Las Brujas Del Madero Pararon En Muro De Ágreda Para Celebrar Sus Ritos Esotéricos

0
43

Muro de Ágreda celebró el sábado una noche para recordar la historia de esoterismo que envuelve a la sierra del Madero. Más de 200 brujos y brujas hicieron una parada en la localidad para participar en la recreación de un “desfile de almas” y un aquelarre al estilo del medievo.

El pueblo se preparó a conciencia para la llegada de estos personajes mágicos con el apagado de Todas y cada una de las luces y dejando las calles en total oscuridad. Las antorchas suplieron la luz eléctrica para ascender hasta la parte más alta de Muro de Ágreda y disfrutar del ambiente de misterio en el interior de las ruinas del castillo.

La Asociación de amigos de Muro fue la organizadora del acontecimiento. Un colectivo que para dinamizar la zona ha querido recobrar las raíces de la localidad hundidas en las leyendas esotéricas y su relación con el Planeta de la brujería. No son pocas las historias que han escuchado los vecinos y que se han contando transmitiéndose de generación en generación. Leyendas y sucesos extraños ocurridos en diferentes épocas y a los que se les ha dado una explicación nada racional.

En la busca, la asociación de amigos de Muro encontró un libro escrito por un sacerdote, José Hernández en 1923. El texto describía a los oriundos como gente pacífica, “morigerada”, que significa de buenas costumbres y sobre todo “supersticiosa”. De esta forma lo explicaba el portavoz del colectivo José Emilio Martínez quien conoce Además de esto muchos de los relatos que se han contado en la zona. Algunos de ellos están recogidos en Historias de Ágreda, documento en el que se hace referencia a la vinculación de las brujas con la comarca del Madero.

Cuentan que estos personajes acompañaban a los pastores trashumantes que descendían por la cañada real oriental con el ganado hasta Extremadura, desde el norte, sobre todo de Navarra, donde el esoterismo tenía una máxima expresión. A este halo ha contribuido que la localidad esté ubicada mirando al Moncayo , símbolo de gran magnetismo entre los pueblos celtíberos y romanos.

Leyendas de brujas

José Emilio destacó un suceso que marcó a la sociedad de Muro de Ágreda. En 1907 el dueño de la venta asesinó a 2 de sus criadas. Diríase que “había algo extraño” y se rumoreaba que las dos mujeres, madre e hija, eran brujas. Otras localidades cercanas como Matalebreras También han bebido de las historias de brujería. Entre otras leyendas se cuenta que una mujer en las noches próximas a las ánimas aparecía Siempre y en todo momento magullada. Al mismo tiempo en esas datas, misteriosamente, aparecían unos gatos negros que eran apedreados por los chavales del pueblo.

Historias que han dado sitio a la celebración de “La parada de las Brujas del Madero”. Las brujas y brujos estuvieron acompañados por los actores los conjuntos de teatro sorianos Teatro Pillo y Juglaresca que se encargaron de que el ambiente de obscuro se mantuviese. Los restos de la fortificación fueron el sitio elegido para la celebración del aquelarre.

Una hoguera centraba la escena, antorchas en el suelo y un altar donde se iba a consumar el sacrificio y la aparición del mismísimo Diablo. La actuación y el entorno de luces y sobras se aderezaron con efectos pirotécnicos. Tras la función, brujos, brujas y demás asistentes descendieron hasta el pueblo para tomar la pócima mágica y recorrer como “almas en pena” los locales de las peñas de la localidad. El paseo estuvo amenizado por música celta y malabares con fuego aparte de algunos brebajes.

Las brujas del madero disfrutaron además de un “banquete brujeril” y de un festival celta del DJ Llongueras. Los comensales pudieron degustar un menú preparado por platos tan “exquisitos” como “bilis coagulada en láminas”, “pellejo crujiente”, “sustancia de murciélago” O “carroña fresca a la brasa”.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre