Todos tenemos dragones para matar

0
124

Todos tenemos nuestros demonios o dragones para destruir. Al igual que Don Quijote, que se propuso destruir los molinos de viento de Holanda, todos tenemos nuestros propios demonios o molinos de viento para destruir. Todos y cada uno de nosotros llega a este mundo con una misión, y parte de esa misión es superar el miedo o disipar cualquier karma en el que estemos trabajando en ese momento. Cada desafío en la vida nos presenta la oportunidad de aprender. A menudo pensamos erróneamente que los desafíos que enfrentamos son de alguien más. No lo son Cada uno de nosotros creamos nuestro propio destino y experiencias de aprendizaje.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre