La Última Cena

0
133

La Última Cena O Santa Cena son denominaciones usuales de un episodio evangélico[1] y un tema artístico muy representado en el arte cristiano.

Fue la última ocasión en la que Jesús de Nazaret se reunió con sus discípulos (los doce apóstoles) para compartir el pan y el vino ya antes de su muerte. El cristianismo considera ese instante como el de la institución del sacramento de la eucaristía, y a esas «especies» como «el cuerpo y la sangre» de Cristo, Aunque cada confesión cristiana difiere en su celebración litúrgica (misa cotidianamente y anualmente el oficio del Jueves Beato) y en su interpretación teológica (transubstanciación en el catolicismo).

Entre los hechos que se incluyen en la narración de este episodio están el lavatorio (Cristo lavó los pies de los apóstoles) y 2 premoniciones de Cristo, que se cumplieron en las horas inmediatas: la traición de Judas[2] y la negación de Pedro.[3] También se enuncia el denominado mandamiento del amor (amaos los unos a los otros como yo os he amado)[4] y otras frases de Cristo de menos evidente interpretación,[5] que dieron origen a la teoría política medieval de las 2 espadas.

Algunas supersticiones populares (derramar sal, triscaidecafobia) tienen origen en lo narrado en este episodio evangélico.

Tras la cena, Cristo y once de los apóstoles (todos menos Judas) salieron de la ciudad de Jerusalén, produciéndose los siguientes episodios que inician la Pasión (la oración del huerto de los olivos y el prendimiento).

1 Escena evangélica 1.1 Cronología

4.1 En castellano
4.Dos En inglés

Escena evangélica[editar]

La cena es considerada por La mayoría de los teóricos como un Séder O Cena de Pascua celebrada en la noche del jueves santo antes de la crucifixión el viernes beato. Esta creencia se basa en la cronología de los evangelios, Mas la cronología del Evangelio de Juan señala que se celebró antes de Pascua (Juan 13:1, 18:28). Las referencias en el evangelio de Juan marcan el día de la preparación para la pascua (Juan 19:14, 31, y 42), se toman por muchos para indicar que la muerte de Cristo ocurrió en el tiempo de la matanza de los corderos de la Pascua (esta cronología posterior es la aceptada por la Iglesia ortodoxa). Sin embargo, aquellos que ubican la última cena en la tarde del jueves, En general le atribuyen a Marcos 14:12 y Lucas 22:7 las únicas referencias explícitas en los evangelios a que en el instante de la crucifixión de Cristo se da la matanza de corderos, y se da sitio el Día de la Preparación en el Evangelio de Juan como una posible referencia al Viernes de pascua durante el cual se efectúan las preparaciones para el descanso del Shabat.

Además, muchos teóricos han cuestionado estas cronologías, y han rechazado sus afirmaciones de que los evangelios hacen referencia a la pascua y sostienen que coinciden con Juan,[6] Puesto que existen multitud de hechos que tienen sitio tras la Última Cena, como la traición, el arresto, interrogatorio y los siguientes juicios, que difícilmente podrían haber tenido lugar Durante una noche.[7] Algunos grupos minoritarios de cristianos creen que un pormenorizado examen de los evangelios indican que la Última Cena tuvo sitio en martes, y que Jesús fue crucificado en un miércoles.[8]

La cena se discute A través de los 4 evangelios de la biblia canónica. Los evangelios sinópticos afirman que en la mañana del mismo día el cordero pascual para la cena, sea sacrificado. No obstante, bajo el método judío de tiempo recogimiento, el día era considerado que empieza justo al amanecer, Por tanto la festividad de la pascua se contempla que ocurra en el día siguiente en que fue sacrificado. Esto implica que O los sinópticos no están instruidos en el conocimiento del recogimiento judío, O bien que ellos usaron la técnica literaria de ver los acontecimientos que pasaron en varios días en solo uno. Otros interpretan el lenguaje de los Evangelios sinópticos como suficientemente permisivos para tener una tarde sacrificando a los corderos pascuales.

El tema ha sido tratado en todo género de soportes por el arte cristiano. La obra más difundida es el mural de Leonardo da Vinci (refectorio de Santa Maria delle Grazie, Milán, (1494-1497). Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originalmente. Leonardo escogió representar el instante posterior al anuncio de Cristo de que uno de los presentes lo traicionará, cuando todos se preguntan «¿Soy yo, Señor?». Separándose de la iconografía de otras obras renacentistas, no representa a Judas delante de la mesa, sino más bien incluido entre el resto apóstoles; y en sitio de representar a Jesucristo integrado en el grupo, con Juan en su regazo, Leonardo opta por aislar su figura en el centro y agrupar a los apóstoles de 3 en 3, caracterizando a Cada uno de ellos Mediante su actitud y movimiento. En una posible referencia a El Banquete de Platón (y, en su temporada, a De Amore, del neoplatónico Marsilio Ficino), estructuró a los apóstoles en cuatro tríadas, de las que las 2 del extremo lumínico (a la derecha) corresponden a tríadas platónicas, significando la primera que el Amor es el Deseo de la Belleza, que se perfecciona en Dios.

Cenacolo, en plural cenacoli (en italiano «cenáculo» -el lugar de Jerusalén donde se celebró la Última Cena-), es el término utilizado en Italia para designar determinados espacios arquitectónicos, donde se representa ese tema pictórico, muy habitualmente refectorios (comedores) de conventos. La coincidencia entre el empleo de la estancia y la decoración que se pinta en sus muros ya es en sí misma una ambigüedad «entre lo vivo y lo pintado», que se acentúa cuando los artistas eligen dar importancia a la representación de los muebles y elementos arquitectónicos del cenáculo de Jerusalén, de inevitable proyección cara los muebles y, sobre todo, los elementos arquitectónicos de la estancia real que alberga la pintura, lo que estimula la técnica del trampantojo.[10]

Entre los cenacoli florentinos, tras los más tempranos, de fra Angelico y Andrea Del Castagno, donde ya es visible la utilización de las leyes de perspectiva en la mesa y los planos de las paredes, hay Al menos 3 cenacoli donde Ghirlandaio experimenta con el ilusionismo arquitectónico, Al paso que el más conocido es el de Da Vinci, que cierra el Quattrocento:

Comunión de los apóstoles, fra Angelico, 1440-1442.

Cenacolo di Sant’Apollonia, Del Castagno, 1445-1450.

Cenacolo di San Marco, Ghirlandaio, 1486.

Cenacolo della Badia di Passignano, Ghirlandaio, 1476.

Cenacolo di Ognissanti, Ghirlandaio, 1480.

Última Cena de la Capilla Sixtina, Cosimo Rosselli, 1481-1482.

Cenacolo di Fuligno, Perugino, 1493-1496.

Cenacolo de Sante Marie delle Grazie, Leonardo, 1495-1497.

Cenacolo de Andrea del Sarto, 1511-1527.

Compárense con las perspectivas ingenuas de cenacoli precedentes, de temporada gótica (Trecento).

Detalle de la Maestà de la catedral de Siena, Duccio, 1308-1311.

Giotto, cappella degli Scrovegni, 1304-1306.

Pietro Lorenzetti, basílica inferior de Asís, 1310-1320.

Ídem, con la escena del lavatorio.

Cenacolo di Santa Croce, Taddeo Gaddi, 1340.

Cenacolo di Santo Spirito, Andrea Orcagna, ca. 1360.

Y con las de otras representaciones de la última cena[11] O del lavatorio (escena evangélica previa, que Asimismo transcurre en el cenáculo) en otros periodos de la historia del arte, que comienzan en el arte paleocristiano y con mobiliario «a la romana» (el triclinio), para pasar al mobiliario medieval y moderno (la mesa de tablero rectangular en torno a la que los apóstoles se sientan en bancos O sillas -véase Asimismo historia del mueble-). La posición de Cristo pasa de ser un extremo a ser el centro. Igualmente se fueron fijando el resto de las convenciones iconográficas, Singularmente la identificación de un apóstol imberbe, inclinado sobre Cristo (Juan, el discípulo amado), Mientras que otro se acostumbra a separar del conjunto (Judas, en ciertos casos junto a un Can que roe un hueso -símbolo de su posesión por Satán-).

Paleocristiano, Bizantino, Prerrománico, Rómánico y Gótico

Codex Rossanensis (manuscrito iluminado bizantino del siglo VI).

Mosaico de la basílica de San Apolinar el Nuevo de Rávena (siglo VI, bizantino).

Evangeliario de Otón III (ca. 1000, prerrománico -otoniano-).

Mosaico del monasterio de Osios Loukás (siglo XI, bizantino) con la escena del lavatorio.

Fresco de Sant’Angelo in Formis (ca. 1100, Profesor italo-bizantino de la escuela de Monte Cassino).

Mosaico de la catedral de Monreale (siglo XII, arte árabe-normando-bizantino) con la escena del lavatorio.

Ídem, con la escena de la Última Cena.

Frontal de San Miguel (Maestro de Soriguerola, siglo XIII).

Mosaico de la basílica de San Marcos, Venecia, siglo XIII (Duecento).

Speculum humanae salvationis, 1360.

Pre-renacimiento, Renacimiento y Manierismo

Tríptico La Última Cena, de Dirk Bouts (1464-1467, primitivos flamencos).

Tabla del llamado Meister des Hausbuches (Profesor del Libro de Casa) O Profesor del gabinete de Ámsterdam (1475, Sur de Alemania).

Ídem.

Retablo de Saint-Pierre-le-Vieux (Estrasburgo), 1485.

Bernardino Lanino (mediados del siglo XVI).

Teófanes de Creta, siglo XVI.

La Última Cena, de El Greco (1568, en la fase italiana de este pintor de origen cretense).

Lucas Cranach el Joven, 1565 (representa a los apóstoles con los rostros de los primordiales líderes de la Reforma protestante, y al elector de Sajonia en posición orante).

Giovanni Battista Moroni, 1569.

El Lavatorio, de Tintoretto (1548-1549, Manierismo).

La Última Cena, de Tintoretto (1592-1594). Hay varias versiones del mismo tema por Exactamente el mismo autor (véase galería en Commons).

Cena En casa de Leví, del Veronés, 1573 (En un inicio una Santa Cena muy de manera libre tratada, que hubo que redenominar por cuestiones teológicas, en el contexto de la Contrarreforma).

Barroco y Edad Contemporánea

Valentin de Boulogne, 1625-1626.

Rubens, 1631-1632.

Pascal Dagnan-Bouveret (siglo XIX).

Arte religioso popular (Sandl, siglo XIX). La ingenuidad de la perspectiva remarca la circularidad y singularidad de los platos (u hostias) sobre una mesa «a vista de pájaro», a diferencia del cáliz y los comensales.

↑ Mateo veintiseis
Marcos 14
Lucas 22
Juan 13

neotestamentarios fuera de los evangelios: 1 Corintios 11:23-treinta

↑ Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Pacto de Judas.

↑ Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Negación de Pedro.

No hay otro mandamiento mayor que estos.

↑ Véanse mandamiento, amor y regla de oro (ética). La más divulgada formulación del llamado mandamiento O mandamientos de Cristo, ley de Cristo, nuevo mandamiento O bien gran mandamiento es: amaos los unos a los otros como yo os he amado (Juan 13:34), repetido en Juan 15:12: Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado (ambos pasajes forman parte del denominado discurso de la despedida -Juan 14-17, fuente citada en en:Farewell Discourse-). Se utilizan Asimismo diferentes expresiones para la hermenéutica de textos evangélicos sobre El mismo tema: La ley de Cristo (en comparación u oposición dialéctica a la ley de Moisés), Gálatas 6:2, 1 Corintios 9:21, fuentes citadas en en:Law of Christ
El nuevo mandamiento: Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que Asimismo os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros Juan 13:34-35, fuente citada en en:The New Commandment
El gran mandamiento: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu Ánima, y con toda tu mente. … Amarás a tu prójimo como a ti. De estos 2 mandamientos depende toda la ley y los profetas. Mateo 22:35-40 El Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu Ánima, y con toda tu psique y con Tus fuerzas. … Amarás a tu prójimo como a ti. No hay otro mandamiento mayor que estos. Marcos 12:28-treinta y cuatro Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu ánima, y con Tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. … Haz esto y vivirás Lucas 10:25-28, fuentes citadas en en:Great Commandment

↑ Lucas 22:35-treinta y ocho
↑ See Leon Morris, The Gospel According to John, Revised, pp. 684-695.
↑ La Última Cena fue el miércoles Santo
↑ When Christ Died, and Rose
↑ En el pórtico de San Pedro de Tejada se representa de una forma poco convencional: Cristo entre Juan (sin nimbo, a quien acoge en su regazo) y Judas (con nimbo, a quien da de comer Mientras pretende coger un pescado de su plato). Compárese con los frescos de San Baudelio de Berlanga y los de San Justo de Segovia.

San Pedro de Tejada. La escena, abajo, a la izquierda.

San Justo de Segovia. La escena, abajo.

Capitel en el claustro de la catedral de Tudela.

Puerta norte de la catedral de Lugo. La escena, abajo, en lo que sería el capitel de un inexistente parteluz.

Pórtico de la catedral de Saint Pons de Thomieres.

Claustro de Saint Sever de Rustan.

↑ C. Acidini Luchinat y R. C. Proto Pisani, eds., La tradizione fiorentina dei Cenacoli, Calenzano: Scala, 1997 -fuente citada en it:Cenacolo di San Marco y en it:Cenacoli di Firenze-; Michael Ladwein, Leonardo da Vinci, the Last Supper: a Cosmic Drama and an Act of Redemption, 2006, pgs. Veintisiete y sesenta -fuente citada en en:Last Supper (del Castagno)-; véase También it:Categoria:Cenacoli
↑ Gertrud Schiller, Iconography of Christian Art, vol. II, 1972, , London: Humphries, ISBN 0-85331-324-5, fuente citada en en:Last Supper in Christian art
– Brown, Raymond Y también. An Introduction to the New Testament Doubleday 1997 ISBN 0-385-24767-2
– Brown, Raymond Y también. et al. The New Jerome Biblical Commentary Prentice Hall 1990 ISBN 0-13-614934-0
– Bultmann, Rudolf The Gospel of John Blackwell 1971
– Kilgallen, John J. A Brief Commentary on the Gospel of Mark Paulist Press 1989 ISBN 0-8091-3059-nueve
– Linders, Barnabus The Gospel of John Marshal Morgan and Scott 1972

Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre La Última Cena.

Enciclopedia Católica, La última cena.

A Different Da Vinci Code The missing pieces of Leonardo’s puzzle point to plain and simple Hermeticism (altreligion.about.com article).
Was the «Last Supper» the Passover Meal?

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre