Entrevista / Paco Rabanne

0
76

Resulta bastante difícil explicar una conversación con Paco Rabanne, Porque Rabanne de un golpe reinterpreta la historia de la humanidad. Como suena y en resumen: Cristo vino al Mundo en el peor momento, nacía la más desgraciada era del hombre, Piscis. Fuimos mentirosos y ruines hasta 1994, año en que, a Dios gracias, se inició el cambio. 2010 Va a ser la fecha esperada: tiempo de Acuario, el hombre reencontrará su espíritu, nacerá el homo espiritualis, la cuarta dimensión. Ya comprenderán que hay que saber física para interpretarlo. El modisto Asimismo cuenta cosas como su amistad con san Pablo, El mismo san Pablo evangelista (misógino recalcitrante, por cierto): Pues la memoria de Rabanne se remonta 7.000 años atrás. O bien También la primera vez que Dios se le apareció, que fue en un campo de fútbol, O bien los mensajes de la virgen María y más cosas: nada que envidiar lo de este hombre a los éxtasis de la santa Teresa. Te lo cuenta desde unos ojos coléricos gris azulados y, cuando te tiene ya atrapada (¿o Va a ser más adecuado decir alucinada?), suelta una carcajada profunda. La entrevista sucedió a media tarde en los transitados salones del hotel Ritz de Madrid. Imagino Cómo puede ser un encuentro con él en plena noche oscura. Creo que no me agradaría del todo. Paco Rabanne, que nació Francisco Rabaneda en 1934, San Sebastián, es ciudadano Español exiliado en Francia desde los cinco años. Allá marchó con la madre viuda, que Todavía tardaría 15 años en saber de la muerte de su esposo desaparecido: Santoña, 1937, militares fusilados por la República. A la edad de siete años conoció el pequeño el Planeta de arriba. Ya Nunca bajó de allá. Medró entre mujeres adorables y estudió para arquitecto. Para costearse la carrera diseñó joyas y, De este modo metido en harina, revolucionó la moda de París con vestidos de metal y modelos de color Jamás antes vistos. Él cree que es modisto Pues ellos De esta manera lo quisieron. -¿Ellos, quiénes?
-Los de arriba, el Planeta espiritual: ellos. Y al decirlo alza temeroso la vista al cielo. En su repertorio de gestos figura cuanta imaginería existe: 2 dedos levantados juntos, manos en el corazón, muñecas encadenadas, caras de delirio. Su atuendo También ayuda, casulla negra sobre camisa gris ribeteada y sin cuello: pantalón de fraile, ni un adorno se permite. Ahora Paco Rabanne es un señor famoso, y como es famoso la gente se cree lo que cuenta: lo confiesa él de sí mismo. Hace doce años traspasó su empresa a la familia Puig de Cataluña, que anda horrorizada de sus premoniciones y encantada de sus ventas. El modisto vive bien, vive de un sueldo, afirma que la materia es el averno y vino a España a presentar su línea de accesorios; mejor dicho: su Universo. Él crea, y con el dinero que le sobra mantiene a sueldo a unos monjes cistercienses, que procuran muerte digna a los enfermos de sida en Francia. Pregunta.-Perdone mi confusión, ¿ha venido a presentar bolsos O a anunciar el fin del Mundo?
Respuesta.-A presentar una línea de accesorios, bolsos, gafas, pinturas. La tercera generación de Puig desea desarrollar la línea de complementos de moda.
«Jesucristo llegó en el peor instante y afirmó: no juzgarás, No matarás. Y El cristiano esclavizó a su mujer»

P.-Afirma que su memoria le remonta a vidas precedentes, 7.000 años atrás pasando por san Pablo.

P.-¿Usted no había dicho que el Mundo terminaba en el 2000?
R.-No, qué va, lo que sucede es el fin de una era, Piscis: un tiempo se marcha y otro nuevo llega. Ahora mismo vivimos lo que Cristo denominó tiempo reducido, que es el período de cambio y confusión, de crimen, A fin de que otro tiempo renazca: esto terminará en el 2010. P.-Ah, ¿y Será entonces cuando conoceremos el poder de esa mujer nueva, fuerte y sensual al tiempo?
R.-La mujer ya no es esa muñeca ridícula, pintada como una puta para deleite del guerrero masculino. Se terminó. El hombre y la mujer ya no se diferencian. P.-Y este cambio, ¿cómo se plasma en un perfume?
R.-Mis perfumes ahora son andróginos, hechos a base de naranja amarga, pomelo, aromas efervescentes. Valen para personas jóvenes de espíritu, como yo: me siento con 17 años. P.-Rabanne, ¿y usted Por qué está tan seguro de lo que las mujeres sintieron Durante estos miles de años Piscis?
R.-Obvio, existía una ley impuesta por Dos religiones monoteístas, musulmanes y judíos, que mantenían que la mujer no tenía ánima y era Solo complemento del hombre. 2000 años de engaño: Piscis fue la era más fea de la civilización. Jesucristo llegó en el momento más bastante difícil de la historia, y afirmó: no juzgarás, no matarás. Y qué hace el cristiano: el macho esclaviza a la mujer y la juzga. Las cosas han cambiado: abandonamos la era de hierro, entramos en el oro. P.-Qué afortunados somos.
R.-Sí, Pero nos quedan estos años bastante difíciles, de cambio. P.-Afirma que su memoria le remonta a vidas precedentes, 7.000 años atrás pasando por san Pablo. ¿Es responsable el paulismo de la sumisión de la mujer A lo largo de toda esa era?
R.-Sí, sí. Hace 2000 años yo estaba en Palestina, allá conocí a un soldado romano muy malo, que odiaba todo lo femenino. Eliminó todo elemento femenino de la religión de Cristo, en cuya cosmogonía existían dios padre, dios madre y dios hijo, y todos eran iguales. Él borró a la diosa madre y plantó al espíritu santo. En Cristo el amor que brota de la madre y el padre es la ley que todo lo anima. San Pablo transformó todo eso Pues odiaba a las mujeres. Maltrató a María Magdalena que huyó con Santiago a Francia, y a la virgen María que huyó con Juan a Éfeso Porque no podía soportar la locura de Pablo. Ja. P.-Habla usted de ellos como si los hubiera visto ayer mismo.
R.-Los conocí muy bien (emite una de esas carcajadas). P.-Toda esta memoria dice que la recibió a los 7 años, ¿qué fueron esos fenómenos sobrenaturales que vivió entonces?
R.-Yo fui educado entre una mujer pragmática y política, mi madre, y otra católica ferviente, mi abuela. A los siete años sufría de insomnio, e intenté parar el tiempo: jiuuu… salí de mi cuerpo, pasé por ese túnel y me encontré en un cielo fabuloso de luces donde los maestros me enseñaron todo. Así que cada noche, jup, salía. Todo el Mundo puede probar lo mismo, yo no soy un gurú: cada ser humano tiene dentro el Planeta entero. No trato de persuadir, Solo comunico y digo, como Cristo: todo lo puedes lograr en tu corazón, vendrán a mí los que tienen ánima de niño, los simples de espíritu, los que son capaces de maravillarse.
«El hombre es tonto, un niño imbécil. Mira De qué manera visten: como pingüinos. La mujer Tiene libertad, es el sexo fuerte»

P.-También fue a esa edad cuando le nació esta tendencia espiritual y mística que…
R.-No, yo no soy místico. He estudiado las posibilidades del cuerpo humano: tenemos cinco sentidos y precisamos alguno más para lograr la verdad. La noción de Dios me llegó muy tarde, a los veinte años. Tuve una experiencia increíble y vi a Dios. P.-No me diga, cuénteme Cómo fue.
R.-Ah ja… en un partido de futbol. Llovía muchísimo en el campo y yo rezaba: Dios, si tú existes, muéstrate. Y jiummm… la lluvia se paró y brilló un arcoiris terrible y jiummm… yo salí de mi cuerpo y subí. Desperté en el campo y la lluvia empezó Nuevamente a caer y yo tenía una alegría tan grande en mi corazón… la alegría de ser eterno. Dios se me había manifestado por primera vez en la vida. P.-Ah, entonces le ha sucedido más veces.
R.-Sí, ha habido otras diferentes. P.-Dice Rabanne en su libro más reciente, La iluminación del budismo, que la meditación es una práctica al alcance de todos.
R.-Claro, yo le pedí al fraile Rimpoché que me explicara De qué forma podía resolver mi incapacidad para cruzar las piernas en el suelo. Él me afirmó, ah, vosotros los europeos, la civilización de la silla (Rabanne Además de esto, se sienta en el borde; rígido, las rodillas cayendo al suelo): puedes hacer meditación caminando, sentado, echado en la cama; Sólo Precisas hacer extracción de tu mente y dejarte llevar. P.-En Occidente, de instante, Solo interesa a la gente rica.
R.-A mí el budismo no me interesa. Los principios de Buda, que no es un dios, que es un camino, están recogidos ya en el Padrenuestro: «Hágase tu voluntad y no la mía». P.-Rabanne, usted mismo se pregunta Por qué se va a haber dedicado a este oficio de la moda, paradigma de lo efímero.
R.-Yo no quería, estaba estudiando arquitectura, y para pagarme mis estudios diseñaba alhajas, dibujos, botones y joyas que vendía a los modistos. De esta manera conocí a Balenciaga, Givenchy, Cardin y otros. Un día tuve la idea de presentar doce modelos imponibles en materias contemporáneas como el plástico y el metal, sobre mujeres negras. Fue tal el escándalo, que continué en la moda. Como arquitecto Nunca me hubieran escuchado. Ahora en cambio soy un modisto famoso en todo el planeta, gano mucho dinero merced a los Puig y hablo de mi verdad. P.-Y la gente le da crédito Pues es usted un notable.
R.-Claro, la gente me escucha Por el hecho de que soy conocido. Al arquitecto no le hubieran escuchado. P.-O sea, que su vocación última es provocar y Por eso escoge la moda.
R.-No, yo no he provocado nada en la moda. Los grandes instantes de la civilización humana se suceden cuando existe armonía entre las artes mayores y las menores. Esto sucedió en los años sesenta, abiertos a un Cosmos tan moderno. Yo quise armonizar la moda con las artes mayores y tuve un éxito y una fama inmediatos, que yo no buscaba. P.-¿Y qué opinan sus empresarios de que ande por ahí predicando?
R.-A los Puig les da muchísima rabia que hable de Todas y cada una estas cosas, Pues no son buenas para la moda, dicen. Un día me ordenaron: basta, tienes que parar. Bien, les hice caso, era enero del 94. En febrero recibí una llamada de Canadá, una mujer que quería verme: era una monja estigmatizada que veía a la Virgen todos y cada uno de los días. Llegó a París y tuvo un éxtasis y me comunicó lo que la Virgen afirmaba llorando: «Habéis entrado en La enorme tribulación, el apocalipsis empieza», que es lo que vivimos. «Decidle a Paco Rabanne que no deje de Charlar, que no tema, que le protegemos». Entonces fui a Puig y le dije que lo sentía, Pero que la virgen me había pedido que continuara hablando. P.-Vaya, imagino De qué manera se habrán quedado. Rabanne, si lo material es el infierno, ¿por qué contribuye a agrandarlo?
R.-El averno está Acá. Pero estamos en un sistema en el que hay que trabajar, yo no soy un monje ni un santurrón; soy un hombre que se gana a duras penas la vida. No tengo dinero, no tengo coche, no tengo casa ni nada, Para qué. Vendí todo a los Puig hace 12 años. Tengo un salario, estoy Siempre y en toda circunstancia en números rojos, vivo en un apartamento de los Puig. P.-¿Es verdad que vive tan humildemente?
R.-No, yo vivo muy bien. Hay obreros que viven peor. Yo vivo trabajando, me gusta mucho la moda y su gente. Me gusta escribir, dar conferencias. P.-¿A quién le da entonces su dinero?
R.-Por ejemplo, a los monjes cistercienses que han abierto casas en Francia para los enfermos de sida que mueren abandonados en los hospitales. Les doy dinero para comprar las casas y les pago un sueldo, y ellos rezan Hasta el momento en que los enfermos terminan su vida. P.-Paco Rabanne no es partidario de hacer moda para el hombre Porque «el hombre carece de interés», ¿qué interés tiene entonces Paco Rabanne en crear para el hombre?
R.-El hombre es un tonto, un pequeño imbécil: mira De qué manera van vestidos (hace un gesto señalando a su alrededor): como pingüinos. La mujer tiene una libertad… es el sexo fuerte. Pero yo hago moda para todos, me gusta crear, dibujar. P.-Me preguntaba si este menosprecio le vendría Asimismo de su infancia: el hombre reunía todo lo malo: el crimen, la guerra, el odio…
R.-No, no creo que haya un fundamento psicológico en mis opiniones. Prefiero observar mi civilización. Es verdad que viví mi infancia rodeado de mujeres, maravillosas, y que me ha faltado la imagen del padre, que ni lo conocí. P.-Debió de ser duro vivir una infancia y una adolescencia con el padre desaparecido.
R.-Para un niño resulta difícil crecer sin esa imagen de varón, mi hermano y yo pasamos momentos duros; Mas mi madre tenía muchísima fortaleza. No, no necesito ningún apoyo psicológico: la vida me hace mucha gracia. P.-Su padre había hecho con Franco la guerra del Rif, y no era un militar político, ¿lo mataron Por el hecho de que sabía demasiado?
R.-Mi padre desapareció Porque era un militar de carrera de los tiempos de Alfonso XIII y después permaneció leal a la República. Fue fusilado en Santoña en el 37. Yo marché a Francia con mi madre. Los soldados franceses nos robaron todo y nos internaron en un campo de concentración. No nos quedó ni un recuerdo de España, a ella le sacaron hasta la última fotografía de mi padre: ¿te imaginas el horror que vivió aquella mujer de 29 años, viuda y con cuatro hijos, enamorada, sin siquiera una foto de su amor? P.-Dígame, una vez que supieron de su destino y les entregaron su carta de despedida, ¿cómo fue capaz de guardarla tantos años sin leer?
R.-Mi padre se la había dado al capellán de la cárcel, que se la entregó a mi madre en los 50, y yo no pude leerla hasta el año pasado, que fui a Santoña a un homenaje. Me emocionaba demasiado, no llegaba ni a la primera oración. Es enorme el amor que le guardo a la memoria de mi padre. P.-Como a él lo ejecutaron, a usted, en otros tiempos, le hubieran quemado por hereje, ¿no le semeja?
R.-Sí, me lo han dicho alguna vez: De esta forma es su caridad cristiana. P.-Por visionario. Afirma que esta vuelta al pasado que vivimos tiene que ver con el temor al futuro, ¿qué es eso tan malo que la gente intuye del futuro?
R.-Hemos cambiado de era: Acuario ha llegado. Y hay otra cosa más importante: el hombre va a abandonar la tercera dimensión, su condición de homo sapiens, para entrar en un cuarto plano: el homo spiritualis. Es un momento increíble, y la gente lo siente de una forma confusa y tiene temor al cambio, que muchos no podrán lograr Pues emiten ondas muy bajas. El Planeta va a subir a vibraciones muy altas. P.-Quien está confundida, y perdone, soy yo: ¿está usted diciendo que va a volar?
R.-Pero no… Cristo decía que la ley del amor Va a ser eficaz cuando nos crucemos con el hombre que lleva el agua: Acuario: vamos a entrar en la verdadera ley de Cristo. P.-¿Todo esto debe ver con el retorno a la vida simple de la que hablan los americanos?
R.-Sí, claro. Hay que volver a la materia biológica, sencilla, a lo que no tiene veneno. P.-¿Ha pensado qué tejidos empleará cuando la lana, la seda y otras materias no existan?
R.-Ya hemos empezado a usar esos tejidos. No hablamos de tejidos sintéticos, sino técnicos. P.-¿Contaminan?
R.-No, Al contrario: protegen y curan el cuerpo, son antialérgicos. Las fábricas ya están haciendo pruebas. P.-Rabanne, ¿es usted más un modisto O bien un inventor?
R.-Ni una cosa ni la otra, soy un hombre de la curiosidad: me gusta saber Por qué razón.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre