EL MENSAJE MESIÁNICO DE “EL HOMBRE DE ACERO”

0
251

Superman uniendo sus fuerzas con el ejército estadounidense se disponen a evitar la invasión de Zod a la Tierra. Dos gigantes artefactos extraterrestres atacan el eje del planeta para Mudar su atmósfera y adecuarla a la de Krypton, creando un nuevo planeta que mataría automáticamente a toda la raza humana.

Estas escenas (¡y en un contexto invertido!) son de simple comprensión si se comparan con las profecías bíblicas sobre el final de los tiempos. La Biblia dice en el Apocalipsis (21:1-4) que Dios hará «un cielo nuevo y una tierra nueva» Luego de Arrojar a la víbora antigua y a sus seguidores al lago de fuego.

En la película, el alienígena con la víbora en el pecho es obviamente una alegoría a la serpiente antigua (anticristo); y al parecer lidera a un ejército completo en contra de los planes de Dios. (Apocalipsis 16:14).

Después de la brutal batalla de Smallville y de que Superman haya sido atacado por el ejército con la misma violencia con la que han atacado a el resto kryptonianos, Superman sale de entre los escombros y todos y cada uno de los soldados lo miran con estupor. El Coronel Hardy, se planta deltante de Superman y afirma: «este hombre no es nuestro enemigo». ¿La posible referencia bíblica en esta escena? Según la Biblia, A lo largo de la crucifixión de Jesús, cuando muere y toda la tierra empieza a temblar, los soldados observan el cuerpo crucificado de Jesús con temor, y el oficial al mando reconoce en ese momento que aquel hombre era Realmente el Hijo de Dios.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre