Teólogos Argumentan Sobre La Destrucción De Siria Y Las Profecías Bíblicas

0
32

SIRIA.- Desde el año pasado, cuando la destrucción en Siria empezó a acercarse a la capital Damasco, ciertos teólogos expusieron diferentes análisis sobre la posibilidad de que esto sea el cumplimiento en nuestros días de las antiguas profecías bíblicas.

A partir del pasado dieciocho de febrero, las tropas del presidente sirio Basha Al Assad iniciaron un bombardeo masivo en los suburbios al este de la capital, en la zona de Ghouta Oriental.

La ONU intentó negociar una tregua, que incluiría un alto el fuego de treinta días. No obstante, no tuvo exito y ahora hay denuncias de uso de armas químicas.

El conflicto en Ghouta viene desde 2013. Distando unos 15 quilómetros de Damasco, una derrota allí permitiría que los opositores del presidente conquistaran la capital, y esto sería el fin del régimen actual.

Si bien algunos expertos describen esta crisis humanitaria como producto del cumplimiento de premoniciones bíblicas, hay quien califica esa conexión como irresponsable y equivocada.

Los versículos bíblicos destacados son Isaías diecisiete y Jeremías 49, que hablan sobra la destrucción de Damasco, que se convertiría en un montón de ruinas.

Sin embargo, Damasco es la ciudad más antigua de la Tierra a ser habitada continuamente.

Para el escritor evangélico Joel Rosenberg, al parecer estamos viviendo el fin de Damasco. No sabemos si ese es el preludio del cumplimiento de estas profecías. Sin embargo, Damasco es la ciudad más antigua de la Tierra a ser habitada continuamente. El suceso de su destrucción es algo extraordinario. En el pasado, ella fue atacada, sitiada y conquistada, Pero Jamás quedó absolutamente destruida y deshabitada.

El escatólogo Rosenberg recuerda que El profeta Ezequiel escribió hace 2.500 años que, en los últimos días, Rusia [Magog] y Irán [Persia] constituirán una alianza militar para atacar a Israel por el norte. Los estudiosos de la Biblia llaman este conflicto escatológico, descrito en Ezequiel 38 y 39 de la guerra de Gog y Magog. El teólogo sostiene que la participación activa de Moscú y Teherán en este conflicto en los últimos años no trata de una coincidencia, sino un cumplimiento profético.

El libro “Armageddom Code” [El Código de Armagedón], lanzado en 2016, por el periodista cristiano Billy Hallowell, plantea una interpretación muy similar la manera en que las ciudades y los países mencionados en el escenario se pueden identificar fácilmente en muchos informes vistos en la TV En nuestros días.

La enorme crisis humanitaria Oriente Medio puede ser peor en las próximas semanas, Entonces de que Estados Unidos amenazó con bombardear Damasco. El caso de empleo de armas químicas, violan los acuerdos de la ONU. Si bien la meta primordial sería los arsenales de Assad, esto podría, claramente, hacer que la capital Siria quede en ruinas.

Es importante resaltar que la geografía es distinta en los días del Antiguo Testamento y la actualidad, Por ejemplo, la ubicación de Damasco incluía lo que Hoy es Ghouta, palabra que significa y hace referencia a una fuente de agua en el desierto, condición esencial para el establecimiento de ciudades en la antigüedad.

Profecía cumplidas

Los eruditos rechazan la idea de relacionar los sucesos actuales con la profecía bíblica Porque creen que tanto Isaías y Ezequiel se referían a algo que ocurrió: el ataque de los asirios contra Damasco en el año 732 a.C.

Es lo que defiende el teólogo Hank Hanegraaff. Él sostiene la idea, común en los seminarios tradicionales, que Isaías diecisiete se cumplió hace miles y miles de años. Si miramos lo que la Biblia Verdaderamente dice, queda muy claro que el cumplimiento de la profecía Asimismo es relatado por el texto bíblico. Si usted mira lo en Isaías 7, verá una permutación, y su cumplimiento se describe en el capítulo de Isaías 8.

La doctora Candida Moss, profesora Nuevamente Testamento y Cristianismo Primitivo en la Universidad Católica de Notre Dame, Asimismo cree que la prometida destrucción de Damasco ocurrió en el siglo VIII a.C., más específicamente en su conquista por los asirios, en el 732 a.C. no fue la única vez que Damasco presenció grandes conflictos.

Entre los conquistadores de ciudad de Siria, Siempre con algún género de destrucción, se incluyen el rey Nabucodonosor, de Babilonia, y el rey griego Alejandro el Grande. Menos conocido en Occidente, el general Khalid ibn al-Walid, hizo un cerco militar de la urbe en el siglo 7. Más tarde en el siglo 15, los ejércitos turco-mongoles de Timur-i-Lenk (Tamerlán, en español) conquistaron Damasco, matando a su población.

Esta es la división de posturas enfrentadas frente a grandes teólogos que argumentan sus visiones de manera distinta. La realidad solo confirma que Siria está siendo atacada y destruida día tras día.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre