¿Qué Es El Cristianismo Esotérico?

0
82

Si el mensaje de Jesús fuera tan simple como que hay que creer en él, y bautizarse en su nombre, y que merced a su crucifixión todos quedamos redimidos del pecado y salvados, si eso fuera todo, que duda cabe que sería la religión más atractiva del Mundo, y tendría millones y millones de seguidores (como los tiene), Pero También sería una religión absolutamente inútil (como lo es) Por el hecho de que no cumpliría con su deber como religión, O sea, el de “religar” al hombre con lo divino.
No obstante, si nos explicaran que hay una enseñanza simple y general para el vulgo (simplemente A fin de que vayan aprendiendo las primeras “letras” de la vida y del Camino Espiritual), Mas que Asimismo hay otra enseñanza profunda y precisa, solo para los que en verdad desean religarse a lo Divino, entonces todo cobraría otro sentido. Además de esto, De este modo ha sido en Todas y cada una de las religiones, y Asimismo lo fue en el comienzó del Cristianismo.

“Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. Y les afirmó: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; Pero a los que están fuera, por parábolas Todas las cosas; Para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan.” Marcos 4:10-12

El drama del Cristianismo fue que cara el siglo IV la Iglesia Católica se hizo con el poder en Roma, estableció un “canon oficial” de lo que debía ser el Cristianismo, y empezó a renegar de las enseñanzas esotéricas de Jesús y a perseguirlas, y la persecución se acentuó Durante los siglos hasta erradicarlas por completo de entre sus instituciones.
De esta manera, el Cristianismo Esotérico tuvo que ocultarse hasta supuestamente desaparecer, Mientras la Iglesia Católica se llenaba de riqueza y poder, Mas se quedaba solo en las formas exteriores, vacía de contenido espiritual, y con el paso de los siglos habría de recurrir al dogma y al miedo para mantener a sus fieles y proseguir a flote.
Y claro, ahora que a nadie le asustan ya los infiernos (en los que ellos mismos casi ni creen Pues no saben ni lo que representan), ni tienen una enseñanza esotérica, práctica, que dé al individuo Contestaciones válidas, la Iglesia Católica navega por las aguas de la vida como un barco sin timón, empujada de un lado para otro por los gélidos vientos del ateísmo y el materialismo que imperan en estos días, sin saber realmente bien para donde ir O bien que hacer para no naufragar.
Otra sería su situación si no hubiera erradicado la enseñanza esotérica del Cristo Jesús, Tal vez no habría alcanzado el poder y la extensión que consiguió, Mas Al menos tendría la conciencia tranquila, gozaría de buena salud (espiritual), y seguiría siendo faro y guía para las ánimas que anhelan el Camino Espiritual como lo fue A lo largo de los primeros siglos de la Era Cristiana.

Pero ya las cosas son como son, y hasta consiguieron que las palabras “esoterismo” O bien “gnosticismo” tengan Actualmente connotaciones peyorativas. Mas cuando nosotros hablamos de Esoterismo no nos referimos con estos términos al Esoterismo de charlatanes, pseudo-videntes, pseudo-astrólogos, echadores de cartas, y otros muchos estafadores que se hacen llamar “esoteristas”, Pues todo eso es un engaño. Ni tampoco nos referimos al Gnosticismo que falsamente nos ha presentado la Iglesia, como un conjunto de herejes malsanos que existían en los primeros siglos del Cristianismo, Por el hecho de que todo eso es una mentira.
El Gnosticismo (Conocimiento) y el Esoterismo (Interior) son en su verdadera dimensión la ciencia del “Conocimiento Interior”, O bien la ciencia del “Cristo Íntimo” del que charlaron tan meridianamente el apóstol Pablo y los primeros Cristianos.
Y cuando hablamos De esta manera del Cristianismo Esotérico no estamos pensando en abstracciones, sino en hechos, En tanto que cuando alguien pone en práctica dicho “esoterismo” O “conocimiento interior”, y logra elevarse del estado de Hombre al estado de Super-Hombre, se convierte en alguien ante quien la Naturaleza no tiene secretos, hasta el punto de poder manejarla a su antojo operando prodigios O bien “milagros” de toda clase, aparte de transformarse ante la sociedad de su tiempo en referente de una ética superior, como está demostrado A lo largo de la historia del Cristianismo, Singularmente en los primeros siglos y hasta el final de la Edad Media, cuando Aún entre el sigilo de los monasterios se estudiaba el Esoterismo Crístico.

Por eso, todos los esfuerzos que se hicieron en el pasado por acabar con el Gnosticismo (el verdadero Cristianismo de los primeros Progenitores de la Iglesia compo Pablo y otros), y los que se hacen En la actualidad en nuestra sociedad por desacreditar el Esoterismo, han sido y serán inútiles, Puesto que Siempre va a haber sinceros buscadores de la Verdad que en mayor O bien menor grado lograrán elevarse a esa categoría de Super-Hombres O bien Hombres Divinos, restaurando Nuevamente la auténtica Ciencia del Espíritu.
El genuino Esoterismo, como río de aguas vivas, por tiempos sale a la Luz, y por tiempos se oculta del Mundo. Ahora, en la mitad de la más impresionante crisis espiritual, social y humana que ha vivido el hombre en bastante tiempo, es necesario que De nuevo salga a la Luz, y De ahí que desde hace unas décadas hubo un nuevo despertar en Occidente del Cristianismo Esotérico, encontrándose por “casualidad” en Nag-Hammadi, Qunram y otros lugares, Numerosos textos sagrados y evangelios del comienzo del Cristianismo, y poniéndose otra vez de actualidad en la pluma de notables eruditos y verdaderos esoteristas, lo que fue el Cristianismo en sus orígenes, y lo que fueron las enseñanzas de Jesús.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre