SEÑALES DEL FIN DE LOS TIEMPOS

0
266

La palabra profética expone revelaciones en tres campos muy amplios: profecías sobre el Mundo gentil, profecías sobre Israel y profecías sobre la Iglesia (1Co.10:32). Tanto el Viejo como el Nuevo Testamento contienen muchas profecías que afectan al Planeta en su totalidad.

Los primeros once capítulos de Génesis registran profecías concernientes al Planeta gentil. La profecía se refirió a la humanidad como un todo hasta la temporada de Noé y sus 3 hijos. Las predicciones de Gén.9:24-27 son la primera indicación de que Dios tiene expectativas diferentes para los distintos grupos humanos.

Por servirnos de un ejemplo, los 3 hijos de Noé y sus descendientes tendrían destinos distintos. Los descendientes de Jafet se convertirían en la mayor ramificación de los gentiles. Sem, quien recibiría una bendición especial de Dios, sería el padre de un linaje del que saldría el Salvador. Cam, el padre de Canaán, y sus descendientes llevarían consigo una maldición singular como enemigos de Dios.

Se describe a Egipto como un contrincante de Dios del que Él libera a Israel.

Las Escrituras del Antiguo Testamento registran 6 grandes imperios mundiales: Egipto, Asiria, Babilonia, Media-Persia, Grecia y Roma, y dan un bosquejo profético de sucesos mundiales pasados y futuros tal como Dios los ve. Muchas de estas profecías se han cumplido con una notable exactitud. Egipto es la primera gran nación con la que Dios decidió que su pueblo escogido, Israel, estableciera relaciones. Se describe a Egipto como un contrincante de Dios del que Él libera a Israel. La Escritura predice que Egipto desempeñará un papel más respetable en el futuro reino milenial. Asiria fue el mayor imperio del Medio Oriente en los siglos VII y VIII a.C. Sus ejércitos doblegaron a las diez tribus de Israel en el 722 a.C. y dominaron el escenario político A lo largo de un siglo. Como sucede con Egipto, ciertas profecías sobre Asiria Aún no se han cumplido, y se le asegura un sitio en el futuro profético. Babilonia ascendió al poder en el Medio Oriente al conquistar Asiria en el 605 a.C. Si bien Babilonia dejó de existir como imperio cuando los medos y persas la conquistaron en el 539 a.C., creo que los aspectos religiosos de la nación babilónica, así como la propia urbe de Babilonia, reaparecerán en el fin de los tiempos.

La completa devastación de Babilonia, En mi entender, se consumará en el futuro y estará asociada con la segunda venida de Cristo (A´.18:1-24). Media-Persia y Grecia siguieron a Babilonia como potencias mundiales gentiles A lo largo de «los tiempos de los gentiles» (Lc.21:24). No obstante, estas naciones También salieron del escenario cuando cumplieron el plan de Dios para los gentiles. El mayor de todos es el imperio Romano, cuya supremacía se extendió A lo largo de casi 1700 años.

La Escritura enseña que una forma de este imperio resurgirá en una confederación de diez naciones, y Mediante ella el anticristo ascenderá al poder Durante la futura tribulación de siete años.

Mateo veinticinco enseña que después de la segunda venida de Cristo las naciones van a ser juzgadas. En este capítulo, a los gentiles que son fieles se les llama ovejas; y a los incrédulos se les llama cabritos.

En el transcurso de la historia gentil, vemos a Dios revelarse como soberano. Él ha juzgado a cada imperio a su tiempo. La rebelión de los reinos gentiles descrita en el Sal.2 concluirá con la segunda venida de Cristo. En su trato con las naciones gentiles, Dios ha salvado y Proseguirá salvando a muchos, dando a los gentiles un tiempo de bendiciones especiales en el cuerpo de Cristo: la Iglesia de la presente era.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre