LA SIMBOLOGÍA DE LOS NÚMEROS

0
46

LA SIMBOLOGÍA DE LOS NÚMEROS

Símbolo del infinito y de la eternidad, el 8 es Asimismo una representación de las energías terrestres y celestes que circulan sin cesar de arriba abajo, y de abajo arriba, y se regeneran.

Para entrar de lleno en el Cosmos de este Número mágico y misterioso y, al tiempo, inquietante volveré al 8° arcano mayor del tarot adivinatorio, la Justicia, del cual, por otro lado, ya deberías de conocer sus significados simbólicos.

Se ha destacado de este arcano su carácter primitivo, primario y primordial basando esta teoría en 2 ejemplos más bien simples; uno escenifica la supervivencia de un animal y el otro la de un hombre. De este modo, se ha probado que, cuando la necesidad hace la ley y hay que salvarse como sea O bien meditar en la supervivencia de la especie, tanto el hombre como el animal van a lo esencial sin preocuparse por consideraciones morales O de otro tipo.

Del mismo modo, esto es lo que muestra y revela el Número 8: una fuerza de vida y una fuerza de muerte prácticamente simultáneas, que nada puede contener ni parar.

De esta manera, no es de extrañar que la Justicia esté más bien relacionada con el signo de Cáncer, como por otro lado lo está la figura simbólica de la cifra que designa este Número.

Sin embargo, los mismos fundamentos de su expresión y las informaciones que nos da se corresponden Asimismo con el 8° signo del zodíaco, Escorpio, Puesto que este anuncia una mutación.

MÁS ALLÁ DE LA BARRERA DEL TIEMPO
Para comprender De qué forma nuestros antepasados, Durante siglos e incluso milenios, alén de los tormentos de la historia, supieron preservar y transmitir su interpretación original del Planeta y de la vida, Te invito a conocer, Esto es, a leer con atención las siguientes líneas.

A menudo he insistido en el sistema de analogías, proceso mental que está en el principio de la creación de la estructura del zodíaco, tal como fue establecido por nuestros antepasados para organizar su elaborada ciencia de los presagios, al mismo tiempo que su visión del Mundo.

Al seguir ese proceso analógico, partimos de un fenómeno de la naturaleza, Por servirnos de un ejemplo, y razonamos De manera que vamos a establecer todos los parecidos, todos y cada uno de los lazos, relaciones, correspondencias, directas O bien indirectas, que existen en él. Sin embargo, En ocasiones encontramos, O Asimismo imaginamos Y también inventamos, asociaciones que, tienen Siempre y en todo momento una explicación, no tanto lógica como significativa.

Afirmaré de paso que es este mismo principio el que emplean los psicoanalistas con sus pacientes, basándose ellos en la asociación de ideas.

Aclarado esto, intentemos hallar y comprender los lazos que existen entre el ocho y la Justicia (8° arcano mayor del tarot adivinatorio), la letra H mayúscula y el símbolo matemático del infinito.

Ahora bien, una vez hayamos probado que Todas y cada una de las figuras representan lo mismo, seguramente nos hayamos hecho entonces una vaga idea de la manera en que, Tal vez algún día, podremos franquear la barrera del tiempo. No para remontarse en él, como a ciertos autores de ciencia ficción les gusta hacernos pensar (sumergiéndonos en un Planeta totalmente absurdo), sino para liberarnos de él y, al hacerlo, liberarnos de la muerte.

DEL INFINITO A LA ETERNIDAD
Coge un juego de tarot y aparta la Justicia, el arcano VIII. Colócalo cerca de ti y lee atentamente lo que sigue.

Debes observar el recuadro vertical que figura en el anverso de este artículo y comprenderás Cómo hemos pasado de una simple barrera O bien cercado, lo que Heith significa en hebreo (que designa Asimismo la H, la 8° letra del alfabeto hebreo y ha permanecido como la 8° letra de nuestro alfabeto), a una doble cruz, y de ésta a una figura octagonal, Esto es, de ocho lados, contenida a su vez en un cuadrado, para transformarse finalmente en un círculo en el interior de un cuadrado. Ésta última figura terminará por ser desdoblada, desaparecerán los cuadrados y he Acá nuestro 8.

Por último, puedes ver De qué manera este dibujo que hacía referencia a una barrera se ha convertido en el símbolo de la letra H, mayúscula Evidentemente, Ya que exactamente la misma letra en minúsculas no tiene ninguna carga simbólica.

Ahora, mirando la Justicia, el arcano que has sacado de tu juego del tarot, ¿no tienes la sensación de que el sillón en el que está sentada esta mujer, que lleva una espada en su mano derecha y una balanza en su mano izquierda, se semeja un tanto al aspecto de una H? ¡Pues no es Sólo una sensación, sino que has dado en el clavo!

Tampoco nos sorprenderá que la H esté en analogía con los pulmones, En tanto que la forma de este órgano nos recuerda a esta letra. Así pues, el Número ocho es el símbolo de la respiración completa, esta inspiración y espiración que nos pueden hacer pasar de la vida a la muerte en todo instante, sin apenas notarlo.

Al inspirar, el hombre toma la vida y sus ideas.

Este movimiento incesante, este ritmo respiratorio, nos recuerda el movimiento y el ritmo del tiempo. ¿Quién, sino el hombre, inventó la medida de tiempo en segundos que transcurren a un ritmo regular y repetitivo? ¿Y en base a qué estableció dicho sistema? ¿Refiriéndose a los latidos de su corazón O a los movimientos de su respiración? Al inspirar, el hombre toma la vida y sus ideas. ¿No decimos buscar la ”inspiración”? Al espirar, devuelve el Ánima, el espíritu, la vida y muere.

Por eso, el hombre en pie, representado por el Número 8, es una figura de la eternidad, así como el ocho horizontal es una representación del infinito. En posición horizontal, el hombre respira el aire y el espíritu de la Tierra, Solo es materia.

Nace, muere y renace hasta el infinito, prisionero de una fuerza de vida y muerte a la que hemos hecho alusión. Pero cuando se yergue, entonces son el aire y el espíritu del Cielo los elementos respirados.

Se convierte él mismo en espíritu, en inmortal, en eterno. Pero ello implica un desgarramiento, un desapego, un cambio de comportamiento y una actitud radical, una mutación. Esta es la razón por la que el Número ocho es el símbolo más bello del hombre en pie, el hombre espiritual, el hombre espíritu, ¡libre!

Algunas FIGURAS Y SÍMBOLOS DEL ocho
A propósito de este Número, debo hacer alusión a los 8 trigramas esenciales del I Ching. Estas ocho figuras, compuestas cada una de tres lazos continuos O bien/y quebrados, se reúnen en un octágono, en el centro del cual se encuentra el Taichí, símbolo chino del Yin y el Yang, energías primordiales femenina y masculina que nos recuerdan la fuerza de la vida y la fuerza de la muerte, a las que he hecho alusión en referencia al Núemro 8. Los ocho trigramas se encuentran relacionados con las 8 direcciones del equivalente a nuestra Rosa de los Vientos. En China, el loto de ocho pétalos simboliza los 8 caminos a continuar para hallar la Vía Según Buda.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre