Guía Templaria De San Bartolo En Río Lobos

0
223

Guía templaria de San Bartolo en río Lobos se publicó en 2011 y es el resultado de 26 años de investigación por una parte de su autor, Ángel Almazán.

A la venta en LIbrería Las Heras (Aunque no aparezca Todavía en su librería online, la tienen a la venta, solicítenla por tfno).

ÍNDICE GENERAL

Capítulo I – Templarios en Soria y Ucero

1.1- La Orden del Temple : — Resumen histórico — Templarios en Soria

1.2.- San Juan de Otero y San Bartolomé de Ucero: — Documentos — Del cerro del castillo al interior del Cañón del río Lobos

1-3.- Arquitectura, leyendas templarias y romería: — Datos arquitectónicos del castillo — Carbonarios — Leyendas templarias — Romería mariana en San Bartolo — Iglesias, Cristo templario y Vírgenes de Ucero

Capítulo II – Una mirada ocultista y esotérica

2.1- Los misterios del Temple

2-2- España, fuente de esoterismo para el Temple

2-3- Los enigmas templarios de San Bartolomé de Ucero: —- Investigaciones varias — Enclave iniciático recoleto — Santos iniciáticos — Sexualidad trascendida y bafomet — Canecillos distintos — Graffitis y Arca de la Alianza — Cruz de Ocho Beatitudes, Grial y Quintaesencia

2.4- San Bartolo y el Mundus Patet

2-5- Viaje a la Tierra Hueca desde San Bartolo

Capítulo III – San Bartolo en clave templaria

3.1- El enclave templario de San Bartolomé es uno de los centros mágicos más importantes de España: — Referentes históricos — Lugar mágico ancestral — Simbolismo — Cartografía mágica

3.2- La ermita y el Camino de Santiago : — Ambiente de la ermita — Camino de Santiago — Culto templario a San Bartolomé — Simbología

3.4- El misterio templario de la ermita de San Bartolo: — Introducción — Astrología — Esoterismo

3.5- San Bartolo como clave templaria: — Criptografía templaria — Cruz de las Ocho Beatitudes — Grafiti de Chinon — Misterios sin resolver — Importancia iniciática del enclave — Numerología esotérica — A-Mor — Otros misterios

3.6- Simbolismo templario de la ermita

3.7- El mandala templario del Río Lobos: — Hastiales — Corazón — El Diez — El 5, número aúreo, pentalfa y quintaesencia — Mandala

3.Ocho – El Arca de la Alianza y la ermita templaria de S. Bartolo: — La intuición de Juan Eslava Galán — Tabot y Arca de la Alianza — Reflexiones sobre el Arca — Constelación astral 3.Nueve – Signos lapidarios de San Bartolomé de Ucero — Corpus gliptográfico — Magia protectora — Anunciación — La Chispa Divina en Maister Eckhart — Interpretación islámica de la Anunciación — Alfa y Omega — Rombo — Simbolismo constructivo y griálico — Lazo y misión iniciática templaria

Capítulo IV- Oteo simbólico del castillo

4.1- El Castillo de Ucero: — Ucero y la Orden del Temple — ¿Es templario el castillo de Ucero? — Torre del Homenaje 4.2- Agnus Dei de la Torre del Homenaje — Ménsulas — Modelo tipológico del Agnus Dei de Ucero — La inscripción del rodel
— Sobre el estandarte y su atípica cruz — Otros elementos de la clave de la capilla

4.3-De De qué forma el señorío de Ucero pasó al obispado de Osma: — Lo que nos habían contado — Hipótesis de falsificación documental — Juan XXII apoya a Violante Sánchez como señora de Ucero

Adenda

– ¿San Juan de Otero O San Juan de Útero? – Ucero se llamó Lucero – ¿La celtibérica Lutia se encuentra en el término de Ucero?

Prólogo del autor

Agotados ya, por un lado “Esoterismo Templario” y, Por otra parte, el libro histórico y artístico “Templarios, Sanjuanistas y Calatravos en Soria”, había que ofrecer un sustituto para la esencial demanda lectora existente acerca de “lo templario” en lo que respecta muy Singularmente al enclave de San Bartolomé de Ucero, al que los lugareños llaman San Bartolo. Y tal función le ha correspondido a esta “Guía Templaria de San Bartolo en río Lobos” que viene a ser un recopilatorio de casi todo lo que he ido escribiendo a este respecto desde mi primer artículo en la prensa soriana en agosto de 1985. Así que el lector se va a hallar Acá con escritos que han sido publicados en periódicos, gacetas, libros y en Soriaymas.com, Mas También con ciertos ensayos no publicados previamente Aunque sí elaborados por mí en diferentes temporadas. Asimismo me he visto forzado a refundir-reelaborar algunos ensayos a fin de eludir repeticiones innecesarias y de constituir De este modo un texto lo más congruente posible, como sucede en ciertas secciones de los 2 primeros capítulos y en el cuarto, siendo el tercer capítulo una repetición plena de lo publicado en la “Guía templaria soriana y el enigma del río Lobos” (algunos de cuyos capítulos fueron recogidos del mismo modo en “Esoterismo Templario”), Guía a su vez agotada en su tercera edición en el año 2000.

Tengo la sensación de que A lo largo de estos veintiseis años de investigación y meditación sobre “lo templario” de San Bartolo de Ucero (y lo llamo De este modo Porque históricamente la capitalidad de la Comunidad de Villa y Tierra-Señorío estuvo en Ucero) no he hecho otra cosa que pasear en una espiral dando vueltas en torno a este enclave portando en las alforjas distintos alimentos conceptuales que han ido determinando diferentes comprensiones-interpretaciones. Y si en 1985 partía fundamentalmente de la lectura de los libros templarios de Juan García Atienza y de la hermenéutica de la Sicología y simbología junguiana, Más tarde fui incorporando la visión esotérica de René Guénon y después sumé la del esoterismo islámico de Rumi e Ibn al Arabi, Como la exposición metafísica de ciertos espirituales cristianos del Medievo como el Maestro Eckkart.

Conque he tenido muchas “gafas” sobre mis ojos cada vez que he mirado a San Bartolo A medida que iba dando otra vuelta de circumambulación en torno a su historia, su arquitectura, sus leyendas y sus posibles simbolismos. He mirado, Pues, a sus canecillos, capiteles y marcas de cantería Durante veintiseis años y he ido captando una polivalencia simbólica que respondía al estado psíquico-espiritual que había alcanzado hasta entonces y que me embargaba En cada momento. El mecanismo proyectivo de la psique en su faceta “imaginal-creadora de significados” me ha ido llevando por veredas hermenéuticas diferentes Si bien complementarias de las que anteriormente me habían sugestionado Pues en ningún momento me he parado en esta peregrinación del Ánima en pos de su amado, el Espíritu.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre