La Nasa Y El Lío De Los Nuevos Signos Zodiacales

0
55

La historia se publicó el pasado quince de septiembre en la edición británica de Cosmopolitan: la NASA había modificado las fechas de los doce signos del zodíaco para añadir un decimotercero llamado Ofiuco. Todo brotó, En realidad, por una mala interpretación de una página educativa de la propia agencia aeroespacial americana destinada a los más pequeños: NASA Space Place. Lo que allá aparecía no era una revisión del cálculo de los signos del zodíaco, sino más bien una explicación para pequeños en la que se cuenta De qué manera, hace 3.000 años, los babilonios vincularon los signos a las constelaciones que veían. No obstante, lo que sí sostiene la agencia aerospacial es que desde aquellos lejanos días las posiciones de esas constelaciones han cambiado, Por lo que ahora no se encuentran en los mismos puntos donde estaban en la temporada en la que fueron datadas por esa cultura mesopotámica.

La NASA tuvo que salir al paso de la información con una nota oficial asegurando que “no hemos alterado los signos del zodíaco, solamente hicimos cálculos” y añadió que “el artículo explica que la astrología no es la astronomía y que se trata de una reliquia de la historia antigua, procedente de observaciones del cielo nocturno”. Asimismo puso de relieve que su trabajo es astronómico, no astrológico.

El origen de la polémica se centra en la aseveración hecha por la agencia estadounidense de que el sol pasa por 13 constelaciones, Mas que la civilización babilónica eliminó a Ofiuco para encajar el resto en los doce meses del año.

“Las constelaciones son de diferentes tamaños y formas, Conque el Sol pasa periodos de tiempo distintos alineados con cada una”, explicó la agencia el veinte de septiembre. “Los babilonios ignoraron el hecho de que el Sol se mueve A través de 13 constelaciones, no de 12. Por ende, no hemos alterado los signos del zodiaco, simplemente hemos hecho los cálculos”.

Hace más de 3.000 años que los babilonios de la antigua Mesopotamia inventaron la astrología. Desde el siglo V a.C. se estableció el zodíaco de doce signos. Los babilonios dividieron el zodíaco en doce partes iguales y eligieron otras tantas constelaciones, una para cada parte. De tal modo que, Conforme la Tierra giraba en torno al Sol, este iría pasando por delante de cada una de las constelaciones del zodíaco. Constelaciones como Ofiuco O bien Cetus no fueron tomadas en cuenta Por el hecho de que a lo largo del año tienen sitio doce lunas llenas.

Quienes defienden que los signos, Aún siendo 12, ya no tienen la mismas cualidades O que Incluso se debe mirar al signo precedente al comunmente aceptado En todos y cada nacimiento, se basan en que el eje de la Tierra determina los horóscopos y, desde los lejanos tiempos babilonios, el cielo ha cambiado Pues el eje de rotación de nuestro planeta ya no señala en exactamente la misma dirección.

Aquellos primeros observadores del cielo empezaron a encontrar el orden en el desorden celestial y terreno, y creyeron que los dos estaban relacionados. Comprendieron la diferencia entre estrellas y planetas. Agruparon las estrellas en conjuntos a los que llamaron constelaciones y, como en aquel tiempo los planetas representaban deidades, proyectaron las características del comportamiento mitológico de dichas deidades al tipo de influencia -positiva O negativa, belicosa O amorosa, entre otras- que los planetas podrían ejercer sobre los humanos.

Siguiendo el criterio de la agencia, el hecho de no haber incluido en su instante los trece signos es la creencia en diversas etnias y religiones de que este simboliza la mala suerte por ser uno más que 12, el número perfecto. Y al compararse con el número de los meses anuales, el de los Apóstoles de Jesús, las 12 Tribus de Israel, los doce trabajos de Hércules en la mitología grecorromana, etcétera.

La aceptación de uno O múltiples nuevos signos zodiacales como Ofiuco O bien Cetus alteraría las divisiones del mismo, Ya que cabalísticamente se dividen en: activos (masculinos) y pasivos (femeninos); 6 En cada conjunto; de Agua, Tierra, Aire y Fuego (tres En todos y cada grupo); fijos, mutables y cardinales (4 En cada grupo) en proporciones idénticas y simétricas. Estas divisiones no tendrían sentido al dividirse entre 13, un número primo. Estas constelaciones no fueron tampoco tomadas en cuenta Pues a lo largo del año tienen lugar 12 lunas llenas.

LA ERA DE ACUARIO

Observamos que los signos son 12, como las lunaciones -lapso entre 2 lunas nuevas- y como los meses del año. ¿Por qué Aries es el primero? Un par de veces por año el Sol, que se mueve sobre la Eclíptica a razón de un grado por día, cruza el Ecuador Celeste (proyección del Ecuador Terrestre sobre la Esfera Celeste). Cada vez que eso ocurre, la duración del día y la noche es exactamente la misma (equinoccio) y se genera un cambio de estación.

El llamado primer punto de Aries (que simbolizaremos con la letra griega g), señala el comienzo de la primavera en el Hemisferio Norte (otoño en el Sur). Cuando se definieron muchas de las reglas de la astrología, al instante de lograr el punto g el Sol se hallaba en el Signo (O bien Constelación) de Aries. Es fácil encontrar la importancia otorgada a la primavera boreal y su simbolismo de renacimiento, lo que justifica que Aries sea el primer signo del zodíaco.

Kidinnu de Sippar (trescientos cincuenta a.

Mas el movimiento de los astros en el cielo es más complicado de lo que observaron los sacerdotes asirios que formularon las reglas de la astrología. Desde la temporada de Hiparco (150 a. C.) y posiblemente desde el babilónico Kidinnu de Sippar (trescientos cincuenta a. C.), ya se había percibido que el punto g se movía año a año. A este fenómeno se le llama Precesión de los Equinoccios y hace que la Tierra se bambolee. Este movimiento hace que el eje imaginario sobre el que vira sobre sí misma describa un círculo en un lapso de 26.000 años.

La consecuencia más directa de esta circunstancia es que el Ecuador Celeste y la Eclíptica se cortan en posiciones diferentes cada año. Las constelaciones zodiacales subtienden un ángulo de aproximadamente treinta grados cada una, lo que implica que cada aproximadamente 2.Ciento sesenta años el punto g cambia de signo.

Desde aquel instante y hasta el 2150 aproximadamente, g estará en Piscis.

Para la astrología, la precesión tiene las distintas implicaciones. El punto g se corre de constelación. Desde aproximadamente 2000 a.C. y hasta la era cristiana, g se ubicaba en el signo de Aries. Desde aquel instante y hasta el 2150 aproximadamente, g estará en Piscis. A partir de ese momento, g entrará en Acuario. Y en ese momento, comenzará la famosa Era de Acuario. Originariamente la posición del Sol en el Zodíaco indicaba el signo. Es decir, que el signo de Escorpio correspondía al tránsito del Sol Durante la constelación de igual nombre.

Mirando Nuevamente la figura en forma detallada, vemos que otras constelaciones atraviesan el zodíaco. Ofiuco (Ophiuchus, el serpentario) es una constelación que se conocía en la antigüedad, Pero que hace 4.000 años estaba muy lejos de la Eclíptica. Ofiuco es contemplado como el trece signo del zodíaco debido a que, A lo largo de la precesión de los equinoccios, se ha ido introduciendo entre Sagitario y Escorpio, De forma que Durante la primera quincena de diciembre el Sol entra en este supuesto signo. Otra constelación que Asimismo atraviesa la Eclíptica es Cetus (la ballena), ubicada entre Piscis y Aries. Casi todos los astrólogos ahora incluyen las influencias de los nuevos planetas descubiertos desde el Siglo XVIII (Urano, Neptuno y Plutón) y tienen en cuenta el corrimiento de los signos en el zodíaco.

El sol cruza 13 constelaciones, se encuentra en ofiuco A lo largo de las primeras semanas de diciembre, En consecuencia todos los planetas atraviesan esta constelación en ciertos periodos de su desplazamiento aparente A lo largo de la eclíptica, De esta manera las constelaciones son 13 y no doce y a esto se sobreponen veinte constelaciones más en toda la extensión del zodíaco.

Conclusión: las diferentes escuelas astrólogicas han salido al quite defendiendo su disciplina, diciendo que la astrología occidental “se basa en el zodiaco tropical, que prosigue el curso de las estaciones, no en los signos”. Mas, en todo caso, puestos a derribar mitos, que los amantes de la Nueva Era sepan que Todavía no ha llegado la Era de Acuario.

Conforme con la Unión Astronómica Internacional no Va a ser hasta el año 2614 cuando el equinoccio de primavera esté en él limite de las constelaciones de Piscis y Acuario.

Lo que desean decir

LA BALLENA

Si se considerara a Ofiuco como signo zodiacal También se podría catalogar como tal a Cetus, una constelación con forma de ballena O bien monstruo marino del hemisferio sur, en una zona conocida como Agua, cerca de otras constelaciones como Aquarius, Piscis y Eridanus. Cetus es, en la teoría y difícilmente en la práctica, un decimocuarto signo astrológico que se halla en la línea zodiacal, Si bien por un escasísimo periodo: el Sol transita apenas un par de días, desde las 02,00 a. m. horas del veintisiete hasta las 02,00 pm del veintiocho de marzo, en mitad de lo que sería el signo de Piscis. Los astrólogos de la antigüedad descartaron Cetus por la brevedad del periodo que engloba. MITOLOGÍA

Como casi todos los signos del zodíaco, Cetus tiene una dramática historia mitológica detrás: fue un enorme monstruo que Perseo mató cuando se disponía a devorar a la princesa Andrómeda. Casiopea era la madre de Andrómeda y esposa de Cefeo, rey de Etiopía. Ésta estaba tan orgullosa de su belleza que quiso rivalizar con las Nereidas, ninfas marinas de espectaculares atractivos Por lo que, éstas, enfadadas, pidieron venganza a Poseidón, el Dios de los mares. Como respuesta a la solicitud de sus hijas, envió al monstruo marino Cetus a las costas del país causando grandes destrozos. CAZADOR DE SERPIENTES

Es una enorme constelación situada en el Ecuador Celeste, muy próxima al núcleo de la Vía Láctea y en la zona opuesta a Orión. Destaca por su forma cuadriculada, rodeada de estrellas tanto en el este como en el oeste. Al norte de Ofiuco se halla Hércules y al suroeste Sagitario. Limita al este con la Víbora, Libra y Escorpio, Al paso que al oeste quedan Águila , Escudo de Sobieski O bien Scutum, y queda flanqueada por la Cabeza y la Cola de la Víbora, que puede ser considerada como una única constelación que la atraviesa. REPRESENTACIÓN

Es el noveno signo del zodíaco occidental, empezando por Aries. Simboliza la víbora y para algunos, su elemento de origen es la Vara de Esculapio. En su alegoría, Ofiuco es representado como un hombre desnudo visto de espaldas que agarra una víbora, la cual por su parte se le enrosca. No se ha definido un símbolo para este signo oficialmente, Si bien el más usado es el de la O bien atravesada de izquierda a derecha por un ofidio con una cabeza con forma de O bien También. FUEGO

Es un signo de fuego de cualidad alterable y naturaleza positiva. Por eso es compatible con los otros signos del mismo elemento: Aries y Leo, Si bien no Siempre y en toda circunstancia lo sea con Sagitario. Su opuesto y/O bien complementario sería Tauro, debido a que Escorpio Sólo ocupa seis días en el disco solar y Ofiuco 18, formando entre los Dos 24 días que se oponen con los más de treinta por los que pasa el signo del Toro entre mayo y junio.

Noticias relacionadas

1. Alonso pretende blindar el Estatuto en frente de las “voces” de ETA en las instituciones
2. Mossos destina al yihadismo el 40% del patrullaje en Barcelona y vigila 700 puntos de interés
3. Los Mossos dedican un tercio de las horas de patrullaje a la amenaza yihadista
4. La tasa de paro baja en Euskadi al 12,6% en el tercer trimestre del año
5.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre