LA BIBLIA PARTE 7

0
102

La Biblia tiene muchos aspectos en los que sobresale al comparársele con otros libros, entre estos tenemos las premoniciones bíblicas que se han cumplido, el Señor afirmó: Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos viejos; Pues yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que Todavía no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo cuanto Quiero. Isaías 46:9-10. Dios anuncia A través de sus profetas aquellas cosas que Todavía no han sucedido demostrando De esta manera la inspiración divina de su libro, como afirman las Escrituras: Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas miedo de él. Deuteronomio 18:21-22.

Ningún otro libro ya sea sagrado O bien secular tiene las premoniciones que tiene la Biblia, Además Dios reta a el resto escritos sagrados y adivinos A fin de que demuestren su existencia y superioridad, Él declara: El Señor, el Rey de Jacob, afirma: «Aleguen en favor de su causa; presenten sus pruebas. Hagan venir y anuncien lo que está por llegar; dígannos lo que desde el principio ha pasado, y nos pondremos a considerarlo; hágannos saber y entender También los sucesos futuros, lo que va a haber de venir. Anuncien lo que va a haber de acontecer, Para que sepamos que ustedes son dioses. Por lo menos, hagan algo bueno, O bien malo, A fin de que tengamos algo que contar, y todos juntos nos sorprendamos. Lo cierto es que ustedes no son nada, y que sus obras no tienen sustancia; ¡despreciable es quien los ha escogido! Isaías 41:21-24 versión Reina Valera Contemporánea. En la antigüedad eran famosos los oráculos sibilinos, No obstante, al examinarlos era notable el hecho de que eran declaraciones ambiguas, las que se cumplirían no importando lo que sucediera, Por poner un ejemplo, cuando Constantino y Majencio luchaban por tener el control del Imperio Romano, Majencio consultó a los adivinos y estos le dijeron: el enemigo de Roma Va a ser destruido, Conque confiado en su victoria salió a la batalla Pero fue derrotado, al parecer el enemigo de la ciudad de Roma era él. No importando quien ganara la batalla la profecía Siempre y en todo momento se iba a cumplir; Mas esto no era una predicción, solo fue una manipulación del lenguaje. La Biblia tiene premoniciones detalladas, especificas, las que despejan toda duda y eliminan todo pensamiento de querer otorgarle casualidad a los anuncios cumplidos.

Ahora vamos a estudiar algunas de las premoniciones bíblicas cumplidas, debido a que son muchas no las trataremos Todas y cada una, Mas estas servirán A fin de que tengamos conocimiento del grado de exactitud de las Escrituras.

La destrucción de Babilonia: Isaías 13:19-veintidos Y Babilonia, hermosura de reinos y ornamento de la grandeza de los caldeos, Va a ser como Sodoma y Gomorra, a las que trastornó Dios. Nunca más Va a ser habitada, ni se morará en ella de generación en generación; ni levantará allí tienda el árabe, ni pastores van a tener allá majada; sino dormirán allá las fieras del desierto, y sus casas se llenarán de hurones; allí habitarán avestruces, y allí saltarán las cabras salvajes. En sus palacios aullarán hienas, y chacales en sus casas de deleite; y cercano a llegar está su tiempo, y sus días no se alargarán. Jeremías 50:13 Por la ira de Jehová no Será habitada, sino Va a ser asolada toda ella; todo hombre que pasare por Babilonia se asombrará, y se burlará de sus catástrofes. Jeremías 51:24-64. una de las ciudades más grandes y magnificas de la antigüedad fue Babilonia, los muros que la rodeaban tenían noventa kilómetros, poseía un área mayor a los 500 kilómetros cuadrados, sus jardines colgantes eran una de las 7 maravillas del Mundo antiguo; esta ciudad se autoabastecía y sus habitantes eran cultos; Además También es conocida por sus avances tecnológicos. Dios le declara a Babilonia que sería destruida y Nunca más seria habitada, es increíble que el Señor anunciara esto en el momento de mayor esplendor de dicha ciudad, lo asombroso de este pronóstico es que Babilonia tenia suelos muy fértiles, De semejante manera que Herodoto considerado el padre de la historia no se atrevía a Hablar de la fertilidad de dichos suelos Pues lo creerían exagerado, Pero Dios anuncia que esos suelos Jamás más serian cultivados.

Esta profecía se cumplió en el año 539 a.c. cuando Babilonia cayó ante Ciro Rey de Persia iniciando desde ese instante la decadencia de dicha ciudad; Jerjes la saqueó y derribó múltiples templos y monumentos. Alejandro Magno intentó reconstruirla y establecerla como capital del imperio, Mas contrajo una enfermedad incurable y murió sin poder hacerlo, Por el hecho de que ni él que fue el más grande conquistador puede alterar los propósitos de Dios. A los sucesores de Alejandro no les interesó la reconstrucción de Babilonia y la urbe se fue desintegrando Poquito a poco. En el año 363 d.c. Juliano el apostata ordenó la destrucción de los muros de Babilonia, de los que no quedó nada. Según ciertas investigaciones, la antigua urbe de Babilonia está desolada, habitada únicamente por bestias salvajes; ni los beduinos que son los pobladores de esa zona se atreven a pasar la noche allí debido a las supersticiones.

El Decreto de Ciro: Isaías 44:26-veintiocho Yo, el que despierta la palabra de su siervo, y cumple el consejo de sus mensajeros; que dice a Jerusalén: Serás habitada; y a las ciudades de Judá: Reconstruidas serán, y sus ruinas reedificaré;… que afirma de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo cuanto yo Quiero, al decir a Jerusalén: Vas a ser edificada; y al templo: Vas a ser fundado. Isaías 45:1-7. Cerca del año 700 a.C., el profeta Isaías menciona a Ciro como el rey que permitió a los israelitas volver a Jerusalén y reconstruir su templo. En el instante de esta profecía, no existía ningún rey llamado Ciro y el Templo de Jerusalén estaba construido y en funcionamiento. En el 586 a.C., más de 100 años después, el rey Nabucodonosor saqueó Jerusalén y destruyó el templo. Los judíos que vivían en Jerusalén fueron muertos O llevados cautivos a Babilonia. En el año 539 a.C., el imperio babilónico fue conquistado por los persas. Poco después, el rey persa llamado Ciro proclamó un decreto por el Como los judíos podían regresar a Jerusalén y reconstruir su templo. Este decreto está confirmado por la arqueología, en la forma de un cilindro de piedra que detalla muchos de los acontecimientos del reinado de Ciro. Extraordinariamente, Isaías predijo con nombre propio que un Rey que nacería Dentro de 100 años, pronunciaría el decreto para reconstruir una urbe y un templo que Todavía no habían sido destruidos.

Destrucción de la urbe de Tiro: Por lo tanto, De esta forma ha dicho Jehová el Señor: He Aquí yo estoy contra ti, oh Tiro, y voy a hacer subir contra ti muchas naciones, como el mar hace subir sus olas. Y demolerán los muros de Tiro, y derribarán sus torres; y barreré de ella hasta su polvo, y la dejaré como una peña lisa. Tendedero de redes Será en medio del mar, Porque yo he hablado, dice Jehová el Señor; y Será saqueada por las naciones… Y robarán tus riquezas y saquearán tus mercaderías; arruinarán tus muros, y tus casas preciosas destruirán; y pondrán tus piedras y tu madera y tu polvo en medio de las aguas… Ezequiel 26:3-21. En el año 586 a.C. el profeta Ezequiel predice la caída del Tiro continental a manos del ejército babilonio de Nabucodonosor. El texto describe, adicionalmente, el sitio contra la fortaleza de la isla de Tiro (a media milla de la costa de Tiro continental) cientos de años después. La profecía de Ezequiel describe De qué forma los invasores futuros despedazarían las ruinas del Tiro continental y las arrojarían al mar.

La historia secular registra que Nabucodonosor sitió La gran ciudad continental de Tiro cerca de un año tras la profecía de Ezequiel. La Enciclopedia Británica afirma: «Tras un sitio de trece años (585-573a.C.) por Nabucodonosor II, Tiro aceptó las condiciones y reconocieron la soberanía feudal de Babilonia. Cuando Nabucodonosor atravesó las puertas de la ciudad, la encontró prácticamente vacía. La mayoría de la gente se había mudado por navío a la isla, cerca de media milla de la costa, y fortificaron allá una ciudad. La ciudad continental fue destruida en el 573 a.C. (la primera predicción de Ezequiel), Mas la ciudad de Tiro en la isla permaneció como una poderosa ciudad por varios cientos de años.

La historia secular seguidamente registra que «Alejandro el Grande» puso sitio a la isla fortificada de Tiro en el trescientos treinta y dos a.C. Sus ejércitos destruyeron los restos del Tiro continental y los arrojaron al mar Mediterráneo. Conforme los ejércitos de Alejandro construían un camino elevado hasta la isla, rasparon hasta el polvo de la ciudad continental, dejando Solo la piedra desnuda. El historiador Phillip Myers declara: «Alejandro el Grande redujo Tiro a ruinas en el trescientos treinta y dos a.C. Tiro se recuperó hasta cierta medida de este golpe, Mas Nunca recuperó el sitio que anteriormente tuvo en el Planeta. La mayor una parte del lugar, de la alguna vez gran ciudad, está ahora tan desnudo como el tope de una piedra… un lugar donde los pescadores que Aún frecuentan el lugar tienden a secar sus redes.”

La dispersión del pueblo de Israel: Si no cuidares de poner por obra Todas las palabras de esta ley que están escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible: JEHOVÁ TU DIOS, entonces Jehová aumentará maravillosamente tus plagas y las plagas de tu descendencia, plagas grandes y permanentes, y enfermedades malignas y duraderas… Como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, De esta manera se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros; y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella. Y Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo; y allá servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. Deuteronomio 28:58-59, 63-64. El Señor le declara a Israel que A consecuencia de incumplir el pacto hecho con Él, ellos serían esparcidos por toda la tierra; Puesto que esta profecía se cumplió en primer sitio cuando en el año 587 a.c Nabucodonosor sitia a Jerusalén, destruyendo la urbe y el Templo. A esto agregamos la destrucción de Israel del norte por una parte de los asirios en el año 721 a.c. a causa de su idolatría.

Cada vez que el pueblo israelita se aparta del Señor se cumple esta castigo divino, la última vez que esto ocurrió fue en el año 70 d.c. cuando el imperio romano destruyó Jerusalén y expulsaron a los judíos y a muchos otros esclavizaron, este acontecimiento También fue predicho por nuestro Señor Jesucristo: Y cuando llegó cerca de la urbe, al verla, lloró sobre ella, diciendo: ¡Oh, si También tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Pero ahora está encubierto de tus ojos. Por el hecho de que vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por Todas y cada una partes te estrecharán, y te derribarán a tierra, y a tus hijos En ti, y no van a dejar en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación. Lucas 19:41-44.

El Señor tu Dios dice: Yo, que abro la matriz, ¿

Regreso del pueblo de Israel a su tierra y constitución como una nación en un día: No temas, Porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré. Afirmaré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra, Isaías 43:5-6. No obstante, vienen días en que no se dirá: “¡Viva el Señor, que sacó de Egipto a los hijos de Israel!” —Palabra del Señor. Sino se dirá: “¡Viva el Señor, que sacó a los hijos de Israel del país del norte, y de todos los países por donde los había dispersado!” Porque yo los haré volver a la tierra que antes di a sus progenitores. Jeremías 16:14-15 Todavía no tenía Sión dolores de parto, cuando dio a luz; antes de que le llegaran los dolores, tuvo a su hijo. ¿Quién supo de algo semejante? ¿Quién vio alguna vez tal cosa? ¿Puede un país concebirse en un día? ¿Acaso una nación puede nacer De súbito? ¡Pues Sión dio a luz sus hijos antes de tener dolores! El Señor tu Dios dice: Yo, que abro la matriz, ¿impediré que nazca el pequeño? Yo, que permito la concepción, ¿cerraré el vientre de la madre?. Isaías 66:7-9 versión Reina Valera Contemporánea. El Estado moderno de Israel es otro magnífico ejemplo de profecías aparentemente imposibles de llevar a cabo, realizadas. En el Viejo Testamento la nación de Israel sufrió una gran deportación a Babilonia, A lo largo de la que se quemó la urbe de Jerusalén y el templo. Tras setenta años, Dios permitió que el remanente regresara, alrededor del 536 a.C. y reconstruyeron el templo. En el año 70 de nuestra era hubo una segunda deportación, cuando los romanos bajo Tito Nuevamente destruyeron Jerusalén y dispersaron a los judíos. ¿Quién podría haberse imaginado que después de ser conquistado, todo su pueblo exiliado y su territorio finalmente absorbido por los árabes, Israel pudiese De nuevo ser reconocido como nación?
El 14 de mayo de 1948, se decretó la capacitación oficial de este país, que prácticamente comenzó a existir de la noche a la mañana, Pues al día siguiente los británicos, quienes habían tenido el territorio bajo su control, se retiraron y dejaron libre al nuevo Israel. Llegaron judíos de Todas partes del Planeta, conservando Todavía su identidad nacional tras alrededor de mil novecientos años de haber salido de su tierra (la identidad nacional se pierde a las cinco generaciones, como norma en todos los casos de absorción de pueblos por otros—esto constituye un milagro en sí). Nació De esta manera una nación que ahora es una gran potencia militar y que puede realmente bien gobernarse sola.

Los suelos desérticos a causa de la dispersión de Israel serian cultivados: La tierra asolada volverá a ser cultivada, en vez de permanecer asolada a la vista de todos los que pasan. Entonces se dirá: “Esta tierra, que alguna vez fue asolada, ha llegado a ser como el huerto de Edén. Estas ciudades, que habían quedado desiertas y asoladas y en ruinas, ahora están fortificadas y habitadas.” Entonces las naciones que hayan quedado a su alrededor sabrán que yo reconstruí lo que fue derribado y planté lo que estaba desolado. Yo, el Señor, lo he dicho y lo haré. Ezequiel 36:34-36. Cuando se estudia Cómo era la situación en el actual Israel en los años 1800 y en principios del 1900; la tierra era Todavía en esa temporada desierta, seca y desolada, donde prácticamente no había ni posibilidades de vivir. Hasta sus árboles eran cortados, Porque se creía que en ellos Vivian espíritus malos, y Por el hecho de que se cobraba impuesto de ellos (esto pasó durante el gobierno de los turcos, que duró hasta cuatrocientos años (1517-1917)). Las descripciones y apuntes de las personas que habían visitado la zona Asimismo cuentan lo mismo, que la tierra estaba en una condición bastante miserable y desértica. Mas cuando los judíos volvieron a su tierra todo cambió considerablemente, en muchos lugares se ha convertido como un huerto de Edén, Porque se ha plantado viñas, jardines y se ha comido de su fruto De tal forma que desde allá se ha exportado naranjas al Planeta entero.

Riego artificial en los desiertos de Israel

Esclavos judíos en Egipto: Deuteronomio 28:68: Y Jehová te va a hacer regresar a Egipto en naves, por el camino del cual te ha dicho: Jamás más volverás; y allí seréis vendidos a vuestros enemigos por esclavos y por esclavas, y no va a haber quien os compre. Esta es una parte de la maldición que vendría Como consecuencia de la desobediencia del pueblo hebreo. Se cumplió enteramente 1500 años después, cuando tras la caída de Jerusalén en el 70 d.C., el mercado de esclavos de Egipto se llenó a tal grado de cautivos israelitas, llevados en barcos por los romanos, que no hubo compradores suficientes.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre