Los Estilos De Seducción De Cada Signo

0
103

Es muy de Aries enceguecerse cuando alguien le gusta. Charlar y moverse con modos burdos que lo vuelven ridículo ya antes que seductor. Su cara enrojece y su cuerpo se entorpece. Es claro: a Aries le cuesta disimular sus sentimientos. Quemado por su fuerte deseo, se manda ciego y se expone más de lo necesario. También puede activar un Plan B donde procura disimular lo que siente tomando distancia desde la pelea. Aries, en vez de seducir, comienza un combate con con aquel que le atrae. Conclusión: cuanto más pelea, más enganchado está.

Su natural seducción brota cuando se relaja.

Es muy de Tauro quedar magnetizado -con ojos de toro hechizado- cuando alguien le agrada. Atascado gira en torno a su objetivo, no puede alejarse del área donde está la persona que le atrae y se le dificulta decir algo coherente. Queda capturado por la vibración que mana ese ser -objeto de su deseo-. Extasiado no tiene claridad ni inteligencia para decir O bien hacer de forma sugerente y no logra Cambiar su particular cara, que lo pone en evidencia. Tauro debe respirar hondo y confiar en su magnética personalidad. Su natural seducción brota cuando se relaja. Cuando se tranquiliza y confía se hace más simple acercarse a la persona deseada.

Es muy de Géminis aparentar frescura y desenvoltura cuando alguien le agrada. Géminis valora la mente y la cultura, y para conquistar pone en marcha sus destrezas intelectuales. Cuando se dispone a activar sus armas de seducción se convierte en alguien divertido, expresivo y sociable. Se pone charlatán Y también informativo Mas, lejos de conquistar, puede alejar al otro con su estilo descontrolado y verborrágico. Mientras una parte del gemelo cree estar elevando la seducción a un estado de éxtasis con palabras ocurrentes Y también ideas astutas, el otro gemelo se escucha a sí mismo desbocado y no sabe como hacer para frenarse y callarse la boca.

Cuando alguien le atrae no sabe Cómo expresarse y tiende a encerrarse cada vez más.

Es muy de Cáncer ruborizarse y entorpecerse cuando alguien le gusta. Cáncer es como el cangrejo: se muestra duro por fuera Mientras por dentro es blandito y tierno. Cuando alguien le atrae no sabe Cómo expresarse y tiende a encerrarse cada vez más. En su misterioso silencio se imagina todo… inclusive formando una familia con quien le atrae, Pero en ese instante lo resuelve poniendo distancia. El gran espacio entre lo que siente y lo que expresa desconcierta tanto a sí mismo como al otro. A fin de que Cáncer se atreva a Descubrir sus íntimas emociones debe sentirse seguro, el inconveniente es que el otro seguramente no se entere con el tiempo suficiente para continuar esperándolo.

Es muy de Leo gustar de alguien parecido, Pues está enamorado de sí mismo. Cuando alguien le atrae, hace gala de todos sus ”dones”. Se pavonea y se pone eufórico para llamar su atención. No soporta que no lo miren por que no tiene demasiada paciencia, necesita que los ojos del otro lo adoren y si esto no sucede se ofende y se aparta enojado. Leo necesita auto glorificarse y si el otro no capta su encanto y su magia, Leo no insiste en la seducción y se retira en busca de una nueva conquista. Leo reconocido y aceptado, se vuelve el corazón más alegre, abierto y bondadoso, Mas ignorado se vuelve el corazón Pero tirano.

Es muy de Virgo cuestionarse y dar vueltas cuando “cree” que alguien le gusta. No desea equivocarse ni sentirse humillado y protege sus sentimientos desde un estilo distante y reservado. Al ser tan poco comunicativo es probable que el otro Jamás se entere de sus sentimientos. Para que Virgo demuestre lo que siente debe estar seguro de la aceptación del otro y Asimismo debe valorarlo como a alguien inteligente y respetuoso que sabrá contestar en modos y formas a su propuesta de encuentro.

Es muy de Libra que le gusten todos, vive enamorado del amor. Siempre emite señales cautivantes, para este signo la existencia es un campo de seducción donde oscilar danzando de un sujeto al otro. Va a ser bastante difícil darse cuenta – para sí mismo y para los otros- si en verdad le atrae alguien, Puesto que es encantador y sugerente en todo momento. Libra mana perfumes de encuentro y esto Siempre y en toda circunstancia resulta fantásticamente atractivo para nuestros corazones fatigados.

Es muy de Escorpio que le guste alguien intenso y batallador. Cuando alguien le atrae su vida recobra sentido Pues se enciende hacia una nueva conquista. La fuerza erótica aparece compleja y escondida y Escorpio se olvida de modales y estilos. Cuando Escorpio es traccionado por el deseo, Todas y cada una de las cosas le semejan posibles y adquiere una fuerza incomparable que lo apura a conseguir a quien quiere ahora mismo y sin demora. Se mueve intenso, tenaz Mas agazapado, hacia su nuevo objetivo. Las técnicas de seducción pueden ser de lo más variadas: desde miradas sugerentes y escondidas hasta una obviedad tan intensa que puede asustar al objetivo de su conquista.

Horóscopo celta.

Es muy de Sagitario aventurarse a gustar y que le gusten otros. Confiado y esperanzado, se lanza a la conquista con cara de alegría. Entregado a lo que siente, difícilmente disimule su deseo. La pasión de los conquistadores habita en su corazón y deambula vital y generosa en sus muchos intentos de cazar a su presa. Avidez y confianza se mezclan con un osado corazón que ama la conquista y difícilmente se detenga ante los impedimentos, sigue luchando hasta lograr su objeto de su deseo.

Es muy de Capricornio estar cerca de alguien que le gusta y quedarse estilo estatua-mudo. Se conmociona con lo que siente y semeja preferir irse lejos. Hasta semeja eludir el encuentro, y seguramente no se acerque a quien le atrae. Desde una actitud distante y fría, no se sabe si es timidez O poca valoración personal. Capricornio vive con la contradictoria sensación de estimar estar con alguien y la vez mantenerse solitario Puesto que le queda cómoda la soledad. Incluir a otro significa negociar la cotidianeidad de cada día, y pautar tiempos y modos. Estar en pareja requiere acomodarse a tiempos de Dos y esto significa -algo que suele costarle a Capricornio- que debe alejarse de sus proyectos personales.

Es muy de Acuario flashear con la persona que le agrada, siente la atracción como un relámpago que aniquila su sensatez y su coherencia. Puede volverse un poco loco y adquirir extravagantes estilos de conquista. Su estilo aéreo tiende aparentar distancia y frialdad Si bien en el fondo se consuma por dentro. Tendrá modos originales y creativos para encarar la seducción y tan distinta Será su forma de atraer que es posible que el otro no se dé por enterado de que está siendo cortejado. Acuario -Generalmente hábil y creativo- debe aceptar su forma bizarra de expresarse tratándose de amor.

Es muy de Piscis vivir dentro de un mágico estado de enamoramiento y no tener muy claro quién le agrada. Concentrado en el silencio de su sentir, sueña eternamente relaciones ideales Pero poco realizables. Se ilusiona con amores que cumplan todas sus fantasías, Pero se ruboriza y entorpece cuando debe demostrar lo que siente y no logra actuar de formas coherentes que faciliten el encuentro. Lo soñado se vuelve extremadamente hermoso y al compararlo con la cotidiana realidad, lo vínculos posibles se vuelven poco interesantes. Cualquier expresión humana de aquel a quien se ha idealizado lo lleva a perder el interés en relaciones reales.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre