Historia De La Guía Michelín

0
114

Por este motivo, con el deseo de administrar informaciones de utilidad para los conductores, entonces llamados ‘chauffeurs’, con las que pudieran aprovisionar su automóvil de todo lo preciso y que les sirvieran También para alojarse y para comer… fue creada la primera Guía Michelín en 1900, de la que se tiraron 35.000 ejemplares. Por consiguiente, en sus primeros años la Guía se dirige a los Chauffers, unos aventureros de la época que se lanzaban a carreteras sin asfaltar, sin señalizar y con vehículos que se averiaban constantemente. Aquella Guía era gratuita. La primera edición de la Guía Michelín de Hoteles de España & Portugal, encuadernada en amarillo, se publicó en 1910. En 1913 se publicaría la primera edición de la Guía MICHELIN de Hoteles de Portugal. 1919-1944: el vade-mecum del automovilista
El automóvil se democratiza. Los propietarios de vehículos cada vez contratan menos los servicios de conductores profesionales, pilotanto personalmente sus automóviles. Las bombas de gasolina comienzan a sustituir a los tenderos y sus bidones. El parque automovilístico europeo evoluciona a pasos agigantados entre 1918 y 1923. La Guía Michelín prosigue atentamente estas evoluciones y acompaña esta expansión. Desde 1920, la Guía de Francia empieza a comercializarse, dejando De esta forma de ser gratuita. La cartografía Michelin, que ha natural de 1910, va teniendo una presencia creciente en la Guía. En 1926 nace la estrella de la buena mesa (O bien) en la Guía Michelín de Francia. Cinco años Después, en 1931 las primeras 2 (p) y 3 (q) estrellas en provincias francesas, y en 1933 en París. 1945-1988: sobre la ola de los Treinta Gloriosos
En un período de postguerra bastante difícil, en el que sería prematuro Hablar de gastronomía, la Guía se adapta para conservar algo que es fundamental: ‘su espíritu de servicio’. De 1945 a 1947, cada edición evidencia la voluntad de Michelin de rencontrar sus mesas con estrella; desde 1946, unos pocos restaurantes reciben un nuevo símbolo llamado la «estrella blanca». Es la creación discreta de un símbolo que va a imponerse en lo sucesivo, hasta nuestros días. En el instante en el que la Guía va a festejar su medio siglo de existencia, es consagrada por Numerosos periodistas como la guía favorita de los automovilistas y la compañera de las vacaciones. La hotelería francesa se moderniza, aumenta el turismo por carretera, y la Guía se ve ilustrada con nuevos símbolos. En los años sesenta, las costumbres cambian. El automóvil se ha democratizado, ya no se trabaja los sábados y se aprovecha el nuevo fin de semana para comer O bien cenar fuera. La Guía y sus estrellas juegan entonces un papel esencial. Michelin ha sabido imponerse por el rigor de sus métodos, el anonimato de sus inspectores y la independencia de sus criterios de elección. En este instante es cuando las guías Michelin de Europa van viendo progresivamente la luz. La Guía Michelín de España no se publicó entre 1938 y 1952. Desde esta última fecha, y hasta 1958, la publicación incorpora esenciales novedades: deja de incluir a Portugal; además de la información sobre hoteles y restaurantes, contiene Numerosos datos turísticos y adopta un nuevo formato, siendo encuadernada en amarillo. Después, en 1959, empieza a encuadernarse en colorado. En 1973, por fin, la publicación se desdobla, dando sitio a la Guía Roja España & Portugal y a la Guía Verde turística de España. En 1995, aparece la Guía Roja Portugal. 1989-2005: hacia el nuevo siglo
La Guía Michelín avanza y se adapta a los tiempos. Edición tras edición son creados los Bib Gourmand, pequeñas direcciones con una buena relación calidad / costo que forman una parte de lo que están pidiendo los lectores y, con exactamente la misma filosofía, los Bib Hotel… nuevos símbolos van viendo la luz. La colección se adapta del mismo modo en el campo geográfico, extendiéndose a toda Europa y empleando las nuevas formas de comunicación. De Internet a la navegación a bordo, la Guía se adapta a un estilo de vida cada días un poco más nómada. La Guía toma la palabra en el 2003 (en la Guía Roja España & Portugal), con ciertas líneas descriptivas de cada establecimiento que vienen a enriquecer el lenguaje universal de los signos. En ese año 2003 brota una novedad importante: el pictograma ‘Bib Hotel'( ).

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre