Murió Y Fue Sepultado En Samaria

0
53

Jeroboam II, (en hebreo: ירבעם השני, que el pueblo se multiplique, cuyo pueblo es numeroso O bien YAH contiende por el pueblo) era hijo de Joás y el decimotercer rey del Reino de Israel. Su reinado coincidió con los de Amasías y Uzías de Judá.

1 Reinado
Dos Sociedad
lectura Evidencia arqueológica
cuatro Referencias
5 Bibliografía

Reinado[editar]

Su reinado tuvo lugar en un período que abarcó 787-747 a.Y también.C.[3] Exactamente el mismo incluyó una corregencia de once con su padre. Ya sea ya antes del reinado de Jeroboam O Durante los primeros años de su gobierno, el profeta Jonás predijo que el nuevo rey recuperaría los territorios del norte y del este que en tiempos precedentes habían pertenecido a Israel (II Reyes 14, 25), y Jeroboam cumplió esta profecía.

Llegó a ser el rey más fuerte de la dinastía de Jehú, si no de todos y cada uno de los reyes que ocuparon el trono del reino del norte. El registro bíblico Sobre este reinado es sumamente breve, y consiste Solo en 7 versículos (II Reyes 14, 23-29). Sin embargo el corto informe de sus éxitos militares muestra meridianamente que fue el gobernante del reino del norte con más éxitos en su haber: conquistó Damasco y Hamat junto al Orontes, y recuperó La mayor parte de los territorios de Siria y Transjordania hasta el Mar Fallecido, De forma que su reino incluyó todo cuanto David y Salomón habían dominado, con excepción de Judá; tuvo la fortuna de que Asiria estuviese experimentando un período de debilidad A lo largo de su reinado, y De esta forma no pudiese impedir sus actividades expansionistas.

Murió y fue sepultado en Samaria, y seis meses tras su muerte la dinastía finalizó con el asesinato de su hijo Zacarías (II Reyes 15, 8-11).

Sociedad[editar]

El reino gozaba de prestigio político y prosperidad económica. La evidencia arqueológica lo muestra como la época más rica de Israel, debido sobre todo al comercio de aceite de oliva, vino y caballos, tanto con Egipto como con Asiria. A finales del siglo octavo era el estado más densamente poblado del Levante mediterráneo, con alrededor de 350.000 habitantes.

Los profetas Amós y Oseas denunciaban el materialismo y el bajo nivel Moral y religioso (Amós 5, 21-22; 2,6-ocho y Oseas 6, 6-10) Mas También existía cierta medida de tolerancia religiosa: cuando Amós, un ciudadano del reino del sur, pronunció sus profecías contra la casa de Jeroboam en la ciudad del santuario de Bet-el, su sacerdote informó al rey, Mas nada se hizo contra Amós excepto Solicitarle que saliera del territorio de Israel (Amós 7, 10-17).

Evidencia arqueológica[editar]

A lo largo de las excavaciones de Megido en 1904 se encontró un sello de jaspe con la figura de un león rugiente y la siguiente inscripción en hebreo: “Para a Shemá, servidor de Jeroboam”.[4]

Guillaume Rouille, Promptuarii Iconum Insigniorum, 1553.
↑ Estampilla israelí diseñada por Miriam Karoly en 1957. Simón Dubnow ha identificado el motivo del león rugiente en el antiguo sello israelita con el “Escudo de Jeroboam” (Historia del pueblo judío, Buenos Aires: Sigal, 1977, p. 110). Iconográficamente, el león del viejo sello israelita tiene por referente último al León de Judá. Existen por lo menos otros Dos viejos sellos israelitas que fueron empleados con similares propósitos:

“Para Netanyahu Ne’evadyahu”

“Para Tamá, hijo de Miqneméle”

Debido a que el Reino de Israel tuvo Dos monarcas llamados “Jeroboam”, la opinión de académicos Y también historiadores respecto a cuál Jeroboam se refiere la inscripción del antiguo sello israelita no es del todo unánime; John Boardman y Zvi Yavetz lo ligan espacíficamente a Jeroboam II (The Cambridge Ancient History, Cambridge University Press, 1982, vol. III, parte 1, p. 501; “Les juifs et les grandes puissances de l’Antiquité”, en: Le monde du judaïsme, Londres y París: Thames & Hudson, 2003, p. 90); Lawrence J. Mykytiuk, Por otro lado, supone que el nombre “Jeroboam” en la inscripción del antiguo sello puede referirse a Jeroboam I (Identifying Biblical persons in Northwest Semitic inscriptions of 1200-539 B.C.Y también., Society of Biblical Literature, 2004, p. 136).

↑ Zvi Yavetz, por su parte, considera 783-743 a.E.C. (Le monde du judaïsme, Londres y París: Thames & Hudson, 2003, p. 90).
↑ El sello en cuestión probablemente tenía por destinatario a un alto oficial de Jeroboam; Hoy en día se halla preservado en Estambul. In la cultura israelita, el león rugiente tiene su referente último en el León de Judá.
Bibliografía[editar]

– Dubnow, Simón. Historia del pueblo judío, Buenos Aires: Sigal, 1977.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre