Mecanismo De Anticitera

0
142

Se debía hallar alojado en una caja de madera con dimensiones 340 mm x 180 mm x 90 mm; el dispositivo es un complejo mecanismo de relojería compuesto de Al menos 30 engranajes de bronce. Los restos fueron encontrados como 82 fragmentos separados de los cuales solo 7 contenían inscripciones importantes O engranajes.[10][11] El engranaje más grande (meridianamente visible en el Fragmento A a la derecha) mide aproximadamente 140 mm de diámetro y originalmente contaba con 223 dientes.

El artefacto fue recuperado entre 1900 y 1901 de un antiguo naufragio cercano a la isla griega de Anticitera.[12] Supuestamente construido por científicos griegos, el instrumento data de entre los años 150 a. C. y cien a. C.,[5] O, Conforme una observación reciente, el año doscientos a. C.[13][14]

Tras que el conocimiento de esta tecnología se perdió en algún momento en la antigüedad, artefactos tecnológicos que se acercaran a la dificultad y habilidad de construcción de este instrumento no aparecieron Nuevamente Hasta el momento en que se inició el desarrollo de relojes astronómicos en Europa hacia el siglo XIV.[15]

Todos los fragmentos recuperados del mecanismo de Anticitera se custodian en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.[16]

1 Historia 1.1 Descubrimiento
1.Dos Origen

2.1 Fragmentos mayores
2.Dos Fragmentos menores

3.1 Operación
3.2 Caras 3.2.1 Cara frontal
3.2.2 Cara trasera

3.4.1 Esquema de los engranes conocidos
3.4.2 Esquemas de engranajes propuestos

7.1 Libros
7.Dos Revistas
7.Lección Otros

El mecanismo de Anticitera fue descubierto a cuarenta y cinco metros bajo el agua cerca de Glyfadia, en la isla griega de Anticitera. Los restos del antiguo naufragio se encontraron en abril de 1900 por una parte de un grupo de buzos recolectores de esponjas; estos recuperaron Abundantes artefactos, incluyendo estatuas de bronce y mármol, alfarería, vidriería, joyería, monedas y el mecanismo. Los hallazgos fueron enviados al Museo Arqueológico Nacional de Atenas para su análisis y almacenamiento. El mecanismo pasó inadvertido Durante 2 años como un bulto de bronce corroído y madera Hasta que el equipo del museo empezó a unir las piezas más obvias del mecanismo.[15]

El 17 de mayo de 1902, cuando el arqueólogo Valerios Stais examinaba los restos se dio cuenta de que una de las piezas de roca tenía un engranaje incrustado. Stais, Inicialmente, creyó que se trataba de un reloj astronómico Pero La mayor parte del equipo creía que el instrumento era tecnológicamente muy avanzado y muy complejo como para haber sido construido en exactamente la misma época que el resto de las piezas encontradas. Las investigaciones fueron abandonadas Hasta que el instrumento captó la atención de Derek John de Solla Price en 1951.[17] En 1971, Price y un físico nuclear llamado Charalampos Karakalos analizaron los ochenta y dos fragmentos con rayos X y rayos gamma. Price publicó un extensivo ensayo de 70 páginas sobre los resultados en 1974.[15]

Se desconoce De qué forma llegó el mecanismo al navío, Pero se ha propuesto que se planeaba llevar el instrumento a Roma con el resto del botín para la celebración del triunfo de Julio César.[18]

Si bien Por norma general es referido como la primera computadora analógica,[19] la calidad y complejidad de la manufactura del mecanismo sugieren que este tiene predecesores Todavía no descubiertos hechos en el periodo helenístico.[20] Su construcción está basada en teorías de la astronomía y matemáticas desarrolladas por astrónomos griegos y se estima que se construyó a principios del segundo siglo a. C.[5]

En 1974, el historiador de la ciencia británico y Profesor de la Universidad Yale Derek John de Solla Price concluyó, merced a ajustes de los engranajes y a inscripciones en las caras del mecanismo, que el instrumento fue hecho alrededor del año 87 a. C. y perdido pocos años después.[12] Jacques Cousteau y sus asociados visitaron el naufragio en 1976[21] y recuperaron monedas que dataron entre los años 76 y sesenta y siete a. C.[22] A pesar de que el avanzado estado de corrosión ha vuelto imposible la realización de un análisis de su composición, se cree que el dispositivo está hecho de una aleación de cobre y estaño (aproximadamente noventa y cinco % cobre y 5 % estaño).[23] Las instrucciones de uso están escritas en koiné con rasgos dialectales corintios y la creencia que se impone entre los profesionales es la de que el mecanismo fue creado en el Planeta de habla griega.[6]

Los resultados arrojados por el Proyecto de Investigación del Mecanismo de Anticitera sugieren que el concepto del mecanismo se originó en las colonias de Corinto, Puesto que el dialecto de las inscripciones De este modo lo determina. Más en específico, Siracusa era una muy próspera antigua colonia de Corinto y el hogar del gran ingeniero Arquímedes, lo que podría implicar una conexión con la escuela de Arquímedes.[8]Otra teoría sugiere que las monedas encontradas por Jacques Cousteau en la década de los setenta en el naufragio se remontan a la época en que se construyó el mecanismo y su origen es la urbe griega de Pérgamo,[24] hogar de la famosa Biblioteca de Pérgamo. Gracias a la cantidad de manuscritos sobre ciencia y arte, es la segunda biblioteca más esencial, después de la Biblioteca de Alejandría, del periodo helenístico.[25]

El navío que transportaba el mecanismo Asimismo llevaba vasijas con un estilo procedente de Rodas; esto lleva a la creencia de que el mecanismo fue construido en una academia fundada por el estoico filósofo Posidonio en esa isla griega. Rodas era un puerto comercial con mucho tráfico y Asimismo era un centro de ingeniería astronómica y mecánica, hogar de Hiparco de Nicea, quien estuvo activo desde el año ciento cuarenta a. C. hasta el año ciento veinte a. C. El hecho de que el mecanismo recurra a la teoría de Hiparco sobre el movimiento de la Luna señala que él pudo haberlo diseñado O bien contribuido en su construcción.[15]

Michael Edmunds, Profesor de la Universidad de Cardiff, dirigió una investigación sobre el mecanismo en el año 2006; describió el instrumento como “simplemente extraordinario, único de su especie” y mencionó que su astronomía era “exactamente correcta”. Evaluó el mecanismo como “más valioso que la Mona Lisa”.[26][27]

En el año 2014, una investigación conducido por Carman y Evans argumentaba que el origen del mecanismo era En realidad el año doscientos a. C.[13][14] Según Carman y Evans, el estilo de predicción aritmética babilónico encaja mejor con el modelo predictivo del mecanismo que el estilo trigonométrico tradicional griego.[13]

A mediados de 2014, una expedición de buceo al naufragio, iniciada por el Ministro Helénico de Cultura y Deportes, esperaba descubrir más fragmentos del mecanismo de Anticitera, Pero se tuvo que abortar prematuramente la operación debido al mal tiempo. Se tiene planeada una nueva expedición en la primavera de 2015.[14]

Aparentemente, el mecanismo original abandonó el Mediterráneo como una sola pieza incrustada; poco después se fracturó en 3 piezas principales. Diversas piezas pequeñas del interior se han roto Mientras se manipulaba O bien limpiaba el mecanismo y otras fueron encontradas en el suelo marino por la expedición de Cousteau. Existe la posibilidad de que haya más fragmentos almacenados desde el descubrimiento del mecanismo y Aún no se hayan descubierto; el Fragmento F salió a la luz de esa manera en el año 2005. De los ochenta y dos fragmentos, siete son mecánicamente significativos y contienen La mayor parte de las inscripciones del mecanismo; existen otros dieciseis fragmentos que contienen inscripciones parciales e incompletas.[5][28][29]

Fragmentos mayores[editar]

El fragmento contiene la división del cuarto superior izquierdo del espiral de Saros y 14 inscripciones del mismo. También contiene inscripciones para el disco de Exeligmos y restos de la cara del disco.

Fragmentos menores[editar]

Muchos de los fragmentos más pequeños que han sido encontrados no contienen nada de valor; No obstante, algunos tienen inscripciones. El fragmento 19 contiene inscripciones en la puerta trasera incluyendo una que afirma “… setenta y seis años…” que se refiere al ciclo calípico, llamado De este modo por su descubridor, el astrónomo Calipo de Cícico. Otras inscripciones semejan describir la función de los discos traseros. En conjunto con este fragmento menor, 15 fragmentos menores contienen restos de inscripciones en sí mismos.[30]:7

Mecanismo[editar]

Puede encontrarse información sobre los datos recolectados de las ruinas por las últimas investigaciones en el suplemento del artículo de Freeth para Nature 2006.[5]

Operación[editar]

En la cara frontal del mecanismo (ver reproducción Aquí:[31]) se halla un disco en forma de anillo, fijado a la estructura, que representa la eclíptica y los 12 signos zodiacales marcados en sectores de treinta grados. Esto concuerda con la costumbre babilónica de asignar un doceavo de la eclíptica a cada signo zodiacal equitativamente, Si bien los límites de las constelaciones eran variables. Fuera del disco se encuentra otro anillo que es giratorio; este está marcado con los meses y días del calendario egipcio: Doce meses de 30 días más 5 días epagomenales. Los meses están marcados con sus respectivos nombres egipcios transcritos al abecedario griego. La primera tarea es: rotar el calendario egipcio para concordar los signos del zodíaco en el artefacto con los actuales. El calendario egipcio ignoraba los cinco días epagomenales, Por lo que avanzaba absolutamente por un símbolo zodiacal en aproximadamente 120 años.[6]

El mecanismo era operado Mediante la rotación de una manivela (En la actualidad perdida) que se conectaba Por medio de un engranaje en forma de corona al engrane de mayor tamaño, el engranaje con 4 dientes en el frente del fragmento ha sido llamado B1. Esto movía el cursor en el disco frontal que seleccionaría el día correcto del calendario egipcio. El año no era seleccionable, Con lo que era necesario saber el año Hoy en día seleccionado O buscar los ciclos con ayuda de los diferentes indicadores de ciclo del calendario en el reverso de las tablas babilónicas de efemérides por el día del año seleccionado, Puesto que los ciclos del calendario no son sincrónicos con el año. La manivela movía el cursor de fecha por setenta y ocho días cada rotación completa; esto facilitaba la selección de un día particular si el mecanismo se hallaba en buenas condiciones. La acción de girar la manija de la manivela causaría que los engranajes interconectados dentro del mecanismo rotaran; esto resultaba en el cálculo simultáneo de la posición del Sol y la Luna, la fase lunar, eclipse, ciclos del calendario y posiblemente la posición de planetas.[32]

El operador Asimismo debía estar al tanto de la posición de los cursores del selector espiral en los 2 discos al reverso del mecanismo. El cursor tenía un “seguidor” que rastreaba las incisiones espirales en el metal Conforme los discos incorporaran cuatro O bien 5 rotaciones completas del cursor. Cuando un cursor alcanzaba la posición de un mes terminal al final del espiral, el seguidor del cursor debía ser movido manualmente al otro extremo del espiral antes de poder continuar el funcionamiento.[5]:10

Caras[editar]

Cara frontal[editar]

El año de 365 1⁄4 días era usado en el ciclo Calípico alrededor del año trescientos treinta a.

El disco frontal tiene 2 escalas circulares concéntricas que representan el camino Mediante los cielos. El anillo exterior está marcado con los trescientos sesenta y cinco días del calendario egipcio O bien el año Sotíaco basado en el ciclo Sotíaco. En el anillo interno hay un segundo disco marcado con los signos zodiacales griegos y se divide en grados. El calendario exterior podía ser movido opuestamente al disco interior, para compensar por el efecto del cuarto de día adicional en el año solar, al girar la escala cara atrás por un día cada 4 años. El año de 365 1⁄4 días era usado en el ciclo Calípico alrededor del año trescientos treinta a. C. y en el Decreto de Canopo a lo largo del año doscientos treinta y ocho a. C., Mas no se ve reflejado en los discos.[cita requerida]

La posición del Sol en la eclíptica es equivalente a la fecha actual en el año. La Luna y los cinco planetas conocidos por los griegos viajan A lo largo de la eclíptica cercanamente entre sí mismos, tan cerca que tenía sentido definir su posición en la eclíptica.

Los siguientes meses egipcios están inscritos en el anillo exterior:

– ΘΟΘ (Thoth)
– ΦΑΩΦΙ (Phaophi)
– ΑΟΤΡ (Athyr, Hathor)
– ΧΟΙΑΚ (Choiak)
– ΤΥΒΙ (Tybi)
– ΜΕΧΕΙΡ (Mecheir)
– ΦΑΜΕΝΩΘ (Phamenoth)
– ΦΑΡΜΟΥΘΙ (Pharmouthi)
– ΠΑΧΩΝ (Pachon)
– ΠΑΥΝΙ (Payni)
– ΕΠΙΦΙ (Epiphi)
– ΜΕΣΟΡΗ (Mesore)
– ΕΠ (Ep[agomene])

El disco zodiacal contenía inscripciones griegas de los miembros del zodiaco; esto se supone que era para adaptarse con la versión del mes tropical en lugar de la del mes sideral:[30]:8

– ΚΡIOΣ (Krios [Carnero], Aries)
– ΤΑΥΡΟΣ (Tauros [Toro], Tauro)
– ΔIΔΥΜΟΙ (Didymoi [Gemelos], Géminis)
– ΚΑΡΚIΝΟΣ (Karkinos [Cangrejo], Cáncer)
– ΛEΩΝ (Leon [León], Leo)
– ΠΑΡΘEΝΟΣ (Parthenos [Virgen], Virgo)
– ΧΗΛΑΙ (Chelai [Garra de Escorpión O bien Zygos], Libra)
– ΣΚΟΡΠΙΟΣ (Skorpios [Escorpión], Escorpio)
– ΤΟΞΩΤΗΣ (Toxotes [Arquero], Sagitario)
– ΑIΓOΚΕΡΩΣ (Aigokeros [cabra], Capricornio)
– YΔΡΟΚΟΟΣ (Hydrokoos [Cargador de Agua], Acuario)
– IΧΘΕIΣ (Ichtheis [Pez], Piscis)

En los discos zodiacales Asimismo se hallan caracteres únicos en algunos puntos (ver reconstrucción Aquí:[31]). Están relacionados con un almanaque griego, precursor del almanaque moderno inscrito en la cara frontal detrás de los discos. Estos marcan las ubicaciones y longitudes de la eclíptica para estrellas específicas. Partes del almanaque griego leen (las llaves indican el texto inferido):

– Κ Noche
– Λ La puesta de las Híades en la noche
– Μ Tauro empieza a elevarse
– N Vega se elevan en la noche
– Θ Las Pléyades se elevan en la mañana.
– Ο Las Híades se elevan en la mañana
– Π Géminis comienza a elevarse
– Ρ Altair se eleva en la mañana
– Σ La puesta de Arturo en la mañana

Cuando menos Dos cursores indican la posición de cuerpos sobre la eclíptica. Un cursor lunar indica la posición de la Luna y Asimismo se observa un cursor aproximado solar. La posición lunar no estaba simplemente aproximada, Puesto que el indicador no describía un movimiento uniforme sino tomaba en cuenta la aceleración y desaceleración típica de lo que se conoce El día de hoy como órbita elíptica, todo esto Mediante el primer uso conocido de un engranaje planetario.

Asimismo rastreaba la precesión de la órbita elíptica alrededor de la eclíptica en un ciclo de 8,ochenta y ocho años. La posición aproximada del Sol es, por definición, la fecha actual. Se especula que, con todo el esfuerzo dedicado para representar la posición real de la Luna[30]:20,24, habría una precisión similar para el Sol; a la fecha no se ha encontrado evidencia de esto.[6] De manera similar, no se encuentra evidencia de cursores de la órbita planetaria, para los 5 planetas conocidos por los griegos, entre los restos.

Por último, el ingeniero mecánico Michael Wright demostró que hay un mecanismo para proveer la fase lunar Al igual que su posición.[33] El indicador es una pequeña esfera embebida al cursor lunar, mitad blanca y mitad negra, que rotaba para representar la fase lunar (luna nueva, primer cuarto, mitad, tercer cuarto, luna llena y luna negra) gráficamente. La información para proveer esta función está libre dadas las posiciones del Sol y la Luna como rotaciones angulares; en esencia es el ángulo entre los Dos, traducido en la rotación de la esfera. Se requiere de un diferencial, un arreglo de engranes que acumula O diferencia Dos entradas angulares. El mecanismo de Anticitera es históricamente la primera construcción deliberada de un diferencial.[cita requerida]

Cara trasera[editar]

En julio del 2008, científicos reportaron nuevos descubrimientos en la revista Nature demostrando que el mecanismo no solo rastreaba el ciclo Metónico y predecía eclipses solares; este Asimismo calculaba el tiempo de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad.[8] Ciertas inscripciones en el mecanismo concuerdan con los nombres de los meses que se usan en los calendarios de Iliria y Epiro, en el noroeste de Grecia y en la isla de Corfú.[34][35]

En el reverso del mecanismo se hallan cinco discos: los Dos grandes calculan el ciclo metónico y de Saros, Al tiempo que los tres pequeños son para el ciclo calípico, las Olimpiadas,[28] y Exeligmos.[5]:Once

El disco metónico se halla en el lado superior del mecanismo. El ciclo metónico, definido en varias unidades físicas, es de 235 meses sinódicos, lo que es muy cercano (en menos de 13 millonésimas) a los diecinueve años tropicales. Es por esto que este es un intervalo conveniente al cual convertir entre el calendario lunar O bien solar. El disco metónico cubre 235 meses en cinco rotaciones del disco; lo hace siguiendo una pista espiral con un seguidor en el cursor que rastrea la capa del espiral. El cursor indica el mes sinódico, contado de luna nueva a luna nueva, y la celda contiene los nombres de los meses en el calendario Epirótico.[cita requerida]

1. ΦΟΙΝΙΚΑΙΟΣ (Phoinikaios)
2. ΚΡΑΝΕΙΟΣ (Kraneios)
3. ΛΑΝΟΤΡΟΠΙΟΣ (Lanotropios)
4. ΜΑΧΑΝΕΥΣ (Machaneus)
5. ΔΩΔΕΚΑΤΕΥΣ (Dodekateus)
6. ΕΥΚΛΕΙΟΣ (Eukleios)
7. ΑΡΤΕΜΙΣΙΟΣ (Artemisios)
8. ΨΥΔΡΕΥΣ (Psydreus)
9. ΓΑΜΕΙΛΙΟΣ (Gameilios)
10. ΑΓΡΙΑΝΙΟΣ (Agrianios)
11. ΠΑΝΑΜΟΣ (Panamos)
12. ΑΠΕΛΛΑΙΟΣ (Apellaios)

Definir la fecha solar correcta en el panel frontal señala el mes lunar actual en el panel al reverso con resolución de aproximadamente una semana.

El disco calípico es el disco superior izquierdo secundario; este sigue un ciclo de setenta y seis años. El ciclo calípico consiste de cuatro ciclos metónicos y este disco señala en cuál de los 4 ciclos metónicos de un ciclo calípico se encuentra en el momento.[cita requerida]

El disco olímpico es el disco superior derecho secundario; es el único cursor en el instrumento que viaja opuestamente a las manecillas del reloj con el paso del tiempo. El disco se divide en 4 sectores; Cada uno de ellos tiene un indicador de año y el nombre de 2 Juegos Panhelénicos, Juegos Ístmicos, Juegos Olímpicos, Juegos Nemeos y los Juegos Píticos. También incluyen juegos menores como los Juegos cuatrienales de las Naia (con sede en Dodona y en honor de Dione Naia) y otra Olimpiada que a la fecha no ha sido descifrada.[36] Las inscripciones en cada una de las 4 divisiones son:[5]:4-5, 10[28]

Nótese que un ciclo es aproximadamente ocho horas más largo que un número entero de días.

El disco de Saros es el disco espiral inferior primordial en el reverso del mecanismo.[5]:4-5, diez El ciclo de Saros consta de dieciocho años y 11 1⁄3 días (6585,333… días), lo que se aproxima bastante a los 223 meses sinódicos (6585,3211 días). Está definido como el ciclo de repetición de las posiciones necesitadas para formar los eclipses solares y lunares; En consecuencia, se podía usar para predecir los eclipses no a nivel de mes O bien día sino a tiempo del día. Nótese que un ciclo es aproximadamente ocho horas más largo que un número entero de días. Al traducir esto en rotación global, quiere decir que el eclipse ocurrirá no solo 8 horas después sino que Asimismo un tercio de rotación más al este. Glifos encontrados en cincuenta y uno de las 223 celdas de mes sinódico del disco especifican la ocurrencia de treinta y ocho eclipses lunares y 27 eclipses solares. Algunas de las abreviaciones en los glifos dicen:

– Σ = ΣΕΛΗΝΗ (Luna)
– Η = ΗΛΙΟΣ (Sol)
– HM = ΗΜΕΡΑΣ (del día)
– ωρ = ωρα (hora)
– NY = ΝΥΚΤΟΣ (de la noche)

Los glifos indican si el eclipse designado es lunar O solar, da la fecha del día del mes y la hora, En tanto que los eclipses solares no son visibles en cualquier momento, y los eclipses lunares solo son visibles si la Luna está sobre el horizonte en la hora indicada.[30]:Seis

El disco de Exeligmos es el disco secundario inferior derecho en el reverso del mecanismo. El ciclo de Exeligmos consiste de tres ciclos de Saros con un total de cincuenta y cuatro años; esto quiere decir que dura 19,756 días. Como la duración del ciclo de Saros es de 8 horas, un ciclo completo de Exeligmos muestra el conteo en días enteros. Por esto tiene inscripciones como:[5]:Diez

– Vacío (representa el cero)
– H (número 8)
– Iϛ (número 16)

Como resultado, el disco indica cuántas horas deben ser añadidas a los tiempos de los glifos del disco de Saros para poder calcular tiempos exactos de eclipses.

Puertas[editar]

El mecanismo tiene una cubierta hecha de madera con una puerta frontal y otra trasera; ambas contienen inscripciones.[8][30] La puerta trasera semeja ser el “Manual de Instrucciones”. En uno de los fragmentos se lee “76 años, 19 años”, que se refieren a los ciclos metónico calípico. También se aprecia la inscripción “223” para los ciclos de Saros. En otro de los fragmentos está escrito, en las subdivisiones espirales, “235” para el disco metónico.

Engranaje[editar]

El mecanismo es extraordinario en cuanto a su nivel de miniaturización y complejidad de sus partes; es comparable a los relojes astronómicos del siglo XIV. Tiene Al menos treinta engranajes, Si bien el experto Michael T. Wright sugiere que los griegos de aquella temporada eran capaces de implementar más.[32]

Hay mucha controversia sobre la capacidad del mecanismo de predecir las posiciones de los planetas conocidos por los griegos en aquella temporada. No se ha encontrado ningún conjunto de engranajes dedicados a tal tarea a excepción de un engranaje de 63 dientes (g1) en el fragmento D al que no se le ha encontrado otra función.[6]

El propósito de la cara frontal era posicionar los cuerpos astronómicos respecto a la esfera celeste A lo largo de la eclíptica desde el punto de vista de un observador en la Tierra. Eso es irrelevante al preguntarse si la posición era calculada usando una vista heliocéntrica O bien geocéntrica del Sistema solar; cualquiera que se haya usado resultaría en la misma posición (ignorando la elipticidad) en el rango de error del mecanismo.

El sistema solar epicíclico de Ptolomeo (trescientos años en el futuro de la fecha aparente del mecanismo) funcionaba con más epiciclos; era más preciso al pronosticar las posiciones de los planetas que Copérnico Hasta que Kepler introdujo la posibilidad de que las órbitas fuesen elipses.[37]

Evans propuso que para poder enseñar las posiciones aproximadas de los planetas requeriría de diecisiete engranajes adicionales para ser posicionados al frente del engranaje primordial y usando discos circulares individuales en la misma cara.[38]

Tony Freeth y Alexander Jones han modelado y publicado una versión usando múltiples engranajes mecánicamente similares al sistema de anomalía lunar permitiendo la indicación de posiciones planetarias Del mismo modo que la síntesis de la anomalía solar. Conforme Freeth y Jones, su sistema es más genuino que el modelo de Wright, En tanto que el suyo exige habilidades que los griegos de aquella temporada poseían y no agrega complejidad adicional O estrés interno a la máquina.[6]

Los dientes de los engranajes eran triángulos equiláteros con una inclinación circular promedio de 1,seis mm; el grueso promedio de la rueda era de 1,cuatro mm y el espacio entre engranajes promedio era de 1,Dos mm. Los dientes fueron hechos, probablemente, de una esfera de bronce usando herramientas de mano; esto es evidente debido a que no todos son uniformes.[6] Gracias a los avances en la tecnología de rayos X, ahora es posible determinar el número de dientes y tamaño de los engranajes de los fragmentos encontrados y como resultado se conoce la operación básica del mecanismo y se ha podido replicar Precisamente. Si bien persiste la duda de la existencia de los indicadores de planetas.[30]:Ocho

Una tabla sobre los engranajes, sus dientes y el número esperado de rotaciones de los engranajes importantes se muestra a continuación. Las funciones de los engranajes provienen de Freeth et al. (2008)[8] y aquellos de la segunda mitad de la tabla proceden de Freeth y Jones (2012). [6] Los valores calculados comienzan con una revolución del engranaje b1 y el resto se calculó de las proporciones de los dientes de los engranajes. Los engranajes marcados con un asterisco (*) no han sido encontrados O bien tienen predecesores perdidos; han sido calculados sobre la base de lo conocido del mecanismo con números de dientes razonables.[8][30]

de engrane

[table 1]

[table 2]

Notas de tabla:

↑ Interno e inapreciable.

↑ Cambio del nombre tradicional: X es el eje primordial de año, vira una vez por año con el engrave B1. El eje B es el eje con los engranes B3 y B6 Al tiempo que el eje E tiene los engranes E3 y E4. Otros ejes en Y también (E1/E6 y E2/E5) son irrelevantes en esta tabla.
↑ “Tiempo” es el intervalo representado por una revolución completa del engrane.
↑ Como visto desde el frente del mecanismo. La vista “natural” es desde el lado en el que se muestra el mecanismo del disco/cursor en cuestión.
↑ Estando los griegos en el hemisferio norte, el movimiento de las estrellas adecuado serpia de este a oeste, es opuesto a las manecillas del reloj cuando la elíptica y el zodiaco son vistos en el sur. Como visto desde el frente del mecanismo.
↑ a b c d e f g h En promedio, merced al engranaje planetario causando aceleraciones y desaceleraciones.
↑ a b c d e Debido a su ubicación en el reverso del mecanismo, su rotación “natural” es la opuesta.
↑ Este era el único cursor visible viajando naturalmente en el sentido de las manecillas del reloj.
↑ Interno e inapreciable.
↑ a b c d Y también f Movimiento progrado; retrogrado es obviamente la dirección opuesta.
Hay varias proporciones de engranes para cada planeta que resulta en valores cercanos en el cálculo de periodos sinódicos de planetas y el sol. Los elegidos en la parte superior semejan ser de gran precisión con números de dientes razonables, Pero los engranes específicos que pueden haber sido usados, seguramente continúen como desconocidos.[6]

Esquema de los engranes conocidos[editar]

El engrane solar es operado desde la manivela movida manualmente (conectada al engrane a1 que mueve el gran engrane del sol promedio de cuatro dientes b1) y mueve por igual al resto de los conjuntos de engranes. El engrane del sol es b1/b2 y b2 tiene 64 dientes. Este mueve de forma directa el cursor del sol promedio (Puede que haya existido un engrane más preciso del sol que representaba la anomalía elíptica del sol; esto se discute más abajo en la reconstrucción de Freeth). En esta discusión, la referencia son móldelos de periodos rotacionales de múltiples cursores e indicadores; todos asumen que la rotación de b1 es de trescientos sesenta grados que corresponde con un año tropical, son calculados basados solamente en la proporción de los engranes mencionados.[5][28][40]

El conjunto de engranes lunar comienzan con el engrane b1 y continúa Por medio de c1, c2, d1, d2, e2, e5, k1, k2, e6, e1 y b3 hasta llegar al indicador el cara frontal del mecanismo. Los engranes k1 y k2 forman un engrane planetario, son idénticos y no están conectados Mas operan “cara a cara” con un perno saliendo de k1 y entrando en una muesca de k2. Los dos engranes tienen diferentes centros de rotación Con lo que el perno se mueve hacia adelante y cara atrás En la muesca, en aumenta y reduce el radio al que opera k2, Asimismo cambia su velocidad angular (asumiendo que la velocidad de k1 es uniforme) siendo esta más veloz en ciertas partes. Las velocidades promedio son iguales después de una revolución completa Mas la variación de velocidad representa el efecto de la órbita elíptica de la luna Como consecuencia de la segunda y tercera ley de Kepler. El periodo rotacional modelado del indicador lunar (promediado de un año) es de 27.321 días, muy cercano al valor moderno de un mes lunar sideral de 27.312661 días. Como se había mentado antes, la diferencia de los centros de rotación entre k1 y k2 cambia el desplazamiento del tiempo del año y el montaje de estos Dos engranes en el engrane e3 proporciona un avance precesional del modelado de la elipticidad con un periodo de 8.8826 años, valor similar al valor actual del periodo de precesión de la luna de 8.85 años.[5][28][40]

El sistema También modela las fases lunares. El indicador de la luna sostiene un eje A lo largo de sí mismo, sobre este va montado un pequeño eje (r) que se conecta con el indicador del sol en B0 (la conexión entre B0 y el resto de B no es visible en el mecanismo original Con lo que se desconoce si B0 es el indicador promedio del sol O bien un indicador más exacto). El engrane viaja a través del disco con la luna Pero Asimismo está orientado al sol, este efecto es para efectuar una operación diferencial Por lo que el engrane vira en el periodo del mes sinódico, midiendo el efecto y Y también ángulo de diferencia entre los indicadores del sol y la luna. El engrane lleva una pequeña esfera que es perceptible Por medio de una abertura en la cara de la luna, está pintado longitudinalmente con una mitad blanca y la otra negra enseñando las fases pictóricamente. Este gira con un periodo de 29.53 días; el valor moderno del mes sinódico es de 29.530589 días.[5][28][40]

El conjunto de engranes Metónico está conformado por b1, b2, l1, l2, m1, m2 y n1 (este último está carga el indicador). El periodo rotacional modelado del indicador es de 6939.5 días (a través del espiral de 5 rotaciones) Mientras que el valor moderno para el ciclo Metónico es de 6939.Sesenta y nueve días.[5][28][40]

El conjunto de engranes Olímpico se conforma de b1, b2, l1, l2, m1, m2, n1, n2 y 01 (este último está carga el indicador). Su periodo rotacional modelado es de Precisamente 4 años como esperado Incidentalmente este es el único cursor del mecanismo que vira en sentido opuesto a las manecillas del reloj, todos los demás giran en dirección opuesta a este.[5][28][40]

El conjunto de engranes Calípico se compone de b1, b2, l1, l2, m1, m2, n1, n3, p1, p2 y q1 (este último carga el indicador). Su periodo computacional modelado es de 27,758 días Mientras que el valor moderno es de 27,758.8 días.[5][28][40]

El conjunto de engranes de Saros se compone de b1, b2, l1, l2, m1, m3, e3, e4, f1, f2, y g1(este último carga el indicador) y tiene un periodo rotacional modelado del ciclo de Saros de 1643.3 días (esto en 4 rotaciones A lo largo de la pista del espiral); el valor moderno es de 1636.33 días.[5][28][40]

El conjunto de engranes de Exeligmos se compone de b1, b2, l1, l2, m1, m3, e3, e4, f1, f2, g1, g2, h1, h2 y i1 (este último carga el indicador). El periodo rotacional modelado de Exeligmos es de 19,756 días y el valor moderno es de 19,755.96 días.[5][28][40]

Según semeja, los engranes m3, n1-3, p1-2 y q1 no sobrevivieron el naufragio. Las funciones de los indicadores fueron deducidas por los restos de los discos en la cara trasera, y se propuso un engranaje razonable para satisfacer las funciones el cual es Generalmente aceptado.[5][28][40]

Esquemas de engranajes propuestos[editar]

Debido a que existe un gran espacio entre el indicador promedio del sol y el frente de la cubierta, y al tamaño de funciones mecánicas como el engranaje solar, es muy posible que el mecanismo haya contenido más engranes que se hayan perdido A lo largo de O tras el naufragio O que fueron eliminados ya antes de ser cargados al navío.[6] La falta de evidencia y la naturaleza de la parte frontal del mecanismo han llevado a diferentes intentos para recrear lo que los griegos de aquel periodo pudieron haber hecho, lo que ha resultado en varias propuestas de soluciones.

Michael Wright fue la primera persona en diseñar y construir un modelo que no solo contuviera las partes conocidas del mecanismo, este Asimismo contaba con la simulación de un potencial sistema planetario. Él sugirió que se habrían hecho más ajustes, además de la anomalía lunar, para la anomalía solar (conocida como la “primera anomalía”). Incluyó indicadores para el sol exacto, Mercurio, Venus, Júpiter y Saturno, todos adicionales a los conocidos indicadores de sol promedio y lunar.[6]

Evans, Carman y Thorndike publicaron una solución con diferencias significantes del modelo de Wright. Su propuesta se basa en la irregularidad espacial de las inscripciones en la cara del disco frontal que ellos observaron, esta irregularidad parecía indicar un indicador solar fuera de centro que simplificaba el mecanismo al quitar la necesidad de representar la anomalía solar. También sugirieron que en lugar de proporcionar indicación planetaria precisa (demostrada imposible por las inscripciones desajustadas) habría discos simples para cada planeta demostrando acontecimientos claves como el ciclo del planeta, apariciones iniciales y finales en el cielo nocturno y cambios de dirección aparentes. Este sistema resultaría en un engranaje general más simple con fuerzas y complejidades reducidas en comparación con el modelo de Wright.[38]

Su propuesta usaba engranajes conectados simples y respondía la incógnita del engrane de sesenta y tres dientes en el fragmento D. propusieron el empleo de platos con 2 caras, una cara con discos separados uniformemente y otra con una brecha encima de la cara para contestar ante críticas por la falta de empleo del engrane b1. Propusieron que, en lugar de emplear pilares y soportes para los engranes y los ejes, se usaran iconos climáticos y temporales visibles A través de una ventana.[38]

En un artículo publicado en el año 2012, Carman, Thorndike y Evans propusieron el empleo de un sistema de engranaje planetario con seguidores de perno y muesca.[41]

Freeth y Jones publicaron su propuesta en el año 2012 después su extensiva investigación y trabajo. Ellos propusieron una solución compacta y factible la incógnita de la indicación de los planetas. También propusieron la indicación de la anomalía solar (la posición aparente del sol en el disco zodiacal) en un indicador separado del indicador de fecha, que da posición aproximada del sol, Como la fecha en el disco mensual, en en el caso de que los Dos discos estuvieran sincronizados apropiadamente. Su panel frontal era esencialmente Exactamente el mismo que el de Wright siendo la única diferencia que este modelo no se construyó físicamente sino es un modelo 3-D de computadora.[6]

El sistema para sintetizar la anomalía solar es muy similar a la propuesta de Wright. Son leída engranes fijados al centro del engrane b1 y adjuntos al eje solar, el segundo se fijaba a uno de los rayos (en su propuesta es el inferior izquierdo) actuando como un engrane desocupado y el último engrane se posicionaba junto al anterior y se le equipaba con un perno sobre el cual iría un brazo con una muesca, este brazo se adjuntaba al eje solar induciendo la anomalía Según la rueda girara.[6]

El mecanismo planetario inferior incluía al sol (tratado como planeta), a Mercurio y a Venus.[6] Para Cada uno de los 3 sistemas había un engrane planetario cuyo eje se hallaba montado a b1 resultando en la frecuencia básica siendo un año terrestre (como lo es para el sol y todos los planetas en movimiento epicíclico, a excepción de la luna). Cada uno se conecta con un engrane fijo al cuadro del mecanismo. Cada uno tiene un perno montado, seguramente en una extensión de un lado de un engrane que extiende al mismo Mas que no interfiere con los dientes; en ciertos casos se precisa cierta distancia entre en centro del engrane y el perno está más lejos que el radio del engrane mismo. Una barra con una muesca A lo largo de sí misma se extiende desde el perno hasta el tubo coaxial adecuado, en cuyo otro extremo se ubica el indicador del objeto al frente de los discos. Las barras podrían ser engranes completos Si bien no hay necesidad y sería un desperdicio de material En tanto que la muesca es la única parte funcional. El empleo de las barras previene interferencia entre los tres mecanismos, de los cuales Cada uno va en los rayos de la engrane b1. Como resultado hay un nuevo engrane fijo (uno fue identificado en las ruinas y el segundo es compartido por 2 planetas), un engrane usado para revertir la dirección de la anomalía solar, 3 engranes planetarios y 3 barras/tubos coaxiales/indicadores que opcionalmente podrían ser engranes Cada uno de ellos. Cinco engranes y 3 barras muescadas en total.[6]

Los sistemas de los planetas superiores (Marte, Júpiter y Saturno) siguen el principio general del mecanismo de anomalía lunar.[6] Como en el caso de los sistemas inferiores, Cada uno tiene un engrane cuyo pivote se encuentra en una extensión de b1 y el Como se conecta con un engrane fijo. Este presenta un perno y un centro de pivote para el engrane planetario, el cual tiene una muesca para el perno, y se conecta con un engrane adjunto a un tubo coaxial y por consiguiente al indicador. Cada uno de los 3 mecanismos cabe en un cudrante de la extensión de b1 Por lo que todos están en único plano paralelo con el disco frontal. Cada uno de ellos usa un engrane fijo, un engrane conductor, un engrane conducido y un engrane/tubo coaxial O indicador resultando en un total de 12 engranes.

Como resultado se tienen ocho tubos coaxiales de múltiples tamaños anidados para transferir las rotaciones en el mecanismo a los 8 indicadores. Hay 30 engranes originales, 7 engranes añadidos para llenar la funcionalidad del calendario, 17 engranes y repaso barras muescadas para dar soporte a los 6 nuevos indicadores, todo esto resulta en cincuenta y cuatro engranes, 3 barras y ocho indicadores en el diseño de Freeth y Jones.[6]

En la representación visual, proporcionada por Freeth en la investigación, los indicadores en el disco zodiacal frontal tienen pequeñas piedras redondas identificadoras. Freeth, curiosamente, menciona una cita de un papiro antiguo:

…una voz llega a ti hablando. Deja a las estrellas posicionarse en el tablero de acuerdo con su naturaleza excepto por el Sol y la Luna. Y deja que el Sol sea dorado, la luna plateada, Cronos [Saturno] de obsidiana, Ares [Marte] de ónix rojizo, Afrodita [Venus] lapislázuli vetado de oro, Hermes [Mercurio] turquesa; deja que Zeus [Júpiter] sea de piedra (¿blancuzca?), cristalina (¿?)…[42]

Precisión[editar]

Investigaciones conducidas por Freeth y Jones revelaron que su mecanismo simulado no era particularmente preciso, el indicador de Marte llegaba a estar hasta 38° equivocado. Esto no era debido a fallos O imprecisiones en las proporciones de los engranes, las imprecisiones provenían de las teoría griegas de aquella época. La precisión no podía ser mejorada Hasta que Ptolomeo público su Hipótesis Planetaria en la segunda mitad del segundo siglo a.C. y Posteriormente la introducción de la Segunda Ley de Kepler.[6]

En breve, el mecanismo de Anticitera era una máquina diseñada para pronosticar acontecimientos siderales basados en las teorías astronómicas sofisticadas más recientes de aquella temporada, es el único testigo de una historia perdida de refulgente ingeniería, un producto de genialidad pura, una de las maravillas del Planeta viejo Pero Realmente no funcionaba realmente bien.[6]

Aparte de la inexactitud teórica, se encuentra la inexactitud mecánica. Freeth y Jones observaron que el inevitable aflojamiento en el mecanismo a causa de engranes hechos a mano, con sus dientes triangulares y fricciones entre engranes, y de las superficies de los soportes hubieran abrumado los delicados mecanismo para la corrección solar y lunar del mecanismo.

A pesar de que la ingeniería es extraordinaria para su era, estudios recientes concluyen que el diseño excedió la precisión de su manufactura por un enorme margen, Mediante inexactitudes significantes en los engranajes que se acumulaban para cancelar las anomalías sutiles del diseño.[6]

Dispositivos afines en la literatura antigua[editar]

En La República de Marco Tulio Cicerón, un diálogo filosófico del siglo I, se mencionan 2 máquinas que algunos autores modernos consideran un género de planetario predictor de los movimientos del Sol, la Luna y los 5 planetas conocidos en aquel momento. Construidos ambos por Arquímedes, fueron llevados a Roma por el general Marco Claudio Marcelo tras la muerte del gran ingeniero griego en el sitio de Siracusa (doscientos doce a. C.). Marcelo, quien tenía un enorme respeto por Arquímedes, se quedó con una de sus máquinas como único botín de su asedio (la segunda la ofreció al templo de Virtus). El dispositivo fue guardado como herencia familiar y Cicerón hizo afirmar a Philus (uno de los personajes del citado diálogo De republica) que Cayo Sulpicio Galo (cónsul con el sobrino de Marcelo en 166 a. C. y acreditado por Plinio el Viejo como el primer romano que escribió un libro explicando los eclipses solares y lunares) daba “explicaciones aprendidas” del mecanismo demostrando su funcionamiento. El diálogo transcurre en una villa perteneciente a Publio Cornelio Escipión Emiliano durante el año 129 a. C., y el texto alusivo es el siguiente:

Así, Cuando menos una de las máquinas de Arquímedes, seguramente bastante similar al mecanismo de Anticitera, habida cuenta del interés de Galo y de que en esta una parte del diálogo De Republica se refieren prodigia astronómicos y en particular eclipses, Todavía funcionaba alrededor de ciento cincuenta a. C..

Pappus de Alejandría afirmó que Arquímedes escribió un ahora perdido manuscrito sobre la construcción de estos dispositivos titulado Sobre hacer esferas.[44][45] Los textos supervivientes de la biblioteca de Alejandría describen muchas de estas creaciones suyas y algunos contienen croquis simples. Uno de estos dispositivos es su odómetro, el modelo justo que usaron Más tarde los romanos para situar su marcador de millas (descrito por Marco Vitruvio, Herón de Alejandría y en el tiempo del emperador Cómodo).[46] No obstante, Aunque los dibujos en el texto parecen ser funcionales, los intentos de construirlos a semejanza de los mismos han fracasado, Mas sí han funcionado cuando los engranajes dibujados (que tienen dientes cuadrados) fueron reemplazados por engranajes del tipo de los que usa el mecanismo de Anticitera, que son en ángulo.[47] Si esto es un caso de los dispositivos creados por Arquímedes y descritos en sus textos perdidos en el incendio de la biblioteca de Alejandría O un dispositivo basado en sus descubrimientos O bien tiene algo que ver con él es discutible.

Si la cuenta de Cicerón es correcta, esta tecnología existió ya en el siglo III a. C.. El dispositivo de Arquímedes es Asimismo citado por escritores romanos posteriores como Lactancio (Divinarum Institutionum Libri VII), Claudiano (In sphaeram Archimedes), y Proclo (Comentario en el primer libro de Euclides, Elementos de Geometría) en los siglos IV y V.

Cicerón Asimismo dijo que otro de estos dispositivos fue construido últimamente por su amigo Posidonio, “… cada una de las revoluciones de las que trae El mismo movimiento en el Sol y la Luna y las cinco estrellas errantes [planetas] como el que es traído cada día y noche en los cielos…”.[48]

Es poco probable que alguna de esas máquinas fuera el mecanismo de Anticitera encontrado en el pecio Ya que tanto los dispositivos fabricados por Arquímedes y mencionados por Cicerón fueron localizados en Roma Al menos treinta años después de la fecha estimada del naufragio y el tercero estuvo prácticamente con certeza en las manos de Posidonio por aquellas fechas. Conque sabemos que hubo Al menos 4 de esos dispositivos. Los científicos modernos que han reconstruido el mecanismo de Anticitera Asimismo están conformes en que era demasiado complejo para haber sido un dispositivo único.

Es probable que el mecanismo de Anticitera no fuera único, como muestran las referencias de Cicerón sobre estos mecanismos. Esto da soporte a la idea de que hubo una tradición en la antigua Grecia de tecnología mecánica compleja que fue Después, Cuando menos en parte, transmitida a los bizantinos y al Planeta islámico, donde dispositivos mecánicos que eran complejos, Si bien más simples que el mecanismo de Anticitera, fueron construidos Durante la edad media.[49] Fragmentos de un calendario mecánico unido a un reloj solar, del siglo V O bien VI del imperio bizantino han sido encontrados; el calendario pudo haber sido usado para Asistir a contar el tiempo.[50] En el Mundo islámico, el libro de Banū Mūsā Kitab al-Hiyal, O bien Libro de Mecanismos Ingeniosos, fue encargado por el Califa de Bagdad a principios del siglo IX. Este texto describe más de 100 dispositivos mecánicos, ciertos de los que datan de viejos textos griegos preservados en monasterios. Un calendario mecánico similar al dispositivo bizantino fue descrito por el científico al-Biruni sobre el año 1000, y un astrolabio del siglo XIII, que se conserva, También contiene un dispositivo de relojería similar.[50] Es posible que esta tecnología medieval fuera transmitida a Europa y contribuyera al desarrollo de los relojes mecánicos.[51]

Computadora analógica.
– Mecanismo de relojería.

↑ «The Antikythera Mechanism Research Project». The Antikythera Mechanism Research Project. Consultado el 1 de julio de 2007. «The Antikythera Mechanism is now understood to be dedicated to astronomical phenomena and operates as a complex mechanical ‘computer’ which tracks the cycles of the Solar System.»
↑ Seaman, Bill; Rössler, Otto Y también. (1 de enero de 2011). Neosentience: The Benevolence Engine. Intellect Books. p. 111. ISBN 978-1-84150-404-9. Consultado el veintiocho de mayo de 2013. «Mike G. Edmunds and colleagues used imaging and high-resolution X-ray tomography to study fragments of the Antikythera Mechanism, a bronze mechanical analog computer thought to calculate astronomical positions».
↑ Swedin, Eric G.; Ferro, David L. (Veinticuatro de octubre de 2007). Computers: The Life Story of a Technology. JHU Press. p. 1. ISBN 978-0-8018-8774-1. Consultado el veintiocho de mayo de 2013. «It was a mechanical computer for calculating lunar, solar, and stellar calendars.»
↑ Paphitis, Nicholas (30 de noviembre de 2006). «Experts: Fragments an Ancient Computer». Washington Post. «Imagine tossing a top-notch laptop into the sea, leaving scientists from a foreign culture to scratch their heads over its corroded remains centuries later. A Roman shipmaster inadvertently did something just like it 2,000 years ago off southern Greece, experts said late Thursday.»
↑ a b c d e f g h i j k l m n ñ O p q r Freeth, Tony; Bitsakis, Yanis; Moussas, Xenophon; Seiradakis, John. H.; Tselikas, A.; Mangou, H.; Zafeiropoulou, M.; Hadland, R. et al. (30 de noviembre de 2006). «Decoding the ancient Greek astronomical calculator known as the Antikythera Mechanism». Nature. 444 Supplement (7119): 587-91. Bibcode:2006Natur.444..587F. PMID 17136087. doi:10.1038/nature05357. Consultado el 20 de mayo de 2014.
↑ a b c d e f g h i j k l m n ñ O p q r s t Freeth, Tony; Jones, Alexander (2012). The Cosmos in the Antikythera Mechanism. Institute for the Study of the Ancient World. Consultado el 19 de mayo de 2014.
↑ Pinotsis, A. D. (30 de agosto de 2007). «The Antikythera mechanism: who was its creator and what was its use and purpose?». Astronomical and Astrophysical Transactions 26. doi:10.1080/10556790601136925. Consultado el 9 de enero de 2015.
↑ a b c d Y también f Freeth, Tony; Jones, Alexander; Steele, John M.; Bitsakis, Yanis (treinta y uno de julio de 2008). «Calendars with Olympiad display and eclipse prediction on the Antikythera Mechanism». Nature 454 (7204): 614-617. Bibcode:2008Natur.454..614F. PMID 18668103. doi:10.1038/nature07130. Archivado desde el original el diecisiete de octubre de 2010.
↑ «Confirman el funcionamiento del mecanismo de Anticitera, la computadora milenaria». La Nación. Consultado el 26 de febrero de 2019.
↑ «Decoding The Antikythera Mechanism – Investigation of An Ancient Astronomical Calculator». Bibliotecapleyades.net. Consultado el trece de noviembre de 2012.
↑ Vetenskapens värld: Bronsklumpen som kan förutsäga framtiden. SVT. 17 October 2012.
↑ a b Price, Derek de Solla (1974). «Gears from the Greeks. The Antikythera Mechanism: A Calendar Computer from ca. 80 B. C.». Transactions of the American Philosophical Society, New Series sesenta y cuatro (7): 1-70. doi:10.2307/1006146.
↑ a b c Carman, Christián C.; Evans, James (15 de noviembre de 2014). «On the epoch of the Antikythera mechanism and its eclipse predictor». Archive for History of Exact Sciences 68 (6): 693-774. doi:10.1007/s00407-014-0145-5. Consultado el 26 de noviembre de 2014.
↑ a b c Markoff, John (veinticuatro de noviembre de 2014). «On the Trail of an Ancient Mystery – Solving the Riddles of an Early Astronomical Calculator». New York Times. Consultado el veinticinco de noviembre de 2014.
↑ a b c d Marchant, Jo (treinta de noviembre de 2006). «In search of lost time». Nature cuatrocientos cuarenta y cuatro (7119): 534-538. Bibcode:2006Natur.444..534M. PMID 17136067. doi:10.1038/444534a. Archivado desde el original el once de diciembre de 2013. Consultado el veinte de mayo de 2014.
↑ «National Archaeological Museum» (en inglés). Consultado el diez de junio de 2016.
↑ Haughton, Brian (veintiseis de diciembre de 2006). Hidden History: Lost Civilizations, Secret Knowledge, and Ancient Mysteries. Career Press. pp. 43-44. ISBN 978-1-56414-897-1. Consultado el 16 de mayo de 2011.
↑ «Ancient ‘computer’ starts to yield secrets». Archivado desde el original el trece de marzo de 2007. Consultado el 23 de marzo de 2007.
↑ Angelakis, Dimitris G. (Dos de mayo de 2005). Quantum Information Processing: From Theory to Experiment. Proceedings of the NATO Advanced Study Institute on Quantum Computation and Quantum Information. Chania, Crete, Greece: IOS Press (publicado el 2006). p. 5. ISBN 978-1-58603-611-9. Consultado el veintiocho de mayo de 2013. «The Antikythera mechanism, as it is now known, was probably the world’s first ‘analog computer’ – a sophisticated device for calculating the motions of stars and planets. This remarkable assembly of more than treinta gears with a differential…»
↑ Allen, Martin (27 de mayo de 2007). «Were there others? The Antikythera Mechanism Research Project». Antikythera-mechanism.gr. Archivado desde el original el 21 de julio de 2011. Consultado el veinticuatro de agosto de 2011.
↑ Lazos, Christos (1994). The Antikythera Computer. ?????S PUBLICATIONS GR.
↑ «Jacques-Yves Cousteau».
↑ «What was it made of?». Antikythera Mechanism Research Project. 4 de julio de 2007. Consultado el dieciseis de mayo de 2012.
↑ Freeth, Tony (December 2009). «Decoding an Ancient Computer». Scientific American: 78. Consultado el 26 de noviembre de 2014.
↑ Article “Pergamum”, Columbia Electronic Encyclopedia, 6th Edition, 1.
↑ Sample, Ian. «Mysteries of computer from sesenta y cinco BCE are solved». The Guardian. «”This device is extraordinary, the only thing of its kind,” said Professor Edmunds. “The astronomy is exactly right … in terms of historic and scarcity value, I have to regard this mechanism as being more valuable than the Mona Lisa.” and “One of the remaining mysteries is why the Greek technology invented for the machine seemed to disappear.”».
↑ Johnston, Ian (treinta de noviembre de 2006). «Device that let Greeks decode solar system». The Scotsman. Consultado el 26 de junio de 2007.
↑ a b c d e f g h i j k l Freeth, Tony; Jones, Alexander; Steele, John M.; Bitsakis, Yanis (31 de julio de 2008). «Calendars with Olympiad display and eclipse prediction on the Antikythera Mechanism». Nature. Cuatrocientos cincuenta y cuatro Supplement (7204): 614-7. Bibcode:2008Natur.454..614F. PMID 18668103. doi:10.1038/nature07130. Consultado el veinte de mayo de 2014.
↑ Wright, Michael T. (2007). «The Antikythera Mechanism reconsidered». Interdisciplinary Science Reviews 32 (1): 21-43. doi:10.1179/030801807X163670.
↑ a b c d Y también f g h Freeth, Tony (2006). «Decoding the Antikythera Mechanism: Supplementary Notes 2». Nature 444 (7119): 587-91. Bibcode:2006Natur.444..587F. PMID 17136087. doi:10.1038/nature05357. Consultado el veinte de mayo de 2014.
↑ a b «The Cosmos on the front of the Antikythera Mechanism».
↑ a b Freeth, T. (2009). «Decoding an Ancient Computer». Scientific American trescientos uno (6): 76-83. PMID 20058643. doi:10.1038/scientificamerican1209-76.
↑ Wright, Michael T. (March 2006). «The Antikythera Mechanism and the early history of the moon phase display». Antiquarian Horology 29 (3): 319-329. Consultado el 16 de junio de 2014.
↑ Wilford, J. N. (Treinta y uno de julio de 2008). «Discovering how greeks computed in 100 BCE». The New York Times.
↑ Connor, S. (Treinta y uno de julio de 2008). «Ancient Device Was Used To Predict Olympic Games». The Independent (London). Consultado el veintisiete de marzo de 2010.
↑ «Olympic link to early ‘computer’». BBC News. Consultado el 15 de diciembre de 2008.
↑ «Does it favour a Heliocentric, or Geocentric Universe?». Antikythera Mechanism Research Project. Veintisiete de julio de 2007. Archivado desde el original el 21 de julio de 2011. Consultado el veinticuatro de agosto de 2011.
↑ a b c Evans, James; Carman, Christián C.; Thorndyke, Alan (February 2010). «Solar anomaly and planetary displays in the Antikythera Mechanism». Journal for the history of astronomy xli: 1-39. Consultado el 20 de mayo de 2014.
↑ Wright, Michael T. (June 2005). «The Antikythera Mechanism: a new gearing scheme». Bulletin of the Scientific Instrument Society 85: 2-7.
↑ a b c d Y también f g h i «Using Computation to Decode the First Known Computer». IEEE Computer Magazine. 2011-7. July 2011.
↑ Carman, Christián C.; Thorndyke, Alan; Evans, James (2012). «On the Pin-and-Slot Device of the Antikythera Mechanism, with a New Application to the Superior Planets». Journal for the History of Astronomy 43: 93-116. Bibcode:2012JHA….43…93C. Consultado el veintiuno de mayo de 2014.
↑ An extract from a 2nd or 3rd century AD papyrus (P.Wash.Univ.inv. 181+221) about an “Astrologer’s Board”, where the astrologer lays out particular stones to represent the Sun, Moon and planets
↑ «M. TVLLI CICERONIS DE RE PVBLICA LIBER PRIMVS». Consultado el 23 de marzo de 2007.
↑ Rorres, Chris. «Archimedes: Spheres and Planetaria (Introduction)». New York University. Consultado el veintisiete de marzo de 2011.
↑ Fildes, Jonathan (veintinueve de noviembre de 2006). «Ancient Moon ‘computer’ revisited». BBC News. Consultado el veinticinco de abril de 2010.
↑ Needham, Volumen 4, Parte 2, 285.
↑ Andre Sleeswyk, “Vitruvius’ odometer”, Scientific American, vol. 252, nº 4, pages 188-doscientos (Octubre de 1981). Ver También: Andre Wegener Sleeswyk, “Vitruvius’ waywiser”, Archives internationales d’histoire des sciences, vol. 29, páginas 11-22 (1979).
↑ «Cicero, De Natura Deorum II.88 (or 33-34)». Consultado el veintitres de marzo de 2007.
↑ Archaeology: High tech from Ancient Greece, François Charette, Nature 444, #7119 (treinta de noviembre de 2006), pp. 551-552, doi 10.1038/444551a.
↑ a b Early mathematical wheelwork: Byzantine calendrical gearing, Francis Maddison, Nature 314 (28 de marzo de 1985), pp. 316-317, doi 10.1038/314316b0.
↑ In search of lost time, Jo Marchant, Nature 444, #7119 (treinta de noviembre de 2006),pp. 534-538,doi 10.1038/444534a
Otras lecturas[editar]

Libros[editar]

James, Peter; Thorpe, Nick (1995). Ancient Inventions. New York: Ballantine. ISBN 0-345-40102-6.
Marchant, Jo (seis de noviembre de 2008). Decoding the Heavens: Solving the Mystery of the World’s First Computer. William Heinemann Ltd. ISBN 0-434-01835-X.
Rosheim, Mark E. (1994). Robot Evolution: The Development of Anthrobotics. John Wiley & Sons. ISBN 0-471-02622-0.
Russo, Lucio (2004). The Forgotten Revolution: How Science Was Born in trescientos BCE and Why It Had To Be Reborn. Berlin: Springer. ISBN 3-540-20396-6.
Steele, J. M. (2000). Observations and Predictions of Eclipse Times by Early Astronomers. Dordrecht: Kluwer Academic. ISBN 0-7923-6298-5.
Stephenson, F. R. (1997). Historical Eclipses and the Earth’s Rotation. Cambridge, UK: Cambridge Univ. Press. ISBN 0-521-46194-4.
Toomer, G. J. (1998). Ptolemy’s Almagest. Translated by Toomer, G. J. Princeton, New Jersey: Princeton Univ. Press.

Revistas[editar]

Bromley, A. G. (1990). «The Antikythera Mechanism». Horological Journal 132: 412-415.
Bromley, A. G. (1990). «The Antikythera Mechanism: A Reconstruction». Horological Journal 133 (1): 28-31.
Bromley, A. G. (1990). «Observations of the Antikythera Mechanism». Antiquarian Horology dieciocho (6): 641-652.
Charette, François (2006). «High tech from Ancient Greece». Nature 444 (7119): 551-552. Bibcode:2006Natur.444..551C. PMID 17136077. doi:10.1038/444551a.
Edmunds, Mike; Morgan, Philip (2000). «The Antikythera Mechanism: Still a Mystery of Greek Astronomy». Astronomy & Geophysics 41 (6): 6-10. Bibcode:2000A&G….41f..10E. doi:10.1046/j.1468-4004.2000.41610.x. (The authors mention that an “extended account” of their researches titled “Computing Aphrodite” is forthcoming in 2001, but it does not seem to have appeared yet.)
Freeth, T. (2002). «The Antikythera Mechanism: 1. Challenging the Classic Research». Mediterranean Archeology and Archeaometry Dos (1): 21-35.
Freeth, T. (2002). «The Antikyhera Mechanism: 2. Is it Posidonius’ Orrery?». Mediterranean Archeology and Archeaometry 2 (2): 45-58.
Freeth, T.; Bitsakis, Y.; Moussas, X.; Seiradakis, J. H. et al. (2006). «Decoding the ancient Greek astronomical calculator known as the Antikythera Mechanism». Nature 444 (7119): 587-591. Bibcode:2006Natur.444..587F. PMID 17136087. doi:10.1038/nature05357.
Freeth, T. (2009). «Decoding an Ancient Computer». Scientific American trescientos uno (6): 76-83. doi:10.1038/scientificamerican1209-76.
Jones, A. (1991). «The adaptation of Babylonian methods in Greek numerical astronomy». Isis 82 (3): 440-453. doi:10.1086/355836.
Price, D. de S. (1959). «An Ancient Greek Computer». Scientific American 200 (6): 60-67. doi:10.1038/scientificamerican0659-60.
Spinellis, Diomidis (May 2008). «The Antikythera Mechanism: A Computer Science Perspective». Computer 41 (5): 22-27. doi:10.1109/MC.2008.166.
John A. Koulouris,(Esq.) (2008). «The Heavens of Poseidon: The History and Discovery of the AntiKythera Mechanism (In GREEK)». IN NOMINE Portal 1: 1-12.
Steele, J. M. (2000). «Eclipse prediction in Mesopotamia». Arch. Hist. Exact Sci. 54 (5): 421-454. doi:10.1007/s004070050007.
Weinberg, G. D.; Grace, V. R.; Edwards, G. R.; Robinson, H. S. et al. (1965). «The Antikythera Shipwreck Reconsidered». Trans Am Philos. Soc. Cincuenta y cinco (New Series) (3): 3-48. JSTOR 1005929. doi:10.2307/1005929.

Otros[editar]

– Hellenic Ministry of Culture and the National Archaeological Museum, The Anticitera Mechanism Research Project
Rice, Rob S. (4-7 September 1997). The Antikythera Mechanism: Physical and Intellectual Salvage from the 1st Century BCE. USNA Eleventh Naval History Symposium. Thessaloniki. pp. 19-25.

Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Mecanismo de Anticitera.
BBC/Open University brief introduction to the Antikythera mechanism
The Antikythera Mechanism Research Project
The Antikythera Mechanism Exhibitions coordinated by the National Hellenic Research Foundation
Video Feature Nature, treinta July 2008
– Jo Marchant, Archimedes and the 2000-year-old computer New Scientist, doce December 2008
Hublot painstakingly recreates a mysterious, 2,100-year-old clockwork relic – but why? Gizmag, 16 November 2011
The Two Thousand-Year-Old Computer One hour BBC television programme on the Antikythera Mechanism, diez May 2012.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre