Los Inéditos De Pla

0
50

Los Inéditos De Pla

Varias veces me he planteado escribir un ensayo sobre política y mitología. Las bases subconscientes Y también irracionales de la política, que son decisivas Pero muy mal conocidas, Precisamente Pues son irracionales. Y, por definición, lo irracional no se razona.

¿Qué una parte de la mitología influye en la política? Dejaré de lado la noción de dios, la cosmogénesis, los mitos del origen, la Weltanschauung O bien visión del Mundo, y me centraré en los arquetipos, esas figuras simbólicas que son como los instintos del subconsciente colectivo. Representan situaciones vitales repetidas Durante la historia de la humanidad.

El Tarot representa una veintena, Por ejemplo el ermitaño, el joker, los amantes, la rueda de la fortuna. Jung es el que mejor ha explicado la potencia de los arquetipos para cortocircuitar los argumentos de la razón. En varios artículos sobre La enorme Guerra, resalta De qué forma Hitler y los suyos activaron el arquetipo de Wotan, el racismo ario, el supre- macismo alemán para poner ­Alemania en pie de guerra contra Europa.

Wotan, un viejo dios de la tempestad y el frenesí, despertó de su letargo en un país civilizado que, se suponía, había superado la edad media. Los dioses -escribe Jung- son personificaciones de fuerzas psíquicas que vienen del subconsciente. Decir Wotan Esto es furor teutónico: “Un hombre poseso ha infectado a toda una nación”. Wotan es un arquetipo; los arquetipos son como cauces de río: cuando el agua -la energía psíquica- brota, están ahí para encauzarla y darle forma.

Jung insiste en el complejo de inferio­ridad de los alemanes -les molesta que los desaprueben y odian ser criticados- que los puede llevar a una disociación histé­rica de la personalidad. Y remata: “El ­pueblo alemán no hubiese sido seducido por Hitler si esa figura no hubiese sido una imagen refleja de la histeria colectiva ­alemana”.

Viene este preámbulo a cuento Pues Pla, en sus inéditos, se refiere al subconsciente colectivo catalán, como Jung habla del alemán. Afirma Pla: “El bilingüismo plantea, a mi comprender, el inconveniente del subconsciente catalán -origen de todo el drama cultural del país- Pues un pueblo que no consiga mantener las manifestaciones de su subconsciente en un estado holgado, libérrimo y normal perderá su personalidad de modo fatal y segurísimo. El subconsciente catalán se halla, en el entorno castellano y andaluz, desplazado y absoluta­mente forastero… El desplazamiento al que aludo crea en el catalán un sentimiento de inferioridad permanente. Como este sentimiento es doloroso, desagradable y angustioso, el catalán ha intentado colectivamente y, en muchos casos, personalmente un enorme esfuerzo por superarlo, por desligarse de su personalidad auténtica, sin conseguirlo. Ello ha creado una Psicología curiosa: la Sicología de un hombre suspendido en el aire, que tiene miedo de ser él mismo y, a la vez, no puede dejar de ser él mismo.

La persistencia Durante docenas de años de este estado ha creado un ser de escasos sentimientos públicos positivos. Un hombre sin patria, incapaz de fusionarse ni adherirse, hipocrítico, irónico, individualista, frenéticamente individualista, negativo; un hombre enfermizo, umbrío, desconfiado, aniquilante, escurridizo, nervioso, displicente, solitario, triste. La enfermedad catalana se halla en el subconsciente del país”.

¡Qué prosa y cuánta razón tiene el Profesor Pla! La pregunta es: dado que Franco murió en 1975, ¿quién es el responsable de que estos escritos no se hayan publicado hasta El día de hoy?, ¿el pensamiento único socialista-felipista?, ¿la desidia, la familia?, ¿el control de la cultura por parte de los comunistas? No olvidemos estas apreciaciones sobre el sinuoso Estapé: “Salen a la charla Dos economistas: Sardá, del Banco de España, y Estapé, catedrático de Zaragoza. Me dicen que han sido consejeros de Navarro Rubio y de Ullastres en el Plan de Estabilización. Me afirman que la característica de estos señores es la contradicción permanente. Ambos son socialistoides, por no decir comunistoides, tienen un desprecio perfecto por la burguesía Pero colaboran y son los agentes más activos en la salvación de este régimen abyecto de Franco”.

La lucidez de Pla nos vendría muy bien ahora que los independentistas precisan pragmatismo y los españolistas precisan magnanimidad para no humillar a Catalunya Por medio de jueces herederos de los tribunales de la Inquisición. La lucidez de Pla les vendría bien a los intelectuales que viven en Madrid y que no se pronuncian, O bien Solo lo hacen despreciando a Catalunya, como si 2 millones de ciudadanos hubieran sido idiotizados por las escuelas de la Generalitat. Les aseguro que hay algo más, considerablemente más. Y eso requiere entrar en la tercera vía de la negociación, no con Ciudadanos, como afirmó cínicamente Rajoy, sino con quienes representan a Dos millones de ciudadanos catalanes descontentos.

Precisamos a liberales castellanos como Bernaldo de Quirós, capaces de meditar y dialogar. Y hay que buscarlos y darles voz en el ágora antes de que la falta de magnanimidad pudra el cuerpo rasgado de España. Y También precisamos sabios como Pla y Jung ­para equilibrar el subconsciente colectivo catalán.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre