¿Quién Quiere Jugar Al Amor?

0
134

Para comprender cómo debemos llevar una buena relación sexual, hay que tener en la cuenta el elemento zodiacal de nuestra pareja amatoria. Los doce signos se dividen en cuatro elementos, de forma tal que pertenecen al elemento Fuego los signos Aries, Leo y Sagitario. Se agrupa en el elemento Tierra a Tauro, Virgo y Capricornio. Son de Aire los signos Géminis, Libra y Acuario. Y por último al Agua pertenecen Cáncer, Escorpión y Piscis.

En este tema, los hombres son de Fuego y de Aire, y las mujeres son de Tierra y de Agua. Una mayor carga planetaria en Cada uno de ellos de los elementos, hace Cambiar nuestra conducta sexual. Por poner un ejemplo, yo soy Capricornio ascendente Capricornio, lo cual me hace ser de elemento Tierra, Mas la mayoría de los planetas de mi carta astral están en el elemento Aire y los combino a ambos. Por tal motivo hay que ser muy flexibles a la hora de leer las conclusiones a las que he llegado en este tema tras casi 40 años de investigación.

El Agua y la Tierra son símbolos del Ánima y el cuerpo respectivamente.

La primera cosa que debo decir es que obviamente son afines el Fuego con el Aire y la Tierra con el Agua, por la fácil razón de que el uno necesita del otro. No puede haber Fuego sin Aire y si la Tierra no tiene Agua no da vida permanente. El Agua y la Tierra son símbolos del Ánima y el cuerpo respectivamente. Obviamente el Fuego no la va bien con la Tierra ni con el Agua, Puesto que la primera lo apaga y la segunda le produce un corto circuito fulminante. Las personas del elemento Tierra sólo pueden aprender a convivir con una pareja del elemento Fuego cuando se han enfrentado con su necesidad de liberarse de ataduras emocionales O bien físicas. Los individuos regidos por el Agua y el Fuego confían más en el instinto sexual que los demás elementos; Por esta razón la descripción que hago a continuación es más extensa en este par de elementos. Igualmente el Aire no va bien con la Tierra ni con el Agua, En tanto que con la primera hay un polvero y con la segunda un tsunami.

Advertido esto, los invito a examinar la vida psicológica de los doce signos en su comportamiento sexual personal O en el momento de compartirlo con otros elementos.

FUEGO: Aries, Leo y Sagitario.

El fuego es el amor frustrado que no sólo nos lleva al purgatorio de la purificación del error, sino que permite que el amante demoníaco aparezca en nosotros de una forma violenta. Y, entonces, el deseo individual y fuerza dirigida, precede a la violencia quien, con su fuerza en bruto, es mucho más pasional, primaria, ciega e instintiva, y a quien sólo le interesa sobrevivir a través de la reproducción. También se relaciona con la acción sexual excitada Y también inspirada. Las personas pertenecientes a este elemento O bien con mucha presencia de él en su carta, están más expuestos que nadie a las pasiones físicas súbitas; Exactamente, su principal preocupación son sus emociones y el fuego tiende a las emociones más dinámicas.

En cuanto a la pasión de los Sagitario, ésta es un fuego que Siempre brota de sus cenizas, como el Ave Fénix, más refulgente que el fuego de los otros 2 signos de dicho elemento; y, además, mantienen las pasiones, también más controladas que las de los otros Dos signos.

AIRE: Géminis, Libra y Acuario.

Con las personas pertenecientes a este elemento Jamás habrá ningún involucramiento de índole puramente sensible; es así cómo, Por poner un ejemplo, alguien de signo solar agua, Pero de signo ascendente en aire parecerá mucho menos sensible de lo que Realmente es. La línea de defensa más típica de una persona de este elemento es, entonces, un exceso de racionalidad y de distanciamiento sensible.

TIERRA: Tauro, Virgo y Capricornio.

Las personas del elemento tierra son más siendo conscientes de los aspectos del Planeta exterior que de las emociones; y se ven fuertemente afectados en su sexualidad por sus cuerpos. Un nativo de este elemento piensa que jamás arderá de pasión como los del elemento fuego, Pues la tierra le otorga un temperamento más pasivo que activo. Pero, como veremos más adelante, el más sensual de los signos del elemento tierra es Tauro.

AGUA: Cáncer, Escorpión y Piscis.

Como advertí renglones atrás, las personas del elemento agua son más emocionales que aquellas de los demás elementos; las entienden más y son capaces de aceptar Todas las suyas como parte de la vida, en donde no hay lógica ni razonamiento, tan sólo emción. Las personas con influencia simultánea en los tres signos de este elemento, son menos propensas a dejarse dominar por las pasiones, que quienes no la tienen; y, como el agua es el elemento más instintivo en su sentir, Nunca se sabe que esperar de esta gente de un día para otro debido, Exactamente, a sus emociones. Además, la fusión sensible es su defensa más natural cuando se sienten amenazadas.

Siendo Escorpión un signo de agua, el más sexual de todos ellos, los signos más compatibles para el amor son los de agua y tierra; Al tiempo que el signo Piscis es el más exteriorizador de las emociones entre los de este elemento.

LA VIDA SEXUAL DE LOS DOCE SIGNOS DEL ZODIACO

La descripción que hago a continuación sobre el comportamiento sexual de cada signo, es válido tanto si usted tiene dicho signo zodiacal como signo en donde está su Sol natal, como si es su ascendente; Esto es, el signo que salió en el horizonte al momento de usted nacer. Tampoco hay que olvidar el sexo al cual pertenece la persona que queremos analizar, Puesto que hay signos que tienen más empatía con lo masculino que con lo femenino y viceversa; Por servirnos de un ejemplo, el signo más difícil para representar el papel de mujer es Aries, Por el hecho de que siendo regido por Marte -y los hombres son de Marte- la mujer tiene que tener Problemas con su rol sexual O con su papel de madre y esposa. Puede que la mujer Aries no sea la más feliz en su sexo, Pero el más grande de sus combates es en el amor. A cambio de ello es mucho más difícil para un hombre ser Piscis, debido a la extrema carga de sensibilidad que maneja este signo.

ARIES
Aries es una persona tenida como cálida Pero seca en materia sexual; con una energía dinámica, exteriorizadora Y también impulsiva cuando se trata de hacer valer sus atributos sexuales. Se considera como signo ardiente, masculino, positivo, variable, violento y quien hace una afirmación enérgica de su personalidad en el momento de querer. Siempre tiene un deseo de conducir su deseo instintivo a través del acto carnal.; Mas, A pesar de su vitalidad confiada y vigorosa, hay que cuidarse de su inestabilidad sensible. Al momento de lograr pareja es activo, arriesgado, decidido, Mas impaciente Y también impulsivo; sobresalen su agresión, combatividad, coraje, entusiasmo, espíritu de aventura, de conquista, de iniciativa; su espontaneidad, impulso, pasión (del latín passio “sufrir”), valentía y virilidad en donde prima la energía sexual con su poder generador natural.

El instinto básico de alguien Aries Siempre le ordena hacer frente a todos y cada uno de los desafíos; y en donde más claramente se deja ver es en el tema de los combates sexuales, Puesto que cuando actúa sexualmente pone “toda la carne en el asador” y más si éste es la cama. La persona siente, más que la de ningún otro signo zodiacal, una fuerte necesidad por el amor Normalmente. Es de afectos sinceros, amor conquistador y Siempre dispuesto a la lucha, con el fin de vivir a rienda suelta sus pasiones, lleno de audacia, es descubridor de las conexiones evidentes que debe hacer con su pareja. De actitud dinámica, desafiante, determinada Y también intrépida a la hora del amor, es el gran ejecutor, con emociones atrayentes, fuertes, exuberantes, de expresión elocuente y una forma de actuar confiada y directa en la cama. Muy imaginativo al momento de la intimidad, es poseedor de un impulso rápido y persistente, llegando directamente a la esencia del tema; es vencedor al ver la mejor política de ataque pasional, merced a su incandescencia.

Para Aries, el terreno sexual simboliza más una lucha por la supervivencia que una verdadera unión con alguien; es Por este motivo que hacen el acto sexual por el placer de hacerlo, Jamás con el fin de obtener al final una recompensa. En una relación de pareja el individuo Aries Siempre y en todo momento querrá ser el jefe, y eso puede permitírselo su pareja Por el hecho de que las pasiones de Aries son las más elevadas, desinteresadas, dinámicas, Mas también violentas. Los Aries nacidos entre el treinta y uno de marzo y el 10 de abril, son los más fieles entre los Aries.

Pero, quien quiera relacionarse con alguien Aries, no importa natural de que día del signo, debe cuidarse del abuso de autoridad, la agresividad malsana, el comprometerse a demasiados amores al mismo tiempo, el dejarse llevar por el calor pasional del instante, el derrocamiento de su energía sexual, la fidelidad sólo a sí mismo, el hecho de invadir el espacio ajeno y vital de otros, la irascibilidad O bien irritabilidad, el irrespeto a los demás, las sensaciones y pasiones irascibles y violentas que lo llevan a una vida sensible desorganizada; así como el temor a la esclavitud que conlleva el unirse a otra persona.

Por algo el lobo es uno de los animales asociados con Aries, como alegoría guerrera y sinónimo de ferocidad, satanismo y salvajismo; encarna la fuerza contenida en el interior de alguien Aries, gastándose con furor y sin discernimiento, Al paso que la loba es la alegoría del desenfreno, los deseos sensuales y las pasiones.

GÉMINIS
La mente de alguien Géminis es la parte más erótica de su cuerpo y, Incluso cuando no son demostrativos en materia de afecto, a la hora del sexo son tenidas como cálidas (caliente) y húmedas. Para acercarse a conquistar a su pareja les son reconocidos su amor a conocer a todo género de personas, la comunicación sexual que establecen, la destreza para hacerlo merced a su elocuencia O bien facilidad de expresión, así como la habilidad con la lengua (en todo sentido) y su simpatía. Sexualmente curioso por excelencia, le encanta documentarse sobre el tema hasta aprenderse de memoria el Kama Sutra con la práctica incluida. Imaginativo Mas inconstante e inquieto en el amor, es muy racional en sus emociones. Se le acusa de dualidad amatoria y de una emoción inestable, insegura y muy mentiroso.

Atrae a su pareja con su actitud jovial, por los afectos apasionados Y también idealistas, por la amabilidad y lo amigable, hasta por cierta camaradería psicológica que establece a la hora del acto sexual. Tiene un corazón vibrante y lleno de energía, acompañada de una destreza manual en caso de necesitarse; hace gala de una gran diplomacia conciliadora y de una buena disposición amistosa por si hay desavenencias con su pareja; su expresión elocuente y florida Siempre y en toda circunstancia le ayudará a la hora de conquistar O de hacerse perdonar por la infidelidad cometida. Un personaje geminiano Siempre se encuantra sometido a las emociones más ligeras.

A la hora de ir a la cama sobresale por su imaginación fecunda Y también intuitiva, por lo ingenioso, la inteligencia rápida, lo investigativo anatómicamente hablando, la mentalidad inspirada y romántica, la mente abierta a las innovaciones sexuales, la movilidad precisa para no aburrir a su pareja, el sentimiento atrayente, expresivo, fino y simpático. Como amante sexual le ayuda su afecto filial, la amplia pluralidad de contactos sexuales, la habilidad para convencer a su pareja de lo que hay que hacer O ensayar en la cama O en la hamaca O donde sea. En el plano de la comprensión sexual, un Géminis entra a su pareja más por el lado de la tolerancia que del arrebato seductivo; y Siempre y en todo momento tendrá alguna otra aventura cariñosa, Aun cuando jure a su pareja que no será así. Puede haber una indiferencia cara el sexo y estimar que los demás se amolden a él, actitudes que tan sólo pueden llevarlo al despojo y a la renuncia O, como buen Géminis, del otro lado agudizando el sentido corporal y fortaleciendo el acto sexual y el amor Por lo general.

Mas como todo lo claro tiene su oscuridad, la de Géminis en temas sexuales tiene que ver con una actitud inquisitiva, ambiciosa y astuta negativa; en el amor es muy flirteador O coqueto, de corazón cambiable y desafectuoso; amante de disfrazarse bajo la apariencia de ser lo que no es, lo mata la doblez, dualidad O duplicidad así como el embuste. La indecisión, la indiferencia, la ingratitud, lo intrigante, la traición y la inestabilidad sensible no le asisten en lo más mínimo.

El animal que representa a Géminis es el mono, que por lo general es tenido por psiques obtusas como alguien obsceno y pecaminoso; Mas también símbolo del conocimiento integral de los frutos sexuales buenos y malos al probarlos todos. Recuerden que tanto al mono como a Géminis los puede matar la curiosidad.

¿Quién quiere jugar al amor?

LEO
En temas de sexo, a Leo se le considera como un individuo cálido (caliente), seco, ardiente, dinámico O con una vitalidad sexual cálidamente radiante, Mas muy infiel. Es alguien afectivo, dominante y dramático, egocéntrico, intolerante, nervioso, orgulloso de sus actuaciones sexuales y muy sensual. Con su típico papel teatral de realeza, sucumbe ante las artes del amor, Mientras la vanidad lo domina. La gallardía, la hidalguía y la fogosidad en las pasiones, hacen una parte de su riqueza sensible, así como su sentimiento inspirado y pródigo, simpático, solemne y de temperamento radiante en la cama. A Leo Siempre y en todo momento se le relaciona con el amor y las emociones, con el lujo y el placer sexual; con los aplausos y la apreciación después del acto carnal. Su pareja debe decirle “ que bien estuviste”. Los individuos Leo creativos no sólo son más sexuales que quienes no lo son, sino el atractivo sexual es más esencial para un Leo que para el resto de signos. “Aquí estoy, mírame bien”, le afirma a su pareja; “la presentación lo es todo. ¿Quién quiere jugar al amor?”, añade con su aire solemne. “Te amo, me siento orgulloso de ti… soy tu dueño”.

Amante de la ostentación, es apasionado Pero arrogante y colérico si no le satisfacen su deseo sexual-, volitivo-sentimental. Con dicha actitud sexual firme y voluntariosa, con tal amor demostrativo, generoso e intenso, quiere probarlo todo en materia de artes marciales de la pasión. Audaz, con gran autoafirmación y autoseguridad centrada en él mismo, su caballerosidad en el comportamiento lo lleva a atraer sexualmente a su pareja. Ahí va la complacencia incesante del corazón leal y demostrativo de un Leo creativo en el momento de querer. Merced a esa disposición determinada Y también inflexible, al dominio de sí mismo y a la energía sexual estable, hace que cualquiera desee estar entre sus garras.

Para los Leo el amor es más precioso que el oro; Mas su pareja debe saber que él ES el oro, Porque Siempre y en toda circunstancia están seguros de que triunfarán en cualquier lance cariñoso; motivo por el cual están preparados para arriesgarse en el amor una y otra vez, no importa si con la misma persona, Puesto que los Leo, más que los individuos de ningún otro signo, son quienes hacen aflorar los talentos y las habilidades creativas de sus amantes, Porque las pasiones de un Leo arderán vivamente Durante su vida.

Mas ! atención !, cuando al gato O bien a la gata les da por ser gatos callejeros con ínfulas de león O bien leona de barrio, aparece su lado sexual oscuro: se vuelven actores dramáticos por excelencia (psicología teatral), altaneros y altivos, con una ambición sexual desmedida y un amor egoísta al lujo; su apasionamiento no conoce límites y se vuelve un ser cruel, desafiante, despótico, dominante, poseído por un excesivo exhibicionismo exclusivista, con sencillez en violentarse, Mientras su pareja lo ve como alguien fanfarrón fiel a muchas causas (se compromete y promete sexualmente más de lo que debe), interpreta varios papeles a la vez y es mentiroso cuando le es conveniente, es sobornador y sobornable; es traidor y violento.

Todos los felinos caracterizan a las personas Leo Pero, obviamente, el primero de ellos es el león como símbolo de apetitos sexuales irascibles y violentos, tal cual el animal muerde a la leona en la nuca Mientras que copula con ella. He ahí su arrogancia, autosuficiencia, avidez y la confianza sexual en sí mismo. El león O bien la leona son la concupiscencia y el erotismo encarnados en la fuerza incontrolada Y también instintiva del sexo, las pasiones del corazón y el valor fogoso que no mide los peligros que trae la aventura sexual.

LIBRA
Libra, regido por el planeta Venus, es el signo del amor y de la energía sexual cálida (caliente) y húmeda, Mas de sentimientos muy variables como la balanza que lo personifica. Su incesante búsqueda de armonía y equilibrio sexual, así como su gusto refinado al seleccionar pareja y la exquisita sensibilidad hacia la belleza, lo hace tener pocas Mas excelentes relaciones de pareja que llegan al clímax del nirvana sexual. Considerado como alguien afectuoso y coqueto Mas indeciso, es romántico y tranquilo, Siempre y en todo momento pensando en su pareja, la tengan O no.

Las personas de signo Libra Siempre dejaran que otros guíen los corceles de la pasión; por tal motivo la relación de sexual con alguien de este signo empieza por un… “¿Bailamos?”. De manera inmediata alguien Libra responderá: “Dime lo que Deseas y sabré qué Deseo yo”. “Quiero algo cuando lo Deseas tú”. “Tus deseos son órdenes para mí”. Pero años después, con exactamente la misma seguridad dirá: “No hay derecho a que me trates así después de todo lo que he hecho por ti. Reconóceme mi amabilidad, imparcialidad y justicia contigo”.

En materia sexual, alguien Libra es abierto, amante de la belleza, amoroso, aristócrata, armonizador, asociativo, diplomático, entusiasta, equilibrado, intelectual-sentimental, optimista y muy romántico. Con una actitud Siempre accesible, es amable, condescendiente y persuasivo; de afectos tiernos y decoro al manifestarlos; con amor conyugal, ánimo alentador y ansioso, de concordia sexual y emotividad compasiva llena de ilusiones y encanto hacia su amante. Posee una imaginación adaptable a los gustos sexuales de su pareja, con inclinaciones emotivas de sensualidad refinada y un lenguaje suave en el momento de decirle lo que siente por ella; reservado emocionalmente en público, pierde todo decoro en privado.

Pero el individuo Libra Nunca experimenta la plenitud del amor que su Ánima busca y se aferra más a la idea del amor que a la persona amada; si hay algo que los domina es la búsqueda de pareja, las uniones múltiples, los cambios de pareceres y caprichos sexuales; la mejor forma para conquistarlos es con una flor, un perfume, una joya, un vestido fino, algo elegante. Es allí cuando la pasión amorosa se adueña de ellos y, si hay un rival declarado, son despiadados con él. Pero hay que rememorar que Libra es el signo del divorcio y la viudez; por cierto, tienen un gran miedo a envejecer.

Cuando el enamoramiento está en su apogeo, no existe nadie más feliz en el Planeta que una persona Libra; y, Incluso cuando no es ningún pasional sí es muy enamoradizo y más que ningún otro signo, sabe lo que hace falta para crear una relación amorosa. Y tanto ama al amor, que se recupera de las penas del corazón con más rapidez que el resto de signos. El inconveniente es que el deseo de complacer a todos es tan grande, que puede impulsarlos a ceder más en todo sentido; Puesto que Libra debe ver más con la idealización clásica de la belleza que con el erotismo. En ellos es más esencial una afectuosa cooperación en el amor y el sexo, que la personalidad personal; Tal vez De ahí que atraen más afecto que admiración.

Mas todo Libra se desequilibra de cuando en cuando y, entonces, aparece su lado obscuro: la ambición por el reconocimiento sexual, lo cambiable sensible y mentalmente, el conformismo, la dependencia cara sus parejas con el excesivo esfuerzo por complacer a otros; se vuelve alguien exhibicionista lleno de frivolidad, con una gran incapacidad para decidir entre sus diferentes amores, en la mitad de un enorme temor a la soledad, Mientras que la pereza sexual, la quejadera y la superficialidad se adueñan de su vida íntima.

Uno de los animales que más los caracteriza por su finura, delicadeza y belleza es la mariposa, símbolo generalizado de inconstancia, ligereza, renacimiento y del otoño al cual temen tanto en sus años añejos. También es alegoría de la belleza alcanzada en esta Tierra y en donde comprende que su misión ha sido ser el escultor de la vida, la de aquel que de lo burdo sacó lo bello; la de quien está por encima del bien y del mal y sabe que la vida sexual no se compone de Si O bien de No, sino más bien de Si y de No. Es alguien que ha alcanzado el verdadero Amor Divino y la Comprensión; alguien que es un espíritu viajero y… se marcha, como la efímera y amorosa mariposa.

SAGITARIO
A las personas de este signo se les considera sexualmente como cálidos (calientes) y secos; de espíritu sexual abierto y explorador, liberales en las artes amatorias y de sentimiento fogoso en el momento de actuar en la cama. La persona Sagitario puede ser muy aventurera y exagerada, así como extrovertida, hiperactiva e impetuosa en la práctica del amor. Es de aquellas que, en los asuntos sexuales, bien puede decir: “comamos y bebamos que mañana moriremos”.

Tal vez, por dicho lema, Sagitario es el signo que mejor sabe integrar la sexualidad; Puesto que al instante de complacer a su pareja es alegre, atrevido, audaz, ceremonioso, imaginativo y solemne. Abierto de mente, de actitud sexual acogedora y determinada y con afectos expresivos y honestos, jamás le teme a ir más allá en la exploración de su vida sexual. Es más, es un ánima inquieta amante del confort sexual libre y del amor circunspecto; con ansias de saber Siempre más en temas eróticos y, luchando sin tregua Por este motivo y deseando que los demás lo acompañen, Siempre avanza con una clara visión de lo que debe ser su vida sexual. De corazón abierto y ardiente, tiene costumbres sexuales ordenadas en un cuerpo Siempre lleno de vigor. Exigiendo de su pareja un juego limpio a la luz del día, no teme comenzar Nuevamente ni buscar por otros caminos lo que ha perdido O bien no ha encontrado sexualmente por diferentes senderos. De pasiones atrevidas, prontas y francas, da pie a la satisfacción del deseo, Al menos en las primeras etapas de sus conquistas amorosas.

Para alguien Sagitario el placer sexual no tiene nada de complicado ni formalidades familiares O bien alguna clase de rutina obligatoria; y tanto es así, que Siempre estará presto a nuevos amoríos gozando del erotismo sin ninguna complicación en especial.

Mas toda flecha puede desviarse de su destino y, entonces, aparece el Sagitario de actitud sexual arrogante, de afectos ásperos y ambicioso; el anárquico sexual aparentador, autoindulgente, bohemio y brusco; alguien celoso, colérico, charlatán, dado a la aventura sexual exagerada y arriesgada, al derroche O despilfarro de su energía libidinosa, a los desenfrenos, a la disipación, a la dispersión, a las emociones impulsivas, pródigas y ostentadoras, a la exageración pasional, la excentricidad erótica, el exhibicionismo y el especular mucho sin ahondar en nada. Aparece también el fraudulento frívolo, amante de la glotonería sexual, la inclinación excesiva por los juegos amatorios, la insensibilidad, la irresponsabilidad sensible, la jactancia en sus logros de cacería pasional, la licenciosidad de su comportamiento, lo parrandero en todos y cada uno de los placeres y la prepotencia sexual (que se las da al creerse el Papa en persona, subido en su pedestal de sabiduría)

Los animales que los representan son el caballo y la yegua; el primero como símbolo del ardor, la belleza de la manera, la fuerza erótica de la juventud, la líbido, la osadía sexual y la impetuosidad del deseo; representa el poder viril, la potencia autora, el instinto del individuo que aún no ha dominado sus emociones y que depende de supersticiones, ceremonias y formalismos sexuales externos que deben ser dominados, como el cochero que maneja los caballos-pasiones de su carruaje físico. La yegua encarna el papel de la Madre Tierra y el lado femenino- sexual de la psique.

ACUARIO
Las personas Acuario, que pertenecen al signo del amor al prójimo (O bien la prójima) son tenidos sexualmente como individuos cálidos (caliente) y húmedos. Son poseedores de una gran libertad sexual personal, sin ningún convencionalismo ni subordinación a leyes sociales. Su riqueza de planes sexuales y la sinceridad en los sentimientos, son sus primordiales cartas de presentación a la hora de conquistar a alguien. Muy apasionado, es espontáneo a la hora de subir al ring O bien campo de batalla sexual en donde es excéntrico, hiperactivo, impredecible y rebelde. Puede poseer un amor (desinteresado), mucha sensibilidad y vivacidad amatoria.

Es la única persona del zodiaco que puede decir a su pareja: “como te amo, eres libre”. Exactamente, ama la fraternidad, la igualdad y la libertad sexual, motivo por el Como jamás está solo. Dueño de una actitud acogedora, es amable, amistoso, complaciente con su amante, comprensivo, cordial, digno y vivaz en el momento de acceder a su pareja con sus atributos sexuales; de afectos desapasionados, serenos y tibios en la expresión, su ajetreo erótico es incesante (diurna O nocturnamente según el caso); amante del amor libre y carente de prejuicios, es cálido en el sentir de sus emociones activas, controladas desinteresadas y sinceras; tiene un buen espíritu estudioso y experimentador en temas anatómicos; es independiente Y también innovador, cuidadoso y exacto en las expresiones en el momento de conquistar a alguien. A alguien Acuario le encanta la experimentación sexual en todas sus formas, Pues representa los instintos más apasionados y desenfrenados, y tanto, que tener un enorme dominio en los temas eróticos es la única cualidad que halla muy sexy; y, Incluso cuando hay bastantes personas de este signo que se desempeñan mejor en la amistad que en el amor, los he visto perder la cabeza por un amor, eso sí, siendo conscientes de que la calidad de una relación es más esencial que el puro placer físico. A otros, claramente, la razón les ganará la partida a las pasiones. El individuo Acuario Siempre y en todo momento ejercerá una mayor presión interna sobre su pareja, Para que surja una sexualidad más compleja.

El sexo es visto por Acuario como algo Creador, para la superación de situaciones emocionales sabiendo usar el pensamiento y vencimiento de apegos y vicios. Sexo y pecado, entonces, son conceptos que este individuo debe aprender a separar y definir desde muy temprano en su vida, para no confundir lo sagrado con lo sucio. Nos hallamos ante alguien aficionado al sexo en todas sus dimensiones, artista, aventurero, culto, fogoso, intelectual, pasional y sentimental. La personalidad de este nativo tiende a frenar O bien, Por lo menos, a controlar el flujo de energía sexual A fin de que ésta no se desperdicie. Como es alguien que la dejará fluir con sencillez, debe aprender a liberarla; así vemos un amante cariñoso, servicial y útil, cuya descendencia está garantizada; tanto como el éxito en de la pasión. Un Acuario jamás está anclado.

Mas cuando alguien Acuario quiere ser la oveja negra, entonces aparece el muy pasional, desordenado y despótico maniático sexual; díscolo, excéntrico, excitable, extravagante, extremista, una fría y calculadora máquina sexual hiriente, impaciente, impetuoso, impredecible, insaciable, intolerante, irritable, libertino, poco afectivo y sin calor humano.

Uno de los animales que personifica a las personas Acuario es el Perro como símbolo de lealtad vigilante, Mas también del inconsciente. Can por lo sexual y libertino, Pero también por la fidelidad a su pareja en los Acuario más evolucionados.

PISCIS
Los individuos pertenecientes a este signo son considerados sexualmente como fríos y húmedos, emocionales y muy variables en sus relaciones sexuales; siendo el signo más difícil para ser hombre debido, Precisamente, a la extremada carga de sensibilidad que maneja. Aún en sus relaciones eróticas transmite ansias de paz, pureza de intención sexual, refinamiento cariñoso y unificación placentera con su pareja. Es alguien muy emotivo Pero evasivo, fatalista, hipersensible, impresionable, introspectivo, intuitivo y maleable en sus sentimientos amatorios. Para muchas de las personas Piscis es muy esencial la comprensión y comunión amorosa, más que la sexual; embargados Muchas veces por el desapasionamiento, su sensualidad es más mística que práctica.

Las personas Piscis son los más románticos del zodíaco; Mas, para otros, en temas sexuales no hay nada que perder y, pase lo que pase, tampoco es mucho lo que importa. “¿Que estoy haciendo aquí?” se preguntan Muchas veces; y en otras oportunidades sexuales opinan que soñar no cuesta nada. Poseedores de un carácter muy afectuoso, anímico-sensitivo, difícil de penetrar, introspectivo y sensible, pueden transportar a sus parejas a los éxtasis sexuales más nirvánicos de todo el zodíaco, Pese a que para ellos es más difícil disociar amor, carne y sexualidad. Siempre están movilizados tras un amor, sea de la clase que fuere y, cuando lo encuentran, sólo hay ese amor que lo engloba todo, y que les enseña a llevar el amor a un reino más espiritual.

Piscis es el signo de las personas que sienten la máxima emoción de la suprema Felicidad, Pues su energía es la vibración de amor más universalizada. En ellos, definitivamente, el elemento amoroso es mucho más pronunciado, Puesto que Siempre y en todo momento andan necesitando una gran intensidad sexual y amorosa en sus relaciones, para poder celebrar la belleza en los aspectos más profundos y más amplios del amor. Definitivamente, este signo simboliza el amor en su estado menos egoísta y más generoso. Mas, cuando estas personas se enfrascan en su tendencia a la autonegación y al sacrificio, cuando se trata del amor el tema sexual es mucho más complejo, Pues ésta es la principal influencia sobre su poderosa naturaleza sentimental y emocional.

Como una persona Piscis en su expresión más elevada, refleja el amor no separativo por todo y por todos, Siempre tiene que Ayudar a su amante Para que las Contestaciones emocionales sean más reales que fingidas; son ellos quienes más aceptan las emociones que los demás rechazan, Puesto que son poseedores de una extraordinaria capacidad para experimentar Todas y cada una de las emociones sexuales conocidas del repertorio humano en un mínimo de tiempo. Cuanto más posible le sea dar una forma creativa a su torrente emocional, tendrán mayores posibilidades de acoplarse psicológicamente consigo mismos y con su pareja. Al fin y a la postre, son ellos quienes unen a la gente de una forma más instintiva A través de lazos emocionales, Por el hecho de que éstos son más impersonales.

Con una actitud abierta cara la vida sentimental, con su amabilidad y con el amor (sentimental), el amor sacrificado y consagrado aún hasta llegar al abandono de su ego, comunican en el acto sexual unas aptitudes receptivas sumamente sensibles, así como La enorme emotividad y los gustos delicados que los caracterizan. Las personas Piscis son el grado supremo de la renuncia amorosa; seres que opinan que la mente es hembra Mas el corazón es macho. Su profundo sentido místico y psíquico del acto amatorio, los lleva Muchas veces a abandonar a un deseo sexual por otro; por lo románticos sienten una gran sed cara el sentimiento cariñoso y el fruto pasional desinteresado y de un forma positiva. Para alguien Piscis lo que suceda afuera Jamás será tan esencial como lo que pasa en el interior de su Ánima y corazón, Por el hecho de que Siempre y en toda circunstancia dan al afecto una connotación mística.

Mas cuando alguien Piscis se convierte en una piraña, aparece entonces el abatimiento sexual, la abrumadora vulnerabilidad emocional, el aislamiento psicológico, la amargura y la apatía cariñosa, el aturdimiento autodestructivo que convierte a la persona Piscis en un bohemio, cobarde, con un enorme el complejo de inferioridad, en la mitad de la confusión de sí mismo. No demora en verse en él la dejadez, el descuido, la desilusión, la enorme dualidad sensible, la embriaguez en el enamoramiento eterno, sea un imposible O bien a una persona, una causa, una virgen, un beato, Pero sin ahondar en nada. He ahí su engaño, su escapismo emocional al dejarse esclavizar de alguien O bien por algo como una evasión, debido a su falta de fuerza y de orientación interior. Se ha convertido en alguien fatalista manejado por su hipersensibilidad e individualidad indefinida. Ha nacido inestable emotivamente hablando, infiel, melancólico, negativo, nervioso, de pasividad sexual extrema, de personalidad anulada que deja medrar en ella una sensiblería animal sensible exagerada con un sinnúmero de exteriorizaciones sentimentales que pueden desembocar en una (auto) violencia.Sus grandes enemigos son, entonces, el soñar despierto con el amor perdido, el temor al fracaso emocional, el escaparse de sus responsabilidades emotivas, la falta de fe en la vida y la falta de voluntad y confianza en sí mismo.

Obviamente los peces personifican a las personas de este signo, como símbolo de ambivalencia sexual, riqueza oculta emocional; personificación de la madre agua-emocional, los peces son el atributo del amor y de la buena suerte, así como de valor y la virilidad audaz.

TAURO
Alguien Tauro es considerado como el signo más fiel del zodíaco, poseedor de una energía sexual fría y seca, a quien le ayuda en las artes amatorias su resistencia, apetito de vivir y de gozar, reteniendo la energía sexual al máximo y con seguridad. Un verdadero artista en el campo amatorio, es cuidadoso, emotivo, erótico, posesivo, sensorial y muy sensual. Para alguien Tauro el acto sexual debe ir acompañado de una exquisita decoración: Candelas, perfumes, satines, media luz, música romántica, vino O champaña de la mejor calidad, una excelente cama, el fuego en la chimenea, que para él es símbolo de nudo social, de calor, de fuego, del eje del Mundo por el cual descienden los flujos sexuales; también es preciso que la bañera esté llena de agua perfumada y espumosa, gran cantidad de caricias y masajes, palabras susurradas al oído y mucha, Mas mucha resistencia de parte de su pareja; para él nada es con afán.

A la hora del sexo, la persona Tauro es conocida por su abierta ambición, su actitud reservada, los afectos intensos y duraderos, lo amoroso (el amor sensual), su erotismo positivo, la posesividad que hace sobre su pareja, la potencia con que actúa, lo práctico a la hora de amar, los cumplidos y elogios que hace, el sentido de amistad que tiene y el sentimiento contemplativo, perdurable y profundo. Al instante de relacionarse sexualmente con alguien Tauro, hay que rememorar que él mismo está relacionado con el amor (a lo físico), la belleza plástica y corpórea, lo bello Normalmente, las cosas estables, lo delicioso y fino en todo sentido, el placer, el poder de hacer y el poder del sexo cósmico. Para las personas Tauro es muy esencial a la hora del amor la voz y la música.

El carácter místico de la unión sexual de Tauro dirige sus energías hacia una culminación más elevada del acto en sí mismo. No hay que olvidar que estos son los seres más felices haciendo el amor, Mas tampoco es bueno echar al olvido 2 asuntos: que su deseo de posesión Siempre y en toda circunstancia ha de ser satisfecho y que la comida es su mayor placer, y si el plato es la cama. Tauro representa, Exactamente, el lado más sensual de Venus, el amor y el gusto por lo bueno de la vida. Ningún signo está a la altura de Tauro para apreciar sensualmente el Planeta que lo rodea. No obstante, es un amante más pasivo que agresivo, A pesar de ser la persona más lujuriosa de todo el zodiaco; Pues también es el símbolo de todos los instintos Los mejores abrazos los dan las personas Tauro, Pero a cambio de ello les encanta que los mimen con lo mejor, y procuran el modo más directo de satisfacer los deseos naturales físicos, Por el hecho de que son el símbolo del deseo en todos sus aspectos.

No obstante, no todo es gloria en las artes sexuales con Tauro; quien quiera llevar una relación de pareja con este signo debe cuidarse de lado acaparador, de la avidez sexual y la brusquedad, del goce pagano (cuya raíz está en el término latino paganus O “habitante del campo”) O bien ordinario; de la lujuria malsana, la posesividad psicológica, la sensualidad erótica fuerte y negativa, los celos, los excesos y el terror a perder lo que tiene, empezando por su pareja, de la cual se cree dueño.

Es por algo que los animales que los representan son el toro y la vaca. El primero como símbolo de buena vida, de calma Mientras que no lo molesten, calor que anima el sexo; comodidad, fogosidad, fuerza sexual brutal O creadora incontrolada, instinto y potencia en su esperma, así como símbolo de poder fálico, resistencia y riqueza sexual. Por su parte, la vaca es el principio femenino y pasivo de los deseos.

CÁNCER
Las personas de este signo son vistas sexualmente como individuos fríos, húmedos y variables en sus emociones. Son poseedores de una gran absorción sensible Y también intuitiva del entorno, con un gran deseo instintivo de proteger su ego y enorme necesidad de cariño; poseen una buena riqueza de sentimiento, sensibilidad sensible, simpatía y tenacidad (tenazas del cangrejo) en el momento de efectuar el acto sexual. Un tanto caprichoso sexualmente hablando, es ciclotímico, contradictorio y muy sensible. Le encanta la emotividad a la hora de tratar con el amor y su sentido de inspiración lo lleva a la intimidad llena de fantasías que su pareja debe llevar a la práctica, para no dejar todo sólo en sensaciones. Los sentimientos de alguien Cáncer son el elemento más característico de su personalidad amorosa, Pero lo que menos saben manejar, Exactamente, son dichos sentimientos.

Es alguien afectuoso, anímico-emotivo, fiel, hogareño, magnético, maleable, sincero y tierno, Mas melancólico y pasivo. Siempre y en toda circunstancia tiene una actitud sexual sociable Aun cuando tímida, de afectos leales, con un corazón compasivo para todos y abierto a los afectos (no Siempre bien comprendido O correspondido por su pareja. Su expresión sexual es fluida y complaciente, de emociones intensas; la empatía que establece con su par es más de protección que de dominio. Ayudado por su brillante y dirigida imaginación sexual y la inteligencia (sensorial) al considerar los planes de su par, Y también ayudan a lograr su cometido amatorio, la intuición (que sublima el instinto sexual), el juicio sereno, la mística, la parsimonia, la percepción, lo poético, lo previsivo, la psicología reservada, lo romántico, lo soñador, el temperamento comprensivo y sensitivo, la ternura y la vida en familia.

Pero hay algo que debe saber toda persona que se meta con este signo como pareja: que es imposible competir con el amor de alguien Cáncer por sus hijos. Y su identificación con la madre-Tierra-materia puede llevarlos a no ambicionar nada que se sitúe más allá de la satisfacción de sus instintos primarios. De todos modos, entre ellos, los nacidos entre el 1 y doce de julio son los más apasionados y tienen los deseos más intensos de este signo. El individuo Cáncer se volverá más susceptible de asimilar emociones negativas si intenta encontrarse a sí mismo a través de los demás; Mas así jamás ha de lograr la seguridad emocional que busca. Motivo por el Como se dice que tienen una necesidad de mayor intimidad sensible.

Todo Cáncer-cangrejo en algún momento camina hacia atrás O de medio lado y en las artes sexuales, quien se meta con este signo debe cuidarse de su afectación y amargura, de lo apático y contradictorio, del desaliento sexual que En ocasiones lo invade llevándolo al descorazonamiento y al encierro sensible. Allí, inestable e interiorizado, se torna melancólico y falto de iniciativa cariñosa. El pesimismo y lo poco comunicativo se adueñan de él a no ser para mostrar su lado quejumbroso y repetitivo con una sensibilidad exacerbada y una sentimentalidad exagerada; Puesto que cuando le da por ser emotivo es super emotivo. Lo traiciona su aptitud para los espejismos emocionales, la nostalgia y la soledad Moral. Para vencer los cambios de humor (camina cara adelante y cara atrás) a Cáncer le es de suma utilidad tomar conciencia de todo ese potencial emotivo que lo puede llegar a dominar (y En verdad lo domina) y elevar sus emociones a un plano más espiritual que terrenal, para satisfacer su necesidad de reconocimiento emocional O de su sensibilidad, por una parte de su pareja

El animal con el Como se representa a Cáncer es el cangrejo, Mas también con todos aquellos que tengan caparazón duro como la tortuga y el caracol; símbolos de la protección que estas personas construyen a su alrededor, Para que absolutamente nadie los pueda herir emotivamente. El cangrejo, que vive en tierra y en agua, es representación del ánima habitando en el cuerpo material; del plano físico y el emocional, Pero también de alejamiento, arrojo si es necesario, astucia, deseo sexual colmado y luego… huida.

VIRGO
Las relaciones de las personas Virgo con el sexo opuesto, Siempre y en todo momento serán las más difíciles del zodíaco, Por el hecho de que su vida sexual es considerada como un aspecto frío y seco. Un tanto difícil describir la vida erótica de alguien perteneciente a este signo, cuando se fija más en la limpieza y el aseo, que en el acto en sí mismo. Y los 2 requisitos no se refieren al lugar donde se aman las personas, sino a la limpieza interna de aquella con quien Virgo desea relacionarse. El acto sexual es espontáneo Mas con cautela y mucha crítica, inteligencia Y también intuición, ya antes de dar el sí. Es cierto que posee mucha sensibilidad y desea sentirse útil hasta en la cama, Pero su lado analítico y detallista, puede dañar hasta su aparato digestivo, Por el hecho de que no “come” cualquier cosa. Virgo es un signo muy estricto, melancólico, metódico, nervioso-sanguíneo y bastante práctico. Si no sirve la pareja, no sirve y punto. Su poder de adaptación a las circunstancias y su adolescencia eterna, le sirven para ensayar por otro lado con alguien más. Le resulta fácil desprenderse con gran sutileza de los amores fracasados; Precisamente, la mayoría de las relaciones sexuales con las personas Virgo se terminan por la rutina diaria. “Me acuesto contigo si mi trabajo me deja” y “lo que merece ser hecho, merece ser hecho bien”.

Sus afectos son más bien aristocráticos, pudorosos y serenos; con una exigencia: deseo de exclusividad con su pareja sexual. Tienen una buena disposición sensitiva y una emotividad discreta y generosa, Mas con inclinaciones emotivas, prudentes y de responsabilidad. Su intelecto discriminativo y realmente bien regulado, los hace perder muchas oportunidades sexuales aguardando mejores personas O momentos más adecuados. A la inversa de otros signos en el instante de la pasión, su lenguaje es decoroso y su temperamento es leal hacia su pareja. Mas los hombres Virgo no son tan exigentes sexualmente como los demás signos; Sin embargo, con el paso de los años el amor que profesa alguien Virgo se hace más profundo. Lo que más valora es el amor verdadero y leal, la fidelidad, el respeto y un sentido de responsabilidad sexual. Indudablemente los gobierna más la cabeza que el corazón, de forma tal que puede dejarse llevar por su destino sexual con mayor O bien menor placer; y llegar a ser célibe sin esfuerzo O bien un buen amante cuando le corresponde. O sea puede vivir su sexualidad normal como lo desee, Pero también he visto casos de excesiva influencia sexual O, Al contrario, mucha castidad y hasta esterilidad voluntarias, más aún si no ha sabido darle salida correcta a sus pasiones sexuales.

Pero no Siempre y en todo momento Virgo es tan pulcro como semeja, uno de sus animales representativos es la rata de alcantarilla, y que los hay los hay; Pues en el amor son maleables y de ánimo irascible y antisocial. Es cambiante y carente de iniciativa debido a su cerebralización de las sensaciones y los sentimientos; es fácil que sea un detallista exagerado y solitario depresivo de difícil persuasión en el momento de efectuar el acto carnal. Tampoco es ajeno a ser alguien frívolo de fundamentos sexuales rígidos; un neurótico obsesivo con el tema del sexo. Y si no gusta de alguien en dicha materia, se vuelve sarcástico, cuando es él mismo quien es superficial en el amor. Tímido en especial en los sentimientos, es timorato y muy variable. Tiene terror a que algo O alguien, le desordene su vida personal-sexual. Y tiene que vencer alguna clase de pavor ante el sexo opuesto, así como no cortar la libertad sexual ni propia ni ajena. Muchos de sus conflictos sexuales se resolverán por sí mismos al avanzar en edad y por la fuerza de gravedad del término de un gran ciclo de experiencias personales muy privadas.

Uno de los animales que representa a Virgo es la abeja, que nos da miel, cera, polen, jalea real, etcétera; representando aquella persona que reúne Todas las características de industriosidad y ejemplo de devoción total y desinteresada a su pareja sexual, a través de su fuerza creadora. Es alguien no sólo interesado en funcionar mejor en la cama, sino en ser mejor de lo que era y Por ende busca el néctar de los dioses, como su nueva alimentación sexual, en su pareja.

ESCORPIÓN
A Escorpión se le tilda de ser el signo más pasional y sexual de todo zodíaco (sexcorpión) y trataremos de averiguar si su fama sobrepasa la realidad O se queda corta. Para empezar, en materia sexual se les cataloga como las personas con las pasiones más frías, interesadas, premeditadas y húmedas. Dicha naturaleza apasionada Siempre y en todo momento los hace buscar cómo fundirse constantemente en alguien. Vemos Pues, que los Escorpión poseen los sentimientos más de forma profunda apasionados y, muy concentrados en el tema sexual y sensible, son nocturnos, reproductivos y violentos a la hora de ejercer su poder amatorio; son, además, excelentes conocedores de sus profundas emociones, así como de las ajenas, tanto que hasta puede ver lo peor de otra persona.

Como las emociones tienen un absoluto dominio sobre ellos, y Siempre existe esa tremenda fuerza emocional, las personas Escorpión tienen bastante aguante a la hora de dejar fluir sus energías sexuales, tal y como si ejercieran una auténtica lucha despiadada por sobrevivir hasta el último segundo de su pasión sexual. En dicho campo hay perseverancia, tenacidad y mucha transformación emocional y física de una manera natural. Un Escorpión planifica sus temas pasionales detenidamente, tomando en la cuenta por adelantado todos los movimientos del oponente; Pues ya sabemos que, Incluso cuando su lado fuerte estará Siempre y en toda circunstancia en el Mundo sensible, en ellos los sentimientos también se ven fuertemente afectados por otras personas.

No les sobra su impulso sexual enérgico, extremista, lleno de esa intensidad emocional y pasional, Mas algo reservado, sabiendo que en él hierven las fuerzas ocultas O bien secretas de la naturaleza erótica. Los celos y su impulsividad, pueden ser Dos de sus principales enemigos en el momento de conquistar a su pareja; Mas la intensidad, la osadía y su extrema sexualidad, hacen olvidar rápido este par de defectos. Es Por esta razón que en las artes marciales del amor, un Escorpión Siempre y en todo momento alega que el fin justifica los medios; que el poder sexual Nunca se da, que hay que conquistarlo. “Vayamos hasta el fondo del asunto”, es una de sus frases predilectas. Como con ellos, en temas sexuales es todo O nada, tienen en la sexualidad el problema más insondable de su vida.

Mas como la energía más fuerte de Escorpión es la fuerza de su deseo, así como puede ser un camaleón en la cama, puede ser ácido, astuto, atrevido, decidido, emotivo, extremista, imperioso, magnético, perseverante, psíquico-instintivo, sensitivo, sexual-sensual y, sobre todo, temerario. Para sus conquistas sexuales les son de suma importancia la acometividad con la que se acercan a su víctima tratando de clavarles el aguijón de la pasión; la actitud concentrada, enérgica y reservada con la que actúan; los afectos profundos Pero callados; las ansias incesantes de pene-trar lo que hay en la parte oculta de las personas. Es apasionado, de comprensión rápida y profunda, de corazón fogoso lleno de buenos deseos, de cultura sexual investigativa, con una buena destreza constructiva en la cama y con dominio propio y ejecutivo; así sabe transmitir sus ardientes emociones. Es un entusiasta escrutador de la anatomía humana, con una buena imaginación analizadora y penetrante, con inclinaciones amorosas cara conocer lo escondo.

Como la necesidad de Escorpión de fundirse con otra persona de forma emocional Siempre es excepcionalmente fuerte, Eros y Tánatos, amor y muerte, son los personajes favoritos de la mitología para poder entender mejor el significado escondo de tan drástico signo. Todo amante Escorpión se relaciona con el amor de sí mismo, el anhelo de intensidad sexual En todos y cada acto efectuado, la autosatisfacción que da el hecho de rendirse a la bestia que lo domina y a los demonios interiores, y a los dramas y tormentos pasionales de su desorganizada vida sexual. Pocos de ellos tienen la fidelidad a un amor como su constante en el amor; mejor se entregan a las fuerzas desconocidas, extrañas u ocultas de su naturaleza sexual.

Puede ser la gente más enigmática en los temas sexuales, capaces de impregnar y revivificar sentimientos y emociones en sus parejas. Les atrae el poder (mágico) de las asociaciones sexuales y de las relaciones humanas (a través del sexo y los negocios); el poder de los deseos satisfechos O no y que los hacen esclavos de su naturaleza sexual. Les encanta conocer y despertar las profundas emociones (conocer las propias y las ajenas) y el sexo como identificación psíquica, así como el sentir conjuntamente los trances salvajes a los que llegan con su amante.

Escorpión es el signo que más junta en sí mismo la energía física con la sexual, Puesto que su sexualidad Siempre y en toda circunstancia bulle Bajo la superficie y siendo profundamente emocionales en todas sus relaciones, lo son aún más en las amorosas, Puesto que para ellos el amor y el sexo son para siempre; además Pues sabe que Siempre y en toda circunstancia tiene algo fascinante en él. Por poner un ejemplo, de ellos mana un magnetismo especial que ningún otro signo tiene; Al tiempo que son los amantes más devotos del zodíaco.

De una gran inteligencia hábil y profunda, con un intenso deseo de saciar su lado bestial, puede utilizar un lenguaje amable, suave y elocuente O Todo lo contrario; de mente sexual despierta, es un motivador de su pareja, Pero con una naturaleza generosa hasta la liberalidad más dispendiosa. Es más efectivo Conforme es mayor el riesgo; Mas Entonces puede ser vengativo en temas amatorios. Escorpión es la energía sexual en el acto de fundirse en y con otra persona, compartiendo Alma y psique; su poder es tan secreto que sólo quien participa con él sabe de qué se trata. Las energías más poderosas de los nativos Escorpión son aquellas que se exteriorizan en un magnetismo particular de atracción al sexo opuesto y la secretividad.

Precisamente, el lado venenoso sexual de la persona Escorpión, aparece bajo tintes de agresividad, amor sádico, apasionamiento hipersexual, la brutalidad en el comportamiento cariñoso y en el deseo de cualquier tipo. Se adueñan de él las emociones sumamente apasionadas Pero fugaces, exclusividad sexual en lo que desea, la exigencia y lo extremista en dichos temas. Señor de las fijaciones emocionales, es más instintivo que razonador, adueñándose de él ese lenguaje hiriente y sarcástico que lo caracteriza. Llega al extremo de ser libertino y de una naturaleza dual en todos los sentidos; rudo, satírico y sensual, de sentimientos crueles, no es extraño que aparezca en él el sadismo pasional.

Los más absorbentes intereses en la vida de una persona Escorpión son la muerte, los secretos sexuales vergonzosos de la familia, el sexo y todo aquello sobre lo cual absolutamente nadie quiere Hablar. Sobra decir que Escorpión es el signo que cuenta con más desviados sexuales y son las más propensas a cualquier contagio en la vida sexual.

Por algo es el escorpión el animal que los representa, como símbolo de la agresividad sexual que hiere y pica cuando se le da la gana, Mientras está atrapado en su naturaleza interior amoral, llena de deseos insaciables de

todo tipo y una forma asquerosa de un deseo, En especial, pervertido; encarna las infidelidades, los odios, personalidad sexual exacerbada que busca su satisfacción sin importarle el dolor ajeno; Incluso cuando de cuando en cuando su personalidad ve la luz muy ocasionalmente, como procedente de reinos O bien estados sexuales nirvánicos superiores que lo aguardan en el proceso de transformación que tarde que temprano tiene que comenzar a llevar a cabo. Es la persona que se rige sólo por sus deseos y emociones, lo cual lo lleva a estar totalmente a merced de sus estados de ánimo compulsivos y de sus reacciones instintivas sexuales, de una manera tan vehemente y primitiva, que Siempre y en todo momento se marcha contra todo sencillamente por buscar emociones que lo saquen de su rutina sexual.

CAPRICORNIO
La vida sexual de las personas Capricornio, Quizá, es la más difíciles de describir; Pues por un lado son tachadas de frías y secas en temas amatorios Mas, por otro lado, no hay que olvidar que el chivo es lascivo. Confunde a cualquiera con su exagerado autocontrol y cautela sexual; y hasta en ello es poseedor de un espíritu práctico, en medio de una infatigable lucha por la auto preservación de su energía libidinosa. Poseedor de la mayor paciencia y precaución de todo el zodíaco, Siempre tiene un propósito sexual en mente. Pero con un Capricornio no hay, ni puede haber ningún afán en nada, Puesto que sexualmente es cauteloso, cerebral, pasivo, perseverante, poco

comunicativo y racional; hasta cuando, llegado el momento de actuar, en el lugar más remoto Y también inesperado dice a su pareja: “llego el instante, al pan pan y al vino vino”.

Mas es cierto, para él también el fin amoroso justifica los medios para alcanzarlo.

Como los sentimientos son reservados para no perder su energía libidinosa, sabe que con paciencia se gana el premio sexual del motivo de su seducción insistente. Desde niño ha aprendido a ser riguroso consigo mismo, como Para que, cuando la oportunidad amatoria se presente vaya directo al grano y sin rodeos. Además, más que las personas de otros signos, este individuo será más marcado por el amor que haya recibido en su infancia. Como es de aquellos seres que afirma que “el amor es bueno Mas con él no se come”, sabe que el deber está Siempre y en todo momento Por encima de la diversión sexual. Mas es cierto, para él también el fin amoroso justifica los medios para alcanzarlo. La disciplina sexual es una de las claves de la existencia lasciva de la cabra, sin esperar más recompensa que la satisfacción de haber hecho el acto perfectamente. Mejor malo conocido que bueno por conocer, Aun cuando también cree que Siempre se merece algo mejor.

De todos los tipos Capricornio, los nacidos entre el 1 y el 10 de enero son los más sensuales y Siempre y en toda circunstancia retendrán sus más honestas emociones. Precisamente, no hacer nada sexual a medias, es propio de los espíritus nobles capricornianos; Mas, cuando les da por ser el más pesimista ser de todos los signos, Siempre anda diciendo que no se merece que nadie lo ame. Si sostiene el poder de su energía sexual nadie podrá arrebatarle lo que le pertenece y, si alguien debe quererlo, debe apreciar al beato y al Diablo que en él habitan. Siempre y en todo momento amará a su pareja si lo respeta; Siempre y en todo momento la querrá si también respeta ciertos límites y obedece las reglas del juego sexual (que En ocasiones no existen) Más que las personas de ningún otro signo, estos individuos piensan que el sexo, el dinero y el poder, son todos intercambiables.

Exactamente, los instintos más fuertes en ellos son los sexuales y conciben la sexualidad como algo que jamás se modifica. Es por tal motivo que algunos Capricornio son acusados de vivir aferrados a costumbres sexuales viejas y a hábitos amatorios adquiridos, con aversión al cambio profundo, Pero incesante en sus afectos austeros; extremamente sensibles O bien indiferentes e inmutables, poseen una mente que controla su corazón. Su actitud sexual tiende a ser recelosa, con un amor analítico y razonador, siendo un buen organizador de la convivencia con su pareja. Posee un excelente dominio de las emociones y, teniendo emociones profundas en relaciones estables, sabe hacer las cosas en su día y hora para conseguir resultados sexuales eminentemente prácticos y con sentido común.

Un Capricornio frustrado tendrá más necesidad de afecto que cualquier persona de otro signo zodiacal; Mas, gracias al dominio de sus emociones, pueden atravesar sin desfallecimientos ni tropiezos las condiciones más críticas y los contextos más hostiles de su vida sexual; además, Porque como es más fiel a sí mismo que a otra persona y, A pesar de que comienzan a parecer más atractivos sexualmente Conforme va pasando el tiempo, son las personas que más se hieren siendo rechazados en el amor. Esto es en ellos una paradoja, Puesto que Capricornio es el signo más extraño al amor; y el inconveniente se agranda cuando se cae en la cuenta de que muchos de ellos no comprenden que el amor no sea algo que no se puede comprar. Y, si partimos de la idea generalizada que se tiene acerca de que no tienen ningún tipo de tendencia hacia el enamoramiento, el tema se nos complica mucho más. ¿Al fin qué?

Muy temprano en la vida, una persona Capricornio puede descubrir que nadie es capaz de apagar su sed de amor; Mas también, para conservar a un hombre Capricornio la mujer debe saber todo acerca del amor en el signo más reservado en él. Prácticamente precisa emborracharlo para sacarle una sílaba Sobre qué piensa acerca del sexo y del amor en sí. Y, entonces y sólo entonces, la cabra la llevará a la cima y en el silencio, el secreto y la soledad, conocerá quien es él en temas sexuales. Es ahí cuando su pareja comprenderá que a un Capricornio Nunca podrá decirle que se toma las cosas del amor a la ligera. A su vez, una mujer Capricornio Siempre y en toda circunstancia debe evitar a cualquier coste los celos de su pareja; Quizás ella Jamás será tan apasionada como las esposas de otros signos.

Para muchos Capricornio los negocios son más esenciales que su vida afectiva y amando el placer más que el erotismo, su ambición es más esencial que el amor. Y algo definitivo es que lo único que busca en una relación, es alguien que responda a sus necesidades, Mas cuya reacción no le perturbe O impida en lo más mínimo hacer su trabajo diario. Todo cuanto no signifique las pasiones, Capricornio lo tomará conscientemente; y tanto, que A veces se sienten tan perdidos en las situaciones emocionales, que piensan que todo el Planeta vive igual que ellos.

Mas a la cabra se le puede salir su lado diabólico y, entonces, aparece el abusador sexual de afectos inestables y superficiales, de ambición lasciva desmedida (que puede surgir suavemente y desde lo más arraigado de sí mismo); aprovechador de los defectos ajenos, artificioso, celoso, cortesano adulador (el lagarto), duro de corazón, y emociones inhibidas, explotador sexual de otros, hipócrita (que toma las apariencias por la realidad), indiferente

cara los dolores y goces ajenos y a los placeres compartidos; lleno de libertinaje, lujurioso manipulador, misógino, de Moral laxa O bien rígida, de perversa sensualidad, de poco O bien ningún calor humano y utilitarista de los vicios ajenos.

El animal que lo representa es el macho cabrío, la cabra O bien chiva como símbolo de alocamiento, amor a lo sobrenatural, montura de las brujas; símbolo trágico de ambición sexual, fuerza del impulso vital, impureza y al unísono pureza O bien suciedad sexual, lascivia y lubricidad, perversión del instinto sexual y sobreexcitación. Pero la cabra también ejemplifica a quien es manejada por el impulso de sus sentidos, que busca la satisfacción del deseo sexual en lo material y/O bien en lo espiritual como aspirante egoísta que trata de satisfacer sólo su aspiración erótica. Es una persona solitaria Pero alegre y continuamente en actividad amorosa, divertida consigo misma, disfrutadora de sus ambiciosos planes; persona dura, de fortaleza ilimitada, libre y materialista de nacimiento, posee una motivación sexual tal que, adaptándose a lo que sea, tratando de lograr el clímax a como dé lugar O Como chivo expiatorio, solo desea el placer por el placer mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre