Profecías Aún No Cumplidas Del Viejo Testamento

0
152

Como se han cumplido Todas y cada una y cada una de las profecías relativas a la Primera Venida de Cristo, Asimismo se cumplirán, sin faltar, Todas las premoniciones relativas a Su Segunda Venida.

Rogamos y esperamos que estos últimos avisos despierten a los que necesitan Escuchar y Ver (1), Pero que Todavía son incapaces de hacerlo.

Aclaración: Para eludir doble sentidos teológicos y confusas conclusiones aclaremos la terminología Aquí usada:

Cuando hablamos de un Reino Mesiánico Terrenal charlamos de un largo período en el Tiempo en el que el hombre vivirá en la Tierra de acuerdo a la Ley de Dios tal como fue dada, explicada y ejemplificada por Jesucristo.

La pretensión de Dios era que este Reino Mesiánico Terrenal fuera establecido Por medio de la propagación, A través de el amor y las obras consecuentes, de la Buena Nueva. Obviamente esto no se ha hecho. Siendo este el caso, ahora Dios intervendrá de forma directa y, a través del dolor (3), conducirá a la Humanidad, para su bien, a vivir de acuerdo a Sus Leyes en paz y armonía. Este fenómeno de «intervención directa de Dios» es lo que llamamos la Segunda Venida de Cristo, que no debería confundirse con el Juicio Final del que También se habla en las Sagradas Escrituras.

Al final de ese largo período, el Mundo, Esto es, la creación, tal como la conocemos, llegará a su fin. Tal como ya hemos dicho en otro instante, esto sucederá en O cerca del año 2832 d. de C. De momento, excepto lo que Acá exponemos, no haremos más aclaraciones sobre el fin de la Creación y el Juicio Final.

INTRODUCCIÓN

El profeta Isaías predijo (4) que el lobo y el cordero habitarían juntos cuando salga el retoño de Isaí (Jesucristo, Conforme nuestra Fe Cristiana). También dijo…

«El leopardo se acostará junto al cabrito; y el ternero y el leoncillo andarán juntos, y un niñito los guiará. La vaca pacerá con la osa y sus crías se echarán juntas; y el león comerá paja como el buey. El niño de pecho jugará junto al agujero del áspid y el recién destetado meterá la mano en la madriguera del basilisco.» [Isaías 11:6-8]

Obviamente Isaías no estaba hablando de la Primera Venida de nuestro Señor Jesucristo En tanto que no se ha cumplido dicha profecía global. Lo mismo se aplica a Malaquías cuando dice:

¿Quién es el que va a poder mantenerse en pie en su epifanía?

3:1 He Aquí que envío a mi ángel que preparará el camino delante de Mí, y De súbito vendrá a su Templo el Señor a quien buscáis, y el ángel de la Alianza a quien deseáis. He Acá que viene, dice Yahvé de los ejércitos. 3:2 ¿Quién podrá soportar el día de su venida? ¿Quién es el que va a poder mantenerse en pie en su epifanía? Pues Será como fuego de acrisolador y como lejía de batanero. 3:Lección Se sentará para acrisolar y limpiar la plata; purificará a los hijos de Leví y los limpiará como el oro y la plata, A fin de que ofrezcan a Yahvé sacrificios en justicia.

3:4 Y Va a ser grata a Yahvé la oblación de Judá y de Jerusalén, como en los días primeros y como en los tiempos viejos. 3:Cinco Entonces llegaré a vosotros para juzgar y seré pronto testigo contra los hechiceros, contra los adúlteros y los perjuros; contra los que oprimen al jornalero, a la viuda y al huérfano, contra los que tuercen (el derecho del) extranjero, y no me temen a Mí, afirma Yahvé de los ejércitos. 3:Seis Porque Yo, Yahvé, soy inmutable, Por eso vosotros, oh hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. [Malaquías 3:1-6]

Es claro y patente que ni Isaías ni Malaquías estaban hablando de un tiempo inmediatamente posterior a la Primera Venida de Cristo. Obviamente estaban hablando de un tiempo siguiente al establecimiento del Reino del Mesías, Jesucristo, entre los hombres en el marco del Tiempo, y no en el de la Eternidad.

También, el profeta Sofonías, obviamente hablando del mismo Reino Mesiánico Terrenal, dijo:

Entonces volveré a dar a los pueblos labios puros, Para que todos invoquen el Nombre de Yahvé y le sirvan de común acuerdo. Desde más allá de los ríos de Etiopía, mis adoradores, mis hijos dispersos, me traerán ofrendas. En aquel día no tendrás Ya que avergonzarte de Tus obras con que prevaricaste contra Mí, Por el hecho de que entonces quitaré de en medio de ti a los que se alegraban con altanería, y no volverás a engreírte en mi santo monte.

¡Entona himnos, hija de Sión, da voces de júbilo, oh Israel!

Dejaré en la mitad de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el Nombre de Yahvé. El resto de Israel no cometerá iniquidad, no afirmará mentira ni se hallará en su boca lengua falaz. Se apacentarán y reposarán, sin que absolutamente nadie los espante. ¡Entona himnos, hija de Sión, da voces de júbilo, oh Israel! ¡Alégrate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén! Puesto que Yahvé ha apartado tus castigos, ha ahuyentado a tu contrincante. El rey de Israel, Yahvé, está en medio de ti; no temas ya el mal. [Sofonías 3:9-15]

Como es natural, para aquellos que no creen que Jesucristo es el Mesías (en particular los miembros del Judaísmo) es lógico que estas premoniciones no se hayan cumplido; Pero, para aquellos que creen que Jesucristo es el Mesías, estas profecías son solamente aplicables a Su Segunda Venida.

Por ende, antes del Final de Estos Tiempos, debe tener lugar un ajuste de ciertas cuentas entre Dios Nuestro Señor y Cada uno de nosotros, incluyendo a aquellos a quienes les fue confiado Evangelizar al Mundo. Entendemos que los que precisan despertarse de su profundo sueño de indolencia en el que viven, querrán continuar ignorando la realidad que vivimos (5), y no la forma en que Verdaderamente Va a ser.

En en caso de que el lector tenga alguna duda sobre ese «procedimiento Celestial de cobro», le recomendamos que se familiarice con el Viejo Testamento y la multitud de «ajustes de cuenta» que Dios ha permitido en los últimos 4.000 años ya antes de Cristo (nada ha cambiado en el procedimiento).

Igual que en los ajustes de cuentas financieros, el acreedor envía un Aviso diciendo que el plazo para abonar la deuda ha expirado; después hace un Llamamiento para establecer los términos de pago en «fáciles plazos» para el deudor; y por último, si el deudor prosigue sin Abonar, tiene lugar el Cobro forzoso.

Bien… Acá lo tienen ustedes magníficamente relatado por Sofonías. Conforme el lector compruebe el futuro inmediato del Planeta, tenga en cuenta lo siguiente:

(a) Israel, el Pueblo Escogido por Dios, pasó a ser compuesto por los miembros de la familia de Jesucristo: «…los que oyen la palabra de Dios y la practican.» [Lucas 8:21]

(b) Las naciones mencionadas en la profecía de Sofonías son lugares físicos reales y Asimismo representaciones simbólicas de naciones no conocidas Aún por nuestro querido Sofonías; y

(c) La auténtica familia de Jesucristo, como explica Pablo más detalladamente a los Corintios es:

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el disputador de este siglo? ¿No ha trocado Dios en necedad la sabiduría del Planeta? Pues en vista de que Según la sabiduría de Dios el Mundo por su sabiduría no conoció a Dios, plugo a Dios salvar a los que creyesen Mediante la necedad de la predicación…

Porque la «insensatez» de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres. Mirad, Por ejemplo, hermanos, la vocación vuestra: no hay (entre vosotros) muchos sabios Según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles, sino Dios ha escogido lo insensato del Planeta para confundir a los fuertes, y lo vil del Planeta y lo despreciado ha escogido Dios, y Aun lo que no es, para destruir lo que es; A fin de que delante de Dios no se gloríe ninguna carne. Por Él sois (lo que sois) en Cristo Jesús. Él fue hecho por Dios sabiduría, justicia, santificación y redención para nosotros, Para que, Conforme está escrito, «el que se gloría, gloríese en el Señor». [1 Corintios 1:20-31]

Mas ya antes, unos comentarios de The M+G+R Foundation haciendo eco de las palabras de Pablo:

¿De que van a valer los que afirman ser «de Cristo» y «representarLe oficialmente»? (6) ¿De que van a valer los Sabios y Doctores? ¿De que van a valer los Príncipes de la Iglesia? y ¿De que va a valer el ego inflado de «Teólogos» que en lugar de ser estudiantes de Dios (Teo) deberían ser estudiantes de la Palabra (logos) de Dios para entonces ser obedientes a dicha Palabra? Una Palabra que fue transmitida al hombre de manera clara Mediante las Sagradas Escrituras y personalmente explicada a los suecos, ciegos y testarudos «hombres de Dios» por nuestro Señor Jesucristo, y que Nuevamente fue traída a nuestra atención. (7)

Obviamente las cosas no han alterado mucho, excepto que ahora, la factura final Será presentada (8) y la sabiduría humana, como bien Jesús nos recordó, ¡no les valdrá para nada!.

Sin más preámbulo, cedemos la palabra a nuestro querido Sofonías A fin de que pueda explicar, a los que tienen «oídos para oír» y «ojos para ver», De qué manera tendrá lugar el «Proceso de Cobro de la Deuda», permitiéndoles De esta manera un tanto de tiempo para hacer los preparativos oportunos (9) antes de que sea demasiado tarde (Aun para ellos).

Sofonías 1

El aviso de Dios sobre la destrucción

1:1 Palabra de Yahvé, que llegó a Sofonías, hijo de Cusí, hijo de Godolías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías, en los días de Josías, hijo de Amón, rey de Judá. 1:2 Voy a hacer desaparecer de la tierra Todas las cosas, dice Yahvé. 1:Recitación Acabaré con los hombres y las bestias; exterminaré las aves del cielo y los peces del mar, y los escándalos de los impíos, y aniquilaré al hombre de sobre la faz de la tierra, dice Yahvé.

1:Cuatro Extenderé mi mano contra Judá y contra todos los moradores de Jerusalén, y exterminaré de este sitio los vestigios de Baal, a los ministros (de Baal) y a los sacerdotes (de Yahvé); 1:Cinco Asimismo a los que en los terrados se postran ante la milicia del cielo; a aquellos que adoran a Yahvé y juran por Milcom; 1:6 a quienes han dejado de seguir a Yahvé y a los que no buscan a Yahvé, ni procuran encontrarlo. 1:Siete ¡Silencio ante Yahvé, el Señor!, Pues el día de Yahvé se ha acercado, Puesto que Yahvé ha preparado un sacrificio, ha sacrificado a sus convidados.

1:8 En aquel día del sacrificio de Yahvé castigaré a los príncipes y a los hijos del rey, y a cuantos se visten como extranjeros. 1:Nueve En aquel día castigaré También a todos y cada uno de los que saltan sobre el umbral, a los que llenan de violencia y fraude la casa de su Señor. 1:10 En aquel día, afirma Yahvé, se oirán gritos tremendos desde la puerta de los Peces, alaridos desde la (Urbe) Segunda, y un enorme estruendo desde los collados. 1:11 ¡Aullad, habitantes del Mortero!, Por el hecho de que todos y cada uno de los traficantes han perecido; desaparecieron todos y cada uno de los que pesan plata.

1:12 En aquel tiempo escudriñaré Yo a Jerusalén con linternas y castigaré a los gordos sentados sobre sus heces, que afirman en su corazón: «No hace Yahvé ni bien ni mal.» 1:13 Sus riquezas vendrán a ser saqueadas, y reducidas a desolación sus casas. Edificarán casas, y no las habitarán; plantarán viñas, y no beberán su vino. 1:Catorce Cerca está el día grande de Yahvé; próximo está y llega con suma velocidad. Es tan amarga la voz del día de Yahvé que lanzarán gritos de angustia hasta los valientes.

1:Quince Día de ira es aquel día, día de sofocación y aflicción, día de devastación y ruina, día de tinieblas y oscuridad, día de nubes y espesas nieblas, 1:Dieciseis día de trompeta y alarma contra las ciudades fuertes y las altas torres. 1:17 Yo angustiaré a los hombres de tal modo que andarán como ciegos, Porque han pecado contra Yahvé; su sangre Será derramada como polvo, y su carne como estiércol. 1:Dieciocho Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Yahvé; el fuego de sus celos devorará toda la tierra; Pues Él va a hacer una ruina total, una destrucción repentina de todos los moradores de la tierra.

Sofonías 2

Una llamada al arrepentimiento

2:1 Reflexionad sobre Vosotros y arrepentíos, oh nación sin pudor, 2:2 antes que se ejecute el decreto, y el día pase como tamo; antes que os sobrevenga la ira de Yahvé, y ya antes que caiga sobre vosotros el día de la ira de Yahvé. 2:Lección Buscad a Yahvé, humildes todos de la tierra, los que obráis rectamente. Buscad la justicia, buscad la humildad, por si podéis poneros a cubierto en el día de la ira de Yahvé. 2:4 Pues Gaza Va a ser abandonada y Ascalón asolada, Azoto expulsada en pleno día y Acarón desarraigada.

2:5 ¡Ay de los habitantes de la costa del mar, del pueblo de los cereteos! Contra ti se dirige la palabra de Yahvé, O bien Canaán, país de los filisteos; te asolaré De forma que no quede morador. 2:Seis La costa del mar se convertirá en pastizales, en refugios para pastores y apriscos para ovejas. 2:Siete Y pertenecerá la costa a los restos de la casa de Judá; allá apacentarán (sus rebaños), y por la noche descansarán en las casas de Ascalón, Puesto que Yahvé, su Dios, los visitará y los traerá del cautiverio.

2:Ocho He oído los insultos de Moab y los ultrajes de los hijos de Ammón, que han afrentado a mi pueblo y se han engrandecido a costa de su territorio. 2:Nueve De ahí que, ¡vivo Yo!, afirma Yahvé de los ejércitos, el Dios de Israel: Moab Va a ser como Sodoma y los hijos de Ammón como Gomorra, campo de ortigas, mina de sal, descrito para siempre. El resto de mi pueblo los despojará y las reliquias de mi nación los tomarán en posesión.

2:Diez Este Va a ser el pago de su orgullo, Pues han insultado y tratado con insolencia al pueblo de Yahvé de los ejércitos. 2:Once Horrible Será Yahvé contra ellos, Puesto que acabará con todos y cada uno de los dioses de la tierra, ante Él se postrarán cada cual desde su sitio, Todas las islas de las gentes. 2:Doce También vosotros, oh etíopes, seréis muertos por mi espada. 2:Trece Y extenderá Él su mano contra el Norte y destruirá a Asiria, haciendo de Nínive un yermo, un sitio árido como el desierto.

2:14 Reposarán en medio de ella rebaños, y toda clase de animales; tanto el pelícano como el erizo se alojarán en sus capiteles; en los huecos se oirán voces que murmullan, y la desolación va a estar en los umbrales, Puesto que ha sido arrancado el maderaje de cedro. 2:Quince Ésta es la urbe alegre que habitaba en seguridad, la que afirmaba en su corazón: «¡Yo y nadie más que yo!» ¡Cómo se ha convertido en desierto, en guarida de fieras! Cuantos pasen junto a ella silbarán y agitarán la mano.

Sofonías interpretación

El pecado, la redención y el futuro de Jerusalén

3:1 ¡Ay de la rebelde y contaminada, la ciudad opresora! 3:Dos No quiere escuchar la voz, no admite la corrección; no pone su confianza en Yahvé, ni quiere acercarse a Dios. 3:Tres Sus príncipes en medio de ella son leones rugientes; sus jueces, lobos nocturnos, que no dejan hueso para mañana. 3:4 Sus profetas son fanfarrones, hombres pérfidos; sus sacerdotes profanan el Santuario, violan la Ley. 3:5 Pero Yahvé es justo en medio de ella, no hace iniquidad; cada mañana manifiesta Él su justicia, que Jamás queda escondida, Pero el impío no conoce la vergüenza.

3:Seis Yo he destruido naciones, han sido arrasadas sus ciudadelas, he devastado sus calles, de tal modo que nadie transita; sus ciudades están devastadas, han quedado sin hombre, sin habitante. 3:Siete Afirmaba Yo: De cierto me temerás, aceptarás la corrección, y no Va a ser destruida su morada como tenía resuelto contra ella, Pero ellos se apresuraron a multiplicar sus obras perversas. 3:Ocho Por eso, esperadme, dice Yahvé, hasta el día en que me levante para la presa; Puesto que he decretado congregar los pueblos y juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi indignación, todo el furor de mi ira: Porque el fuego de mis celos devorará toda la tierra.

3:Nueve Entonces volveré a dar a los pueblos labios puros, A fin de que todos invoquen el Nombre de Yahvé y le sirvan de común pacto. 3:10 Desde alén de los ríos de Etiopía, mis adoradores, mis hijos dispersos, me traerán ofrendas. 3:Once En aquel día no tendrás En tanto que avergonzarte de Tus obras con que prevaricaste contra Mí, Porque entonces quitaré de en la mitad de ti a los que se alegraban con altanería, y no volverás a engreírte en mi santurrón monte.

Se apacentarán y reposarán, sin que nadie los espante.

3:Doce Dejaré en medio de ti un pueblo pobre y humilde, que confiará en el Nombre de Yahvé. 3:Trece El resto de Israel no cometerá iniquidad, no dirá mentira ni se hallará en su boca lengua falaz. Se apacentarán y reposarán, sin que nadie los espante. 3:Catorce ¡Entona himnos, hija de Sión, da voces de júbilo, oh Israel! ¡Alégrate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén! 3:15 Pues Yahvé ha apartado tus castigos, ha ahuyentado a tu enemigo. El rey de Israel, Yahvé, está en medio de ti; no temas ya el mal.

3:Dieciseis En aquel día se afirmará a Jerusalén: ¡No tengas miedo de Sión, no se caigan tus manos! 3:17 Yahvé, tu Dios, está en medio de ti, el Poderoso, el Salvador. En ti hallará Él su gozo en incesante amor, y se regocijará sobre ti con gritos de alegría. 3:Dieciocho Yo congregaré a los afligidos (privados) de las fiestas, Porque tuyos son; sufrían por ella humillación. 3:Diecinueve He Aquí que en aquel tiempo acabaré con todos tus opresores; salvaré a la que cojeaba y recogeré a la repudiada, y les voy a dar gloria y nombradía en toda aquella tierra en que sufrieron ignominia.

3:Veinte En aquel tiempo os traeré, y en aquel tiempo os congregaré; Por el hecho de que os voy a dar nombre y gloria entre todos los pueblos de la tierra, cuando ante vuestros ojos haga volver a vuestros cautivos, dice Yahvé.

EPÍLOGO

¡NO MUEVA ESE DEDO! Ya antes de que apriete el botón de «Borrar» y borre este documento de su computadora, seguramente querrá revisar las consecuencias que tendría su decisión de ignorar estos avisos finales ya antes de que su pequeño Mundo se encuentre con su Tsunami particular. (10)

Mejor Aún, seguramente querrá averiguar si Quizá es usted una parte de la familia de Jesucristo; tras todo, puede no serlo Aún y Quizá necesite trabajar un poco para ser aceptado por Él como uno de los Suyos. Conforme Su Definición, la familia de Jesús es: «Mi madre y mis hermanos son estos: los que oyen la palabra de Dios y la practican.» [Lucas 8:21]

Y entonces, ¿Qué les sucede a los que «no oyen la palabra de Dios y ni la practican» – incluyendo a los Administradores de la Iglesia Católica Romana?

Asimismo para eso Jesús nos dio una respuesta:

«Y tú, Cafarnaum, ¿acaso habrás de ser exaltada hasta el cielo? Hasta el abismo vas a ser abatida. Porque si en Sodoma hubiesen sucedido las maravillas que han sido hechas en ti, Todavía estaría ella en pie el día de Hoy. De ahí que te digo, que el día del juicio Será más soportable para la tierra de Sodoma que para ti.» [Mateo 11:23-24]

Comentario: La transgresión de Cafarnaum fue la falta de fe; falta de fe en Jesucristo, no actuando Por tanto Según Su Palabra. Pese a los milagros que Jesucristo hizo en Cafarnaum, no aceptaron pensar en Él.

Hermanos, no podría estar más claro. Ahora siga adelante y apriete la tecla de «Borrar» si es lo que desea (Dios nos dio Libre Arbitrio). Nosotros estamos en paz (11), sin importar la opción que usted ejerza; nuestra responsabilidad ha sido cumplida.

Para los que rechazan tener «oídos para escuchar» y «ojos para ver», esto es lo que Jesús afirma:

Dijo Asimismo a la muchedumbre: Cuando veis una nube levantarse al poniente, Entonces decís: «Va a llover» Y eso sucede. Y Asimismo cuando sopla el viento del mediodía, decís: «Habrá calor» Y eso sucede. Hipócritas, sabéis conocer el aspecto de la tierra y del cielo; ¿por qué entonces no conocéis este tiempo? ¿Por qué no juzgáis por Vosotros lo que es justo? [Lucas 12:54-57]

(1) ¿Quiénes son los que tienen que «Ver» y «Escuchar»? (en Inglés)
(2) ¿Por qué, Señor?
(3) El megáfono de Dios: el Dolor.
(4) Texto completo de Isaías 11:1-10:

Saldrá un retoño de Isaí y de sus raíces brotará un renuevo. Descansará sobre él el Espíritu de Yahvé; espíritu de sabiduría Y también inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de conocimiento y temor de Yahvé. Su delicia consistirá en el temor de Yahvé; no juzgará Conforme lo que ven los ojos, ni fallará Según lo que oyen los oídos; sino juzgará a los pobres con justicia, y fallará con rectitud en favor de los humildes de la tierra; herirá a la tierra con la vara de su boca, y con el aliento de sus labios matará al impío.

La justicia Será el cinturón de sus lomos y la fidelidad ceñirá sus flancos. Habitará el lobo con el cordero y el leopardo se acostará junto al cabrito; y el ternero y el leoncillo andarán juntos, y un niñito los guiará. La vaca pacerá con la osa y sus crías se echarán juntas; y el león comerá paja como el buey. El niño de pecho jugará junto al agujero del áspid y el recién destetado meterá la mano en la madriguera del basilisco.

No va a haber daño ni destrucción en todo mi beato monte; Por el hecho de que la tierra va a estar llena del conocimiento de Yahvé, como las aguas del mar. En aquel día la raíz de Isaí se alzará como bandera para los pueblos; y la buscarán los gentiles, y Va a ser gloriosa su morada.

(5) Hablando en términos mundanos, como hacen los Administradores del Vaticano: ¿No acusaría usted al Vaticano de permanecer en Estado de Negación? Tras todo, Malaquías afirmó meridianamente: «Se sentará para acrisolar y limpiar la plata; purificará a los hijos de Leví y los limpiará como el oro y la plata, A fin de que ofrezcan a Yahvé sacrificios en justicia.», donde «los hijos de Leví» significa «la clase sacerdotal».

(6) [Mateo 24:5] Por el hecho de que muchos vendrán bajo mi nombre, diciendo: «Yo soy el Cristo», y a muchos engañarán.

Fíjense en que Jesús dijo «muchos», y no «uno». Así que la cuestión que debemos plantearnos a nosotros mismos es: «¿Quiénes son ellos, quién son esos «muchos» que nos han estado contando, A lo largo de siglos, que son «Cristo» (O bien Su Equivalente)?»

No se deje sorprender por esto, puesto que fue anunciado de antemano por Juan cuando dijo:

Hijitos, es la hora final y, Según habéis oído que viene el Anticristo, Así ahora muchos se han hecho anticristos, por donde conocemos que es la hora. De entre nosotros han salido, Pero no eran de los nuestros, Puesto que si de los nuestros fueran, habrían permanecido con nosotros. Pero es Para que se vea claro que no todos son de los nuestros. Pero vosotros tenéis la unción del Santurrón y lo sabéis todo. [1 Juan 2:18-20]

(7) Esta vez, por la Virgen María para los nuevos suecos, ciegos y testarudos «hombres de Dios» del Vaticano.
(8) Las Puertas del Averno no prevalecerán… Pero hay que tener en cuenta las condiciones.
(9) [Lucas 12:58 -59] Mientras vas con tu adversario en busca del magistrado, procura en el camino librarte de él, no sea que te arrastre ante el juez, que el juez te entregue al alguacil y que el alguacil te meta en la cárcel. Yo te lo declaro, no saldrás de allí Hasta el momento en que no hayas reintegrado el último lepte.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre