Una vida que parece no tener sentido, pero que de alguna manera funciona mejor

0
83

La vida cristiana, propiamente vivida, puede sentirse mucho así: «No sé a dónde voy, a menudo parece que no llego a ninguna parte y, sin embargo, estoy contento, porque Dios está conmigo». Es la vida, en su ideal, que busca codiciar solo la Presencia de Dios, y nada más.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre