«El Tarot». En Luis Alfonso Gámez

0
132

«El Tarot». En Luis Alfonso Gámez

Un arcano es algo realmente difícil de conocer por ser recóndito, secreto O reservado.[1] Por consiguiente, un arcano lo es, Por lo menos en parte, por acción directa de algún conjunto humano O voluntad divina.

1 Misterios contemporáneos
Dos Misterios del tarot
repaso Referencias
4 Bibliografía

Misterios contemporáneos[editar]

Un arcano tradicional son algunas cuestiones militares, entre ellas Quizás la más conocida por el público Generalmente es lo que se prueba en ciertas áreas de la base de Nellis, en específico la 51, cerca de Groom Lake, en Nevada. Las prohibiciones para entrar y La gran extensión de la base, Solo en 1995 se compraron 4000 acres de terreno para ampliar el perímetro de dicha área (Sagan, 1997, p. 114), hace del lugar un sitio recóndito y todo cuanto se prueba allá queda muy escondo, el terreno está rodeado por cadenas de colina y montañas.

Siguiendo la línea precedente, otro arcano es la existencia, Si bien Solo fuese como prototipo, del aeroplano denominado Proyecto Aurora. De dicho aeroplano se tuvieran las primeras pistas de su existencia, ya sea en fase de anteproyecto O proyecto, en los presupuesto fiscales estadounidenses de 1985; cuando se le asignaban bajo el epígrafe Proyecto Aurora a Lockheed, predecesora de la Lockheed Martin, la suma de 1.200 millones de dólares, una cantidad muy elevada para aquella temporada (Guerrero, 1985, p. 6). De este presunto aparato se escribió (Sagan, 1997, p. 115):

Si existe, es asombroso que se haya intentado encubrir oficialmente su existencia, que el secreto pueda ser tan efectivo y que el aeroplano pueda ser probado O bien repostar en todo el mundo sin que se publique unas sola fotografía O una prueba fehaciente. Por otro lado, si la Aurora no existe, es asombros que se haya propagado un mito de manera tan vigorosa y haya llegado tan lejos.

Misterios del tarot[editar]

La baraja del tarot contiene múltiples Misterios, caso de los Misterios mayores conocidos en el siglo XV como cartas de triunfo, desde su creación a finales del siglo XVIII, 1781.[2]

Inicialmente, los triunfos en la baraja se utilizaban como cartas de poderes especiales, Por poner un ejemplo para Cambiar la dirección del juego, Posteriormente dichas cartas se englobaron en un quinto palo y se le cambió el nombre por el de Arcanos mayores. No se ha podido recabar información sobre cuándo se realizó el cambio ni quién O bien quiénes fueron los innovadores.[2]

↑ a b Cavanillas, Javier (veintisiete de abril de 2010). «El tarot».

↑ Real Academia Española (2001). «arcano». Veintidos edición del Diccionario de la Real Academia. Madrid: R.A.E.. Consultado el veinte de diciembre de 2012.
↑ a b Cavanillas, Javier (veintisiete de abril de 2010). «El tarot». En Luis Alfonso Gámez. Escépticos en Punto Radio Bilbao. Punto Radio. Consultado el veinte de diciembre de 2012.
Bibliografía[editar]

Cavanillas, Javier (2009). El tarot, ¡Vaya timo!. Pamplona: Laetoli. ISBN 9788492422159.
Guerrero, Juan Antonio (1985). «Aurora, el caza secreto». Bien interesante (51).
Sagan, Carl (1997). El Planeta y sus demonios. Barcelona: Planeta. ISBN 84-08-02043-9.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre