La Revelación Egipcia De Napoleón

0
50

Julio de 1798. 36.000 soldados franceses se dirigen junto al emperador Napoleón Bonaparte cara Egipto para conquistar el país de Oriente Próximo. Ese es el instante con el que arranca La Pirámide Inmortal, El secreto Egipcio de Napoleón (Planeta, 2020), el nuevo libro de Javier Sierra.

Ambientado en aquella expedición caprichosa de Napoleón, -que se desvanecería un mes tras el inicio de la misma-, el escritor fusiona el viaje del emperador con la mitología del Antiguo Egipto. Los rituales, el significado de las pirámides y los secretos que ellas ocultan O bien los mensajes cifrados que guardan sus inscripciones son ciertas partes que sustentan la estructura de esta novela. «Cuando los franceses llegan a Egipto en 1798 tienen el sueño de Oriente, se maravillan ante lo que ven. De hecho, hay una anécdota que ocurrió en el templo de Karnak, y es que los franceses cuando vieron aquello clavaron sus lanzas en la arena y ante la admiración rompieron a aplaudir», señala el escritor.

Una fijación a la que hay que añadir la busca de la vida eterna, uno de los elementos que propician la trama principal de la novela, centrada en el instante en el que Napoleón queda atrapado en La enorme Pirámide. Allí, el emperador se debate entre la vida y la muerte, busca Contestaciones, se cuestiona su figura, las resoluciones tomadas, los recuerdos olvidados por el paso del tiempo. «La enorme Pirámide se concibió como una máquina de reencarnación. Se trataba de un centro que se empleaba para un acto mágico como era el traspaso del Ánima», señala el autor.

Para lograr tal proceso y encontrar la inmortalidad, Napoleón se acuesta en un sarcófago del templo. «La muerte es una de las mayores preocupaciones que tiene el ser humano desde que somos lo que somos. De ahí que el emperador busque el antídoto para combatirla».

La Historia a través del relato mágico

A caballo entre el Antiguo Egipto y el inicio de la sociedad moderna, el autor muestra la importancia que tenían las supersticiones, el esoterismo, tanto para los faraones para el emperador. «La magia en la temporada de los faraones era un tema de Estado, y lo sabemos por los textos egipcios, por la tradición de los cuentos del Viejo Egipto. El tomar de fuentes mágicas me llevó a escribir este texto, en el que Asimismo hago referencia a la astrología».

Una obra en la que se combinan Dos géneros de narración. Por una parte, y para ubicar al lector en aquel instante histórico, el escritor emplea un estilo indirecto que combina con la narración en primera persona del emperador francés. » He intentado reproducir cono los ojos del Viejo Egipto Cómo se entraba en un templo, la función de las pirámides, las funciones de figuras como el sacedorte, Pues uno de los errores habituales en las novelas es contar algo del pasado tal y como si estuviese ocurriendo ahora».

Una reproducción basada tanto en la consulta de fuentes como en las experiencias vividas por el autor. «Yo, como Napoleón, También me acosté en aquella tumba, buscando esa resurrección, Pero como él afirmó ‘Aunque os lo contara no me ibáis a opinar'».

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre