Estudió Las Primeras Letras En Pistoia

0
40

Clemente IX (Pistoia, veintisiete O bien 28 de enero de 1600 – Roma, nueve de diciembre de 1669), fue el papa n.º doscientos treinta y ocho de la Iglesia católica entre 1667 y 1669.

1 Orígenes y formación
2 Carrera eclesiástica 2.1 Episcopado
2.Dos Cardenalato

3.1 Canonizaciones

4.1 Características de sus libretos
4.2 Su relación con los dramaturgos españoles
4.Lección Sus obras

Nacido Giulio Rospigliosi, era hijo de Giacomo Rospigliosi, miembro de una antiquísima familia lombarda, y de su esposa Caterina Bisi. Estudió las primeras letras en Pistoia, en cuyo seminario recibió las órdenes menores cuando Aún no había cumplido los catorce años. Se trasladó al Collegio Romano, donde se licenció en artes liberales. En la Universidad de Pisa se doctoró en teología, filosofía y derechos civil y canónico en 1623.

En 1634 acumuló a sus cargos el de secretario de “breves a los príncipes”.

Se ignoran las circunstancias de su ordenación sacerdotal. Hasta 1625 fue Maestro de filosofía en exactamente la misma Universidad de Pisa. Trasladado aquel año a Roma, ingresó en la curia a las órdenes de Antonio Barberini el viejo, cardenal del título de S. Onofrio y vicario general de su hermano el papa Urbano VIII. La relación con la poderosa familia Barberini resultó determinante para la formación y la futura carrera de Rospigliosi. En 1632 fue nombrado referendario en los tribunales de la Signaturas Apostólicas de Justicia y Gracia y Después secretario de la Congregación de Ritos y delegado a latere en la legación de Aviñón. En 1634 acumuló a sus cargos el de secretario de “breves a los príncipes”. En 1636 fue designado canónigo de la Patriarcal Basílica Liberiana y al año siguiente vicario de la misma y consultor-canonista de la Penitenciaría Apostólica.

Episcopado[editar]

El veintinueve de marzo de 1644 fue consagrado obispo titular de Tarso en la capilla de Pío V de la Patriarcal Basílica Vaticana. De manera inmediata después fue designado nuncio en España, cargo en el que permaneció nueve años. De regreso a Roma en 1653, llevó una vida retirada, interrumpida Solo por el nombramiento de gobernador de la urbe por parte del Sacro Colegio Cardenalicio A lo largo de la sede vacante de 1655. Este año el nuevo papa Alejandro VII le nombró Secretario de Estado, cargo que ostentó A lo largo de doce años, Hasta que él mismo fuera elegido papa,

Cardenalato[editar]

Fue nombrado cardenal presbítero del título de S. Sisto el 23 de abril de 1653.

En el cónclave que siguió a la muerte de Alejandro VII resultó escogido papa. Era el 20 de junio de 1667. Seis días después fue coronado en la Patriarcal Basílica Vaticana por el cardenal Rinaldo d’Este, protodiácono de S. Nicola in Carcere Tulliano.

Nada grandioso ocurrió a lo largo del breve pontificado de Clemente IX, más allá del ajuste transitorio de las disputas entre la sede romana y los prelados de la iglesia galicana que rehusaban unirse a la condena de los escritos de Jansen.

Fue un mediador A lo largo de la paz de Aquisgrán que puso fin a la guerra entre Francia y España por el Franco Condado (1668). El seis de diciembre de 1668, con la bula Romanus Pontifex, suprimió la orden laica de los jesuatos de San Gerónimo, los eremitas de San Girolamo y los canónigos regulares de San Jorge in Alga. Sus bienes fueron otorgados a la república de Venecia.

Bajo Clemente IX Gian Lorenzo Bernini terminó la construcción de la columnata de la Plaza de San Pedro de la ciudad de Roma. Asimismo hizo construir el primer teatro de ópera de la urbe, y para la inauguración del mismo Durante las fiestas de carnaval de 1668 encargó a Antonio Maria Abbatini, Maestro de coro de la Capilla Sixtina, la música del drama religioso La Baltasara[1] que el propio papa había traducido libremente del De España al italiano. La dirección del espectáculo También fue encomendada a Bernini.

A lo largo de su breve pontificado creó doce cardenales en tres consistorios, el último de los que (con 7 cardenales nombrados) Solo siete días ya antes de su muerte. En efecto, enfermó súbitamente de gravedad al conocer la noticia de la caída de la fortaleza veneciana de Candia (Creta) ante los turcos.

A lo largo de su pontificado Clemente IX canonizó a María Magdalena de Pazzi (1669) y a Pedro de Alcántara (1669).

Carrera como libretista[editar]

Rospigliosi desarrolló una importante carrera como autor de libretos operísticos, que se prolongó en sus años de cardenal y papa. Poco tras lograr el doctorado en jurisprudencia y filosofía, vuelve a Roma donde es llamado para formar una parte del gobierno de Urbano VIII, que había llegado al poder en agosto de 1623. Junto a él, llegó También Giovanni Battista Doni. Los dos formaron parte de un círculo de intelectuales interesados en el teatro de la antigüedad y de la música nueva. Este círculo estaba, También, formado por los poetas Domenico Mazzocchi, Luigi Rossi y Stefano Landini. Por año siguiente, Urbano VIII viaja a España con una delegación de la que forma parte Rospigliosi. Entonces Giulio toma contacto con las obras de Lope de Vega que le influirá enormemente. La delegación vuelve a Roma en 1626. Volverá a España en 1644 quedándose hasta 1653 como nuncio papal en la Corte de Madrid.

En 1630 escribe junto a J. H. Kapsberger una obra navideña dialogada I pastori di Betlemme. A esto, le Proseguirá una inmensa producción realizada para la familia Barberini que constará de Por lo menos de once libretos para óperas y diferentes versos para los intermedios. Solo sus operas más tempranas Il Sant’Alessio y Erminia sul Giordano se representaron fuera de la ciudad de Roma. Siguiendo la tradición de las obras del instituto jesuita y de los libretos florentinos de la década de 1620, los argumentos de 6 de sus libretos están relacionados con la vida de los santos, Si bien eran representados en palacios privados durante el carnaval. En 1636 es nombrado canónigo en la basílica de Santa María Maggiore, donde tuvo cierta responsabilidad sobre su creación musical.

Características de sus libretos[editar]

– Recitativos creados con 7 y once sílabas propio de la época. Las líneas de 7 sílabas servían para construir los clímax y una línea compuesta por once sílabas para los diálogos, narrativas y pasajes graves.El estilo recitativo pierde sublimidad.
– En las arias mantiene las convenciones
– Rítmicamente mantiene el ritmo de los versos. Con ellos, consigue diferenciar los finales de las líneas y cada una de ellas, así como los párrafos y las distintas secciones musicales.
– Por medio de la dicción crea unidades de sentido completo que determinan la situación de las cadencias.
– No mantiene las unidades aristotélicas de tiempo, sitio y acción. De hecho en muchos de sus libretos no está bien definido el tiempo, Puesto que es un elemento que no le importa.
– Modificación de los 5 actos tradicionales por 3
– Tramas muy complejas con líneas paralelas
– Incorporación por primera vez de personajes cómicos.
– Cada personaje canta Según el rango que le compete
– Importancia de la canzoneta
– Se resaltan los momentos dedicados al canto arioso, los lamentos de las protagonistas y las ariettas cómicas serviles.

Su relación con los dramaturgos españoles[editar]

Tanto durante el viaje que efectuó a España en 1623 como en su estancia en la Corte de Madrid, Rospigliosi estuvo en contacto con los dramaturgos españoles. Durante su primera visita, conoció a Lope de Vega y años Más tarde a Calderón de la Barca. Fue a este último, al que animó a escribir el libreto de un melodrama. El resultado fue la comedia titulada La fiera, el rayo y la piedra, estrenada en julio de 1652 en el Coliseo del Buen Retiro. Esta relación Asimismo inspirará la obra Fortunas de Andrómeda y Perseo, cuya loa recuerda en temática y en personajes al prólogo de la obra de Rospigliosi titulada Il Palazzo Incantato. A su vez èsta estaba con libertad basada en un episodio de la obra Orlando furioso de Ariosto, que veinte años ya antes había inspirado a Lope de Vega en su comedia las Locuras de Orlando.

Como consecuencia de estas relaciones, se da una influencia recíproca que se ve en los libretos que Rospigliosi lleva a cabo en Roma, tras su estancia en Madrid. Un cambio importante es la disminución de actos en sus obras quedando en tres. A partir de 1654, se empieza en su producción lo que Romeio llamó “ciclo español”. Esto conllevó la reducción de elementos escenotécnicos consiguiendo la austeridad necesaria para centrar la atención en la acción, el argumento y el texto. Más en concreto el argumento de las obras Dal male il bene y Le armi e gli amori están basadas en obras españolas, y La Vita Humana tiene grandes afinidades a los autos sacramentales de Calderón de la Barca, logrando hacer del teatro un vehículo de propaganda de los valores católicos. Por último, el argumento de la Baltassara O bien Cómica del Cielo está relacionada con un hecho ocurrido en España que También inspiró a Luis Vélez de Guevara, Antonio Coello y Francisco de Rojas Zorrilla, para su obra Baltasara publicada en 1652.

Sus obras[editar]

Giovanni Francesco Guitti.

(drama musical)

(música editada en 1637)

Chi soffre speri (comedia en música)

Quatro Fontane 1642

Quatro Fontane en honor a Maffeo Barberini y su nueva mujer

Quatro Fontane 1656 en honor a Cristina de Suecia

Clemente IX murió en Roma el nueve de diciembre de 1669. Fue sepultado en el suelo de la Patriarcal Basílica Liberiana (Santa María la Mayor) bajo una lápida con el simple epitafio Clementis IX Ceneres (Cenizas de Clemente IX). Su sucesor, Clemente X, mandó construir en exactamente la misma basílica un espléndido cenotafio en su honor.

Las premoniciones de San Malaquías se refieren a este papa como Sidus olorum (La estrella de los cisnes), cita que al parecer hace referencia a que nació cerca del río Stellata (stella = “estrella”) y a que a lo largo del cónclave que lo eligió ocupó la Cámara de los Cisnes en el Vaticano.

↑ Drama basado en la vida de Francisca Baltasara, la Baltasara, famosa comedianta que se convirtió en eremita, escrito a tercios por Luis Vélez de Guevara, Antonio Coello y Francisco de Rojas Zorrilla Ver en Instituto Cervantes.
Bibliografía[editar]

– Bianconni, Lorenzo:Historia de la Música 5, s XVIII, Madrid:Turner Música,1986, pp.166-167
– Chávez Montoyá, María Teresa :”Una fábula escénica para el cardenal Antonio Barberini:Il Pallazzo incantato de Guioulio Rospigliosi”. La comedia de caballerías: actas de las XVII jornadas de teatro clásico de Almagro. Felipe B. Pedraza Jímenez, Rafael Gónzalez Cañal y Elena Marcelo (ed.). Almagro: Ediciones de Castilla-La Mancha 2006, pp. 179-ciento ochenta y nueve
– Chávez Montoyá, María Teresa: “Las rimas el color y el canto engañarán las almas con deleitoso encanto:Baccio del Bianco, Giulio Rospigliosi,y las fortunas del parlar cantando en el teatro calderoniano” en Criticón, 2003, pp. 161-174
– García Gonzalez, Almudena:”El espacio en La gran comedia de Baltasara”.La comedia de caballerías: actas de las XVII jornadas de teatro clásico de Almagro. Felipe B. Pedraza Jímenez, Rafael Gónzalez Cañal y Elena Marcelo (ed.). Almagro: Ediciones de Castilla-La Mancha 2006, pp.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre