Y La Mujer Huyó Al Desierto

0
291

Cada cierto tiempo aparecen agoreros que aseguran que se aproxima el fin del Mundo. De qué forma olvidar cuando se decía que el veintiuno de diciembre de 2012 se acabaría la existencia de todo el planeta, Conforme una supuesta profecía maya.

Y ahora hay una nueva fecha: el veintitres de septiembre de 2020. Conforme a ciertos fanáticos de las conspiraciones, el libro del Apocalipsis del Nuevo Testamento de la Biblia vaticina esta fecha como la del “Arrebatamiento“, Es decir, cuando Jesús venga por segunda vez a la Tierra para rescatar “a los buenos”, Mientras los “malos” sufrirán en el fin de los días.

Conforme al portal de Telemundo, esta interpretación se desprende del capítulo doce del Apocalipsis donde afirma que el Arrebatamiento va a ocurrir cuando aparezca “una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de 12 estrellas en su cabeza”. Esto hizo meditar a algunos literalistas religiosos que se trata de una alineación astronómica que contempla a las constelaciones de Virgo (la mujer) y Leo (las estrellas). Esa condición -que la Luna esté “bajo los pies” de Virgo y que el Sol pase por la constelación- ocurriría el veintitres de septiembre.

Esto es lo que afirma una parte de la cita textual de la Biblia:

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he Acá un enorme dragón escarlata, que tenía 7 cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas. Y su cola arrastraba la tercera una parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la Tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a Todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, A fin de que allá la sustenten por mil doscientos sesenta días. Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; Pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo”.

Según los literales bíblicos, el dragón rojo está asociado con el Planeta X, un cuerpo celeste que orbita lejos de la Tierra, Mas que de vez en cuando a ocasiona desastres.

El físico y astrónimo Marcelo Gleiser explicó en una amplia columna en NPR (National Public Radio) de Estados Unidos, que Ni siquiera se ha comprobado la existencia de un Planeta X y que la profecía de que el Mundo acaba el 23 de septiembre no tienen ningún sentido.

“¿Qué dirán el veintitres de septiembre cuando el Mundo permanezca donde está?”, indicó y señaló que seguramente lo relacionarán a cualquier evento catastrófico O bien medianamente malo que ocurra ese día y aseguraran que De este modo se da “comienzo al fin del mundo”.

El científico explicó que estos vaticinios derivan de la asociación que hace siglos se ha hecho entre lo astronómico y lo divino.

Si los cielos actúan de forma loca, los dioses no pueden ser felices.

“Los cielos muestran alineaciones inusuales y fenómenos que se han observado A lo largo de milenios. Como para los fieles los cielos son a menudo el reino de los dioses, el salto de ver algo extraño allá y atribuirlo a algún género de mensaje divino no es bastante difícil. De hecho, en las culturas de todo el Mundo encontramos eclipses, cometas y lluvias de meteoros asociados con malos presagios. Si los cielos actúan de forma loca, los dioses no pueden ser felices. Si los dioses no son felices, lo pagaremos En especial – si eres cristiano – los pecadores”, afirmó Respecto al origen de este tipo de profecías.

Iglesia Católica lo desmiente

Tal como señala la agencia de noticias católicas ACI Prensa, Incluso Dentro de la Iglesia hay molestia por estas premoniciones. “Muchísimo cuidado con esas personas que ponen datas, son herejes y están infundiendo miedo a la gente. Nadie sabe el día ni la hora”, aseguró el sacerdote Samuel Bonilla, conocido en internet como “Padre Sam”.

Respecto a cuando va a ocurrir La segunda venida de Cristo, el religioso indicó: “Jesús afirma: la primera señal Va a ser que el Evangelio se haya proclamado a todo el Planeta. La segunda señal Será tras determinados fenómenos naturales llegará la señal celestial del Hijo del Hombre. La tercera señal Será la conversión del pueblo judío”.

“Ante la tercera pregunta de en qué momento Será el fin del Planeta, Dos Contestaciones: Segunda de Tesalonicenses dice (que) cuando llegue la apostasía y el anticristo. Y Mateo 24,35 dice cuidado, no se alarmen, absolutamente nadie sabe ni el día ni la hora”.

DEJA UNA RESPUESTA

tu comentario
Tu Nombre