Planeta Secreto Amino

0
175

Hitler estaba obsesionado por el esoterismo, el ocultismo y los objetos sagrados. Tanto es Con lo que El mismo que mando varias expediciones para buscar místicos objetos, y todo cuanto pudiese Asistir a él y la raza aria obtener poder y dominar el planeta. Veamos la influencia ocultista y esotérica que tuvieron los nazis.

LA ESVÁSTICA

Se usaba Cuando menos 5.000 años ya antes de que Adolf Hitler diseñara la bandera nazi. La palabra “esvástica” proviene del sánscrito svastika, que significa “buena fortuna” O bien “bienestar”. El motivo (una cruz en forma de gancho) supuestamente se utilizó por primera vez en la Eurasia del Neolítico, Tal vez para representar el desplazamiento del sol en el cielo. En nuestros días es un símbolo sagrado para el hinduismo, el budismo, el jainismo y el odinismo. Es común verla en templos O bien casas en India O Indonesia. En el hinduismo, la esvática en el sentido de las agujas del reloj simboliza la evolución del Universo, representada por el dios Autor Brahmá; Al tiempo que en sentido contrario simboliza la involución del Cosmos, representada por el dios destructor Shivá. Para el budismo la posición original fue la izquierda, Aunque debido al nazismo y su parecido, a mediados del siglo xx la cambiaron hacia la derecha

Es el mayor símbolo nazi que representa la «raza aria» y como emblema de movimiento nacionalista.

EL SOL NEGRO

Es un símbolo esotérico compuesto por 2 círculos concéntricos. El círculo interior tiene la manera de un sol del que parten doce rayos. Los doce rayos, en sus extensiones, alcanzan el círculo exterior, donde sus ángulos se tuercen formando al unísono 2 símbolos de importancia clave en el misticismo nacionalsocialista: la esvástica y doce runas Sig O bien Sigel, la runa de la victoria, cuya representación doble conforma el emblema de las SS. El sol negro es un símbolo usado Hoy día por ciertos grupos neonazis, así como por los movimientos neopaganos.

El sol negro deriva de los discos radiados encontrados en las culturas nórdicas de la Edad de Bronce consideradas antepasadas de los pueblos indoeuropeos. Representa el arquetipo místico de los doce discípulos en torno al Profesor. Es Asimismo un signo de lo interno y esotérico, de aquello que irradia de dentro hacia fuera, del centro de la Tierra, además de la superposición de 3 cruces gamadas (una ascendiente, otra equilibrada y otra poniente), del sol «interior» enterrado en la materia (el espíritu) en contraposición al sol «exterior» (Dios). Este símbolo lleno de significado e historia está prohibido y penado en la Alemania democrática actual.

Es una organización esotérica fundada en 1918 por el alemán Rudolf von Sebottendorff, se considera como la madre espiritual del nacionalsocialismo. Creían en cosas como la teoría intraterrestre, que abogaba por la existencia de una raza superior, de la que proviene la raza aria, que vive En la tierra.

Era una sociedad mística y de manera profunda racista, buscaban la demostración de la pureza de la raza aria Mediante el estudio de los orígenes de ésta. De hecho el nombre de Sociedad Thule, es en honor a Thule, el supuesto territorio donde se asentaba la raza aria en la antigüedad, Aunque Asimismo llegaron a pensar que provenían de la Atlántida. La Sociedad Thule fue disuelta en 1933.

SOCIEDAD AHNENERBE

Es una sociedad de estudios sobre la historia antigua y la herencia ancestral alemana, la cual en teoría se fundó para promocionar y estudiar el germanismo y sus tradiciones, Mas su máximo objetivo llegó a ser crear una nueva religión basada en el nacionalsocialismo con Hitler como “deidad” y el Mein Kampf como libro sagrado.

Su Autor, el segundo hombre más poderoso del Reich, Heinrich Himmler, era un fanático del ocultismo y el misticismo, Y también hizo de la Ahnenerbe un “laboratorio” en el cual probar la superioridad de la raza aria, imbuir al nacionalsocialismo de un halo de misticismo y darle un trasfondo de herencia mitológica.

Allí se dedicaban a cosas como lograr reliquias (de dudosa veracidad y origen), estudiar el abecé rúnico y el antiguo paganismo, preparar expediciones arqueológicas, tanto para hallar objetos de poder para pesquisar sobre el lugar de origen de la raza aria (llegando Incluso al Tíbet), estudiar las ciencias paranormales. Incluso tenían una sección esotérica.

Basándose en las mitologías teutónica y nórdica, en las leyendas de Hiperbórea-Thule, la Herrenrasse, en la ariosofía y en una amalgama de ideas ocultistas, mitológicas, místicas y esotéricas pretendían crear una nueva religión, en la que Hitler era la representación de Wotan, sustituyendo De esta manera al judeocristianismo y luchando contra la democracia y el comunismo, conceptos odiados por los nazis.

Querían hacer del nacionalsocialismo, no solo una corriente política, si no una gran religión con tintes místicos y ocultistas, enraizada en las leyendas y la cultura germana, que dominara todos y cada uno de los aspectos de la vida de los habitantes del Reich.

EL MAGO NEGRO

De este modo era conocido Heinrich Himmler. Él tenía un castillo, el Castillo de Wewelsburg. Ahí, dirigió Durante la guerra Abundantes rituales de magia negra en una pequeña habitación que llamó “El reino de los muertos”. La idea de los rituales era comunicarse con los antepasados de los fallecidos alemanes puros para buscar consejos, ideas y nuevas maneras de combatir al oponente. Hay quienes aseguran que era justo en este castillo donde actos satánicos se llevaban a cabo, implorando la ayuda del mismo Satanás en la guerra. Ante la inminente derrota nazi, Himmler ordenó que el castillo fuera destruido antes de que las tropas aliadas pudieran capturarlo.

Además de estos rituales, el militar alemán llevó su devoción ocultista a la SS, creada como una fuerza militar con la única misión de proteger a Hitler. Fue conocida como la Orden Negra y sus uniformes estaban plagados de símbolos ocultistas y paganos. Una parte del adiestramiento incluía la lectura de las runas para conocer la fortuna y planear los ataques y estrategias militares Durante la guerra.

:eight_spoked_asterisk: Otras de las prácticas que atraían el interés de los Nazis eran el Espiritismo, el Mesmerismo-magnetismo, el significado de las runas y la astrología.

EXPEDICIONES

:arrow_forward: El mítico reino de Shambhala: En 1938 se organizó una expedición a la región del entonces independiente Tíbet, por órdenes expresas de Heinrich Himmler bajo la dirección del biólogo Ernst Schäfer, quien regresó del Tíbet con una serie de objetos curiosos.

:arrow_forward: Entrada a la tierra hueca: La expedición de Gauss fue la primera expedición alemana al continente antártico, y se llevó a cabo entre 1901 y 1903. En los años posterios siguieron más expediciones.

Julius Evola, pensador italiano crítico del fascismo, que conoció de manera perfecta la esencia esotérica del Nacionalsocialismo, escribe:

«La primera expedición que realizaron las SS habría buscado una relación con un centro secreto de la tradición, la otra habría tendido a un contacto con la Thule hiperbórea oculta».

:arrow_forward: En búsqueda del Santo Grial: Según la historia de leyenda, José de Arimatea llevó el Santo Grial a Europa, y los cátaros fueron los últimos en guardarlo en el Languedoc francés, en la fortaleza cátara de Montsegur, cerca de la frontera con España. En octubre de 1940 Exactamente el mismo Himmler realizó un viaje a Barcelona, España. En ese viaje Himmler llevaba consigo los libros escritos por Rahn (“Cruzada contra el Grial” y “La corte de lucifer”) y Asimismo deseaba visitar la montaña de Montserrat, Pues creía que la cumbre catalana era uno de los puntos geográficos donde podría hallarse el Santurrón Grial, un objeto sagrado que, Según los nazis de la Ahnenerbe, dotaban de poderes superiores a quien lo poseyera.

:arrow_forward: El Arca de la Alianza: Otro de los tesoros que ambicionó la Ahnenerbe, el símbolo de la Alianza entre Dios y el pueblo de Israel, una suerte de cofre rectangular construido Conforme las instrucciones de Dios, tallado en madera de acacia y revestido con planchas de oro en su exterior, y en cuyo interior los judíos guardaban las Tablas con los Diez Mandamientos, la vara de Aarón y restos de maná sagrado en un jarrón dorado. Conforme las Santas Escrituras, el Arca servía al mismo tiempo como recipiente para las Tablas de la Ley y como «transmisor» para comunicarse con la divinidad hebrea: el «trono de Dios» se posaba sobre el Arca generando una «luz celestial» y durante el día, Yahvé era visible en forma de columna de humo, Mientras que en la noche parecía una estela llameante. Mas, además de ser un objeto para comunicarse con Dios, se trataba También de un arma formidable, Pues se afirmaba que con Solo tocarla se provocaba la muerte, y poseerla otorgaba la victoria segura en un campo de batalla.

No obstante, ya antes de buscar el Arca, los nazis de la Ahnenerbe sabían que en caso de encontrar la mítica reliquia se les presentaría un inconveniente insoluble, Pues Según la tradición hebrea, Sólo un enorme rabino judío podría manipular el Arca sin Morir en el acto. La Ahnenerbe buscó un cabalista judío, y se asegura que lo encontró en el campo de exterminio de Auschwitz. Este cabalista habría dirigido a la Ahnenerbe hasta la comunidad judía de Toledo. Himmler y sus secuaces, finalmente, lograron determinar que los caballeros templarios, después de las Cruzadas, supuestamente habían escondido el Arca en algún sitio del norte de África, alrededor del año 1300. Semanas Más tarde, los alemanes habrían empezado unas excavaciones en el norte de Egipto en el más absoluto secreto, supervisadas por Hebert Braum, un arqueólogo de las SS.

:arrow_forward: La lanza del destino: La Ahnenerbe tuvo También como objetivo localizar la mítica lanza con la que, Conforme los relatos bíblicos, el centurión romano Cayo Casio Longinus hirió en el costado a Cristo cuando este terminaba de Fallecer en la cruz. De joven, Hitler escuchó una historia legendaria, que decía que cualquiera que la poseyera y resolviera sus enigmas, tendría el destino del Mundo en sus manos.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre