría de la humanidad ha quedado superado y relegado bajo el nivel de la conciencia, lo que no impide que Todavía los apetitos físicos dominen a muchas personas. Tampoco es habitual localizar personas con polarización mental, lo que irá en aumento con el paso del tiempo.

El punto de evolución refleja el grado de luz que han adquirido los cuerpos de manifestación, O bien si se quiere expresar de otra manera, el grado de ánima que infunde a los vehículos. Una pista sobre ello nos la da la influencia de los rayos en función de que se expresen como “virtudes” O como “vicios”.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre