Espiritualidad católica: darse cuenta de la belleza del matrimonio sacramental

0
27

¿Por qué casarse en una iglesia? Esa es una pregunta que tiene una relevancia creciente para muchos católicos. Con viajar mucho más fácil hoy, «bodas de destino» se están volviendo mucho más populares. Pero si una iglesia es solo un hermoso escenario para la boda, nos estamos perdiendo el punto.

La verdadera razón de una «boda de iglesia» es celebrar un sacramento. Ya sea que esté recién comprometido o sea un veterano de matrimonio, comprender lo que significa vivir en el Sacramento del Santo Matrimonio puede aportar un nuevo nivel de significado y belleza a su vida.

¿Qué significa llamar al matrimonio un sacramento? Un sacramento es un signo sagrado instituido por Cristo que da gracia. Un signo sacramental es una representación física de una realidad espiritual. Pero no es solo un símbolo. Los signos sacramentales en realidad producen lo que significan. Ese es el poder de un sacramento.

Entonces el Bautismo es la señal de ser limpiado del Pecado Original y ser bienvenido nuevamente a la Familia de Dios. El agua del bautismo, una señal de limpieza, en realidad hace que todo eso suceda.

¿Una señal sacramental?

La Biblia usa el matrimonio como un signo del amor de Dios por Dios. Su iglesia Jesús es el novio que espera unirse a su novia. La Iglesia es la novia que se está preparando para amar a su esposo. Israel a menudo se representa como la esposa infiel en el Antiguo Testamento. La revelación termina con la imagen de la gran fiesta de bodas, una imagen que Jesús también usa en sus parábolas.

El matrimonio es el signo sacramental del amor de Dios por su Iglesia.

¿Qué nos dice este signo? Es una gran descripción del tipo de relación que Dios quiere tener con nosotros. Dios no está buscando una relación fría entre los esclavos y el amo. Ciertamente no quiere a la lejana «hada madrina». relación en la que a menudo caemos. Dios quiere una relación real con nosotros. Una relación llena de confianza, intimidad y amor.

El matrimonio como un signo del amor de Dios por nosotros también nos muestra que nuestra relación con Dios está destinada a construir de la misma manera que nuestras otras relaciones. Comienza con confianza, se construye con intimidad, se solidifica con compromiso y da fruto en el amor. Vemos esta misma progresión en la historia de la salvación en la Biblia. También vemos estos mismos pasos de relación en las virtudes teologales. La esperanza es confiar en Dios. La fe es intimidad y compromiso. La caridad es amor. El matrimonio es un signo hermoso y profundo de nuestra relación con Dios.

Lo que significa

Pero como todos los signos sacramentales, el matrimonio no es solo un recordatorio poético de Dios & # 39; s amor. Los signos sacramentales producen lo que significan. El matrimonio hace que el amor de Dios por su pueblo sea real y presente.

Hace esto en primer lugar enseñando a los cónyuges a amar como Cristo ama. El matrimonio es una vocación, al igual que el sacerdocio y la vida religiosa. Todas las vocaciones son un llamado a amar como Cristo nos amó en la Cruz. En otras palabras, son un llamado a hacernos un perfecto regalo de amor para los demás.

Segundo, es la naturaleza del amor expandirse. Este proceso de aprender a amar crea perfectamente un ambiente de amor. La pareja trae nueva vida a este ambiente de amor y crea una familia. Sus esfuerzos por amar desinteresadamente se expanden para incluir a sus hijos, y les enseñan a amar a sus hijos. Cuando un hombre y una mujer conciben una nueva vida, no realizan un acto biológico de reproducción. Cooperan con Dios para crear un alma inmortal, un alma con un destino eterno. Luego cooperan con Dios para nutrir y moldear esa alma, para ayudar a sus hijos a convertirse en las obras maestras que Dios pretende que sean.

Cuidan a sus hijos en el amor familiar y los llevan al amor de Dios. Los niños primero llegan al amor de Dios a través del amor de la familia. Es por eso que la Iglesia llama a la familia la «Iglesia doméstica». Las familias llevan a sus hijos al bautismo, haciéndolos miembros de la familia de Dios. Luego les enseñan a sus hijos cómo ser discípulos de Jesús y cómo vivir como hijos de Dios.

Como familia, traen su amor a la sociedad en general, por lo que el amor se expande aún más.

… que da gracia

La parte final de la definición de un sacramento nos dice que su propósito es dar gracia. ¿Qué gracia nos da el sacramento del matrimonio?

Primero, necesitamos entender qué es la gracia. La gracia es el regalo gratuito (eso es lo que la gracia significa literalmente) de la presencia de Dios en nuestras almas. La gracia hace posible una relación íntima con Dios tanto porque Dios está presente para nosotros como porque la gracia nos da poder.

¿Qué gracia nos da el Sacramento del Matrimonio? La gracia del matrimonio se centra en la virtud teológica de la caridad. La caridad nos ayuda a amar a un Cristo ama.

Piensa en esto: ¿qué nos sucedería si realmente amáramos como Jesús amó? Jesús nos amó sacrificando todo por nosotros. Se derramó por nosotros en la Cruz: su divinidad, su dignidad, su propia vida.

Ahora, tú y yo somos mortales. ¿Qué pasaría si tratamos de amar a nuestros cónyuges y a nuestros hijos de esta manera? Nos derramaríamos … y no quedaría nada. Eso no es realmente una relación.

Pero ¿y si pudiéramos amar con el amor de Dios, quién es infinito y eterno? Si pudiéramos unir nuestro amor a Dios (s), podríamos amarlos como Dios ama, derramándonos por completo y constantemente sin agotarnos nunca. Eso es parte del mensaje de Resurrección. Esa es la gracia que nos da el Sacramento del Santo Matrimonio.

Esta gracia opera en nuestra vida práctica diaria inspirándonos a hacer sacrificios, dándonos alegría en momentos en los que normalmente encontraríamos intentos. Debido a que todavía somos seres humanos pecaminosos, la gracia también incluye el poder de la curación y el perdón.

Pero este tipo de amor no es instantáneo. Ni por asomo. Es un proceso. La vocación es aprender a amar como Cristo ama. La gracia nos fortalece para la misión. El matrimonio nos da a la mayoría de nosotros a nuestra «escuela de amor». en el que practicar Este es el poder, el significado y la belleza del matrimonio sacramental.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre