Persona, La Historia De Una Saga Rompedora

0
52

Persona, La Historia De Una Saga Rompedora

Mucho ha llovido en el Planeta de los videojuegos desde que en el lejano 1987 el retoño de la novelista Aya Nishitani y Atlus viese la luz en tierras niponas. En el primitivo Digital Devil Monogatari – Megami Tensei, se nos enfrentaba con una crisis esotérica sin precedentes, en el que el Mundo se ve invadido por demonios invocados por accidente A través de un programa informático y Solo su Autor, acompañado por una compañera de clase que resulta ser la reencarnación de la diosa Izanami, Va a ser capaz de detenerlos. A lo largo del juego somos capaces de emplear armas, magia e invocar y reclutar demonios para luchar en nuestro bando, lo que unido a la vista en primera persona consiguió crear un título único y novedoso para la época, en la que pocos juegos contaban con una narrativa tan lóbrega y pesimista.

Esta combinación de elementos únicos ha cosechado muchos éxitos para la saga Shin Megami Tensei, Pero También ha sido la artífice de su maldición. A pesar de ser una saga prolífica en cuanto a títulos, remakes y spin-offs, a menudo lo difícil de su temática, su elevada dificultad y su gusto por poner al jugador ante situaciones moralmente complejas ha hecho que los “Megaten” se hayan convertido en una saga de culto a menudo conocida por un ámbito minoritario de la comunidad gamer, en especial fuera de las fronteras niponas, donde las ventas de estos juegos son considerablemente más discretas que en su país de origen. Para solventar este problema, Atlus, que nos tiene acostumbrados a juegos con un nivel de originalidad elevado, hizo una jugada arriesgada: reinventar la saga para darnos los mismos conceptos Pero bajo puntos de vista nuevos y frescos. De este esfuerzo por llevar el oscuro Mundo de Megami Tensei al gran público surgieron nuevas sagas, Como Devil Survivor, Devil Children, Devil Summoner O el recientísimo Tokyo Mirage Sessions. Mas sin duda, la saga que ha logrado robar nuestros corazones es sin duda, la Saga Persona.

Bienvenido a la habitación de terciopelo

La saga Persona es sin duda el spin-off más particular Y también interesante de cuantos haya generado Megami Tensei. En estos juegos seguimos contando con el apoyo de poderes sobrenaturales para pelear contra criaturas malvadas y prosigue siendo un ejemplo de De qué manera los juegos de rol pueden innovar y al unísono mantenerse fieles a sus orígenes, Mas el cambio más significativo con respecto a los Megaten es que en sus historias lo más importante Será Siempre los personajes: sus motivaciones, sus miedos, sus anhelos, sus sueños y todos las circunstancias que les rodean. Nos encontramos Por consiguiente, ante una saga de un carácter formidablemente denso, introspectivo y simbólico… Mas la parte buena es que Atlus ha sabido darle (en especial desde Persona 3) un envoltorio colorista, elegante y enérgico que nos va a hacer dudar Muchas veces si en sitio de estar jugando, estamos viendo una serie de anime de las que enganchan. Pero vayamos por partes…

Quizás una de las partes más importantes de la saga es el trasfondo psicológico que impregna a todos y Cada uno de los juegos, y que a menudo se obvia. Sin entrar en tecnicismos aburridos (no olvidemos que hablamos de videojuegos, esto no es una clase de Sicología), podemos asegurar que Cada uno de los juegos es una versión muy literal de las teorías psicológicas de Carl Justav Jung, psicólogo suizo nacido en 1875. Rompiendo con las enseñanzas del psicoanalismo de Freud, Jung considera al individuo como un “yo” que se forma Mediante tensiones y conflictos internos incesantes. Estos traumas y pulsiones son los Complejos y las Sombras, que funcionan como versiones escindidas Y también imperfectas de nosotros mismos que debemos doblegar, que en los juegos toman la manera de criaturas retorcidas, oscuras y lóbregas… O También la manera de los propios personajes, encarnando las verdades y deseos que se niegan a admitir, y cuya negación les aparta más y más de nosotros y les da más poder.

Formando parte de este “yo” están los Persona, las máscaras O versiones de nosotros mismos que mostramos al Mundo exterior y que podemos utilizar cuando sea preciso. Así, modulamos nuestra personalidad y no actuamos igual cuando estamos con amigos, con nuestra familia O bien en un entorno de trabajo. En el juego, estos Persona actúan como entes sobrenaturales que aparecen cuando los personajes son capaces de enfrentarse a sus traumas y miedos (sus Sombras) y dominarlos. Es Aquí donde entra en juego otra de las teorías de la Sicología jungiana, el Inconsciente Colectivo, entendido como un mar de conceptos y concepciones inherente al ser humano como entidad colectiva y que da la manera a estos Persona, que a menudo aparecen como dioses O bien criaturas de la mitología, tomando estos mitos como máximo exponente de este conjunto comunitario de ideas Y también imágenes.

Por último, todos y cada una de las Sombras y Personas se clasifican en función de los arquetipos presentes en esta teoría psicológica (la muerte, el amor, el valor…) que en el juego toman la manera de los Arcanos del Tarot, Con lo que en función del concepto que representan, podemos hallar patrones comunes de comportamiento y habilidades. Mas Quizá sea el lugar más emblemático de la saga donde estos arquetipos cobran una auténtica importancia… nos estamos refiriendo, Naturalmente, a la Habitación de Terciopelo. La Velvet Room O bien Habitación de Terciopelo es una manifestación del propio inconsciente colectivo, un sitio que existe más allá del tiempo, psique y materia, a donde el protagonista de cada juego puede retirarse temporalmente en búsqueda de consejo O reclutar nuevos Persona. Como no es un lugar físico en sí, podemos estimar que es una metáfora de la introspección personal, de la busca en la imaginación propia y el inconsciente colectivo a fin de ganar conocimiento y poder, lo que explicaría Por qué En cada entrega de la saga la manera de esta habitación y sus “habitantes” cambian. Podemos constatar Pues que, como decíamos al comienzo, los juegos de la Saga Persona están cargados de simbolismos y en los que el mayor poder y nuestros peores enemigos están En nosotros mismos.

“It’s Time to make history, yeah!”

Ningún reportaje sobre la saga Persona estaría completo sin dar un breve repaso a los títulos que conforman esta peculiar y personalísima evolución de los “Megaten”. El primer título de la saga, que lleva por título Megami Ibunroku: Persona, vio la luz en Septiembre del año 1996. Más tarde, en Diciembre del mismo año, fue lanzada una versión “americanizada” del juego titulada Revelations: Persona, con serios cambios que pretendían adaptar la cultura nipona a la mentalidad occidental. Asimismo en 2009 se lanzó una versión “renovada” para PSP. En el juego, el conjunto de protagonistas son unos estudiantes de la Academia St. Hermelin que en medio de las bromas deciden jugar a “Persona”, un ritual al más puro estilo de la ouija O Bloody Mary. Para su sorpresa, todos caen inconscientes y conocen a Philemon, un misterioso personaje va a hacer su aparición en todos los juegos de la saga y les concederá el poder de invocar Persona, reflejos de sí mismos y sus psiques capaces de efectuar magia y otros prodigios. Este nuevo poder les vendrá como anillo al dedo, En tanto que la compañía científica SEBEC ha efectuado un experimento que se les ha ido de las manos y ahora el pueblo de Mikage-cho se halla tomado por demonios y ánimas en pena.

El segundo título de la saga constó de Dos partes: Innocent Sin y Eternal Punishment que fueron publicados y 1999 y 2000 respectivamente, con sendos “ports” para PSP en 2011 y 2012; que nos mostraban Dos caras diferentes de la historia, cada una vivida desde el punto de vista de uno de los protagonistas. En Persona 2, la historia empieza en el Seven Sisters High School, un instituto donde circula el rumor de que si te llamas a ti desde tu teléfono móvil, contestará una entidad conocida como Joker. Una vez invocado, te preguntará cuáles son tus verdaderos deseos y ambiciones. Si no eres capaz de ser honesto con él, se va a llevar tu espíritu y te convertirá en una cáscara vacía. En Innocent Sin viviremos la historia desde la perspectiva de Tatsuya Suou, un estudiante del instituto que semeja tener relación con Joker, Si bien El mismo la desconoce. En Eternal Punishment, veremos A través de los ojos de Maya Amano, una periodista llegada a la ciudad para investigar las misteriosas muertes y que se verá envuelta en la trama.

Persona lección fue lanzado en Japón en 2006 y contó con una “reedición” llamada Persona 3: FES (Festival) en el año siguiente que incorporaba nuevas mecánicas, minijuegos, trajes para los protagonistas y un episodio extra narrado desde el punto de vista de Aigis. Asimismo contó con un remake para PSP en 2009, en el que se incorporaban elementos de novela visual para rellenar los “recortes” que se tuvieron que hacer para adaptar el juego a la hermana pequeña de las Playstation, y se incorporaba la opción de escoger a una chica como protagonista alternativa del juego. Podemos decir sin temor a dudas que Persona 3 fue un verdadero punto de inflexión de la saga, Puesto que Pese a proseguir narrando una historia formidablemente oscura hallamos un enfoque gráfico radicalmente opuesto a las precedentes entregas en el que se utilizan colores más vivos y diseños de personajes más juveniles y desenfadados, además de la introducción del sistema de “enlaces sociales”, que nos dejan ganar poder gracias a la interacción diaria con los diversos personajes que pueblan el juego. De esta manera, fundiendo ambas componentes, el juego pasó a transformarse en híbrido entre juego de rol y serie de anime que catapultó a la Saga hasta cotas insospechadas de popularidad.

Volviendo a la historia, en Persona ojeada controlamos a Minato Arisato/Kotome Shiomi (en función de la versión que juguemos), superviviente de un accidente automovilístico y que regresa años después a Tatsumi Port Island para estudiar en el Gekkoukan High School. A lo largo de su estancia en ese instituto, el protagonista descubrirá que en ciertas ocasiones, a las 12 de la noche se produce la Hora Oscura, un siniestro fenómeno a lo largo del cual el cielo se vuelve colorado y el instituto se convierte en el Tártaro, una misteriosa torre llena de Sombras que se alza hasta el cielo. Durante la Hora Oscura, todo el Planeta se queda dormido y encerrado en ataúdes, salvo aquellos pocos con potencial para luchar, los usuarios de los Persona…

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre